Cartas a Rebelión
Cartas de la 11 a la 20 de un total de 948 cartas.


TTIP, el caballo de Troya de las transnacionales

La expresión " caballo de Troya " se emplea habitualmente para designar una estratagema o engaño destructivo, algo de apariencia agradable, como un regalo, pero que trae consigo graves y hasta catastróficas consecuencias.
¿Le conviene al Tratado de Libre Comercio e Inversión que se viene negociando entre EEUU y la UE (TTIP, por sus siglas en inglés) el calificativo de " caballo de Troya"?

No tengo la menor duda. Si el caballo de Troya fue la estratagema con la que los aqueos pudieron penetrar en Troya para destruirla, el TTIP es el ardid con el que las grandes corporaciones transnacionales quieren demoler los derechos ambientales, laborales y sociales de los ciudadanos de la UE y de los mismos EEUU.

Dicho así parece exagerado pero es que para las empresas transnacionales esos derechos, levantados con extraordinario sacrificio por las clases populares y trabajadoras, son los muros, las barreras que hay que derribar para garantizarse la obtención de los máximos beneficios posibles, su objetivo irrenunciable.

Desde luego que el asunto no se presenta así, en toda su crudeza, ante la opinión pública. Naturalmente se trata de un engaño, de hacer creer que el TTIP traerá progreso y bienestar para todos. La cuestión, en los medios informativos controlados por el gran capital, casi todos, se ha tratado como de pasada, dando por hecho, sin ninguna prueba, que los tratados comerciales son buenos per se. Ahora bien, ¿si tan inocente era el asunto, por qué se ha negociado en secreto, en la oscuridad más absoluta, sin la menor transparencia? ¿Por qué incluso los diputados del Parlamento Europeo tienen restringido el acceso a la información de los contenidos del Tratado?
El sacerdote Laocoonte (Virgilio, La Eneida) advertía a los troyanos contra la trampa del caballo dejado por los aqueos a las puertas de Troya: "¡ Necios, no os fieis de los griegos ni siquiera cuando os traigan regalos!".
Francisco Morote Costa
Panamá, igual que otros países de la región como Honduras y Guatemala, se encuentra en medio de escándalos por corrupción, que involucra a altos funcionarios del gobierno pasado y a empresarios vinculados a ellos.

Los medios de comunicación y las investigaciones adelantadas en el Ministerio Público señalan que la lesión patrimonial asciende a cuantiosas sumas millonarias.

Con tantos problemas sociales (sanidad, canasta básica, transporte, seguro social) en Panamá, con tantos millones malversados que no se pudo mejorar. Y, ¿que se está haciendo ahora por solucionar estos problemas? ¿Acaso no siguen incurriendo en los mismos errores (nepotismo, extractivismo)?

Los subsidios y asistencias paternalistas tampoco solucionan nada, solo promueven el clientelismo político que pronto colapsará cuando los problemas sobrepasen estas dádivas.

Toda la cobertura mediática realizada encumbre una contradicción mayor, a la que debemos prestar particular atención, la crisis de nuestra clase política. De ahí la urgente necesidad de la participación ciudadana en la construcción de un Panamá justo para todos.

Debemos comprender la corrupción no como un fenómeno particular a un grupo, sino como un valor adquirido por nuestra sociedad en general y clase política en particular que lleva años enriqueciendo a costilla del erario público.

Ya no vale cambiar de partido político, sino de clase política. Cada vez más son menos los ciudadanos que van a las urnas, cansados de la clase política que solo los instrumentaliza cada cinco años.

La democracia representativa ya está agotada, y la clase que la ha impulsado también, urgen cambios de 360 grados. Urge participación ciudadana.

Tenemos una clase política que con sus prácticas está cavando su propia tumba, ahora solo es necesario despertar colectivamente y exigir cambios reales. De no ser así, sectores de esta misma clase política se re-acomodaran en la nueva configuración de país que surja después toda esta oleada de escándalo y descontento social.

Solo la participación ciudadana de todos y todas servirá de contención en una etapa donde más se ve empañada y en debacle esa clase política que lleva años gobernando a espaldas de las necesidades materiales de la ciudadanía.

La política como práctica debe ser entendida en la praxis como servicio a la comunidad, a los y las demás, con ese ideal exigir y participar de ese giro de 360 grados que la clase política no realizó. Es tarea de la ciudadanía asumirlo.


Abdiel Rodríguez Reyes

Ayer sentí orgullo. Al ir caminando desde la 9 de Julio hacia el Congreso por Avenida de Mayo, pensé "qué pueblo extraño el nuestro: lo engañan fácil, pero lucha como pocos". La marea impresionante de gente que se movilizó para decirle basta a los femicidios, demostró en ese aspecto un avance en la consciencia social que es difícil ver en otras partes del mundo y bien pudo haber comenzado un cambio de época respecto al milenario y nefasto patriarcado.

Sin embargo, ese orgullo se transforma en indignación al observar la actitud del gobierno. Parece mentira que en la administración que encabeza una mujer, haya una ley contra la violencia de género aprobada hace años por el congreso que esa misma mujer no ha reglamentado para su aplicación.

Una ley aprobada pero no reglamentada no puede aplicarse, y eso es absoluta responsabilidad del Poder Ejecutivo, en este caso de CFK.

CFK, haciendo gala de una hipocresía que no deja de asombrar, adhirió a la marcha, pero no reglamenta la ley. Una demostración cabal de lo que es el kirchnerismo: pura cháchara y engaño.

