Cartas a Rebelión
Cartas de la 1 a la 10 de un total de 1230 cartas.


12/12/2018

Ese cajón de sastre de la izquierda

En ese cajón de sastre que todo lo contiene, donde todo incomoda, nada se admite y en el que todo se rechaza, todo se devasta y nada queda. Se trata de un marco en el cual la hipótesis individual se impone al criterio común y a la praxis, mientras el enemigo progresa como una precisa y organizada maniobra a través de un embudo de ignorancia que gesta el fanatismo.

¿Cuál es la utilidad del desentendimiento ante un enemigo común, inicuo, peligroso y arraigado? Nos hallamos en el interior de un toril harto de toros bravos corneándose entre ellos  para afrontar solos y maltrechos a la cuadrilla. La lidia ha comenzado y no existe plan alternativo.

En ocasiones me pregunto si merece la pena una sola ideología, una sola idea, cuyos límites se enaltezcan con tal rigurosidad que impidan cualquier brizna de entendimiento. Sin solidaridad se extingue la esperanza, se desvanece el sueño y el cambio sucumbe al estatismo. Si  no  recae sólo en los opresores, seguro que la culpa, la gran culpa, carga también las espaldas de los insolidarios.

De forma simultánea a la indolencia de izquierdas formada por subterfugios, acusaciones y prescripciones teóricas, soberbia de salón al fin y al cabo, los oprimidos se asfixian desamparados. Cuando la petulancia es el génesis de una lucha, parece obvio que el colectivo tienda a dispersarse, de forma que sea sencillo para los otros irrumpir sin más en la arena abanderando el odio.

No sé si tenemos lo que nos merecemos, pero si es cuestión de méritos, es execrablemente cierto que en el futuro, de igual forma, es posible que tengamos lo que nos merezcamos. De nosotros depende pretenderlo o renunciar, y sólo existen dos alternativas.


David Peña Pérez
10-12-2018
Elecciones en Andalucía: lo que no se ha dicho

Creo que el encabezamiento de esta carta es un poco largo, no obstante pienso que aún puedo aportar algo al debate que lleva una semana saturando espacios informativos, sobre todo entre los contertulios televisivos, que a fin de cuentas son quienes crean opinión.

Los periodistas

Prácticamente todos los que han analizado el sorprendente resultado de esta consulta electoral consideran que los elementos que han propiciado este resultado son dos: el conflicto catalán y la emigración.

El paro en Andalucía ¿no ha influido?; el perfil, la personalidad, el intelecto –que se les supone- de los presidenciables ¿tampoco?; el proyecto, las soluciones a la crisis, las ideas, las propuestas… ¿no han sido valoradas por los votantes?

No he escuchado a un solo de estos periodistas y/o contertulios reflexionar sobre qué incidencia ha tenido, tanto en los resultados como en la abstención, la corrupción del PSOE en Andalucía.

Los ciudadanos

En Sanlúcar de Barrameda –que tuve el placer de conocer, vivir y trabajar- el paro se sitúa en el 33,14%. Las poblaciones de La Línea de la Concepción, Jerez de la Frontera, Chiclana y Puerto Real, tienen una tasa de paro del: 32,75 %, 32,28%, 30,46% y 29,29% respectivamente.

En Andalucía se encuentran los niveles de paro más altos de España desde hace demasiados años ya. Esto supone una inquietud, desazón y desesperanza permanentes que… ¿no han motivado una alta abstención y/o que muchos “se hayan echado al monte”… de Vox?

Imagínense ustedes la siguiente y teatralizada situación:

“Somos mayores… con nuestra escasa y penosa jubilación tenemos que ayudar a nuestro hijo que está en paro, y al que hemos avalado su hipoteca. La Mari, mi nuera, trabaja de limpiadora… está sin contrato y le pagan en negro. Nos ocupamos de los nietos… los cuidamos… damos de comer… y los domingos se llevan la fiambrera con algo de “la olla” para ir tirando durante la semana. Esto no parece que vaya a solucionarse. Y encima nos han subido la luz… ¡Jesús… a este paso vamos a volver al brasero de “cisco”! (brasero con ascuas de leña, cubierto de ceniza para que dure más horas. Tradicional en muchos lugares del mundo rural).

