Cartas a Rebelión
Cartas de la 11 a la 20 de un total de 958 cartas.


03/07/2015

J.Delors y la socialdemocracia Europea. Que trabajen los negros y asiáticos


En el libro blanco de J. Delors, demuestra ya el giro copernicano hacia la absurdidez y el neoliberalismo de las familias socialdemócratas y católicos-democratas (democracia cristiana).

Gracias a que nada sale como planificamos, se puede decir que el primer mundo ha contribuido a financiar la primera, la segunda y hasta la tercera revolución industrial (inercia) de los paises del tercer mundo.

Pensar que nosotros íbamos a vivir en una mística Arcadia donde occidentales trabajaríamos en el sector puntero tecnológico mientras los países del mal llamado tercer mundo se dedicarían al trabajo sucio y manual ha sido todo un camino que significará el fin de occidente que ha pasado de ser el listo de la lista al tonto útil de los pueblos en desarrollo.

¿Y que problemas tenemos?

Que estos negros, asiáticos, moros y demás no dejan que los blanquitos de turnos vivamos en nuestra arcadia o mundo ideal donde tendríamos esclavizados a millones de seres humanos (asiatización o precarización de la globalización mundial) y pueblos. Pero parece ser que esos planes no están saliendo.
De paso vemos el fin de la social democracia y sus socios católicos demócratas, que han sido en estos 50 años amos-gestores del sistema capitalista actual y de los oligarcas.

Como decia galileo. E pur si muove. Y hoy la crisis griega parece que aún es algo que no es real para muchos vividores occidentales, pero ahí está, el primer pueblo que ha dicho basta a tanto salvajismo, tantas masacres y terrorismo financiado para dar de comer a cuatro hijos de puta que viven de lujo y se atreven a llamarse " defensores de occidente".

La socialdemocracia Europea siempre ha estado al servicio de los intereses del “centro” frente a la “periferia”. Vemos como en el pasado como un supuesto socialista presidente como Miterrand en Francia, mandó asesinar a Thomas Sankara, presidente de Burkina Faso y que desafió al colonialismo francés.
Y vemos la nueva socialdemocracia llegado con los excomunistas como dálema en Italia que llegaron atacar Serbia y bombardearla y hoy vemos a presidentes como Zapatero que apoyaron la intervención e Libia donde han muerto 200.000 personas y asesinaron a su líder Gadaffi.

Mas que nunca necesitamos una  izquierda real, que sea antiimperialista (venga de donde venga) y anticolonialista. Que esté con el derecho internacional, y lo mas importante, que su agenda no lo marquen los oligarcas ni las grandes corporaciones criminales.

Marco Terranova Tenorio. Director del Diario Unidad y autor de Barbarie o Estado de pueblos
x
25-06-2015
Nunca perdonaré al PSOE
No tengo ni he tenido conciencia de ser perfecto. En mi vida he cometido muchos errores y tengo el convencimiento de que cometere bastantes mas. Pero creo no haber mentido, ni traicionado nunca a nadie.
Por eso no caeré en acusar a nadie de ladron, ni defraudador. 
Pero lo que no perdono es la mentira y la traicion.
Por eso no podre perdonar nunca al PSOE traicionar la ilusión que puse en ellos.
¿El PP? No me ha defraudado, que se podia esperar de unos cachorros cuando llegan a adultos, si han mamado de las ubres de un fascismo criminal.
Lo peor deI PSOE no es que haya tapado cortuptos y estafadores,ni las puertas giratorias, ni sus errores que ha cometido muchos.
Lo peor han sido sus politicas economicas liberales, traicionando sus principios socialistas y que nos han llevado a donde estamos.  Lo peor han sido y  son sus mentiras.
Y sobre todo haber protituido la democracia. Ha sido colaborador necesario en su brutal adúlteración.
Donde se ha quedado aquella famosa separación de poderes.
Un parlamento de estomagos agradecidos  con brazos de madera, brazos que se levantan automáticamente cuando el dueño de su plato de lentejas se lo ordena.
Un poder judicial construido con amiguetes dispuestos a obedecer la voz de su amo. Sin  medios.  Una fiscalia a las ordenes del gobierno de turno.
Donde esta la participacion del pueblo en la gobernanza.
Por eso creo necesario,muy necesario,  que Podemos no abjure nunca, jamas, de su meta mas ilusonante. Permitirnos tener la dignidad de la que los españoles no hemos disfrutado nunca en nuestra historia.
Una democracia sin apellidos, una denocracia autentica. En donde el pueblo sea y se sienta dueño de su destino.
Un saludo.