Algo así como ese famoso "progresismo" que se abraza con el oscurantismo eclesiástico, ese que le impide avanzar sobre otro derecho trunco que CFK le sigue negando a su propio género: el de ser legalmente dueñas de su propio cuerpo y poder decidir si parir o no al quedar embarazadas.

Habría que preguntarle a la presidenta: ¿y el aborto, dónde está?

¿”Cuántas menos” hay y habrá por no legalizarlo?

¿Faltará mucho para una marcha como la de ayer exigiendo ese derecho para las mujeres?

Los miles de militantes y adherentes al kirchnerismo que se movilizaron ayer deberían comenzar a preguntarse sobre estas cosas.



Gustavo Robles

El otro nirvana

He leído con asombro en el portal Rebelión -asombro que no puedo disimular- un artículo escrito por Iñaki Errazkin, titulado LA FALACIA DEL NIRVANA. Y digo con asombro ya que en una página que publica artículos que podemos calificar de izquierda, el artículo que menciono es de un conservadurismo extremo.

Al parecer, y de acuerdo al planteo de este señor, habría una izquierda que se plantea un “nirvana”, que sería el resultante de la liberación de los deseos. Una izquierda que plantea alternativas idealizadas a los problemas, en lugar de soluciones posibles. Una izquierda que se plantea “lo mejor” cuando es sabido (porque lo dijo Voltaire) que eso es enemigo de “lo bueno”.

De esa manera, la naciente PODEMOS no es una organización revolucionaria, ni tampoco es “lo mejor”, pero es “una solución táctica pragmática, inteligente, ilusionante y alejada de las falacias”. Es “lo bueno”.

El planteo de Iñaki Errazkin es por demás conservador, y se emparenta obviamente con los progresismos tan en boga en nuestro continente.

Lo cierto es que estos progresismos lo que plantean es más capitalismo, y más capitalismo es  más explotación, miseria para las mayorías, destrucción del planeta. Y claro que hay muchos interesados en que ni soñemos con el Nirvana y nos conformemos con algún cambio cosmético.

Los cambios posibles que llevan adelante los progresismos, no son alternativas idealizadas, son “lo bueno”. No importa si eso significa el deterioro de la educación, la agricultura contaminante, el agua podrida, una salud de mala calidad para las mayorías y una de primera para los ricos; no importa que las mega inversiones generen mega desastres y mega expoliación de los recursos, ni importa la impunidad y la descomposición social, en la que a pocos le importa todas esas cosas mientras tengan la barriga llena y la ilusión de fumarse un porro o comprarse un auto chino; no importa si eso también significa corrupción y poca transparencia y todo lo demás, porque eso es “lo posible”...No sueñen, nos dice Iñaki, dejen de lado las utopías.

Como dice María Luisa Battegazzore, “El mensaje de que el capitalismo es la estación terminal del proceso histórico –noción que Perry Anderson considera el núcleo doctrinal del neoliberalismo- persiste y ha prosperado en el proyecto dominante en el “progresismo”, para el cual no existe otro horizonte, ni siquiera pensable, salvo en el terreno de la utopía, donde son colocados los proyectos emancipatorios y revolucionarios, transformados en residuos de la memoria o en mitos del pasado”.

Y por eso los líderes progresistas son festejados a lo largo del planeta, porque son pseudo izquierdistas (con lo cual consiguen el apoyo de grandes masas desesperadas) pero sus prácticas se diferencian en muy poco de lo que han sido y son los gobiernos conservadores. En este sentido, basta ver la calma y la complacencia con que es aceptado en los más variados círculos el discurso conciliador del ex presidente Mujica, que a esta altura es un referente de la burguesía y presentado como ejemplo ante las grandes masas del mundo entero.

Battegazzore ha dicho por ejemplo –y con certera precisión- que “Por primera vez en la historia de la izquierda uruguaya se hace la defensa, sin ambages, no sólo de un proyecto de desarrollo capitalista, sino de un plan basado en la inversión extranjera y la desestimación del concepto y la realidad del imperialismo”.

De manera que el planteo de Iñaki es algo así como “el otro nirvana”, el de los explotadores: un pueblo sumiso que apenas aspira a lo posible dentro del marco de un sistema que los explota, y que luego se conformará si consigue tan solo la mitad de ese mínimo posible.


José Luis Perera
¿Asoma la utopía de la derecha?

Esperanza se confirma como adalid de la indecencia.

Pone en evidencia a su partido, que no reacciona. Surge una nueva variante del Teatro del Absurdo. Y surgen también nuevas voces que combaten esa indecencia con una elegancia natural que, sin gran esfuerzo, humilla y ningunea a Espe y a su cuadrilla, algo que aún no se había conseguido hasta ahora.

Si hay alguien que representa mejor el bolivarianismo acusador eje de su argumentario (y que, por cierto, desconoce por completo), es ella. La jueza Carmena le invita a... "reinsertarse" porque su soberbia y adicción al poder le han cegado. Tiene razón Manuela Carmena, Si la señora Aguirre persiste, se convertirá en invisible. Puede que se pase a VOX y que lo siga intentando una y otra vez, pero está acabada. Ella y muchos otros.

En cuanto a Rajoy..., si a Mariano le queda un mínimo de responsabilidad, debe mantener su candidatura, inmolarse en noviembre y permitir que entonces, a lo mejor, su partido se empiece a regenerar. Al final va a resultar que la derecha tiene también su utopía. O puede, simplemente, que quiera apropiarse de ella, como de todo lo demás.