Y luego… estos –pongan ustedes lectores el adjetivo- de políticos de la Junta se han llevado “los cuartos” con eso de los ERE, Mercasevilla… y ya no sé cuántos chanchullos más… ¿Qué pasará cuando los viejos nos hayamos ido? ¿Qué va a ser de nuestro hijos y nietos?”

Me imagino que en gran parte del extenso y fértil campo andaluz (he vivido y trabajado en las provincias de: Cádiz, Málaga, Jaén, Córdoba y Huelva –en la que más-, en estos últimos cuarenta años y creo conocer bien la sociedad rural) habrá miles de familias que algo parecido habrán pensado.

Personas que ven la tele y escuchan los resultados económicos de: La Banca, los Fondos de Inversión, Telefónica, empresas tecnológicas, las eléctricas… Me imagino que alguno se preguntará: “Si España se ha recuperado de la crisis… ¿Por qué los españoles seguimos sin levantar cabeza?”

Me imagino, queridos lectores, que todos estos a quienes describo, -andaluces no sólo de Jaén, no todos aceituneros… no altivos… sino con dignidad- hayan caído en la desesperanza: “Yo ya no voy a votar… pa qué… si son todos iguales. Mucho prometer hasta meter… y una vez metido… nada de lo prometido”

Más aún cuando ven dónde van a sestear –“es que me aburro soberanamente –González dixit-” los ex presidentes, ex ministros y ex altos cargos de las administraciones… a las eléctricas que nos sablean, por ejemplo

Creo sinceramente, que muchos votantes responden al perfil que acabo de relatar líneas arriba.

Los políticos

Comencemos por los perdedores: PSOE y “Andalucía Adelante”. Sus respuestas y valoraciones han sido iguales: desviar la atención a Vox y crear el temor del advenimiento de la ultraderecha. No han realizado la más mínima autocrítica.

Susana Díaz no tiene el carisma ni el tirón popular que se ella supone. En su contra obra que fuese designada a dedo por la cúpula del PSOE andaluz. Chaves y Griñán –sus valedores- se encuentran procesados por corrupción.

Su actuación en la “Noche de los cuchillos largos” en la sede del PSOE, en la Calle Ferraz, cuando defenestraron a Pedro Sánchez (“Este chico no sirve, pero nos sirve”) le granjearon una gran animadversión por parte de los afiliados de base del PSOE, que veían en Díaz una intrigante aspirante a la candidatura del PSOE a las Elecciones Generales. En la concentración que se formó esa noche –a la salida de los altos cargos- de la sede, se podía leer en una pancarta de una afiliada: “Fuera Gusana Díaz”.

Teresa Rodríguez, la candidata de Adelante Andalucía, no da la talla. Recuerdo como en una entrevista en la televisión –hace ya tiempo- fue acosada por dos periodistas muy de derechas (Isabel San Sebastián era una, no recuerdo quien era la otra) Y “se la comieron”, no supo contestar. Es inmadura, como gran parte del partido que ha querido crear al margen de la marca Podemos. Otro error. Una de sus propuestas era la creación de una Conserjería de Feminismo. Algo que no fue bien recibido por una sociedad –la andaluza- que está más preocupada por llegar a fin de mes que por una ocurrencia similar. Juan Manuel Moreno Bonilla sobreactúa como si hubiese ganado las elecciones. Su presencia, nivel comunicador y seriedad, están fuera de duda: No tiene. A veces parece un clown. Y no me refiero sólo a su famosa y delirante charla con la vaca. Hace ya tiempo, en marzo de 2015, en un mitin cayó en la profundidad filosófica que le caracteriza y le espetó a su audiencia: “¿Sabe usted qué es dolor? El dolor es cuando le duele a uno algo”.

Sobre lo que Wyoming, en su programa, dijo: “Hombre… el Jean-Paul Sartre de Sierra Morena”-.

Es tal la poca confianza que en él tiene la nueva dirección del PP, que Casado se convirtió en el compañero de su existencialista candidato para dar un poco de seriedad a Moreno Bonilla y que sus mítines no pareciesen una performance.

Ahora voy con los ganadores.

