Cartas a Rebelión
Cartas de la 1 a la 10 de un total de 1010 cartas.


Costa Pobre: ¡Cállate, cállate que me desesperas!

Recientemente, la Diputada del Parlasul y socia de Macri y el inundador Reutemann, además de presidenta de la Convención de la UCR, que entregó el centenario partido en vasallaje a la plutocracia y las corporaciones, la Licenciada LILIA PUIG DE STUBRIN, emitió para los siglos venideros la frase matadora: “LOS ARGENTINOS TENEMOS QUE ENTENDER QUE SOMOS UN PAÍS POBRE.”

Ante afirmación tan temeraria, no podemos dejar de preguntarnos la razón de sus dichos.

Quizás se deba a la edad, coincidiendo con la frase, creo que atribuida a Churchill, que dice: Si cuando es viejo no es de derecha, no tiene cerebro. O tal vez obedezca a una suerte de coloniaje mental y cultural.

No descartemos que a lo largo de años, una pedagogía de la desinformación al servicio del poder, llevó a mucha gente a acostumbrarse a pensar que la pobreza y quienes la encarnan, los pobres, son algo así como una parte del ambiente. Sería como si la Naturaleza que crea y recrea la flora y la fauna, también alumbrara pobres.

Muchos atribuyen esa malhadada existencia a una suerte de determinismo histórico, otros a una maldición, hay quienes piensan en una plaga bíblica, no faltan tampoco los que culpan a los pobres de su propia pobreza.

Coincidiendo con estas percepciones y la frase de la diputada, en la década del ‘90, un mal recordado presidente, pontificaba: "Pobres hubo siempre y siempre los habrá", ante los aplausos de sus seguidores y los “vivas” de sus corifeos, muchos de ellos sentados hoy, en los despachos oficiales y que son sus compañeros.

Culturalmente se nos ha adoctrinado que el mundo se divide en países ricos y países pobres, hoy llamados eufemísticamente: desarrollados y en vías de desarrollo, también primer y tercer mundo. Lo peor es que nunca intentamos hacer un análisis crítico de esta afirmación.

Tendríamos que interrogarnos seriamente si una isla rocosa perdida en el Océano Pacífico, como Japón o Inglaterra, inserta en la bruma del Mar del Norte; o Italia una cordillera que penetra al Mediterráneo, entre tantos otros ejemplos, son países ricos y en caso contrario, si Argentina, Bolivia, Paraguay, Costa de Marfil, Nigeria y muchos más, son en realidad países pobres.

Este simple interrogante no admite respuestas ambivalentes. Categóricamente podemos afirmar que en el mundo no existen países ricos y pobres, sino países enriquecidos y empobrecidos, lo cual es muy distinto.

En un mundo finito, en el que la desigualdad y el atropello son las reglas, para que algunos pocos se enriquezcan es necesario que muchos se empobrezcan.

Situación similar ocurre hacia el interior de cada sociedad. Muy pocos con mucho y muchos con casi nada.

En tal hipótesis, los salarios se recortan, las jornadas se extienden, las conquistas laborales se diluyen, desaparecen el sábado inglés y el descanso dominical, se elevan las edades jubilatorias y la pobreza deja de ser patrimonio de vagos, malentretenidos y desocupados, para asolar de manera creciente a los asalariados.

En el país, las guerras fraticidas por más de un siglo, originadas en que mientras las condiciones económicas de los porteños crecían y mejoraban su calidad de vida, el interior, sufría un menoscabo histórico en sus economías y un aumento de la pobreza e indigencia de sus habitantes.

La diputada como miembro del Partido Porteño es coherente con sus mandamases y entonces dice lo que dice, pero que no olvide lo que decía John F. Kennedy: “Si una sociedad libre no puede ayudar a sus muchos pobres, tampoco podrá salvar a sus pocos ricos”.



Ricardo Mascheroni

Carta abierta a la presunta Ministra de Empleo y Seguridad Social

Estimada doña Fátima:

Normalmente uno llega al portal de casa, después de una jornada tan anodina y agotadora como las demás, y lo primero que hace es abrir el buzón; más que esperar noticias de amigos o familiares (ya nadie escribe cartas) lo que se intenta es vaciar ese cajetín metálico lleno a diario de menús de la nueva pizzería de la zona, ofertas de clínicas dentales y empresas de chapuzas, folletos de esa cadena que nos considera tontos a pesar de decirnos lo contrario o cartas del banco, aunque cada vez menos frecuentes desde que nos mandan juntos los recibos de dos meses, y encima impresos por las dos caras. No me sorprende que con esos ahorros y alguna afortunada operación en fondos buitres “nuestra” banca haya ganado 11.600 millones de euros el pasado año.

Pero mira por donde, ayer, entre tanto folleto de colores me encontré un sobre con membrete oficial. Lo primero que hice fue repasar mentalmente en qué manifestaciones había estado últimamente, qué raya pude pisar sin querer al aparcar mi utilitario o qué recibo podía haber olvidado en mi declaración de la renta. Pasado esos primeros y angustiosos momentos abrí tembloroso el fatídico sobre y vi que era una carta con su firma personal.

Emocionado por tan inmerecido gesto, me puse a leer la misiva que usted, a pesar de lo ocupada que debe estar, había tenido el detalle de mandarme a mí, a un humilde ciudadano y pensionista que ni sale en la televisión. Leída su carta con la atención que merece, lamento decirle que me ha defraudado bastante y que corro el riesgo de que mis achaques –los propios de la edad, no se preocupe- se acentúen si no le contesto explicándole todo lo que pienso de su carta, de su ilustre persona y del gobierno –ahora provisional- del que forma parte.