Juan Luis Urchegui Lasarte
España y el maltrato animal

En un país que oscila entre los noventa días de pena por atar a un perro en la playa y esperar a que se ahogue con la subida de la marea (ocurrió en 2013 en Ayamonte y acaba de ser juzgado), y los treinta mil euros de salario (subvencionado) por torturar y matar a seis toros en una tarde, trofeos municipales por alancear hasta la muerte a uno en Tordesillas o comprar pichones para soltarlos y acabar con su vida en dos segundos reventándolos de un disparo, o en varios días dejando que se desangren con sus alas rota, el activismo por los derechos de los animales adquiere el carácter de necesidad urgente. Pero no hay que alarmarse, esta sólo es una cuestión ética, no vital, al menos para los humanos, porque está claro que se puede vivir sin sentir dolor ante el sufrimiento ajeno, incluso causándolo, ni tampoco rabia frente a la crueldad y ni siquiera vergüenza porque los crímenes vayan de la casi impunidad a la recompensa cuando las víctimas son de una especie diferente a la nuestra. De hecho se puede vivir muy tranquilo y hasta muy bien en España cometiéndolos. Unos, los ilícitos, porque están a precio de saldo, y otros porque aquí son al fin deporte, arte, espectáculo, diversión, o de “interés social”. Y  porque los que mueren no votan ni pagan impuestos, aunque parte de los nuestro sí sirvan a menudo para que no dejen de matarse.
Julio Ortega Fraile

Dicen grandes historiadores de nuestro país que uno de los mayores males del Ecuador es la amnesia histórica y la amnesia política, y que esto nos impide avanzar hacia estadios superiores de sociedad, lo que necesariamente requiere mejorar la política, democratizarla.

Para no dejar pasar los hechos como momentos muertos en la historia, publico esta carta sobre lo que me parece un atentado a la transparencia y, en consecuencia, a la democracia, ocurrido en el concurso para seleccionar a consejeras(os) del CPCCS para el período 2015-2020.

Este concurso es un ejemplo de lo que no puede suceder en procesos de democratización del poder, de refundación nacional. Lo que ha creado este concurso en el imaginario  es la valoración de un concurso que le falló a la ética; concurso que socavó la transparencia, que menospreció a la excelencia, que se manchó de extrema discrecionalidad.  Concurso que deshonró a la sincera participación ciudadana.

Recuerdo que como una de las respuestas al imponderable de transformar el país en la Constituyente de Montecristi, se creó la Función de Transparencia y Control Social y, en su seno, como entidad que lo integra, al Consejo de Participación Ciudadana y Control Social. El propósito fue hacer florecer al poder ciudadano, brindar instrumentos, como crear instituciones, para que la participación permee, penetre el ejercicio de lo público, presione por re-crear un Estado abierto, ciudadano, una democracia participativa, directa y comunitaria; un proyecto plural.

En contraste, lo que evidencian las formas con las que se ha desarrollado el concurso es un giro de timón de 180 grados, vuelta contraria a la voluntad de nuestra Constitución.  

Es imperioso por el bien de la República y la legitimidad de la nueva institucionalidad que se ofrezcan las explicaciones respectivas. ¿Qué pasó en este concurso? Concurso que, de público y meritocrático, resultó en un proceso revestido de opacidad en todas sus fases.

Exijo esto a través de esta carta porque apuesto por la transformación de mi patria, porque es necesario enaltecer la participación ciudadana honesta, plural, vital, porque nos corresponde luchar contra la vieja y viciosa política, en fin, porque sé que es así, justamente, como no se siembra el Ecuador que soñamos.


Gabriela Quezada Calderón
27-05-2015
Fuera odios en España

El padre del expresidente José María Aznar, lucho en la Guerra de Civil española  como de jefe de Falange responsable de propaganda.
Es difícil encontrar en Podemos encontrar a algún descendiente de Lenin y Stalin, pero a mí no me inspira más que una profunda pena, que un hijo de un jefe de Falange durante la Guerra de civil recurra a Lenin y Stalin contra sus adversarios políticos.
Las víctimas de Lenin y Stalin no cuentan en España, cuentan las  asesinadas  en una guerra civil, en donde fue el odio la razón que impulso tanto dolor y división de la sociedad.
Sinceramente cuando dejaremos los españoles de escuchar a individuos, que alimentan no el dialogo en esta sociedad, sino el enfrentamiento y el odio. Y me da lo mismo que sean de la ideología que sean.
Superemos el 36 reconociendo las aberraciones cometidas en ambos bandos, que las hubo. Demos justicia histórica  a las victimas.  Localicemos y abramos las fosas, no para enfrentarlas a nadie, sino como un acto de humanidad.
Y hagamos el esfuerzo de apartar de nosotros a aquellos que hacen del odio la razon de su existencia política.

Eulogio González Hernández

COMUNICADO


Los estudiantes paraguayos becados en Venezuela nos dirigimos a la opinión pública nacional e internacional para expresar cuanto sigue:

Con relación a las publicaciones hechas semanas atrás por los periódicos paraguayos  ABC color y Ultima Hora afirmando que “los estudiantes paraguayos becados en Venezuela estaban pasando hambre” expresamos nuestro total rechazo a tal afirmación por faltar a la verdad y por violar los derechos de las personas a informarse  con veracidad.

Informamos que el gobierno Bolivariano de Venezuela desde que hemos pisado su territorio nos ha garantizado todas las condiciones necesarias para vivir dignamente y para una formación universitaria con calidad, dotando además de una buena alimentación, herramientas e instrumentos basadas en tecnologías de `punta.