Juan Marín, el candidato de Ciudadanos, tiene tan poca: imagen, discurso, proyecto… que –al igual que Moreno Bonilla- tuvieron que venir en su socorro Albert Rivera e Inés Arrimadas para apoyarlo, ayudarlo y salir en la foto de tan: gris, apático, inodoro, incoloro e insípido aspirante, que no se sabe qué vendía: Socialdemocracia… no (abjuraron de ella), conservadurismo tardo-franquista… no (para eso está el PP) andalucismo identitario… no. Si acaso neoliberalismo. Pero… eso no lo puede vender, menos aún en un territorio tan necesitado de solidaridad y de un justo reparto de la riqueza. ¡Sólo faltaba que en Andalucía se aplicasen las medidas del neoliberalismo que está arrasando Europa y EEUU!

Santiago Abascal. De él… mejor no hablar.

Todos los que ahora se rasgan las vestiduras por el resultado de Vox. “¡Precisamente en Andalucía… Quién se lo iba a imaginar!” No recuerdan que este señor y muchos de las cabezas ¿pensantes? del partido… no han caído del cielo y tampoco han aparecido de la nada. Estaban en el PP.

La única sorpresa es que el sector más ultraderechista del PP se haya escindido de la madre ideológica –es un decir-, base política que es el PP. Precisamente ahora que Pablo Casado ha girado a las esencias más retrógradas y obscuras de la tramontana derecha aznariana Marca España.

Algunos políticos y “opinadores” agradecían al PP que acogiese en su maternal regazo a la ultraderecha española. Que hiciese de nuestro dolorido y machadiano país una “excepción” en el auge de la extrema derecha europea.

Pues no. Se repite uno de los grandes errores de la tan ensalzada Transición: Pasar la página de la Historia sin explicarla, ni enseñarla, ni asumirla; actuar como si los desmanes cometidos por la derecha española connivente con la dictadura franquista no hubiesen sucedido. Y… claro, de aquellos conscientes olvidos… aparecen ahora las consecuencias.

En un programa de Wyoming, una periodista salió a la calle para realizar una entrevista a jóvenes en edad de terminar el bachillerato y/o primero de Universidad. La pregunta era: ¿Sabes quién fue Franco? De los seis –o siete, no recuerdo bien- entrevistados sólo uno sabía quién era. El resto contestaron: “Creo que era comunista” “Lo fusilaron… ¿No?” Y respuestas similares.

¿Y ahora nos rasgamos las vestiduras con el resurgimiento de la ultraderecha? ¡Si estaban en el PP! ¿Es que las calles dedicadas a personajes de La Dictadura, opresores, La División Azul, generales varios… no eran un signo de anormalidad democrática? ¿Un anacronismo impensable en Alemania e Italia… que sí saben qué historia no ha de volver?

Regresemos a la: dulce, querida, vital, creativa, intensa, sabia, entrañable, coloreada y perfumada (azahar, jazmín y romero...) Andalucía de Lorca, Alberti, Cernuda, Luis García Montero, Ángeles Mora, Pilar Pasamar y ¡tantos otros!

Me parece un grave error que los políticos –y los periodistas- hayan interpretado que el resultado de las elecciones en Andalucía sea la consecuencia de la situación en Cataluña y la emigración.

Puede que en localidades donde abundan los inmigrantes que, bajo invernaderos de plástico, en cultivos de fresas, “frutos rojos”, tropicales… etc. trabajan dura y mal pagadamente, haya habido un rechazo al emigrante musulmán. Pero… Andalucía es también: la Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas (es la misma cadena montañosa que así se llama) la sierra onubense, el interior de Córdoba, Jaén, Las Alpujarras… y una población dispersa por la geografía interior andaluza. A la hora de votar ¿su mente se hallaba en Cataluña y los emigrantes de: Campo de Dalías (Almería), Motril o el Plan Almonte-Marismas/Moguer/Palos de la Frontera en Huelva?

Muchos de los votantes de las extensa tierra andaluza no han ido, vivido o trabajado en Cataluña. ¿Les preocupa más la posible independencia de ese territorio que su propia situación económica, cuando a quienes en realidad votan es a sus más directos gestores? No lo creo.

Las valoraciones del PP y Ciudadanos, recién terminadas las elecciones, acusando a Sánchez por su actuación en el conflicto catalán y la emigración, no eran más que el inicio de la campaña electoral de unas elecciones adelantadas que están –o se pretende- por venir.

Epílogo

Preocupantes son los resultados de las elecciones. Y no me refiero sólo a Vox. Que las dos primeras formaciones políticas, con millones de votos, sean quienes tienen a cientos de altos cargos políticos procesados por corrupción… ¿no ha sido relevante para ningún medio de comunicación, periodista, contertulio? No me extraña: La Comunidad de Madrid y la de Cataluña continúan siendo gobernadas por los bucaneros que la asaltaron.