Ya en el primer párrafo tengo que discrepar abiertamente de sus opiniones. Dice usted que España ha retornado al crecimiento económico y de creación de empleo. Debe ser su España, la de los ricos, puesto que la mía, la de los pensionistas, los parados, los trabajadores, los jóvenes con estudios y sin trabajo, la de los enfermos, etc. la veo cada día más empobrecida y desatendida.

Después pasa a resaltar los sacrificios y esfuerzos que las personas como yo hemos realizado para que ese crecimiento (insisto: de las grandes empresas y los bancos) sea posible. Quisiera decirle que no es que nos hayamos sacrificado voluntariamente con reformas laborales, recortes varios y congelaciones de salarios y pensiones; es que las políticas de los últimos gobiernos –con la inestimable colaboración del sindicalismo oficial y servil- nos han sacrificado; han sacrificado nuestros derechos y las condiciones de vida de nuestras familias.

Y pasa usted, doña Fátima, a admirar el gran apoyo que los pensionistas hemos dado a esas nuestras familias. Ahí tiene toda la razón; han sido las pensiones de las personas mayores las que han tenido que socorrer las necesidades de los hijos y nietos a los que los gobiernos neoliberales han ido despojando de un trabajo digno, de ayudas sociales, de becas y, en muchos casos, hasta de la vivienda. Lamentablemente muchos abuelos han tenido que renunciar a la calefacción, a parte de los alimentos, a arreglos en sus viejas casas para ayudar a sus seres queridos a pagar facturas, hipotecas, colegios de los nietos y otros gastos que no se pueden cubrir con los sueldos de 600 euros que mucha gente está percibiendo por su colaboración en ese crecimiento de la España que ustedes representan y disfrutan.

Finalmente, como colofón a tantas y tan buenas noticias, me anuncia el aumento de mi pensión en el 0´25% (supongo que he leído correctamente, a pesar de la miopía que arrastro desde hace años). La verdad es que ha hecho usted bien en avisarme de tan generoso incremento, puesto que resulta tan poco llamativo en los apuntes de la libreta que podría haber seguido meses sin saber que cobro 2 euros netos más. La verdad es que no me extraña que en el banco a los abuelos ya ni nos ofrezcan golosos planes de inversión donde arriesgar la pensión.

Repiten ustedes y sus dóciles expertos que las pensiones van a resultar insostenibles si los viejos nos empeñamos en vivir tantos años, que cada vez somos menos los españoles que cotizan y más los que cobramos una pensión, después de trabajar duro durante toda la vida. Pues verán, su Pacto de Toledo para recortar las pensiones y alargar la vida laboral no deja de ser tan ineficaz como cruel recorte a la gente mayor. Mejor hubiera sido –dígaselo también a Méndez y Toxo, cuando tomen café- que hubiesen implantado una renta básica, la jornada de 35 horas, la jubilación a los 60 años, así como la prohibición de las horas extras, los contratos basura y esas medidas que tanto gustan al IBEX35. Ahora habría mucha más gente cotizando en mayores cuantías, nuestro jóvenes estarían creando riqueza aquí y no en Alemania o en el UK, las familias no se verían obligadas a reducir su consumo a mínimos históricos y la pobreza severa no sería una cruda realidad para un tercio de los españoles; claro, que entonces el BBVA quizás no hubiera ganado esos 2.642 millones, ni la diferencia entre ricos y pobres seguiría aumentando.

Pues eso, señora Báñez, que su carta no me anima en absoluto. Sobre todo al saber por otros colegas de infortunio y de “ruta del colesterol” que ha mandado otros nueve millones de cartas iguales a la mía, cuyo gasto ha supuesto nada menos que 4´6 millones de euros. No obstante –visto el poco éxito de sus oraciones- tampoco aprobaría que encomiende el futuro de los pensionistas a la Virgen del Rocío.

Un saludo tan sincero como el suyo,

Antonio Pérez Collado

Un jubilado (parcial aún) de Valencia


Antonio Pérez Collado
02/02/2016

Mencionar a los cochabambinos porque la historia social, cultural, económica y, sobre todo política que cuenta la plaza 14 de septiembre en su pavimento, en sus árboles, en sus edificaciones antiguas, en sus puestos de periódicos, seria redundar el por qué el chicharrón cochabambino es el mejor hasta el día de hoy.

En inicios de la época republicana-liberal, la plaza principal fue centro de la burguesía Cochabambina que prohibía el ingreso de campesinos que hacían a su vez de comerciantes, ya que las familias gamonales, dueñas de las propiedades circundantes, propugnaban la cara bonita del lugar a los visitantes. En ese tiempo promulgaron normas para quitar las chicherías, los comercios ambulantes, los indigentes, los campesinos y conservar la fachada elitista, así se prohibió a las mayorías, el asentamiento en la plaza del pueblo. Pero, remontar a cada suceso histórico de la plaza, es también recordar dos grandes eventos que marcaron el rumbo de la ciudadanía Cochabambina y la boliviana:

- En la “Guerra del Agua” (año 2000), la plaza 14 de septiembre fue el centro principal de la mayor manifestación contra la privatización del agua. En un mitin político, la población cochabambina le dijo; “NO” a los intentos neoliberales de sojuzgar la realidad sobre el interés económico. Desde entonces la plaza fue centro político permanente de rechazo a las políticas del gobierno central, así como el local.