Reconocemos que este país está viviendo una crisis económica fuerte influenciadas por las grandes crisis económicas que se presentan a nivel global, la baja de los precios de petróleo, la guerra económica desatada por los sectores empresariales apátridas opositores al gobierno democrático, sin embargo este gobierno a pesar de esos inúmeros de ataques no ha disminuido sus inversiones en materia de la educación.

Aclaramos que las mentiras publicadas por los mencionados periódicos para nosotros ya no es extraño porque Venezuela además de estar sometido a una guerra económica también está sometida a una guerra sicológica emprendida por los grandes medios de comunicación mundial que tergiversan la realidad para crear una matriz de opinión que responden a los intereses de los grandes centro de poder, en este caso al imperialismo norteamericano, que de forma permanente ha venido impulsando agresiones e intentos de golpe de estado contra el pueblo y el gobierno Bolivariano

Dilucidamos que la acción de solicitar ayuda al Gobierno Paraguayo de parte de la comisión de padres en Paraguay fue con la intención sana de buscar forma de apoyar a los estudiantes paraguayos para disminuir la responsabilidad del gobierno Bolivariano ante la crisis coyuntural del país, tal acción fue manipulada con toda la mala intención de parte de los medios mencionados al servicio de los sectores dominantes para desprestigiar la revolución bolivariana y su gobierno popular y democrático

Expresamos una vez mas nuestro infinito agradecimiento al pueblo y al Gobierno Bolivariano de Venezuela por conceder la oportunidad de cursar importantes carreras universitarias con calidad y dignidad a los hijos e hijas de campesinos e indígenas cuyo derecho de acceder a formación universitaria ha sido negado en nuestro país justamente por sectores que hoy día quiere desprestigiar a un pueblo que ha demostrado una solidaridad inmedible con los pueblos de Nuestra América

Igualmente agradecemos a nuestras familias que, en lo cotidiano alimentado de la nostalgia por nosotros los hijos e hijas nos han dado el apoyo necesario para asumir con dedicación y empeño nuestra formación académica para posteriormente ejercer nuestra profesión con convicción y compromiso en pos al desarrollo social, cultural y económico de nuestro sufrido pero heroico pueblo paraguayo.

¡Que viva los estudiantes paraguayos en la República Bolivariana de Venezuela!

Comunidad de estudiantes paraguayos becados en Venezuela


Estudiantes paraguayos becados en Venezuela

Para extirpar el fascismo

El mes de mayo ha estado signado por la conmemoración de actos heroicos a nivel mundial,  destacando entre ellos de manera indudable el triunfo de la Unión Soviética sobre el fascismo que hace 70 años se convertía en amenaza mundial.

Desde ese referencial del año 1945,  la historia de la humanidad  ha estado signada por evidentes síntomas de recurrencia de este fenómeno  político que  tiene la significación de estar estrechamente  unido al sistema capitalista, como estadio práctico de su preservación.

Recuérdese que a  raíz del derrumbe de la Unión Soviética el teoricismo capitalista, nada ingenuo, aplaudió, cuesta entender las razones, el fin de las ideologías. (¿?). Efectivamente se  trataba de hacer más público y vistoso la caída de la expresión del socialismo o el comunismo, representado indudablemente por la fuerza económica e ideológica de la URSS, como contraparte de la llamada “guerra fría”,  que efectivamente dividía el mundo.

Si bien las prácticas  fascistas están unidas a la historia represiva  de los estados capitalistas, es cuestión de convertir el quehacer político teórico y militante   en permanente lucha para confrontar  este fenómeno político que se ha convertido en peligrosa plaga para la humanidad, sobre todo cuando a sus protagonistas les cuesta convencer con el uso de la razón.

La permanencia y consolidación del capitalismo, a golpe y porrazo, acoge en ese proceso el uso de manera cotidiana   elementos claves del fascismo. La represión sofisticada mediante el avance tecnológico y el uso  de modernos medios de comunicación social, son combinados con las  prácticas más aberrantes y arcaicas. Hablamos de un uso cotidiano del salvajismo carcelario por parte de los  Estados Unidos en la Cárcel de Guantánamo, por ejemplo y la imposición de modelos alienantes a través de sus potentes medios.

Todo ese referencial represivo contra el cuerpo y la mente del ser humano ha tenido expresión práctica en todos los regímenes impuestos, a troche y moche, por los imperialistas cada vez que les toca “torcerle el brazo” a los pueblos no afectos a sus planes y condiciones. En este sentido, América Latina es referencia con los regímenes militares impuestos, cuyo saldo fueron miles de desaparecidos, asesinados y exilados.

En estos 70 años de victoria soviética y de la humanidad  sobre el fascismo, la lección es continuar la lucha  diaria para que no renazca en ninguna parte del mundo. Menos aquí en Venezuela, en donde hemos observado  expresiones políticas,  cuyo saldo en muertes está fresco en nuestra memoria. No olvidemos: el imperialismo y el fascismo existen. ¡Hay que derrotarlos!  ( Dedicatoria: A Nora Castañeda, compañera de luchas)    


Juan Azócar
La cosa 

Y el albañil, y la limpiadora, y el carpintero, y la cuidadora, las trabajadoras y los trabajadores de todos los sectores se quedaban sin trabajo…. Porque la cosa empezó a ir mal.

Y la tendera y el tendero cerraron la tienda porque la cosa iba muy mal.

Y había niñas y niños y había enfermos y había dependientes y había violencia de género….pero despidieron a maestras, a médicos, a enfermeras, a trabajadoras sociales porque la cosa iba cada vez peor.