En algunos aspectos estos resultados sí que me hacen recordar a Cataluña: a la familia Pujol, CiU, el “tres per cent” (a veces el 4% pues “Convergència pedía más” –caso Palau-).

Cuando los ciudadanos andaluces delegan su voluntad en forma de voto a quienes les han robado y engañado, sí se asemejan a lo que sucede en Cataluña.

Allí la punta de lanza de la ¿rebelión? independentista la configuran los: CDR, juventudes republicanas, independentistas varios… Mientras los del “tres per cent” desfalcos y comisionistas varios… están esperando tranquilos –en el exilio o en un sillón de la Generalitat- los frutos de la revuelta.

Ya ven ustedes, Andalucía y Cataluña tienen más que ver entre sí de lo que sus dirigentes –algunos de ellos de identidad nacional y étnica muy acusada, y de bolsillos llenos- o en espera de algún puesto en grandes empresas, nos hacen creer.

Julia Uceda (1925) Relataba su tierra:

“Ciudad donde la lluvia es una dama extraña. Hermosa luz, equívoca alegría, fresca sombra, homenaje de los siglos, que la aturdían como un vino”.

Nota PS. La luz y el color de Andalucía. Sus ciudades y pueblos blancos bajo un cielo azul intenso cuajado de nubes algodonosas, allí arriba colgadas… Has de ir… conocer Andalucía.

Otra poetisa andaluza, Elena Medel, nos confiesa:

“Mentí durante diecisiete años. Mentí después en todos mis poemas. He mentido durante los diez años siguientes.

Acércate, soy como tú. Arranca el poema que da nombre al libro.”

PS. Creo que ese inmenso y bello libro se podría titular: “Andalucía”
Francisco Lozano Sanz

08-12-2018

Lo que aprendí leyendo a Chomsky

Leyendo a Noam Chomsky aprendí que a Estados Unidos le da pavor la posibilidad de que se desarrollen los países dominados, y que ese miedo explica su campaña de terror contra países como Cuba o Vietnam. Que la Guerra Fría no fue tanto un enfrentamiento entre dos imperios, sino un mecanismo a través del cual los imperios controlaban a sus satélites. Que la Unión Soviética no fue socialista, porque socialismo significa que sean los trabajadores quienes tomen las decisiones importantes con respecto a su trabajo. Que «liberalismo» y «capitalismo» no son sinónimos, porque el liberalismo clásico, en esencia, se opone al individualismo posesivo. Que el anarquismo y el Estado del bienestar no se excluyen entre sí, porque el desarrollo industrial del Estado puede ser el paso previo para una futura reconstrucción social radical. Leyendo a Chomsky aprendí también que los intelectuales no son ángeles, sino individuos que a menudo trabajan justificando los crímenes de los poderosos, y que suele ser la clase más culta la que consume sus ficciones. Que lo que llamamos democracia en realidad debería llamarse plutocracia, porque el 70 por 100 más pobre de la población no tiene influencia política. Y que, a pesar de todo, los ciudadanos podemos juntarnos y organizarnos en busca de alternativas, porque «nadie sabe lo bastante para predecir lo que la voluntad humana puede lograr».


Santiago Suquillo
04/12/2018

A peor si cabe”

En un escrito de opinión dirigido al Sr. Darpón el día 23, se quejaban de lo dilatado de la lista de espera (fin de febrero) para un familiar con enfermedad de EPOC que el médico de cabecera derivó al especialista. Esta situación me trae a la memoria lo que pudimos leer en carta de opinión hace 11 años: “Sra. Gloria Quesada, Directora General de Osakidetza, es cierto que esta empresa gasta 1/3 del presupuesto total del GV; pero también que el 90% se emplea en salarios y que la descapitalización por desvío de pacientes a la privada para disminuir las listas de espera va en aumento; que ni el Tribunal Vasco de Cuentas Públicas es capaz de conocer cuáles son las cantidades que destina Osakidetza a los conciertos con centros privados...Se esmeran mucho en hacernos saber cuanto gastan, pero poco sabemos de cómo lo gastan. La realidad interna de Osakidetza, se refleja en una radiografía en blanco y negro que hoy Vd. y sistemáticamente el consejero Inclán la desmienten para presentarla como fotografía en color”.