Eulogio González Hernández
19-06-2015
Fuera el dictador Borbón
Se cumple un año del relevo en la dictadura de la jefatura del Estado español. ¿Dictadura? Por supuesto. El lenguaje coloquial ha relegado “dictadura” y “dictador” a imágenes de regímenes y líderes totalitarios. Pero un Estado puede mantener instituciones totalitarias sin ser, en conjunto, un régimen totalitario. Tal es el caso de la monarquía: una dictadura que todavía perdura en la supuesta democracia española (y en otros Estados europeos que también presumen de democráticos). Según el diccionario de la RAE, un dictador es una “Persona que abusa de su autoridad o trata con dureza a los demás” (2ª acepción). Es saludable contrastar esta definición con otra, ya que el Estado español no monopoliza la lengua española. Según el diccionario del español de México, se trata de una “Persona que impone su voluntad sin considerar ni respetar las ideas ni los intereses de otras personas” (2ª acepción). Encontramos una notable coincidencia conceptual: la imposición (particularmente si está institucionalizada) de la voluntad, a expensas de los demás, significa un abuso de autoridad. Así, el art. 56.1 de la constitución española empieza: “El Rey es el Jefe del Estado…”. Jefe con j mayúscula. Y el art. 57.1 comienza: “La Corona de España es hereditaria en los sucesores de S. M. Don Juan Carlos I de Borbón…”. En otras palabras, la jefatura del Estado español es posesión de una familia; es un cargo que se transmite por la sangre. ¿Sangre “azul”? ¿Diferente de la de los demás ciudadanos? En la India lo llaman una casta. En España la ciudadanía se divide en la casta “real” y la casta “no real”. Vivimos bajo una dictadura porque la constitución impone un jefe de Estado de casta. En la Edad Media sería lo normal. Pero ya pasaron más de dos siglos de la Revolución Francesa y más de medio siglo de la Declaración Universal de Derechos Humanos. La democracia se fundamenta en la igualdad de todas las personas, no en castas ni jefaturas de Estado hereditarias. Pero la inercia institucional y la cobardía política no tienen límites y aquí estamos, ya en el s. XXI, soportando el insulto a la dignidad humana que representa la monarquía. ¿Hay otros asuntos más urgentes? Puede ser así… para algunas personas. Pero si una persona entiende que se le está insultando no lo considerará un asunto poco urgente. Al menos un día al año, cada 19 de junio, cabe proclamar en público el deseo de abolir la dictadura en la jefatura del Estado español –el deseo de que este cargo público, como cualquier otro, pase a ser dominio de la soberanía popular. Fuera el dictador Borbón.
Guillem
Demandamos a la Fiscalía General de la República de Costa Rica retirar las acusaciones

México, Distrito Federal, a 18 de junio de 2015Esta carta es en apoyo de los procesados por razones políticas: Luz Marita Arce Soto, estudiante de Trabajo Social de la Universidad de Costa Rica; Adrián Jaén España, profesor universitario y miembro del Partido Revolucionario de las y los Trabajadores; Luis Diego Retana Solano, también estudiante de Trabajo Social de la Universidad de Costa Rica; Luis Alberto Salas Sarkis, pensionado, ex - Secretario General de la Unión de Empleados del Instituto Nacional de Seguros (UPINS) y miembro del Partido Vanguardia Popular; Denis Solís Cruz, profesor de educación secundaria y miembro de la Asociación Nacional de Segunda Enseñanza (APSE) y Mario Alb. Villalobos Arias, profesor universitario, miembro del Sindicato de Empleados Universidad de Costa Rica (SINDEU), de la Asociación Costarricense de Derechos Humanos y del Centro de Amigos para la Paz, a quienes se acusa injustamente de delitos que no cometieron, ciudadanos que ejercieron su derecho de manifestación. Demandamos sean inmediatamente liberados de todo cargo. Exigimos a la Fiscalía General de la República retirar la acusación contra las seis personas acusadas debido a que en la etapa indagatoria no se verificó que la y los manifestantes detenidos e indagados estuvieron cometiendo ningún acto violento contra la Policía, siendo que la violencia del día 08 de noviembre de 2012 fue provocada por la misma Fuerza Pública, acto repudiado con una gran Marcha Nacional de Repudio a la Represión, una semana después de los hechos de violencia, el 15 de noviembre de 2012.

Dr. Gilberto López y Rivas, Profesor-Investigador
Instituto Nacional de Antropología e Historia
Centro Regional Morelos, Matamoros 14, Colonia
Acapantzingo, CP 62440, Cuernavaca, Morelos,
México. Celular: 7775238736

Gilberto López y Rivas
Vete haciendo la maletita, Rajoy

De reírse de Víndex en Grecia al pánico en la Villa de Faonte

Rajoy, no me sale el querido y el hola sobra, porque aunque tú no sepas quién soy hace años que fastidias con los tuyos en mi vida. Ya, no ignoro que otros os escogieron y que la democracia funciona así, pero supongo que me permitirás que juegue un poco al teléfono escacharrado con ella después de que vosotros os hayáis pasado por los Gürtel no sólo decisiones o deseos de la mayoría de los ciudadanos, sino y sobre todo su bienestar, y no hablo de lujos, lo hago del derecho al trabajo, a la vivienda, a la educación, a la sanidad o a la libertad de expresión.

Mariano, sabes cercano tu fin político y el declive de vuestra marca, esa que habéis paseado grapada a España para nuestra vergüenza y asco, pero tú, tus ministros, tus alcaldes, tus concejales, tus secretarios y toda una cohorte de lacayos de la que eres soldado mayor habéis ejercido fielmente de mozos de espuelas de vuestros caballeros, ellos montados en la banca y en las grandes empresas y vosotros en el sobre, mientras el pueblo, desangrándose, os escuchaba jurar que España y los españoles jamás estuvieron mejor.


No voy a detallar aquí cada engaño, cada trapicheo, cada injusticia y cada crimen, sí, crimen aunque no esté tipificado (delitos unos cuantos), que habéis cometido, basta con tirar de hemeroteca, empezando por la de ayer, para leer cada día, de cada semana, de cada mes, de cada año y en cada lugar donde habéis gobernado cómo la corrupción material y moral han sido los pilares sobre los que realmente jurasteis (en bajo) los cargos. Aunque tú nos enseñarás las páginas de La Razón mientras mandáis a la incineradora los papeles que a toda prisa hicisteis pedazos en las trituradoras, pero olvidas dos cosas: que es mucho más digno tener enfrente a Francisco Marhuenda como fiscal que al lado como abogado, y que la memoria no se puede triturar. Ni la histórica ni la contemporánea.


