C I B E R C E N S U R A

10 de diciembre de 2002

El contralamirante John Poindexter anuncia la creación de una base de datos de control mundial, mientras la Cámara Internacional de Comercio se opone a las leyes de control de contenidos

Equipo Nizkor - Derechos Human Rights - Serpaj Europa

Nota del Equipo Nizkor: A finales del mes de mayo, el Parlamento Europeo votaba, con el apoyo de los grupos socialista y popular europeos, una resolución que permitía la interceptación masiva de comunicaciones y su almacenamiento durante años. El Equipo Nizkor, junto con otros organismos europeos miembros del GILC (Global Internet Liberty Campaign), habían denunciado esta situación el 22may02 en una carta dirigida al Presidente del Parlamento Europeo. [ver: http://www.gilc.org/cox_es.html ]

La eurodiputada española Ana Palacio (hoy ministra de Asuntos Exteriores de España), preparó la maniobra parlamentaria que fue denunciada inicialmente por un grupo británico especializado en libertades civiles, StateWatch. Sin embargo, la respuesta a la carta de los organismos de Derechos humanos fue elaborada y hecha pública por la eurodiputada socialista italiana Elena Paciotti. [Ver: http://www.derechos.org/nizkor/espana/doc/paccioti.html ]

Varios organismos contestataron a aquella carta, entre ellos el Equipo Nizkor; además hicimos públicas las diversas respuestas a Elena Paciotti

[Ver: Respuesta del Equipo Nizkor a Elena Paciotti 29may02 http://www.derechos.org/nizkor/espana/doc/paccioti2.html Texto de la Respuesta de Iris (Imaginons un Réseau Iinternet Solidaire) en inglés.29may02 http://www.derechos.org/nizkor/espana/doc/paccioti4.html Texto de la respuesta de Electronic Privacy Information Center,Xs4all Internet y Bits of Freedom, en inglés 29may02 http://www.derechos.org/nizkor/espana/doc/paccioti3.html

A pesar de esta campaña, el resultado de la votación fue contrario a las libertades civiles; fue necesario hacer un informe detallado del porqué de este comportamiento de los parlamentarios y acerca de cómo se había producido; para ellos tradujimos al español el excelente informe realizado por StateWatch. [Ver http://www.derechos.org/nizkor/espana/doc/epvote30may.html ]

La alianza mayoritaria PPE/PSE votó entonces a favor de una enmienda, ya acordada con el Consejo de la Unión Europea (los gobiernos de los 15 estados miembros), mediante la cual se permite a los gobiernos nacionales la promulgación de legislación encaminada a exigir a los proveedores de redes y servicios en el sector de las telecomunicaciones, que conserven los datos contenidos en las mismas (tráfico y localización), y se permite también a las agencias con poder de policía el acceso a estos datos. El efecto de esta medida es poner término a la "privacidad en las telecomunicaciones". Esta enmienda contó con 351 votos a favor, 133 en contra (ELDR, Green/EFA, GUE y otros) y 13 abstenciones.

Pocos días después, el Gobierno español hacía aprobar en Las Cortes la LSSI   (Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico), texto legislativo que venía a implementar la norma europea, esta vez a nivel del Estado español, siendo así la primera ley en Europa de esta naturaleza. [Ver: Texto Completo de la LSSI (Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico http://www.derechos.org/nizkor/espana/doc/lssi1.html ]. Por razones de desdoblamiento de personalidad de difícil justificación, el Partido Socialista español no votó esta ley y ocultó, en la medida de lo posible, el comportamiento que mantuvo en el Parlamento Europeo.

Hoy podemos afirmar que esta ley no tiene nada que ver con el Comercio electrónico, y que solamente se aprobó para dar una "alegría" al presidente Bush, quien había solicitado por escrito al "Gobierno europeo" esta modalidad legal. El único gobierno que hasta el momento ha dado cumplimiento a este nuevo tipo de violación de los derechos humanos ha sido el español.

El primer ministro Blair lo intentó a través de medidas administrativas y no lo logró; finalmente, los proveedores de servicios de internet británicos se negaron a cumplir con el pretendido almacenamiento de datos. [Sobre el comportamiento de Blair ver: http://www.derechos.org/nizkor/espana/doc/blair.html ]

La prensa española, siguiendo con su tónica habitual, no difundió este tipo de información e intentó justificar este tipo de medidas ofreciendo apoyo a la LSSI. Este comportamiento vergonzoso y vergonzante ha continuado hasta hoy.