En junio, en el ambulatorio de Amara Berri mi traumatologo, determina cirugía para prótesis en mi rodilla. Por dolor progresivo, el 7 de noviembre mi médico de cabecera envía volante y a los cuatro días me citan en el Hospital Gipuzkoa. Una vez en la consulta, el especialista me hace saber que puedo elegir cirujano por lo que declino hacerlo con él, pero quedo desolado cuando el ambulatorio de Hernani me da cita con mi traumatologo-cirujano para el 21 de marzo.

Curso reclamación el 14 de noviembre a la Oficina de Atención al Paciente. El día 21 me contestan por teléfono que no es posible acortar ni un solo día...en 85 días, a como mínimo 15 visitas al día, ¿no hay un solo paciente al que le puedan trasladar la fecha (como alguna vez me lo han pedido a mi y lo he comprendido) o todos están con urgencia? Pedí la confirmación de la negativa por escrito....pero también hay larga lista de espera para tan simple trámite.

¿Tendrá que ver con lo que denuncia ELA?: “El GV para 2.019 dispondrá menos dinero que hace 10 años para las funciones que le son propias (sanidad, educación, vivienda, prestación social, etc.), con incremento del PIB en igual período de un 23%”...pocas dudas.


Iulen Lizaso

14-11-2018

¿Atracos o ganancias?

La Asociación de ladrones que administran los bancos del Ecuador, obtuvieron en los diez primeros del año 2018, la obscena “ganancia” de CUATROCIENTOS CINCUENTA Y NUEVE MILLONES DE DOLARES, lo que significa el 41% MAS que el año pasado.

Los ecuatorianos somos más pobres en 459 millones de dólares, “gracias” a las tasas de usura que cobra el sistema financiero, a las comisiones y servicios con precios irracionales, y a la complicidad del gobierno de turno, conjuntamente con la Superintendencia de Bancos y demás testaferros.

Esta ganancia debió contabilizarse, descontando la devolución de los cobros indebidos, la condonación de intereses y multas, al SRI, IESS, al lavado de activos y otros.

El “gobierno de todos” los banqueros y traidores, trabaja incansablemente para favorecer a la plutocracia; mientras reduce el presupuesto para la educación, salud y minusválidos que reciben el bono.

El “gobierno de todos” los hipócritas y sinvergüenzas, debe terminar con el subsidio del gas y la gasolina extra, para subsidiar a los empresarios que le rodean.

Este es el retrato de la “lucha contra la corrupción” que tanto se llena la boca el farsante. Lucha contra los corruptos de ayer para favorecer a los corruptos de hoy.

El capitalismo más rampante y depredador está de moda en el gobierno de la traición y los atracos.


Luis Torres Rodríguez
11/11/2018

Según los datos registrados por el Ministerio del Interior y la Organización Internacional para las Migraciones, entre enero y octubre de 2018 alcanzaron las costas españolas 1.775 pateras con un total de 47.684 inmigrantes a bordo, habiendo perecido ahogados cerca de 600, (EL PAÍS, 4, 7 y 8/11/2018). Es más que “llamativo” que Marruecos controle a los saharauis con un Muro de más de 2.700 Km que atraviesa y divide todo el territorio saharaui de Norte a Sur y sea “incapaz” de controlar una parte de su costa más cercana a España… Desde noviembre de 1988, más de 6.700 personas han muerto en el Estrecho, (EL PAÍS, 2/11/2018), https://elpais.com/politica/2018/10/31/actualidad/1541019436_484192.html

Como señala SOROETA LICERAS, J., profesor de Derecho Internacional Público en la Universidad del País Vasco: <<(…) entender mejor en qué medida han influido en sus sentencias [del Tribunal de Justicia de la UE] las enormes presiones de que ha sido objeto el TJ tanto por parte de las instituciones de la UE como de algunos Estados, que consideran prioritario, por encima del cumplimiento del Derecho internacional, salvaguardar las insanas relaciones que unen a la UE y Marruecos, basadas en la permanente amenaza de este Estado de abrir sus fronteras a la inmigración ilegal (el rey alauita maneja como nadie el grifo de la inmigración, que abre y cierra cada vez que considera que la UE se aleja de sus intereses). No es casualidad que desde que el TJ dictara la sentencia de 2016 se haya producido la mayor crisis migratoria en las costas españolas desde 2006, algo que, por si cabía alguna duda, ya había sido anunciado por el propio gobierno marroquí tras conocer el contenido de la mencionada sentencia (…).>>.