- En el año 2007 cuando la mentalidad divisionista y regionalista afloraba en el oriente cercano, llegaron a la plaza 14 de septiembre, miles de campesinos, organizaciones sociales, indígenas, comerciantes, obreros, estudiantes, mineros y todas las organizaciones vivas de la ciudad, dando como resultado el enfrentamiento con la que se autodenominaba “Juventud Kochala”, que no está demás recordar al burgomaestre actual, en primera fila, agarrado un tubo de hierro. El objetivo principal de la burguesía cochabambina era expulsar a los campesinos que pijchaban coca y estaban asentados en todo el centro cochabambino. Dicho acto fatídico finalizó en enfrentamiento y la expulsión de Manfred Reyes Villa, quien había perdido toda legitimidad como Prefecto del departamento, la quema de la prefectura y una asamblea magna del pueblo en la plaza que acariciaba nuevamente ser centro de lucha y resistencia.

Nuestra plaza cochala, así me gusta nombrarla, a la cual se retoca solamente aspectos visuales, fue centro de muchos eventos extraordinarios, y ahora pretende ser asilada a su contacto con su pueblo con la intención de aprobar, desde el concejo municipal, una ley que imposibilite el ingreso de niños/as con pelotas a la plaza, personas del comercio ambulatorio, paseo de animales y por sobre todo activistas políticos, culturales y sociales.

Al mejor estilo de señor republicano-liberal, un Concejal indica en entrevista televisiva; “Estamos prohibiendo que sea una feria, nosotros somos gente de familia. Enseñemos a nuestros hijos que uno no puede ir a cualquier lugar a hacer lo que quiera” y ante estas declaraciones entonces señor Concejal para usted; ¿Las personas que van a las plazas a jugar pelota con sus hijos/as, a vender, a montar bicicleta No son gente de familia?; ¿La sociedad que planta mítines y eventos político, NO son gente de familia para usted? Habría que preguntarle a que se refirió con la categoría “Gente de Familia”, y sería bueno preguntarle; ¿Qué entiende por familia? Se olvidó acaso que, en Cochabamba, las personas en tu totalidad, forman la parte principal de una gran familia con diferentes encuentros familiares para un sinfín de cosas, como la Feria del Chicharrón, del Chajchu, del Puchero, de la Quinua, del Pique Macho, de Alasitas, de los Derechos Humanos, del Acullico, y así sería de nunca acabar, que fácil le resulto al Concejal, felicitar a los organizadores de todas las ferias en las que se le vio degustando y luego querer cuestionarlas.

¡Las plazas son del pueblo! son un bien público y también una necesidad de construcción de las sociedades, con prohibir su acceso, justificando una simple cirugía plástica, no se frena el pensamiento boliviano. Porque en una plaza se juega, se alegra y por supuesto se hace política.

Recuerdo que el ahora Presidente Macri, en su rol de gobernador de Buenos Aires, en la misma modalidad fascista, estableció la limpieza de la ciudad y centro de toda persona ambulatoria, justificando que se tiene que dar una bonita cara a los visitantes. Al mismo paso, el actual burgomaestre de Cochabamba pretende mostrar una belleza superflua de una ciudad que no es Argentina y por supuesto las “gentes de familia”, tampoco son las mismas.

Con el desorden nadie está de acuerdo, o bueno casi nadie, pero algo que no puede suceder es que, con la excusa del embellecimiento, el orden y “un mejor lugar” se pretenda violar derechos establecidos, como el derecho al juego de los Niños/as, al esparcimiento de cualquier persona, al Trabajo de los pequeños comerciantes y ambulatorios, y por ultimo el derecho a asociarse, reunirse y agruparse con fines lícitos.

Finalmente, acaso esta forma de prohibición, de retirar de espacios públicos a personas que no dan el decorativo de gran metrópoli: ¿Resolverá la cuestión de fondo?, cerrar la plaza ¿Mejorará la educación de niños/as en situación de pobreza? ¿Creará mejores condiciones de vida para comerciantes ambulantes?

Quizás, con la excusa del orden, muchos estarán de acuerdo con el aislamiento de la plaza a su población, porque a veces es más bonito el lugar sin tocar, que con su naturaleza propia de plaza popular.

Yo solo espero un partidito más, en aquella plaza que tantos recuerdos se logró robar de mi corazón, desde la “Lucha Constante”.


Galo G. Amusquivat T.
31/01/2016
Zika, para qué y contra quiénes 

Zika: Dicen que viene del África y llega a todos los continentes por el comercio y los viajes. Lo produce la picadura del Aedes Aegypti. El mismo mosquito o zancudo que produce el dengue, el chikungunya (o como se llame). La diferencia está en que gracias a la manipulación genética que auspicia la OMS la picadura se ha ido haciendo cada vez más letal, expansiva y terrorífica.

Nada, sin embargo, escapa a la estrategia bioterrorista que instrumentaliza la ONU y sus nefastos organismos. Detrás están los intereses, económico financieros de la industria farmacéutica y de la banca especulativa y financiarizadora. En este sentido los gendarmes de la corrupción y el cohecho, FMI, BM, BID, USAID, no están excluidos. Claro que también están los intereses geopolíticos de los enemigos de la humanidad que confrontan serios reveses a su estrategia de reordenamiento del Oriente Medio en su intento de hegemonizar sus territorios y usurpar sus riquezas mineras, energéticas y demás.