Me parecéis tan merecedores de ser devaluados políticamente como la Educación al Ministro de esa área que nos endilgasteis, Jose Ignacio Wert, cuando sentenció que “pensar que el éxito educativo depende de los recursos  es equivocado”. Y tijeretazo que te crió.


Me repugnáis tanto como la igualdad laboral entre mujer y hombre al que fue hasta hace muy poco alcalde de Valladolid por el PP, León de la Riva, cuando explicó que “no creo en paridades, me parecen paridas”.


Os desprecio tanto, lo reconozco, como el portavoz electoral del PP Pablo Casado a los asesinados por el régimen franquista y a sus familiares, cuando aseguró que “los de izquierdas son unos carcas, todo el día con la fosa de no sé quién”.


Me cachondeo de vuestro miedo y rabia actuales, es verdad, tanto como el diputado del PP en las Corts Valencianas Rubén Ibáñez del hambre infantil, cuando en un debate hablando sobre ese tema dijo: “ahora saco el pañuelo y lloro”.


Pero no, no os deseo la muerte como lo hizo para algunos arquitectos Esperanza Aguirre cuando se le oyó decir “habría que matarlos. ¿Tú sabes por qué habría que poner pena de muerte? Me caen mal los arquitectos porque sus crímenes perduran más allá de su propia vida”. La marquesa no sabía que el micrófono permanecía abierto.


Hoy gimotean los banqueros, los grandes constructores, Rita Barberá y unos cuantos más porque en muchos lugares de España, o sea, del que habéis creído un cortijo particular, algunos de ellos emblemáticos de vuestro poder, la gaviota deja al fin de defecarnos encima a los de siempre, mientras nos contáis que no eran excrementos sino maná y que la próxima legislatura 20 millones de puestos de trabajo. Sabemos que a la vuelta de unos meses muchos seguiréis en los parlamentos y unos cuantos estaréis bien colocados en puestos con salarios insultantes, designados por el dedazo de los caballeros a los que tan bien servisteis (excepto Floriano que le veo en el Club de la Comedia), pero tendremos la inmensa satisfacción de que su potestad será menor, que vuestros embustes los soltaréis desde la oposición y que la vergüenza y el desdén serán la consideración que merezcáis por el legado de dolor que habéis dejado.


Es cierto que en la herencia inmediata, entre otras cosas, también nos queda vuestra Ley Mordaza, pensada por ejemplo para que no pueda describir (sin castigo) a la Corona llamándola por lo que es: Institución de implantación dictatorial y entidad de corte fascista, inútil, molesta, cara y más ridícula que tú, Mariano Rajoy, dándote en campaña un paseíto en bicicleta con la corbata.


Pero sabes para qué va a servir esa mordaza, ¿verdad?, desde luego que no para hacernos callar, y sí para dibujar sobre ella un smile al veros marchar. Felipe VI included.


Chao.

Julio Ortega Fraile
Sugerencia para la RAE

Ante el devenir histórico y el vertiginoso desarrollo de los acontecimientos, sería quizá conveniente la intervención de la RAE en dos posibles direcciones:

1. Actualizar los significados de las siguientes palabras: libertad, derecho, ley, legítimo, verdad, justicia, constitución, violencia, respeto, democracia, radical, extremista, populismo, bolivariano, etarra, yihadista, integrista, renovación, alternativa, tolerancia, corrupción, machismo, homofobia, racismo, ejecución, intimidación, frontera, dignidad, cómplice, prevaricación, fraude, amenaza, chantaje, convivencia, víctima y verdugo.

2. En caso contrario, advertir sobre el uso incorrecto de dichos términos (sutimente, eso sí, ante el riesgo de incitación a la..., ¿violencia?  y consiguiente aplicación de la Ley Mordaza.

P.D.: el número de palabras con su significado cuestionado o adulterado crece día a día. Les ruego se mantengan alerta y velen de forma permanente por la protección de nuestra lengua.

Juan Luis Urchegui
17-06-2015
CETA, TISA, TTIP, TTP y Unión de Mercados de Capitales en la UE
En su día planteé la necesidad de valorar las negociaciones del neoliberalismo como una ofensiva global, y no como se está haciendo en la actualidad, individualmente. Por que es una ofensiva global contra la democracia sin apellidos.
Entiendo, utilizando una a definicion que no es mía,  ofensiva por un gobierno plutocrático,  Fascismo Social, gobierno Socialfascista.
(Por Boaventura de Sousa Santos).  Se produjera el desmantelamiento del Estado de bienestar, estaríamos entrando en una sociedad políticamente democrática pero socialmente fascista, en la medida en que las clases sociales más vulnerables (la gran mayoría de la población) verían depender sus expectativas de vida de la benevolencia y, por tanto, del derecho de veto de grupos sociales minoritarios más poderosos. El fascismo que surge no es político, sino social y convive con una democracia de bajísima intensidad. La derecha en el poder no es homogénea, pero en ella domina la facción para la cual la democracia, lejos de ser un valor incalculable, es un costo económico y el fascismo social es un estado normal. 
Y definirla así, que es lo que es visibilizaria mejor el esfuerzo. Una lucha contra una ofensiva global adjunto un archivo sobre este tema. Me gustaría que lo valoraseis y si os parece bien publicarlo.
Contra una guerra global se impone una defensa global.