<<“El 6 de febrero de 2017 el Ministerio de Agricultura marroquí emitió un comunicado en el que advertía de que cualquier obstáculo a la aplicación de los acuerdos agrícolas y de pesca conllevaría el riesgo de que se reanudara “el flujo migratorio que Marruecos, mediante un esfuerzo sostenido, ha conseguido gestionar y contener” (www.elpais.com/politica/2018/07/29/actualidad/1532857983_281726.html, consultado por última vez el 12 de octubre de 2018)>>. Véase “La Jurisprudencia del TJUE en relación con la legalidad de la explotación de los recursos naturales del Sahara Occidental o el dogma de la inmaculada legalidad de la acción exterior de la Unión Europea y sus consecuencias”, Revista General de Derecho Europeo 46 (2018), p. 68. 


Luis Portillo
08/11/2018

El periodismo de sucesos tiene que humanizarse


Ha ido creciendo la aparición de periódicos, cuya principal función es recopilar y presentar hechos sangrientos, como accidentes, tragedias, asesinatos, hurtos y demás.

La idea es llegar a un público infinito sin demasiadas pretensiones intelectuales; para ello recurren a su estrategia de marketing de la sanguaza, barato y horripilante.

Exhiben en primera plana y en las páginas restantes del periódico imágenes impactantes de restos humanos o fotos espeluznantes de personas desmembradas o con el rostro deformado por causa de algún accidente o asesinato. 

La mayoría de las veces muestran cadáveres en avanzado estado de descomposición. Mientras más repugnante es la imagen, aparentemente es mejor.

El lenguaje usado para relatar los hechos es descarnado, burdo, chabacano y profundamente deshumanizado y deshumanizante.

Se detallan los sucesos de la misma manera como se cuentan los chistes. Este subgénero periodístico se conoce como periodismo de sucesos. 

Es probable razonar que su ejercicio derive en la deshumanización de la víctima del suceso, la del periodista que redacta la nota, y hiere la sensibilidad de los dolientes.

Este tipo de periodismo tal vez resulte beneficiario de la violencia, toda vez que en una sociedad con una realidad pacífica y tolerante, acaso no ocurrirían hechos que valgan la pena relatar.

En un país mínimamente normal, quiero decir, con un tejido social muy fuerte, a lo mejor el periodismo de sucesos ya no sería más, por falta de audiencia y de tragedias sangrientas que merezcan ser informadas.

El caso del no tan claro secuestro del niño Cristo José Contreras, hijo del alcalde de El Carmen, Norte de Santander, Colombia. Los medios nacionales transmitieron durante cerca de una semana dicha noticia como se transmite un partido de fútbol. 

Iniciaban la emisión del noticiero de televisión con el acostumbrado sonido de explosión, de urgencia, y con la noticia de la desaparición del antedicho niño. 

Hubo un despliegue informativo tremendo, con corresponsales en las plazas de las principales ciudades del país; cubrieron las vigilias realizadas por la aparición del pequeño. 

Al final, el menor fue hallado con vida, pero en circunstancias increíbles, debido a que nunca se ha explicado si fue un secuestro o no, quiénes lo secuestraron, por qué, cómo, ni dónde; es un caso que ha despertado el beneficio de la duda acerca de si se trató de una fake news o falsa noticia para tapar las multitudinarias marchas de los estudiantes universitarios que le exigen al presidente Iván Duque más recursos económicos para que la educación sea realmente pública, gratuita y de calidad.

El cubrimiento informativo sobre los detalles, las circunstancias de modo, tiempo y lugar en las que fue rescatado el niño se interrumpió abrupta y herméticamente. La noticia se volvió impenetrable.

Acaso haya quien objete mi opinión; sostenga que gracias a la crónica de sucesos los más vulnerables de la sociedad, logran ser visibles, dado que de otro modo pasarían desapercibido por la mayoría de las personas, pues la gran prensa no les va a conceder un espacio para que sean reconocidos. 