Retornar a su perdido poder talasocrático. El comercio de China y Rusia que se abre paso aceleradamente, no sólo por mar sino por tierra y aire, hacia Oriente Medio, Europa, Asia y América latina a raíz de las “sanciones” impuestas por quienes se creen los dueños del mundo, es otra variable a tenerse en cuenta. Lo es, en el caso de América latina y el Caribe, el hecho que a pesar de cuanto “golpe suave” que incluye guerra mediática, guerra económica, cánceres inducidos, violencia institucionalizada, más bases militares y centros de operación estratégica, tratados de libre comercio (TPP), Alianzas Público-Privadas (APP), financiamientos millonarios a elecciones y candidatos, el Imperio no ha podido “recuperar” lo que llaman “su patio trasero”.

La respuesta popular a los ensayos fallidos de recuperación del poder burgués y transnacional en Venezuela, Argentina, Brasil necesita, ahora más que nunca, del miedo y de un detonante que termine por arrinconar a los gobiernos progresistas del ALBA. El “Niño” y el “Zika”, son parte de los “golpes suave”. Operan directamente contra la base social que sustenta las experiencias progresistas en la región, pero su alcance es regional. Y tiene a las mujeres, a los “no natos” y a los que están “en proyecto”, como sus víctimas. Una bien pensada táctica dentro de una misma estrategia que busca por el terror y el  miedo, minar respaldos allí donde la guerra económica, la violencia y la inseguridad han generado crisis innegables.

Se trata de acelerar lo que la “diplomacia” ha logrado en Cuba. Hay que/hacer del “perdón” de Raúl Castro a su par Obama, el infierno. Lo que es igualmente evidente es que de la nefasta ONU nacida de los intereses /compartidos entre la masonería europea y estadounidense después de la II Guerra Mundial, no hay nada bueno que se pueda esperar. Igual trafican con el hambre, con la destrucción del medio ambiente y de la civilización, con la prostitución y la trata de niños y niñas, con la educación, con la salud. Ahora dicen que no existe tratamiento ni vacuna contra el virus del Zika… “hasta el momento”. Pero ya han previsto que serán 4 millones de “chunchos” e “indios” latinoamericanos los que serán infectados. ¿Será esta la cifra que asegure el beneficio esperado por los bio-terroristas del sionismo euro-estadounidense-israelí?

Rubèn Ramos
30/01/2016
Intratables, ejecuciones sumarias

El programa televisivo INTRATABLES (cuyo significado lo dice todo), se ha transformado en un sitio de culto para los seguidores del “change” argentino y el mal gusto en el trato humano.

Este frankenstein mediático, erigido como nueva picota que expone al escarnio público a todos aquellos, que más allá de haber sido

En ese aquelarre, un verdadero pelotón de obscuros fusiladores, al servicio del poder económico, sin muchas luminarias mentales y siguiendo el libreto de sus mandantes, con sus balas mediáticas está pronto a acallar a todo aquél que ose pensar en un país más igualitario, en que la política esté por encima de la economía y sus reglas injustas.

El único requisito válido, para no ser ejecutado ipso facto y sin juicio previo, es denostar a la “tirana en fuga”, sus seguidores o el odio visceral a todo lo que tenga olor a “grasa militante”.

Pensar en el otro, en la patria, criticar, o más no sea, tener dudas sobre el rumbo correcto o no, de la actual gestión, es motivo suficiente para que todo lo que se diga sea usado en su contra y justifique la aniquilación del temerario que se anima a discutir verdades reveladas.

Aparentando amplitud, cuentan con un periodista militante, al que someten permanentemente al papel de un bufón.
               
En otras épocas de la historia, la gente iba a las plazas a ver las ejecuciones, ahora las ve por la televisión y satisface su morbo o su intolerancia.

Al Coliseo la gente no concurría a ver si los cristianos podían derrotar a los leones, sino a ver como éstos, destrozaban a los indefensos creyentes. El programa reproduce esa lógica perversa y los columnistas (que son de mármol), por órdenes superiores siempre tienen el pulgar hacia abajo. Su éxito se sustenta en la destrucción del otro y en el tevebullying, para escarmiento de todos.

Creo modestamente, que todos aquellos que tienen un pensamiento progresista o diferente a la no tan sutil línea editorial antipopular, deberían abstenerse de concurrir a esa trampa cazabobos, sin lamentar los 5 min. de fama perdidos. Cuando no hay más creyentes para arrojar a los leones, los espectadores se van y el circo decae.

Esta es mi humilde recomendación para tantos bienintencionados que creen que podrán esquivar las balas.
              

Ricardo Luis Mascheroni

29/01/2016

La Escuela al Centro, desde la periferia

Si usted busca la versión oficial y completa del Programa la Escuela al Centro y la encuentra, se la encargo. Parece que se hizo costumbre  hablar ante los medios o boletinar, sobre los  programas de educación, antes de presentar formalmente un documento que, además de un diagnóstico,  fundamente conceptualmente la pertinencia de la estrategia planteada, el periodo de implementación y los mecanismos de evaluación. Lo más oficioso que se ha publicado es un artículo, así está registrado, del Secretario Aurelio Nuño, con el título del programa: La Escuela al Centro.

Artículo que plantea seis líneas de acción, que por los valores referidos: organización, autonomía, participación de los actores en la toma de decisiones referentes a presupuesto, calendario, horario, rendición de cuentas y transparencia, está explícito que es el concepto sociológico de comunidad escolar lo que se pretende poner al centro. La aclaración es importante porque se puede pensar de qué se trata solo de mejorar la infraestructura arquitectónica de la escuela.