Eulogio González Hernández
El valiente Feli-pillo y el pantallero Ledezma

Felipe González forma parte de la última comparsa. “Estarás en la primera plana de todos nuestros diarios”, le han dicho. “Te promocionaremos como valiente defensor de los derechos humanos”. Sabe muy bien que no corre ningún riesgo en un país respetuoso de las leyes. Acepta el papel. La prensa reaccionaria cumple. Reseña que el gobierno impide a González llevar su escolta armada. Sin embargo, nada dice de que las movilizaciones de este personaje son protegidas en Venezuela por el Sebin y por la Policía Nacional Bolivariana. ¡Hasta se detiene el tráfico para que se desplace sin colas ni contratiempos!

Por su parte, Ledezma es un actor consagrado. Recordamos la interpretación estelar que hizo sobre la camilla de una ambulancia en época del paro “cívico”. Allí, en vivo y en directo por Globovisión, vimos como con respiración asmática y dificultades para hablar, Antonio Ledezma narraba que las fuerzas del orden público habían arremetido contra una manifestación “pacífica” de ciudadanos. Tal declaración produjo en mí un ataque incontenible de risa en virtud de un mísero detalle: Segundos antes, sin cortes de ningún tipo, en vivo y en directo, habíamos visto al actorazo Ledezma, con voz clara y firme, impartiendo instrucciones a su partidarios para hacer más efectiva la movilización. En ese momento, alguien que no se ve en pantalla, dice: “Antonio, ya la televisión está aquí”. De inmediato, con una agilidad felina salta sobre la camilla, se coloca una mascarilla de oxígeno, compunge la cara e inicia su interpretación consagratoria: “La policía... arremetió ... de manera salvaje... contra esta... pacífica manifestación…”

No he dejado de imaginarme la cara que pondrá para recibir al valiente Feli-pillo. Ensaya frente a un espejo, modela la cara y los gestos más convincentes. Busca el mejor ángulo para proyectar la imagen de “mártir por la libertad”. O la demacrada cara que refleje la caprichosa enfermedad de la que se valen los políticos venezolanos para evadir la justicia y obtener beneficios.

-Antonio, ya la televisión está aquí.


Rafael Hernández Bolívar
La diáspora continúa

El modelo capitalista a nivel mundial está atravesando por una de sus crisis y aunque se creen fórmulas de salvamentos, lo cierto es que para los pueblos su bienestar no está para nada garantizado y lo único que se le ofrece es más sacrifico para salvar los grandes capitales representados en los bancos y los llamados fondos financieros. 

En países como nuestra añorada Colombia, a pesar de su crecimiento económico o quizás inherente al mismo, basado en la entrega vergonzante de sus recursos y en su despiadado saqueo, el grueso de la población sufre en el día a día su frustrante desesperación, porque el tan cacareado desarrollo no se refleja en cada uno de sus hogares. Esto unido a nuestro prolongado conflicto armado, hace que millones de individuos y familias enteras tengan que abandonar su territorio, buscando en otros lares el bienestar que en su propia patria no han logrado.

El desempleo campante, la ausencia de alternativas reales para las mayorías, el aumento paulatino de la miseria y el desarraigo, una violencia que no cesa y engendrada por un sistema económico, político y social excluyente; una sucesión de gobiernos que no escuchan a su pueblo y al servicio de los más fuertes, son razones más que suficientes para que la diáspora continúe.

Venezuela siempre ha sido un atractivo para la migración continua de colombianos y colombianas al exterior durante decenas de años. Hoy en  día la República Bolivariana, que alberga un poco más de la mitad de los diez millones que se estima vivimos  fuera de nuestra tierra, gracias al gobierno liderado por el Presidente Hugo Rafael Chávez F., ha logrado en los últimos años progresos significativos en el buen vivir de su pueblo y en la ampliación y profundización de su democracia. Lo anterior sumado al recibimiento generoso que en el momento actual brinda a los extranjeros, la convierten en un imán que atrae a quienes no han perdido las esperanzas  un futuro digno, en libertad y con justicia social.


John Elvis Vera Suárez

Notas para una crítica de nuestra clase política

Panamá, igual que otros países de la región como Honduras y Guatemala, se encuentra en medio de escándalos por corrupción, que involucra a altos funcionarios del gobierno pasado y a empresarios vinculados a ellos.

Los medios de comunicación y las investigaciones adelantadas en el Ministerio Público señalan que la lesión patrimonial asciende a millones de dólares.

Con tantos problemas sociales (sanidad, canasta básica, transporte, seguro social), con tantos millones malversados que no se pudo mejorar. Y, ¿que se está haciendo ahora por solucionar estos problemas? ¿Acaso no siguen incurriendo en los mismos errores (nepotismo, extractivismo)?

Los subsidios y asistencias paternalistas tampoco solucionan nada, solo promueven el clientelismo político que pronto colapsará cuando los problemas sobrepasen estas dádivas.

Toda la cobertura mediática realizada encumbre una contradicción mayor, a la que debemos prestar particular atención, la crisis de nuestra clase política. De ahí la urgente necesidad de la participación ciudadana en la construcción de un Panamá justo para todos.

Debemos comprender la corrupción no como un fenómeno particular a un grupo, sino como un valor adquirido por nuestra sociedad en general y clase política en particular que lleva años enriqueciéndose a costilla del erario público.

Ya no vale cambiar de partido político, sino de clase política. Cada vez menos los ciudadanos van a las urnas, cansados de la clase política que solo los instrumentaliza cada cinco años, que ha reducido la democracia a las elecciones.

La democracia representativa ya está agotada, y la clase que la ha impulsado también, urgen cambios de 360 grados. Urge participación ciudadana.