Y unas y otros buscaban trabajo pero la cosa seguía fatal.

Y algunos jóvenes encontraban trabajo……sin paga, becarios se llama la cosa.

Y los jóvenes empezaron a emigrar porque la cosa pintaba mal.

A las familias las echan de sus casas cuando la cosa acaba yendo mal.

Muchas y muchos de los que encuentran faena trabajan diez horas, cobran siete y cotizan por cuatro y la explicación, ya saben….es que la cosa está fatal.

Los ministros, con altavoces, con portadas de  periódicos, armados con informes de los organismos criminales y con muchas luces de neón dicen que la economía, la bolsa y el crecimiento van bien, y que el paro ya….ya se va arreglando, pero que no hay que pedir cosas raras como…… jornadas y jornales normales que permitan vivir dignamente porque la cosa sigue estando mal.

Al final nos meten el miedo en el cuerpo, los que trabajan miedo de perder el salario, y los que no trabajan miedo de no encontrar nunca trabajo, y así está la cosa.

Y la cosa es que todo lo que vemos…… casas, muebles, ropa, libros, comida, bolígrafos, vehículos, cultivos, hospitales, escuelas…..todo lo que se pueda imaginar, todo es naturaleza, trabajo y saberes, emociones y sueños, pero han conseguido que solo veamos dinero.

El dinero dicen que se inventó para facilitar el comercio, y dicen que es una herramienta para representar el valor del trabajo, pero los traficantes que se pusieron el nombre artístico de banqueros lo convirtieron en un tóxico que envenena las relaciones entre las personas, en una droga que nos esclaviza, y en un arma mortífera que nos roba, nos estafa y nos asesina, y que a su vez, nos puede convertir en ladrones, estafadores y asesinos, y los traficantes, además se han quedado con el grifo y dispensan las dosis a su gusto y antojo.

Hay traficantes ilegales de drogas, de mujeres, de niñas y niños, de corrupción, de influencias….. pero todos los traficantes ilegales necesitan al gran traficante legal del dinero para convertir en “ beneficio limpio” el tráfico sucio.

Thomas Jefferson, 2º presidente de los EE.UU., allá por el año 1800, dicen que dijo, “si algún día dejamos que los bancos u otras empresas fabriquen el dinero, nuestros hijos se verán una mañana sin techo sobre sus cabezas y sin suelo debajo de sus pies en la tierra que conquistaron nuestros padres”.

Y en eso estamos ahora, a eso hemos llegado y somos nosotras y nosotros, la gente, la que tiene que empezar a comprender, porque saber… sabemos mucho, pero comprender…comprendemos mal y es necesario comprender para solucionar la cosa, porque los traficantes y sus cómplices comprenden perfectamente que sus negocios van bien… cuando la cosa va mal.

El genio de Tréveris nos legó su XI tesis sobre Feuerbach, “los filósofos han interpretado el mundo de distintas formas pero de lo que se trata es de transformarlo”, pero él mismo se pasó la vida interpretando y comprendiendo para formular tesis de transformación.

Quizás el pensamiento y la acción deban caminar acompasados, volver a unir emoción y razón para comprender y transformar.

Las últimas palabras de “Las venas abiertas…..” de Eduardo Galeano resumen lúcida y poéticamente lo que se quiere decir, “Hay quienes creen que el destino descansa sobre las rodillas de los dioses, pero la verdad es que trabaja, como un desafío candente, sobre las conciencias de los hombres”. 


Jesús García Gualdras
Cuando los sectores urbanos despertaron, los pueblos y comunidades estaban ahí

La actual coyuntura (de continuidades y rupturas) obliga a la articulación de visiones y acciones, desde identidades y procesos propios.
 
Por parte de sectores urbanos, el reto es visibilizar los aportes de las luchas campesinas, indígenas, de comunidades y organizaciones. Estas luchas son fundamentales para develar la naturaleza corrupta, criminal, violenta y excluyente del modelo de estado (más allá de las personas); y para construir un nuevo modelo de organización, que modifique de raíz el Estado actual. La historia de la dignidad, contrario a lo que afirman algunos columnistas y líderes conservadores, pero también dirigentes políticos y sociales (despertar patriótico, la manifestación más masiva de la historia contemporánea, la primera y singular que convocó a todos los sectores), no empieza a escribirse el 25 de abril.

A algunos de los participantes en las marchas urbanas (medios de comunicación corporativos, líderes de opinión de grupos conservadores, miembros de organizaciones empresariales) es lícito preguntarles: ¿el apoyo expresado a las marchas se extiende a todos los movimientos en reclamo de sus derechos y de la decisión de las comunidades sobre sus territorios? ¿O se traza una línea insalvable: esta manifestación sí, las otras no?

Por parte de pueblos, comunidades y organizaciones tradicionales, es importante prestar atención a nuevos actores que en ocasiones cuestionan formas de organización donde no se sienten representados y construyen sus propias demandas y formas organizativas. 
En ambos casos, es primordial asumir críticamente que los esfuerzos desarrollados hasta ahora son todavía tímidos para incidir en los poderes constituidos: antes y después del 25 de abril, no estamos todos los que debemos estar en este proceso (¿creciente?) de indignación y propuesta, que pretende acabar con la corrupción, transformar el modelo político y construir una nueva sociedad basada en la solidaridad, el respeto, el consenso, los derechos de las colectividades.

Texto completo en www.memorialguatemala.blogspot.com

Andrés Cabanas
Encuentro en la web de Público (También está en la de Europa Press, pero eso no es excusa) propaganda del sindicato UNT.