Al discurso oficioso hasta aquí publicado, le falta mucho para constituirse en política pública. A la primera línea de asignación y distribución de los recursos, además del criterio de densidad poblacional de los planteles y el nivel de rezago, me parece indispensable incorporar el criterio de ubicación periférica. Históricamente la periferia ha sido siempre relegada, por obvias ventajas que asisten al centro, en cuánto visibilidad y rentabilidad política. Si la política de distribución de recursos no pone en el centro a las escuelas de la periferia,  fortalecerá a las desigualdades. La escuela al centro, sí, pero de la periferia al centro.

La otra cuestión que está ausente, como si los recursos fueran ilimitados, y no fuese necesario establecer prioridades, es la jerarquización de necesidades. Debiera de estar en primer término la ausencia de infraestructura arquitectónica escolar, es decir: el árbol escuela, el tejabán, el granero, la bodega, el remolque, el furgón de ferrocarril, etc.  Enseguida el equipamiento escolar mínimo, pero suficiente a la exigencia de calidad educativa: agua corriente, instalaciones sanitarias, mobiliario, electrificación y conectividad.

Y obviamente, mínimo un maestro, en condiciones dignas de hospedaje alimentación y remuneración. No es ocioso preguntarse si las cifras que da el Secretario alcanzan para estos mínimos, cuando conocemos el rezago total de miles de escuelas, el equipamiento obsoleto y el adeudamiento, también de miles de maestros, anticonstitucionalmente en calidad de inquilinos, hasta por más de cinco años. Situaciones que no son particulares del sureste mexicano, sino que se presentan en el centro, occidente y norte del país. 

En lo que sea que se vaya a invertir un peso es necesario que antes,  los Consejos Escolares de Participación Social, sean capacitados e instalados en observatorios de transparencia y rendición de cuantas. 


Rafael Lucero Ortiz
17/01/2016
La necesidad de una visión política global

A partir del desenlace de la denominada “guerra fría”, favorable al capitalismo, se inicia un periodo de hegemonía capitalista a nivel mundial, denominada “globalización”, y a la vez la pretendida muerte o el fantasmagórico derrumbe del socialismo.

Ahora, qué es lo que realmente significa la “globalización”, y cómo se debe afrontar políticamente este periodo histórico?

Dicen que las verdades son muy simples y fáciles de enunciar, sin embargo, intelectuales probablemente felones y vendidos, o solamente tontos útiles, nos han querido confundir con una variedad de “nuevos” conceptos”, para entender “nuevas realidades”.

La hegemonía capitalista a nivel mundial, simple y llanamente significa la consolidación de una oligarquía mundial, con una estrategia de dominación global, y contando a su servicio con el aparato estatal de países “democráticos”, como los de USA, o de Colombia, o del Perú… etc. Las organizaciones supranacionales (ONU, FMI, BM, OMC, ETC.), organismos no gubernamentales, medios de comunicación, servicios de inteligencia, e intelectuales, siendo de estos los mas peligrosos aquellos vinculados de alguna forma al movimiento u organizaciones populares.

Al elaborarse, aplicarse, y actualizar una estrategia de dominación global, la oligarquía transnacional, busca por todos los medios la de evitar que surja una estrategia de su misma dimensión que se le pueda enfrentar con probabilidades de derrotarla, por eso es que se ha esforzado en imponer algunas “verdades nuevas”.

Dicen por ahí, que el socialismo ha fracasado, si no veamos lo que paso con la URSS, y lo que pasa con Cuba, Vietnam, Corea del Norte, sin olvidarse de desmerecer, minimizar o ignorar, procesos como el Venezolano, Boliviano, Ecuatoriano, etc. Sin embargo, si retomamos las lecturas clásicas del materialismo histórico, sera fácil darse cuenta que aquel pretendido derrumbe del socialismo, simplemente se dio por la no aplicación de los principios básicos del socialismo, entonces mas que abandonar las banderas del socialismo, debemos alzarlas y levantarlas, como dice el Amauta José Carlos Mariategui: sin calco ni copia, y siguiendo el camino señalado por Cuba, Venezuela, Ecuador, Bolivia…, que están “ahicito nomas”.

Dicen, también por ahí, entre humo y licor, que el internacionalismo ha perdido vigencia, y que debemos centrarnos en la realidad local, y levantar propuestas “maduras y responsables”, para solucionar los problemas inmediatos y aspiraciones concretas de la gente…, todo esto dentro de un proceso de desintegración del movimiento popular y de un eficaz control de la “opinión publica” impuesto por esta democracia capitalista.

¿Cómo se puede entender que en un momento de implementación de una estrategia de dominación y control global, se enuncie la formula localista? ¿No es cumplir así el mayor sueño de la oligarquía transnacional? Que aplicando el conocido “divide y vencerás”, a todos los niveles evita que se consoliden estrategias populares de liberación destinadas a acabar con el capitalismo hegemónico global; evita también que los pueblos avancen en la construcción de estructuras orgánicas de carácter global, igualmente evita que se consoliden organizaciones políticas solidas nacionalmente y con un protagonismo internacional; y por su lado crea fraccionalismos, divisiones, motivadas por la exacerbación de las denominadas “justas y respetables aspiraciones personales”, y la proliferación de movimientos pseudo políticos de dimensión local, regional y nacional que lo único que hacen es dispersar el movimiento popular y favorecer el oportunismo, clientelismo y corrupción, enmarcando mediocremente la lucha política en el calendario electoral.