Con todo eso, no es menos cierto que hay que bajarle el tono a la burla, al chiste, y tener cuidado de publicar las imágenes ofensivas; no hay que hacer de la muerte un espectáculo ni un producto de entretenimiento, ya que ésta sería quizás la expresión más perversa de humanitarismo que yo haya conocido jamás. 

Los periódicos de sucesos sangrientos son semejantes a las comprensas higiénicas, puesto que actúan como si sólo sirvieran para la absorción de sangre. 

Por eso, juzgo que dicho subgénero no parece periodismo, en la acepción no tan superficial del término: más allá del sensacionalismo o amarillismo.


Fernán Medrano
01/11/2018

Algunas implicaciones económicas de la cancelación del proyecto de construcción del NAICM


Me parece que algunas de las consecuencias económicas de la cancelación del nuevo aueropuerto de la Ciudad de México son las siguientes:

1) La cancelación del aeropuerto en Texcoco afecta principalmente a los grandes empresarios y políticos involucrados en la construcción, pues ellos ya se habían repartido los contratos y ya habían invertido dinero 

2) Esta cancelación también supone un gran ahorro en dinero público que se iba a usar para construir un aeropuerto que iba generar grandes ganancias sobre todo a esas élites político-empresariales. 

3) Supone un ahorro en gasto público que iban a parar en la corrupción, 

4) Es cierto que se iban a generar empleos, pero también es cierto que se iban perder otros empleos por el abandono del actual aeropuerto en funciones. No es claro cual sería el saldo neto de empleos. 

5) El nuevo aeropuerto iba, en teoría, a generar más flujo de pasajeros. Con ello se decía que iban a llegar más turistas. Pero esto me parece absurdo, pues los turistas deciden si vienen en función de si el país es seguro o no, no en función de si hay o no unnuevo gran aeropuerto. 

6) Es verdad que la decisión de cancelar afecta al tipo de cambio. Pero hay que reconocer que el tipo de cambio es fluctuante e inestable. Esta inestabilidad se explica por muchas causas no reducibles a una sola: la cancelación del aeropuerto. Por ejemplo, un alza de los tipos de interés en Estados Unidos puede generar una atracción de capitales que cambian pesos por dólares, lo cual puede encarece el dolar y baja la demanda de pesos. Otro factor es la presión que pueden generar los exportadores: a ellos les conviene que haya devaluaciones pues sus exportaciones se vuelven más competitivas

7) El "efecto multiplicador" del nuevo aeropuerto no es claro. Es decir, este puede que no tenga ningún efecto en el  poder adquisitivo de los salarios reales. Impactaron mucho más los gasolinazos que esta cancelación. 

8) Honestamente creo que esta cancelación en realidad no afecta practicamente en nada a la economía real. Calificadoras como JP Morgan pueden recomendar a los inversionistas extranjeros que no inviertan en México. Pero esas inversiones en realidad suelen concentrarse en la especulación. No generan empleos ni han generado innovación tecnológica. La gran mayoría de los empleos mexicanos son generados por pequeñas y medianas empresas, no por las grandes empresas transnacionales. Los altos empresarios y personas derechistas están haciendo un mitote de algo que en realidad no debería ser tan trascendental para la economía. El tema de los gasolinazos, la renegociación del TLCAN y la reforma energética fueron temas que afectaron mucho más la estructura de nuestra economía que el aeropuerto y entonces no dijeron nada. 

En todo caso, si es que se generara alguna inestabilidad, esta vendrá la actitud autoritaria e infantil de los grandes empresarios que no son capaces de aceptar un no a sus negocios. México tiene que transcitar hacia un modelo económico post-neoliberal donde los empresarios tengan límites ensus prácticas. Debe priorizarse el bienestar social de la mayoía y el equilibrio ecológico a los negocios lucrativos que han beneficiado sobre todo a unas cuantas familias privilegiadas.

Josafat Hernández
23/10/2918

Los políticos incompetentes, sean demócratas, sean republicanos, quieren buscar culpables para justificar su incompetencia y su inoperancia para dar soluciones a los trabajadores. Quién mejor que una minoría, quién mejor que el indocumentado, quién mejor que agarrarse a un grupo debilitado para debilitarlo aún más, para condenarlo, para criminalizarlo, para justificarse o para usarlo de trampolín político.

En Estados Unidos (EEUU) sabes que hay descomposición política y social cuando se elige como presidente a un individuo cuya retórica engaña bobos, lo ha catapultado y convertido en una especie de última esperanza de los “supremacistas” blancos.