En la web del citado sindicato se puede leer lo siguiente:

El referente histórico de UNT es la Central Obrera Nacional-Sindicalista (CONS), un sindicato creado en 1934, por iniciativa de Ramiro Ledesma Ramos.

UNT es, en la actualidad, un colectivo de trabajadores de todo tipo, ideológicamente inspirado, al igual que sucedía con la primitiva CONS, en el nacionalsindicalismo; esto es, en el pensamiento de José Antonio Primo de Rivera, Ramiro Ledesma Ramos y Onésimo Redondo Ortega”.

¿Propaganda fascista en Público?

¡Es el colmo!
Luis González Sanz
El viejo tupamaro indigno

Esta mañana, en una movida claramente organizada, Mujica conversó telefónicamente, una tras otra, con numerosas radios de la corpo. Me refiero, claro, a la corporación mediática en la cual el oficialismo derrocha nuestros dineros.

En internet se pueden leer unas cuantas reseñas de esos reportajes, así como también pueden oírse algunos de los respectivos audios, los cuales es útil atesorar porque estos personajes al cabo de un tiempo niegan lo que han dicho o argumentan que ha sido sacado de contexto. 

Todas las charlas, de tono sumamente amistoso (empalagoso, vamos), tuvieron como ejes la reivindicación de la persona y de la gestión de la presidenta, así como la afirmación del destino común de Uruguay y la Argentina, sobre la base de su identidad y sus intereses compartidos.

Sin embargo, el diálogo con Luis Novaresio*, de Radio La Red, para mi gusto dejó las definiciones más sazonadas. Menciono solo dos de las que merecen buscarse en los dieciocho minutos de la grabación: la cuestión de las pasteras, y el perdón a los militares asesinos y torturadores.

Pero el pasaje que fundamentalmente me interesa destacar a mí es este:

Novaresio - Permítame la metáfora, señor presidente Mujica, pero, si usted fuera argentino, ¿sería kirchnerista?

Mujica - Si fuera argentino sería peronista, no tenga duda. Porque la política se hace dentro del peronismo, me parece a mí. La rama en la que estaría, no sé. Este..., pero porque el peronismo no es una ideología; me doy cuenta que es un formidable sentimiento.

Repasemos el credo de Mujica:

a)     “Sería peronista”, lo cual equivale a decir que lo es, porque los intereses del partido de Perón y Evita son comunes a todas las burguesías trepadoras y contrarrevolucionarias del mundo;

b)     Se aviene a hacer política dentro de los límites que demarca ese conglomerado de burgueses, arribistas y desclasados, donde siempre va a estar en minoría y como de visita;

c)      El matiz diferencial, lo que hace al peronismo más apreciable... es que no es una ideología, sino un “formidable sentimiento”.

Quizás alguna vez examine nuevamente estos postulados (lo vengo haciendo desde hace muchos años), pero, por ahora, me gustaría enterarme de que otras personas los encuentran igualmente aberrantes.


Juan del Sur
Más que indignados

Los pueblos originarios de Guatemala no estamos solo indignados por lo que está pasando en Guatemala, sino encabronados. Después de observar las manifestaciones de las clases medias urbanas en la ciudad capital y en otras cabeceras departamentales del país, por el desmantelamiento del grupo criminal La Línea y pidiendo la renuncia del presidente y de la vicepresidenta del país, nosotros también esperamos que ahora sí nos comprendan.

Nosotros, durante muchos años, hemos estado en las calles, pidiendo y exigiendo justicia y defendiendo nuestra tierra y territorio; sin embargo, las clases medias capitalinas siempre nos han acusado de ser violadores de los derechos humanos.

Desde la marcha de los mineros de Ixtahuacán, en pleno conflicto armado, hasta las últimas manifestaciones en contra del modelo de desarrollo extractivista, como la marcha indígena y campesina, la movilización de San Juan Sacatepéquez y las resistencias en Barillas, la Puya, San Mateo, en la región ixil, Monte Olivo y Sierra de las Minas, en Alta y Baja Verapaz, encuentro Campesino en Lívingston, etcétera, nosotros, los pueblos, siempre hemos manifestado que esta democracia y este Estado es de corte burgués-oligárquico-militar y criminal, y cuando los pueblos nos expresamos así, siempre hemos sufrido rechazo e incluso se nos ha tratado de ignorantes y que no queremos el desarrollo, y así sentimos el racismo de la clase media.

Ahora, vemos con entusiasmo y mucho optimismo que las clases medias, y algunos de las clases altas, se hayan dado cuenta de cómo la clase política y empresarios han hecho de este país una piñata.

Se han dado cuenta de cómo han defraudado y robado al país, sin importarles que la gran mayoría se muera de hambre o no tenga acceso a la educación, a la salud o a un buen trabajo con salario digno. Esa gran cantidad de gente que salió el 25 de abril a pedir la renuncia del presidente y de la vice, creemos que se dieron cuenta de que sus impuestos también han sido robados y con eso se han enriquecido funcionarios, empresarios, militares y posiblemente muchas personas religiosas.

Estas manifestaciones las han llamado pacíficas, como si las nuestras no hayan sido pacíficas, por quienes las han hecho violentadas, son las acciones del Estado cuando envían a sus agentes criminales a lanzarnos bombas lacrimógenas o cuando persiguen o capturan a nuestros líderes.

Queremos decirles que tengan mucho cuidado, porque muchos (empresarios, académicos, religiosos, etcétera) que ahora están pidiendo la renuncia de Pérez y Baldetti, también han sido culpables de la situación que vive el país.