Debemos entender finalmente, que ahora el escenario político es global, por lo tanto, los actores políticos debemos ser también globales, es necesario ver la realidad local, nacional, internacional…, como un todo único, un conjunto orgánico relacionado, hacer una política local con una visión global, vincularse con los esfuerzos por construir estructuras políticas globales del movimiento popular; y, dejar de ser funcionales al sistema, sirviéndolo dócilmente  dejando de esforzarnos por colaborar con la “gobernabilidad” de los sistemas estatales al servicio de la oligarquía global, y pugnando por conquistar gobierno y poder popular, construyendo la democracia directa de los pueblos.

No hay que perder de vista que la izquierda no busca solo el manejo y la “buena administración” del aparato estatal, sino la transformación de la sociedad, que no nos enfrentamos solamente al modelo neoliberal, sino al sistema capitalista hegemónico a nivel mundial, y que el socialismo es la alternativa real para la humanidad entera. “socialismo o barbarie”.

El “PROLETARIOS DEL MUNDO UNIOS”, del Manifiesto comunista, ahora es mas vigente que nunca.

Fernando Meza

12-01-2016

Crujiente de Estado a la Catalana

Cruje el Estado como las velas de la nave, de la canción de Lluís Llach, Viaje a Ítaca. Independientemente del puerto al que llegue el navío, la mayoría de parlamentarios del Parlamet, ponen en tensión de ruptura al estado unitario del Reino de España. Ponen en riesgo la herencia de los Reyes Católicos y, con ello, abren una puerta que sólo los actores principales saben, o prevén, a dónde da.

A mí, me gustaría que esa travesía la pilotaran los representantes de un bloque social donde la hegemonía la tuviesen los asalariados y sus aliados. Parece ser que no se dan las condiciones para eso.

En todo caso, habrá que ir viendo si el tema nacional catalán pesa tanto como los intereses de los trabajadores y trabajadoras, y se frena la ofensiva neoliberal en un territorio que ha sido vanguardia en aplicar las medidas de ajuste o antisociales que se han dictado desde el Parlamento Europeo.

Es evidente que la derrota ideológica y organizativa del bloque asalariado en el Estado Español incluye a las organizaciones de trabajadores en Catalunya, pero no hay por qué descartar que el Proceso Constituyente que se puede abrir en ese territorio, no de como resultado un Contrato Social más favorable a los de abajo, el Pueblo, que el existente en estos momentos. Corresponde a las organizaciones de los trabajadores catalanes analizar y tomar posición más allá de los titulares de prensa, sabiendo que una ruptura del mercado español también pone en una situación de debilidad a su contraparte.

Para mi, la clave catalana se enmarca en la Segunda Transición Borbónica como una oportunidad de RUPTURA del viejo régimen, y abre las puertas a un marco legal más amplio y democrático que el existente en este momento, donde el derecho de autodeterminación de los pueblos sea un derecho ejercible, y la soberanía política y económica pueda romper los marcos de la UE.

Trasladando la situación de Catalunya a los trabajadores del Estado, no veo por ninguna parte que una disputa dentro de la oligarquía española, forzada por una fracción de la élite catalana del capital, pueda debilitar aún más las posiciones del Bloque Asalariado dentro del Reino de España. Todo lo contrario; las energías del Estado están siendo canalizadas a taponar la grieta catalana. De ahí que las nuevas medidas de ajuste que pide la UE se hayan paralizado. El Estado no puede mantener dos frentes de esas dimensiones abiertos al mismo tiempo en un proceso de transición, de ajuste de los poderes del Estado, dentro de un marco de crisis sistémica.

Es evidente que las viejas y nuevas fuerzas políticas del régimen español se alinean frente al proceso catalán. Son las mismas organizaciones que han sostenido al régimen actual. Ellos hablan de reforma constitucional. En este momento histórico, la alternativa real de la mayoría de la ciudadanía es decidir por sí misma, sin tutela, el camino que quieren tomar. Posiblemente esta posición es de vértigo; pero hoy no necesitamos sastres,sino matronas. Procesos Constituyentes desde Abajo.


Marcos González Sedano

10/01/2016

Un patán en la Asamblea Nacional

Una amiga mía, opositora, educada, de gestos delicados y atractiva, para más señas, hace pocos años, fue testigo de un episodio que, para ese momento, juzgó como singular; pero, que ahora, con las nuevas autoridades de la Asamblea Nacional, ha podido constatar que ese evento pertenece a la habitual concepción que tiene del hacer político la derecha venezolana: el abuso de poder, el desprecio al pueblo, a sus valores y a sus símbolos.

En una panadería que está a la entrada de la Urbanización Piedra Azul de Baruta, mi amiga tomaba un café mientras esperaba a una estudiante de la Universidad Simón Bolívar. Unos gritos destemplados le hacen mirar a su alrededor para averiguar lo que ocurre y se encuentra con un hombre fuera de sí que vocifera los más ofensivos improperios y vulgaridades de alto calibre que avergonzaban a quienes allí estaban y que ella, al momento de contar lo sucedido, se negaba a reproducir. Se trataba de que el sujeto que vomitaba insultos respondía así a un grupo de chavistas que iba en un transporte público, quienes al reconocerle le habían gritado, en términos despectivo, “¡Adeco!”, lo que provocó la iracunda reacción.