Tenemos una clase política que con sus prácticas está cavando su propia tumba, ahora solo falta despertar colectivamente y exigir cambios reales, de no ser así, sectores de esta misma clase política se reacomodaran en la nueva configuración de país que surja después toda esta oleada de escándalo y descontento social.

Solo la participación ciudadana de todos y todas servirá de contención social en una etapa donde más se ve empañada esta clase política que lleva años gobernando a espaldas de las necesidades materiales de la ciudadanía.

La política como práctica debe ser entendida en la praxis como servicio a la comunidad, a los y las demás, con ese ideal la ciudadanía debe exigir y participar de ese giro de 360 grados que la clase política nunca realizó.


Abdiel Rodríguez Reyes
TTIP, el caballo de Troya de las transnacionales

La expresión " caballo de Troya " se emplea habitualmente para designar una estratagema o engaño destructivo, algo de apariencia agradable, como un regalo, pero que trae consigo graves y hasta catastróficas consecuencias.
¿Le conviene al Tratado de Libre Comercio e Inversión que se viene negociando entre EEUU y la UE (TTIP, por sus siglas en inglés) el calificativo de " caballo de Troya"?

No tengo la menor duda. Si el caballo de Troya fue la estratagema con la que los aqueos pudieron penetrar en Troya para destruirla, el TTIP es el ardid con el que las grandes corporaciones transnacionales quieren demoler los derechos ambientales, laborales y sociales de los ciudadanos de la UE y de los mismos EEUU.

Dicho así parece exagerado pero es que para las empresas transnacionales esos derechos, levantados con extraordinario sacrificio por las clases populares y trabajadoras, son los muros, las barreras que hay que derribar para garantizarse la obtención de los máximos beneficios posibles, su objetivo irrenunciable.

Desde luego que el asunto no se presenta así, en toda su crudeza, ante la opinión pública. Naturalmente se trata de un engaño, de hacer creer que el TTIP traerá progreso y bienestar para todos. La cuestión, en los medios informativos controlados por el gran capital, casi todos, se ha tratado como de pasada, dando por hecho, sin ninguna prueba, que los tratados comerciales son buenos per se. Ahora bien, ¿si tan inocente era el asunto, por qué se ha negociado en secreto, en la oscuridad más absoluta, sin la menor transparencia? ¿Por qué incluso los diputados del Parlamento Europeo tienen restringido el acceso a la información de los contenidos del Tratado?
El sacerdote Laocoonte (Virgilio, La Eneida) advertía a los troyanos contra la trampa del caballo dejado por los aqueos a las puertas de Troya: "¡ Necios, no os fieis de los griegos ni siquiera cuando os traigan regalos!".
Francisco Morote Costa
Panamá, igual que otros países de la región como Honduras y Guatemala, se encuentra en medio de escándalos por corrupción, que involucra a altos funcionarios del gobierno pasado y a empresarios vinculados a ellos.

Los medios de comunicación y las investigaciones adelantadas en el Ministerio Público señalan que la lesión patrimonial asciende a cuantiosas sumas millonarias.

Con tantos problemas sociales (sanidad, canasta básica, transporte, seguro social) en Panamá, con tantos millones malversados que no se pudo mejorar. Y, ¿que se está haciendo ahora por solucionar estos problemas? ¿Acaso no siguen incurriendo en los mismos errores (nepotismo, extractivismo)?

Los subsidios y asistencias paternalistas tampoco solucionan nada, solo promueven el clientelismo político que pronto colapsará cuando los problemas sobrepasen estas dádivas.

Toda la cobertura mediática realizada encumbre una contradicción mayor, a la que debemos prestar particular atención, la crisis de nuestra clase política. De ahí la urgente necesidad de la participación ciudadana en la construcción de un Panamá justo para todos.

Debemos comprender la corrupción no como un fenómeno particular a un grupo, sino como un valor adquirido por nuestra sociedad en general y clase política en particular que lleva años enriqueciendo a costilla del erario público.

Ya no vale cambiar de partido político, sino de clase política. Cada vez más son menos los ciudadanos que van a las urnas, cansados de la clase política que solo los instrumentaliza cada cinco años.

La democracia representativa ya está agotada, y la clase que la ha impulsado también, urgen cambios de 360 grados. Urge participación ciudadana.

Tenemos una clase política que con sus prácticas está cavando su propia tumba, ahora solo es necesario despertar colectivamente y exigir cambios reales. De no ser así, sectores de esta misma clase política se re-acomodaran en la nueva configuración de país que surja después toda esta oleada de escándalo y descontento social.

Solo la participación ciudadana de todos y todas servirá de contención en una etapa donde más se ve empañada y en debacle esa clase política que lleva años gobernando a espaldas de las necesidades materiales de la ciudadanía.

La política como práctica debe ser entendida en la praxis como servicio a la comunidad, a los y las demás, con ese ideal exigir y participar de ese giro de 360 grados que la clase política no realizó. Es tarea de la ciudadanía asumirlo.


Abdiel Rodríguez Reyes

Ayer sentí orgullo. Al ir caminando desde la 9 de Julio hacia el Congreso por Avenida de Mayo, pensé "qué pueblo extraño el nuestro: lo engañan fácil, pero lucha como pocos". La marea impresionante de gente que se movilizó para decirle basta a los femicidios, demostró en ese aspecto un avance en la consciencia social que es difícil ver en otras partes del mundo y bien pudo haber comenzado un cambio de época respecto al milenario y nefasto patriarcado.

Sin embargo, ese orgullo se transforma en indignación al observar la actitud del gobierno. Parece mentira que en la administración que encabeza una mujer, haya una ley contra la violencia de género aprobada hace años por el congreso que esa misma mujer no ha reglamentado para su aplicación.