Estos son un equipo de empresarios, académicos, líderes políticos, instituciones, que siempre han estado en contra de nuestras demandas, pero ahora sí se interesan por el país, porque saben que si se sigue la investigación ellos también tendrían que ir a la cárcel, porque La Línea es mucho más larga de lo que pensamos.
Kajkoj Máximo Ba Tiul

LA MASACRE OLVIDADA DE OBREROS Y COMUNISTAS EN EL PALACIO DE LOS TRABAJADORES DE ODESSA EL 2 DE MAYO DEL 2014

Hace exactamente 366 días que asistimos perplejos, pero pasivamente  sentados en nuestros cómodos sillones, ante los noticieros televisivos de la noche que mostraban lo que quizás es una de las masacres más horrendas del presente siglo…el incendio del Palacio de los Trabajadores de Odessa en Crimea y la consiguiente muerte de casi 50 ciudadanos que clamaban desde las ventanas ardiendo por sus vidas ante la pasividad y complicidad circundante.

El 2 de mayo del año 2014 pudimos apreciar el cómo miles de ciudadanos de la Odessa ucraniana protestaban por la represión de la policía y el gobierno de Kiev que pretendía imponer por la fuerza a todos los ciudadanos de Crimea las directrices que emanaban del gobierno pro yanqui de los golpistas de la Plaza Maidan. Varios cientos de los protestantes se refugiaron, para salvarse de la represión tanto de policías como de bandas fascistas, en el Palacio de los Trabajadores de Odessa. Con el correr de las horas aumentó la furia y odio de los que asediaban y rodeaban el edificio. Pronto comenzaron a caer las bombas incendiarias y las balas sobre las ventanas en donde se agolpaban los que allí buscaron refugio contra la represión. La policía y bomberos de la ciudad tenían órdenes superiores de no asistir a los atrapados en las llamas y así pudimos asistir a la hoguera inquisidora más grande y siniestra de los últimos tiempos de nuestra historia humana, solo comparable con las masacres y hogueras de cuerpos ardiendo y gritando durante la ocupación nazi de la misma ciudad en tiempos de la Segunda Guerra Mundial.

Así como la policía ucraniana y los bomberos no asistieron a las víctimas que ardían vivos en el interior del Palacio de los Trabajadores de Odessa y ni siquiera detenían a los criminales que lanzaban bombas incendiarias o disparaban a los atrapados que desesperadamente trataban de escapar desde los pisos en llamas, así fue como la prensa occidental, toda, ignoró o morigeró el crimen…total, nos dice esa prensa obsecuente y arrodillada, tanto en Suecia como en USA o Chile, esos eran solo parias, eran comunistas, eran poetas, eran obreros que se quedaron en el pasado ideológicamente, eran pro rusos…no eran de los “comunistas” actuales que prefieren al imperio yanqui ante de defender a los pueblos agredidos por ese mismo imperio, no eran de los “comunistas”  actuales, de esos que pululan en los salones del poder o que aparecen alabados en las páginas de la prensa burguesa  y que forman parte de gobiernos neoliberales y que además  marchan defendiendo y justificando reformas laborales que favorecen a los patronos, no eran de esos “comunistas” actuales que hacen alianzas espurias con sus antiguos represores…no, las víctimas del Palacio de los Trabajadores de Odessa del 2014 eran cientos de comunistas y antifascistas muy parecidos a esos que lucharon contra el fascismo en los campos de España o en las estepas rusas, ucranianas, polacas o alemanas hace decenios. Las víctimas de Odessa  eran de aquellos soñadores sempiternos que hoy luchan en Europa y el mundo contra las imposiciones del neoliberalismo, eran de esos que saben cuando les quieren pasar gato por liebre y que mantienen la consecuencia de clase como bandera  y saben identificar al enemigo aunque este se disfrace de progresista o “amigo”.

Mil disculpas a esos consecuentes que ardieron ante nuestra pasividad y horror ya que este último Primero de Mayo, Día de los Trabajadores, fueron muy pocos los discursos que los nombraron y muy pocos los carteles y lienzos que recordaron su sacrificio…vaya esta nota y recuerdo como homenaje doloroso y de mucha vergüenza militante para con ellos.

https://www.youtube.com/watch?v=H4dJRnI-X8Q


Ilich Galdámez
Obama no leyó a Henry Miller
 
Entre Selma y Baltimore hay 1389 kilómetros, vidas más vidas menos cincuenta años de distancia.
 
¿Recorrió Obama alguna vez ese camino, ese tiempo?¿Supo de esas vidas, de esas muertes?¿Intuyó el asesinato en el aire,sentado en los jardines de la Casa Blanca? ¿Sintió los ojos de sus hermanos todo el tiempo sobre él, detrás de las puertas, detrás de los árboles, como Henry Miller? ¿Le quemó la sangre y la dignidad de aquel de pelo cano que se quitó el sobrero ante un blanco? ¿Se sacó el sombrero ante un blanco o ante sí mismo, con el dolor de Selma en la memoria y el fuego de Baltimore?
 
Obama no leyó a Henry Miller, solo mira la televisión y se esconde, pero los ojos están detrás de él…

Kintto Lucas
Ocultar datos de la realidad a los ciudadanos no es democrático. Es darse a sí mismo el derecho de determinar qué debe saber y qué no el pueblo. Utilizar para llevar en una dirección prefijada. Arrear. 

Y sucede. En los medos escritos mediante la censura de informaciones y artículos. Durante las charlas, los conversatorios, dejando hechos como si no existirán.