En ese momento, la amiga mía se da cuenta de que el desaforado es Henry Ramos Allup e, ingenuamente, le hace la siguiente observación: “¡No le parece que ese no es el lenguaje que debe tener un político!”. ¡Mejor que no! Sin transición, aquel energúmeno volcó su ira hacia ella y hacia quienes allí estaban. Les gritó las mismas ofensas que le había dicho a los chavistas y le agregó otras lindezas, entre ellas, la menos subida de tono, fue decirles: “¡Cagones! ¡por eso los chavistas nos tienen metido el dedo en el culo!”

Por esos días, la amiga de la anécdota suavizó sus posiciones radicales contra el gobierno, pues pensaba que quienes eventualmente sustituyeran ese gobierno no podían ser personas peores y, sin duda, Ramos Allup lucía peor. Semejante malandro no tenía -ni tiene- la textura democrática ni el talante ciudadano para asumir responsabilidades de importancia en la dirección del Estado venezolano.

Pero he aquí que el detestable personaje ha vuelto y ocupa hoy la máxima jefatura del poder legislativo. Desde allí, con el agravante de estar revestido de autoridad institucional, en sus primeras actuaciones, ha dado rienda suelta al troglodita que siempre ha sido, para tormento de nuestras instituciones y de nuestra democracia. Le bastaron algunas pocas horas después de haber asumido su cargo como Presidente de la Asamblea Nacional para desplegar un pequeño adelanto de sus dotes de redomado e irrefrenable patán: Pisoteó el Reglamento Interior y de Debates del parlamento venezolano, alterando a su capricho la agenda del día, colocando en la tribuna de oradores a quien no le correspondía; hizo gestos obscenos al pueblo que estaba en los alrededores del recinto parlamentario; desconoció al Tribunal Supremo de Justicia al juramentar diputados surgidos de elecciones que están en revisión de acuerdo a medida tomada por el máximo tribunal; cambió de hecho las funciones del parlamento al señalar de forma explícita, que más que legislar para el país o ejercer acciones contraloras al poder ejecutivo, su función es ahora desalojar de Miraflores, en seis meses, al Presidente Maduro, tan legítimo como los miembros de la Asamblea Nacional  y, finalmente, por ahora, para agravio de nuestra historia, ordena con ofensivas descalificaciones, de manera prepotente e irrespetuosa contra los símbolos y valores de la patria, el desahucio de las imágenes de Simón Bolívar y Hugo Chávez.

En relación a este último acto, al igual que muchos venezolanos, he visto en internet el video que muestra al impresentable sujeto en su rol de caporal, dando las instrucciones para que saquen las imágenes y creo ver allí, además de lo evidente, el deseo de humillar a los trabajadores en el orgullo y la dignidad de su patriotismo y con ello, a todo el pueblo.

Es en ese momento en que a uno se le remueven los recuerdos -y hasta un cierto sentimiento de culpa por uno no haber hecho lo suficiente- y se pregunta ¿cómo es posible que semejante esperpento moral ocupe la máxima jefatura legislativa del país? ¿Necesitábamos esto para darnos cuenta de lo que significa el retorno de quienes sembraron la IV República venezolana de miseria, de irrespeto a los derechos fundamentales, de exclusión a densos sectores del pueblo, de entreguismo de las riquezas del país y de alianzas vergonzosas con el imperialismo gringo? 

Se tiene, entonces, la tentación de descender al lenguaje procaz y escatológico. Pero los militantes revolucionarios justamente entienden que lo necesario es el trabajo enaltecedor, el que rescata lo más valioso de nuestra vida republicana, lo más exaltado del pensamiento de los grandes hombres que han venido conformando nuestra nacionalidad, sedimentada sobre la defensa de la mayoría del pueblo, de la tolerancia democrática y del respeto al derecho y a las instituciones, como ha hecho nuestro Presidente Nicolás Maduro al reconocer los resultados adversos de las últimas elecciones. Hay más nobleza, más madurez y más sentido de responsabilidad histórica con la patria en la más humilde reunión en un barrio o en un apartado caserío que en las acciones del Ramos Allup, Presidente de la Asamblea Nacional –¡y es un abuso llamar acciones lo que no es más que malandraje puro y simple!


Rafael Hernández Bolívar
10/01/2016

Parados, carne de cañon

Los invisibles

¿Qué siente un parado cuando observa atónito a los líderes de los partidos políticos enrocarse en posiciones absurdas para darse aires de importancia/relevancia/ o defender matices imposibles?

Qué siente cuando los políticos hablan de cualquier memez, en vez de solucionar el plato de comida de los parados, los desahucios, abordar el impresionante poder de la banca y empresas que pueden tirar gobiernos europeos, -y meterse hasta la cocina de los parlamentos-, ya sea por lobbys o por políticos corruptos.