Una ley aprobada pero no reglamentada no puede aplicarse, y eso es absoluta responsabilidad del Poder Ejecutivo, en este caso de CFK.

CFK, haciendo gala de una hipocresía que no deja de asombrar, adhirió a la marcha, pero no reglamenta la ley. Una demostración cabal de lo que es el kirchnerismo: pura cháchara y engaño.

Algo así como ese famoso "progresismo" que se abraza con el oscurantismo eclesiástico, ese que le impide avanzar sobre otro derecho trunco que CFK le sigue negando a su propio género: el de ser legalmente dueñas de su propio cuerpo y poder decidir si parir o no al quedar embarazadas.

Habría que preguntarle a la presidenta: ¿y el aborto, dónde está?

¿”Cuántas menos” hay y habrá por no legalizarlo?

¿Faltará mucho para una marcha como la de ayer exigiendo ese derecho para las mujeres?

Los miles de militantes y adherentes al kirchnerismo que se movilizaron ayer deberían comenzar a preguntarse sobre estas cosas.



Gustavo Robles

El otro nirvana

He leído con asombro en el portal Rebelión -asombro que no puedo disimular- un artículo escrito por Iñaki Errazkin, titulado LA FALACIA DEL NIRVANA. Y digo con asombro ya que en una página que publica artículos que podemos calificar de izquierda, el artículo que menciono es de un conservadurismo extremo.

Al parecer, y de acuerdo al planteo de este señor, habría una izquierda que se plantea un “nirvana”, que sería el resultante de la liberación de los deseos. Una izquierda que plantea alternativas idealizadas a los problemas, en lugar de soluciones posibles. Una izquierda que se plantea “lo mejor” cuando es sabido (porque lo dijo Voltaire) que eso es enemigo de “lo bueno”.

De esa manera, la naciente PODEMOS no es una organización revolucionaria, ni tampoco es “lo mejor”, pero es “una solución táctica pragmática, inteligente, ilusionante y alejada de las falacias”. Es “lo bueno”.

El planteo de Iñaki Errazkin es por demás conservador, y se emparenta obviamente con los progresismos tan en boga en nuestro continente.

Lo cierto es que estos progresismos lo que plantean es más capitalismo, y más capitalismo es  más explotación, miseria para las mayorías, destrucción del planeta. Y claro que hay muchos interesados en que ni soñemos con el Nirvana y nos conformemos con algún cambio cosmético.

Los cambios posibles que llevan adelante los progresismos, no son alternativas idealizadas, son “lo bueno”. No importa si eso significa el deterioro de la educación, la agricultura contaminante, el agua podrida, una salud de mala calidad para las mayorías y una de primera para los ricos; no importa que las mega inversiones generen mega desastres y mega expoliación de los recursos, ni importa la impunidad y la descomposición social, en la que a pocos le importa todas esas cosas mientras tengan la barriga llena y la ilusión de fumarse un porro o comprarse un auto chino; no importa si eso también significa corrupción y poca transparencia y todo lo demás, porque eso es “lo posible”...No sueñen, nos dice Iñaki, dejen de lado las utopías.

Como dice María Luisa Battegazzore, “El mensaje de que el capitalismo es la estación terminal del proceso histórico –noción que Perry Anderson considera el núcleo doctrinal del neoliberalismo- persiste y ha prosperado en el proyecto dominante en el “progresismo”, para el cual no existe otro horizonte, ni siquiera pensable, salvo en el terreno de la utopía, donde son colocados los proyectos emancipatorios y revolucionarios, transformados en residuos de la memoria o en mitos del pasado”.

Y por eso los líderes progresistas son festejados a lo largo del planeta, porque son pseudo izquierdistas (con lo cual consiguen el apoyo de grandes masas desesperadas) pero sus prácticas se diferencian en muy poco de lo que han sido y son los gobiernos conservadores. En este sentido, basta ver la calma y la complacencia con que es aceptado en los más variados círculos el discurso conciliador del ex presidente Mujica, que a esta altura es un referente de la burguesía y presentado como ejemplo ante las grandes masas del mundo entero.

Battegazzore ha dicho por ejemplo –y con certera precisión- que “Por primera vez en la historia de la izquierda uruguaya se hace la defensa, sin ambages, no sólo de un proyecto de desarrollo capitalista, sino de un plan basado en la inversión extranjera y la desestimación del concepto y la realidad del imperialismo”.

De manera que el planteo de Iñaki es algo así como “el otro nirvana”, el de los explotadores: un pueblo sumiso que apenas aspira a lo posible dentro del marco de un sistema que los explota, y que luego se conformará si consigue tan solo la mitad de ese mínimo posible.


José Luis Perera
¿Asoma la utopía de la derecha?

Esperanza se confirma como adalid de la indecencia.

Pone en evidencia a su partido, que no reacciona. Surge una nueva variante del Teatro del Absurdo. Y surgen también nuevas voces que combaten esa indecencia con una elegancia natural que, sin gran esfuerzo, humilla y ningunea a Espe y a su cuadrilla, algo que aún no se había conseguido hasta ahora.

Si hay alguien que representa mejor el bolivarianismo acusador eje de su argumentario (y que, por cierto, desconoce por completo), es ella. La jueza Carmena le invita a... "reinsertarse" porque su soberbia y adicción al poder le han cegado. Tiene razón Manuela Carmena, Si la señora Aguirre persiste, se convertirá en invisible. Puede que se pase a VOX y que lo siga intentando una y otra vez, pero está acabada. Ella y muchos otros.