En una reunión ante pocas personas un doctor muy conocido y respetado comprometido con la política de izquierda mostró la falta. Amigo de la revolución cubana se refirió a los peligros sobre los proyectos de Ecuador, Bolivia; a los intentos desestabilizadores en Brasil, Argentina. Para el caso venezolano incluso hizo propuestas de cómo superar la aguda crisis. 

Nada dijo sobre Cuba donde Estados Unidos demanda un embajador con libertad para circular por el país, pide y ofrece la entrada masiva de la web y los medios de información hegemónicos occidentales, propone dar financiamiento a pequeños y medianos empresarios privados.

Ni una palabra. 

Se le dijo que era muy preocupante esa segunda vía de control de Washington. Fracasado el bloqueo el método inteligente para destruir el socialismo. Solo entonces se apuntó sobre la firme ideología antiimperialista, genética, de los isleños. Aunque nunca llegó a decir que había una amenaza preocupante para el sistema cubano.

Es cierto que se puede esperar mucho del compromiso popular con la obra de la Revolución, pero no es correcto silenciar que existe un peligro real. Menos cuando es seguro que el expositor lo sabe perfectamente bien.

Resultado, una desilusión quizás de más de uno de los presentes sobre el intelectual. Una pérdida de confianza algo irreparable.

La izquierda con frecuencia denuncia la censura del poder empresarial. Lo tendencioso de sus contenidos. Poco se lee sobre la propia. 

No es fácil ser veraz en la lucha ideológica. Está el temor a que algunos se alejen o debiliten. A que se forme una confusión política paralizante.

Sin embargo hay que hacerlo constructivamente. Darse el trabajo de integrar todo, incluso lo negativo, sin tapar nada.

Crear una ancha perspectiva de lucha con transparencia.

Por un Movimiento para una civilización sustentable-solidaria
Rómulo Pardo Silva
El discurso de Goytisolo nos llena de esperanza a todos

Pienso que la actitud digna y crítica del escritor Juan Goytisolo, tan pareja a la de José Manuel Caballero Bonald en varios aspectos, en el acto de recepción del Premio Cervantes llena a toda nuestra sociedad de esperanza para seguir en el camino del avance democrático y de la solución de los gravísimos problemas por los que nos fuerzan a atravesar. A sus 82 años ha dado una gran lección de conciencia social, de ética solidaria con el norte de África, de denuncia de la intolerancia, de recuerdo y homenaje a todos los intelectuales que tuvieron que exiliarse tras el golpe militar de 1936, de conocimiento preciso del rechazo que las autoridades mostraron en su momento a Miguel de Cervantes… Goytisolo, crítico, libre, sin tapujos, seguro de los valores humanos que Cervantes defendió, incluyó en su breve discurso -ya más claro era imposible expresarse- lo que todos pensamos: “Según las estadísticas que tengo a mano más del 20% de los niños de nuestra marca España vive hoy bajo el umbral de la pobreza, una cifra con todo inferior a la del nivel del paro. Las razones para indignarse son múltiples y el escritor no puede ignorarlas sin traicionarse a sí mismo”.

A mí esta nada dócil intervención me recuerda el camino que debemos seguir quienes trabajamos en el ámbito de la Cultura, a saber, favorecer el mantenimiento de la conciencia crítica en la ciudadanía, fomentar la autoconciencia de las personas en la dirección del avance moral y material de todos y de todas, mantenerse decididos ante quienes, encasquillados en los mecanismos del poder, apuestan por la mirada hacia el pasado y los fundamentos miedosos y poco creativos de una nostalgia de autoridad y orden social a la vieja usanza.

Goytisolo, valiente, claro, parafraseando en todo momento el espíritu y la letra de los textos de Cervantes, nos ha recordado, y de algún modo nos ha exigido a todos, que no sucumbamos al rancio programa social, cultural, ético, económico y político que algunos gobernantes y muchos altos financieros se ocupan en imponernos con crudeza. 

La octogenaria y suave voz de Goytisolo ha vuelto a abrir en este país un rayo de esperanza que no cesa: “Digamos bien alto que podemos. Los contaminados por nuestro primer escritor no nos resignamos a la injusticia”.

Cristóbal Orellana González
Paradojas de Albert Rivera


Albert Rivera ha propuesto la legalización de la prostitución, manifestando su solidaridad con estas personas "que parece que no existen" pero que "están ahí y tienen sus derechos sociales". Sin embargo, el propio Albert Rivera se ha expresado también a favor de la retirada de la tarjeta sanitaria a los inmigrantes sin papeles. Y se da la circunstancia de que la mayoría de las mujeres prostituidas son inmigrantes, y muchas, sin papeles.

Pero en lugar de examinarse a sí mismo por esta lamentable esquizofrenia moral, se atreve a imputar la causa del problema, en las mismas declaraciones, a "una especie de doble moral colectiva". De los demás, se entiende, no de la suya. ¿Hay por donde cogerlo? Pues sí, sólo hay que afinar un poco más el oído: "Por otra parte -continúa Rivera- hay una vertiente económica. En plena crisis, hay cálculos que dicen que la tercera actividad económica de Europa podría ser esta".

Vaya. Al final, se conoce que el entusiasmo melancólico de Rivera no alcanza sólo al Naranjito, sino también a la delirante e incomparable Bruja Avería. ¿Os acordáis? "¡Viva el mal! ¡Viva el capital!".

David Hernández Castro
más cartas...
Mensaje para cartas a Rebelión