Llenos de ilusión, la mayoría de todos fuimos a las urnas para dibujar un salida a millones de personas y buscar una mejor suerte, la de los parados, que es la de todos. La falta de empatía está socializada y un importante segmento de la población no asimila que la situación de los parados es muy fragil y humillante y que nos afecta a todos,- hoy-, y nos afectará a todos mañana. Nuestros amig@s, nuestr@s hij@s, tienen derecho a tener una vida digna. Algunos de los votantes reafirmaron su voto anterior porque el oloroso estiercol de la economía no les afectó, ya sea por meritos laborales, empreariales, o porque supieron arrastrarse lo suficiente para arañar migas de estabilidad y, entienden que la continuidad es la mejor apuesta, -al menos para ellos-, y otros se vuelcan por darle opción a los nuevos partidos porque, cansados de escuchar la misma cantinela y promesas incumplidas, aceptan el desafío de las nuevas formaciones. No hay mejor creyente, que aquel que se cree las cosas de antemano a fuerza de la propia desesperación, de la necesidad imperiosa de creer en un proyecto, aunque resulte insolente o falto de solidez, creen en los nuevos porque los viejos ya nos han engañado y a los nuevos les damos la opción de, que hasta que no se demuestre lo contrario, son una opción válida. Al menos carecen del tufo que rodea a los clásicos partidos de siempre.

Sindicatos

Existe una aristocracia sindical, bi-sindicatos, que lleva la friolera de veinte años ejerciendo el poder en un caso, y continuismo en el otro. Siempre se acomodan entre los algodones de una teórica representatividad, pero son los mismos que arropados por el poder, se muestran dóciles a cambio de financiación e indiferencia de algunos ministerios que hacen la vista gorda para con ciertos entramados empresariales de esos sindicatos, salarios sin pagar, gestión de cursos de formación. Representan un statu quo, que interesa al poder, ya que no suponen conflictos, son eso, sindicatos a la carta, representan una queja correcta y domesticada, incluso los medios de comunicación tampoco mediatizan esa vergonzosa actitud de los representantes mayoritarios de los trabajadores, ya sea por inoperancia informativa o porque tampoco les conviene crearse enemigos que denuncien los vergonzos salarios/contratos que los propios medios de comunicación privados pagan a sus trabajadores de base. Estan todos, aquellos que de una manera u otra forman parte de la madeja institucional, sindical y empresarial, en un equilibro de autocomplacencia y complicidad, a sabiendas que todos tienen trapos sucios que esconder. Y por una buena propina, los de siempre no tiran de la alfombra.

Bipartidismo a Cuatri-partidismo - Duelo a Garrotazos

Pasamos de dos a cuatro partidos que ostentan el poder. Existe afinidad entre ellos, sin embargo a la hora de negociar, sacan a la luz diferencias irreconciliables, que nada tienen que ver con el plato de comida ausente en la mesa de un parado. El pueblo votante señala con el dedo la luna y los políticos se despedazan/fagocitan/canibalizan mirando el dedo.

Lanzarse a defender cuestiones identitarias u oponerse cerradamente a ellas, es desvíar la atención, mientras gente de todo el país, -cuatro millones, nada más y nada menos, estan pasandolas canutas para comer/llegar a fin de mes/ o salvaguardar su casa de los desahucios, lo que resulta grotesco. Ahí es donde los políticos muestran sus miserias, olvidando el porqué estan allí, desplazando con la mano hacia un lado el discurso ya caduco que tenían que repetir una y mil veces para convencer al electorado y sacando la calculadora con la otra para negociar las porciones de poder. No hacen ninguna concesión para ofrecer y quieren todos los derechos para reclamar.

Se ciegan, cual niños, por el juguete nuevo, y de tanta ansiedad, lo rompen.

Rompen la palabra dada, las espectativas del parado y de millones de personas que aquel domingo fueron a las urnas.

Justicia

Es vergonzoso observar a simple vista, sin necesidad de estudios específicos ni estadísticas, cómo muchos españoles son presionados, perseguidos y desahuciados por deudas contraidas ya sea por proyectos de emprendimientos empresariales o por despidos laborales, sus casas o enseres embargados, mientras personajes de importancia política, vinculados al bipartidismo o nacionalismos catalanes o gallegos o los aristocráticos, siguen en la calle tan orondos y altivos frente a la inoperancia de la justicia que no hace frente a los abogados y bufetes que los defienden, -integrados en ocasiones por los mismos abogados que antes eran fiscales-. Escoría vinculada a los partidos políticos que han prevaricado, robado, y aprovechado su relevancia ejecutivo e institucional para cobrar comisiones y mordidas, siguen en la calle con toda altanería riendose de la justicia y de la democracia tan poco ejecutiva para con los poderosos y sus amiguetes. Silencios muy ruidosos se escuchan para no encarcelar a estos personajes que siguen en las calles y tiran por el suelo el concepto de que la justicia es igual para todos.

Entre puertas giratorias, ex-presidentes vinculados a empresas eléctricas, ex-ministros y ex-secretarios vinculados a la banca privada, ex fiscales y abogados del estado vinculados a los bufettes que defienden a los corruptos, ex-diputados y sus nuevas actividades, incapacidad de empatía con sus representados, populismos, a la hora de repartir mordidas y comisiones, ceguera por parte de algunos que incluso aplauden a la sálida de los juzgados por pura rivalidad partidaria u oscuros interéses, pocas expectativas le quedan al españolito de a pié de creer en la politica y en los nuevos políticos. Tampoco sabemos como se han reubicado todos los ex parlamentarios que acaban de salir del parlamento, tampoco eso es noticia. Unos, -de la vieja escuela- y ya acostumbrados a los abundantes y generosos privilegios a los que se creen vinculados de manera eterna y otros, la nueva camada, hábidos de poder y presumiendo de nuevo maletin por la Gran Vía , inocentes en ocasiones, y presas fáciles para corromper por parte de las sutiles manos de siempre que ablandan conciencias, evanecen discursos y compromisos electorales.



Juan Ignacio Zubiarraín
más cartas...
Mensaje para cartas a Rebelión