En cuanto a Rajoy..., si a Mariano le queda un mínimo de responsabilidad, debe mantener su candidatura, inmolarse en noviembre y permitir que entonces, a lo mejor, su partido se empiece a regenerar. Al final va a resultar que la derecha tiene también su utopía. O puede, simplemente, que quiera apropiarse de ella, como de todo lo demás.


Juan Luis Urchegui Lasarte
España y el maltrato animal

En un país que oscila entre los noventa días de pena por atar a un perro en la playa y esperar a que se ahogue con la subida de la marea (ocurrió en 2013 en Ayamonte y acaba de ser juzgado), y los treinta mil euros de salario (subvencionado) por torturar y matar a seis toros en una tarde, trofeos municipales por alancear hasta la muerte a uno en Tordesillas o comprar pichones para soltarlos y acabar con su vida en dos segundos reventándolos de un disparo, o en varios días dejando que se desangren con sus alas rota, el activismo por los derechos de los animales adquiere el carácter de necesidad urgente. Pero no hay que alarmarse, esta sólo es una cuestión ética, no vital, al menos para los humanos, porque está claro que se puede vivir sin sentir dolor ante el sufrimiento ajeno, incluso causándolo, ni tampoco rabia frente a la crueldad y ni siquiera vergüenza porque los crímenes vayan de la casi impunidad a la recompensa cuando las víctimas son de una especie diferente a la nuestra. De hecho se puede vivir muy tranquilo y hasta muy bien en España cometiéndolos. Unos, los ilícitos, porque están a precio de saldo, y otros porque aquí son al fin deporte, arte, espectáculo, diversión, o de “interés social”. Y  porque los que mueren no votan ni pagan impuestos, aunque parte de los nuestro sí sirvan a menudo para que no dejen de matarse.
Julio Ortega Fraile

Dicen grandes historiadores de nuestro país que uno de los mayores males del Ecuador es la amnesia histórica y la amnesia política, y que esto nos impide avanzar hacia estadios superiores de sociedad, lo que necesariamente requiere mejorar la política, democratizarla.

Para no dejar pasar los hechos como momentos muertos en la historia, publico esta carta sobre lo que me parece un atentado a la transparencia y, en consecuencia, a la democracia, ocurrido en el concurso para seleccionar a consejeras(os) del CPCCS para el período 2015-2020.

Este concurso es un ejemplo de lo que no puede suceder en procesos de democratización del poder, de refundación nacional. Lo que ha creado este concurso en el imaginario  es la valoración de un concurso que le falló a la ética; concurso que socavó la transparencia, que menospreció a la excelencia, que se manchó de extrema discrecionalidad.  Concurso que deshonró a la sincera participación ciudadana.

Recuerdo que como una de las respuestas al imponderable de transformar el país en la Constituyente de Montecristi, se creó la Función de Transparencia y Control Social y, en su seno, como entidad que lo integra, al Consejo de Participación Ciudadana y Control Social. El propósito fue hacer florecer al poder ciudadano, brindar instrumentos, como crear instituciones, para que la participación permee, penetre el ejercicio de lo público, presione por re-crear un Estado abierto, ciudadano, una democracia participativa, directa y comunitaria; un proyecto plural.

En contraste, lo que evidencian las formas con las que se ha desarrollado el concurso es un giro de timón de 180 grados, vuelta contraria a la voluntad de nuestra Constitución.  

Es imperioso por el bien de la República y la legitimidad de la nueva institucionalidad que se ofrezcan las explicaciones respectivas. ¿Qué pasó en este concurso? Concurso que, de público y meritocrático, resultó en un proceso revestido de opacidad en todas sus fases.

Exijo esto a través de esta carta porque apuesto por la transformación de mi patria, porque es necesario enaltecer la participación ciudadana honesta, plural, vital, porque nos corresponde luchar contra la vieja y viciosa política, en fin, porque sé que es así, justamente, como no se siembra el Ecuador que soñamos.


Gabriela Quezada Calderón
27-05-2015
Fuera odios en España

El padre del expresidente José María Aznar, lucho en la Guerra de Civil española  como de jefe de Falange responsable de propaganda.
Es difícil encontrar en Podemos encontrar a algún descendiente de Lenin y Stalin, pero a mí no me inspira más que una profunda pena, que un hijo de un jefe de Falange durante la Guerra de civil recurra a Lenin y Stalin contra sus adversarios políticos.
Las víctimas de Lenin y Stalin no cuentan en España, cuentan las  asesinadas  en una guerra civil, en donde fue el odio la razón que impulso tanto dolor y división de la sociedad.
Sinceramente cuando dejaremos los españoles de escuchar a individuos, que alimentan no el dialogo en esta sociedad, sino el enfrentamiento y el odio. Y me da lo mismo que sean de la ideología que sean.
Superemos el 36 reconociendo las aberraciones cometidas en ambos bandos, que las hubo. Demos justicia histórica  a las victimas.  Localicemos y abramos las fosas, no para enfrentarlas a nadie, sino como un acto de humanidad.
Y hagamos el esfuerzo de apartar de nosotros a aquellos que hacen del odio la razon de su existencia política.

Eulogio González Hernández

COMUNICADO


Los estudiantes paraguayos becados en Venezuela nos dirigimos a la opinión pública nacional e internacional para expresar cuanto sigue:

Con relación a las publicaciones hechas semanas atrás por los periódicos paraguayos  ABC color y Ultima Hora afirmando que “los estudiantes paraguayos becados en Venezuela estaban pasando hambre” expresamos nuestro total rechazo a tal afirmación por faltar a la verdad y por violar los derechos de las personas a informarse  con veracidad.

