http://www.rebelion.org
C I B E R C E N S U R A

21 de febrero de 2003

Entrevista con Richard Stallman
`El programa Kazaa no es ético... no es libre´

Daniel Seseña
lacorrientealterna.com

Richard Stallman (California, EE.UU., 1955) es fundador y `gurú´ del proyecto GNU (1984). Su objetivo: desarrollar un sistema operativo libre GNU. Stallman preside también la Free Software Foundation (FSF), una organización sin ánimo de lucro dedicada a eliminar las restricciones sobre el copiado, redistribución, comprensión y modificación de los programas de ordenador. A finales de enero dio una serie de conferencias en España, la expectación fue máxima. En relación con el intercambio de archivos musicales, no se anda con ambigüedades, lo concibe como algo legítimo, pero `el programa Kazaa no es ético, porque no es libre´.

¿Qué es el software libre?
Un programa que podemos usar con libertad, estudiar, cambiar, distribuir y publicar versiones cambiadas. Cada usuario merece éticamente esa libertad; el software debe ser libre.

¿Por qué Gates ha decidido ofrecer el código fuente a los gobiernos?
Para alejarlos del ciudadano. El deber principal de cualquier gobierno es llevar al país en la buena dirección; y en este ámbito esto significa llevarlo hasta el software libre. Microsoft ofrece la vista del código fuente a unos gobiernos, pero no a uted ni a mí. La mera vista del código fuente no basta; es sólo una de las libertades imprescindibles.

¿Tiene Microsoft algún as en la manga para contrarrestar lo que le viene encima con la proliferación de GNU/Linux?
Su próximo intento por restringirnos se llama oficialmente `computación confiada´. Está concebida para que las empresas puedan hacer que su ordenador obedezca a ellas y no al propio usuario. Por eso también se la conoce como computación traidora.

Empezaste como programador. Cuándo y cómo fuiste consciente de que te habías convertido en el `gurú´ de GNU/Linux?
Actualmente no estoy aceptado como representante. La mayoría de los usuarios no saben que su sistema es una versión de GNU. Habiendo aprendido que el sistema entero es Linux, suponen que todo comenzó en 1991 por Linus Torvalds; el verdadero representante. Visto que él no apoya los principios éticos de software libre, ese error tiene consecuencias muy dañinas. Ahora nuestro trabajo está más dirigido a que la gente conozca nuestras ideas.

Es una responsabilidad
Las tareas a veces difíciles, pero la responsabilidad, no. Estoy acostumbrado a la misión.

¿Qué destacaría de la reciente edición del Linux World, en Nueva York?
Aquel congreso comenzó con la repetición de un error común y superficial: llamar el sistema de Linux. Continúa con un error más profundo: promover programas propietarios. Cada año da premios a programas y sistemas no libres. Este año, Microsoft recibió un premio.

Perfecta contradicción...
Total. Una muestra de hasta qué punto el congreso ha perdido la dirección. Los dos errores son conexos; el nombre Linux nunca estuvo relacionado con la meta de la libertad que era nuestro motivo para desarrollar el sistema. Hablar del sistema GNU sobre Linux bajo el nombre sólo de Linux, el congreso pierde consciencia de la libertad.

¿Qué opina sobre el acoso de Hollywood a Kazaa?
Compartir copias de música, sin meta lucrativa, me parece legítimo...

Pero
El programa Kazaa no es ético, porqué no es libre. No se puede ver el código fuente, no se puede saber qué hace, no se puede corregir.

Claro y restringir esta libertad significa...
Que ese programa hace encierra oscuridades, como vender el uso del propio ordenador del usuario, y no querían que lo sepamos nunca. Las funcionalidades malévolas no son raras en programas propietarios,
porque los desarrolladores piensan que nunca podemos descubrirlos.

¿Y si un día lo descubrimos?
Incluso así, no podremos quitarlos. Con software libre, los usuarios tienen el control sobre lo que sus computadoras hagan. Con software propietario, el señor del programa siempre tiene el control.

¿Volverá a España?
Sí, en julio, para charlas en la Universidad de Extremadura.

Un mensaje a nuestros lectores
Nunca permitan que les prohíban de compartir programas con su vecino.

Envia esta noticia