En EEUU hay una gran descomposición política de un sistema bipartidista que en su competencia por ver a qué fuerza política le toca el turno de tener la mayoría en los congresos, no solo no dan soluciones sino que, en su jaloneo por control político, empeoran la situación para los inmigrantes y para los ciudadanos más pobres.

Sabes que hay descomposición política y social: cuando al criminalizar el libre tránsito de humanos se fortalece el tráfico de humanos; cuando literalmente se arrebata a bebés del pecho de su madre; cuando niños llegan de la escuela a una casa vacía, una casa donde ya no está ni su padre ni su madre; cuando hay niños en los llamados “centros de detención”, niños encerrados como si le debieran algo a alguien; cuando hay algo conocido como “family units”, o sea padres e hijos en detención; cuando encierran a gente inocente por meses (algunos casos hasta más de un año); cuando en el centro de detención el prisionero no tiene idea (porque nadie le dirá) de cuánto tiempo estará encerrado; cuando después de una redada de la migra el público se entera de que en tal fábrica persistía la explotación, el acoso sexual, el abuso físico y psicológico (véase caso Postville, Iowa, 2008); cuando en algunos centros de detención del país (como para burlarse, como para torturarlos) obligan a bañarse a los prisioneros con agua demasiado caliente; cuando al inmigrante no se le respeta su derecho a un juicio justo ni se le da derecho a audiencia; cuando se deporta a inmigrantes que tienen uno o más hijos que son ciudadanos estadounidenses; cuando deportan a madres solteras y dan en adopción a su hijo o hija; cuando no les importa si la mujer está embarazada y la ponen en el centro de detención…

Si de buscar culpables se trata debemos entonces decir, que tanto demócratas como republicanos son los principales operadores de la pesadilla estadounidense que tienen que vivir los indocumentados y los ciudadanos más pobres de EEUU.

En EEUU, como que hace falta un partido político libre, independiente, verdaderamente progresista, que esté desligado de los dos partidos tradicionales.



Marco Dávila

15/10/2018

CON PAPELES O SIN PAPELES, LA LUCHA SIGUE

Un gobierno que invierte más en perseguir a sus inmigrantes que en la seguridad de sus trabajadores es un gobierno a quien no le interesa el bienestar de su clase trabajadora. 

Perseguir y hacerle la vida miserable al trabajador inmigrante beneficia a los explotadores ya que les facilita el salirse con la suya en el maltrato que dan al trabajador más vulnerable, les facilita y les ayuda a apagar todo esfuerzo de aquellos trabajadores quienes intentan organizarse para defender sus derechos; beneficia a las grandes corporaciones; con eso de que al gringo tanto le gusta lo “formal”, cuando se le cierran todas las puertas al inmigrante también se le hace un favor a la economía informal porque el trabajador inmigrante no es del tipo de trabajador que se quedará de brazos cruzados ante la dificultad. El inmigrante pondrá un puesto de chicles en la calle de ser necesario.

Cuando uno hace presencia en las marchas pro inmigrantes en las calles de los Estados Unidos, muy seguramente escuchará la consigna de “¿Qué queremos?” ¡Legalización! ¿Cuándo la queremos? ¡Ahora!”. Esa consigna, podemos decir, representa la esperanza del trabajador inmigrante por que algún día pueda salir de las sombras en que actualmente se encuentra.

Con una legalización no solo se beneficiaría a millones de trabajadores inmigrantes, sino que se beneficiaría a TODOS los estadounidenses. Con una legalización, el trabajador inmigrante podría viajar libremente fuera y dentro del país; contaría con licencia de manejo y no se expondría a sí mismo ni expondría a otros en las carreteras; dejaría de ser explotado en su empleo; sus derechos serían reconocidos oficialmente, lo que disminuiría los abusos en su contra; se sentiría más libre para reportar crímenes a la policía; podría contar con un mejor empleo, una mejor casa, un mejor auto…; aportaría mucho más en impuestos, y, lo más importante, es de que seguiría luchando por mejores condiciones para TODOS, los papeles no le harían cambiar de opinión en cuanto a seguir luchando contra las injusticias. 

Porque con papeles o sin papeles, claro está, la lucha continúa.


Marco Dávila
más cartas...
Mensaje para cartas a Rebelión