Informamos que el gobierno Bolivariano de Venezuela desde que hemos pisado su territorio nos ha garantizado todas las condiciones necesarias para vivir dignamente y para una formación universitaria con calidad, dotando además de una buena alimentación, herramientas e instrumentos basadas en tecnologías de `punta.

Reconocemos que este país está viviendo una crisis económica fuerte influenciadas por las grandes crisis económicas que se presentan a nivel global, la baja de los precios de petróleo, la guerra económica desatada por los sectores empresariales apátridas opositores al gobierno democrático, sin embargo este gobierno a pesar de esos inúmeros de ataques no ha disminuido sus inversiones en materia de la educación.

Aclaramos que las mentiras publicadas por los mencionados periódicos para nosotros ya no es extraño porque Venezuela además de estar sometido a una guerra económica también está sometida a una guerra sicológica emprendida por los grandes medios de comunicación mundial que tergiversan la realidad para crear una matriz de opinión que responden a los intereses de los grandes centro de poder, en este caso al imperialismo norteamericano, que de forma permanente ha venido impulsando agresiones e intentos de golpe de estado contra el pueblo y el gobierno Bolivariano

Dilucidamos que la acción de solicitar ayuda al Gobierno Paraguayo de parte de la comisión de padres en Paraguay fue con la intención sana de buscar forma de apoyar a los estudiantes paraguayos para disminuir la responsabilidad del gobierno Bolivariano ante la crisis coyuntural del país, tal acción fue manipulada con toda la mala intención de parte de los medios mencionados al servicio de los sectores dominantes para desprestigiar la revolución bolivariana y su gobierno popular y democrático

Expresamos una vez mas nuestro infinito agradecimiento al pueblo y al Gobierno Bolivariano de Venezuela por conceder la oportunidad de cursar importantes carreras universitarias con calidad y dignidad a los hijos e hijas de campesinos e indígenas cuyo derecho de acceder a formación universitaria ha sido negado en nuestro país justamente por sectores que hoy día quiere desprestigiar a un pueblo que ha demostrado una solidaridad inmedible con los pueblos de Nuestra América

Igualmente agradecemos a nuestras familias que, en lo cotidiano alimentado de la nostalgia por nosotros los hijos e hijas nos han dado el apoyo necesario para asumir con dedicación y empeño nuestra formación académica para posteriormente ejercer nuestra profesión con convicción y compromiso en pos al desarrollo social, cultural y económico de nuestro sufrido pero heroico pueblo paraguayo.

¡Que viva los estudiantes paraguayos en la República Bolivariana de Venezuela!

Comunidad de estudiantes paraguayos becados en Venezuela


Estudiantes paraguayos becados en Venezuela

Para extirpar el fascismo

El mes de mayo ha estado signado por la conmemoración de actos heroicos a nivel mundial,  destacando entre ellos de manera indudable el triunfo de la Unión Soviética sobre el fascismo que hace 70 años se convertía en amenaza mundial.

Desde ese referencial del año 1945,  la historia de la humanidad  ha estado signada por evidentes síntomas de recurrencia de este fenómeno  político que  tiene la significación de estar estrechamente  unido al sistema capitalista, como estadio práctico de su preservación.

Recuérdese que a  raíz del derrumbe de la Unión Soviética el teoricismo capitalista, nada ingenuo, aplaudió, cuesta entender las razones, el fin de las ideologías. (¿?). Efectivamente se  trataba de hacer más público y vistoso la caída de la expresión del socialismo o el comunismo, representado indudablemente por la fuerza económica e ideológica de la URSS, como contraparte de la llamada “guerra fría”,  que efectivamente dividía el mundo.

Si bien las prácticas  fascistas están unidas a la historia represiva  de los estados capitalistas, es cuestión de convertir el quehacer político teórico y militante   en permanente lucha para confrontar  este fenómeno político que se ha convertido en peligrosa plaga para la humanidad, sobre todo cuando a sus protagonistas les cuesta convencer con el uso de la razón.

La permanencia y consolidación del capitalismo, a golpe y porrazo, acoge en ese proceso el uso de manera cotidiana   elementos claves del fascismo. La represión sofisticada mediante el avance tecnológico y el uso  de modernos medios de comunicación social, son combinados con las  prácticas más aberrantes y arcaicas. Hablamos de un uso cotidiano del salvajismo carcelario por parte de los  Estados Unidos en la Cárcel de Guantánamo, por ejemplo y la imposición de modelos alienantes a través de sus potentes medios.

Todo ese referencial represivo contra el cuerpo y la mente del ser humano ha tenido expresión práctica en todos los regímenes impuestos, a troche y moche, por los imperialistas cada vez que les toca “torcerle el brazo” a los pueblos no afectos a sus planes y condiciones. En este sentido, América Latina es referencia con los regímenes militares impuestos, cuyo saldo fueron miles de desaparecidos, asesinados y exilados.

En estos 70 años de victoria soviética y de la humanidad  sobre el fascismo, la lección es continuar la lucha  diaria para que no renazca en ninguna parte del mundo. Menos aquí en Venezuela, en donde hemos observado  expresiones políticas,  cuyo saldo en muertes está fresco en nuestra memoria. No olvidemos: el imperialismo y el fascismo existen. ¡Hay que derrotarlos!  ( Dedicatoria: A Nora Castañeda, compañera de luchas)    


Juan Azócar
más cartas...
Mensaje para cartas a Rebelión