También hoy sabemos que este tipo de iniciativa se enmarca en el proyecto megalómano y siniestro del Contralmirante estadounidense Poindexter, miembro en su día del equipo de Ronald Reagan, procesado por el conocido escándalo Iran Contras y actual consejero de Seguridad Nacional del Presidente Bush.

El discutido contralmirante John Poindexter ha organizado la IAO (oficina para el conocimiento de la información), una rama de la legendaria Darpa, Defense Advanced Research Projects Agency (Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa). Desea hacer converger todos los bancos de datos del planeta en un solo y gigantesco archivo electrónico, capaz de guardar las reservas de billetes aéreos, los tickets de la caja del supermercado, las llamadas telefónicas realizadas por móviles o con teléfonos públicos, los boletines escolares, los artículos de los diarios, los itinerarios en las casetas de las autopistas, las recetas médicas, todas las transacciones privadas o de trabajo. Se llamará TIA, o Sistema de Conocimiento Total de la Información. [ver artículo del Corriere della Sera que distribuimos en este mismo mensaje]

Pero lo sabemos además porque la Cámara Internacional de Comercio, concretamente su sección de empresas eletrónicas, hizo público el 22nov02 un informe dirigido a los gobiernos, y especialmente al español, el cual fue entregado por la Cámara de Comercio española al Ministro Josep Piqué. [Ver la traducción al español del comunicado de la ICC en: http://www.derechos.org/nizkor/espana/doc/lssi4.html ]

Este informe, elaborado por un numeroso grupos de grandes empresas del sector informático, entre las que se encuentran Microsoft, Vodafone, Oracle, AT&T, Nokia, Verizon e IBM, viene a decir que la ley es improcedente y que bloqueará el desarrollo del comercio electrónico, y, algo muy importante, es técnicamente inviable. Anticipan incluso que significará una disminución o retiro de las inversiones que ellos representan. [Ver el texto completo de la declaración del 18nov02 en: http://www.derechos.org/nizkor/espana/doc/chamber.html ]

El Gobierno español ha tratado de minimizar este golpe creando una comisión con algunas de estas empresas, a nivel local; esta comisión no tiene ninguna posibilidad de éxito, dado que la única posibilidad racional sería la anulación o derogación de la LSSI, cosa que difícilmente podría ser asumida por el gobierno.

Con esta ley, el Gobierno español ha conseguido el "más dificil todavía" y entrará en la historia del desarrollo de la digitalización como el primer Gobierno que recibe un comunicado de esta naturaleza por parte de las empresas líderes en el desarrollo científico y técnico en materia de tecnología. Es posible que ahora, en lugar de subir al vagón de la revolución científica de Internet suban al vagón de la represión política y del control social que se ha producido en todo el mundo después de los atentados del 11 de septiembre. Para ello nada mejor que seguir las recomendaciones del contralmirante John Poindexter y de su TIA, y considerar lo que dicen los organismos de derechos civiles, y ahora las propias empresas del sector, como puras falsedades sin soporte racional, tratando de convencer a los ciudadanos de que un estado de excepción global es imposible de evitar. [Ver más información en: http://www.derechos.org/nizkor/excep/ ]

Este comunicado, que tiene aspectos de aplicación técnica con los que los propios organismos sobre libertades civiles no estamos de acuerdo, tiene la virtud de poder mostrar que la diputada Paciotti faltó a la verdad, que Ana Palacio cumplió su papel al provocar la maniobra legislativa, lo que posiblemente consolidó su candidatura a ministra de Asuntos Exteriores, y que el autor de la LSSI fue el ministerio del Interior. La respuesta a este informe ha sido el silencio y, por supuesto, todavía el Ministro Piqué ha de explicar cómo va a realizar el famoso reglamento de desarrollo de la LSSI y qué programas va a desarrollar, y con quién, para que los servidores almacenen todo lo que dicha ley requiere.

Nosotros, lo único que queremos es que dicha ley sea derogada y que el comercio electrónico siga la directivas jurídicas previstas y desarrolladas en las leyes mercantiles y penales. Lo demás no es más que una maniobra defensiva de quienes no comprenden qué es lo que está ocurriendo con los cambios tecnológicos y temen que la socialización de información y los bajos costos de las técnicas de digitalización rompan sus métodos de control social, y para ello nada mejor que el control de contenidos. Vamos, que a Gutemberg lo hubieran quemado en las hogueras del Santo Oficio.
Gregorio Dionis - Equipo Nizkor UE, 3dic02