http://www.rebelion.org

19 de febrero de 2004

La nominación de "Balseros" causa temor ante el ganar o el perder

José Romero Mata
Notimex

La nominación al Oscar de la cinta "Balseros" en la categoría de Mejor Documental ha sorprendido a propios y extraños y ha causado temor a sus autores sobre lo que puede pasar en el caso de ganar o perder.

En entrevista con Notimex, los reporteros Carlos Bosch y Joseph Maria Doménech, de una televisora de Cataluña, dijeron "realmente estamos cansados y asombrados de tanta actividad promocional que hemos tenido desde que se anunció nuestra nominación"

"La nominación es como haber ganado el Pulitzer o el más reconocido premio al periodismo en España, y tenemos hasta temor por lo que pudiera traer a partir de ahora", dijo Doménech.

"Nos gustaría que de no ganar, no nos vayan a recibir como perdedores", abundó, tras señalar que en Cataluña la nominación se ha festejado en grande, aunque no en España.

"En nuestro país, la nominación no ha sido reconocida tanto, ni ha hecho tanto ruido como en Cataluña, donde la gente está emocionada y pendiente de la competencia", agregó.

Recordaron que en el verano de 1994, ambos reporteros recibieron instrucciones de una televisora de Cataluña para viajar a Guantánamo, en Cuba, para describir la salida masiva en balsas de cubanos, en lo que sería un reportaje.

En ese entonces, el presidente de Cuba, Fidel Castro, - de manera sorpresiva-autorizó la emigración de unos 30 mil cubanos, quienes salieron de manera masiva hacia Estados unidos.

"Lo que empezó como un reportaje, se vio que podía convertirse en un documental y vimos que la historia tenía todos los matices de aventura, emoción, incetidumbre y drama", explicó Bosch.

Siempre comentábamos que con tanto material, las historias tan interesantes podrían dar la pauta a alguien a hacer una película y no fue sino hasta el año 2000 cuando pensamos en hacerlo, añadió.

En la historia se da seguimiento, con entrevistas y testimonios, tanto en Cuba como en Miami, así como en la isla (Cuba), de los personajes principales, que no se conocían entre sí.

El seguimiento tiene una duración de siete años, y la conclusión es digna de tomarse en cuenta, el 'sueño americano' no siempre termina feliz, puede traer más y más fracasos.

Las siete personas no son actores, son migrantes cubanos que comparten sus metas y planes, pero que se ven envueltos en dos mundos, aunque están determinados a sobrevivir a cualquier precio, dijo.

En un hecho sin precedentes, la cinta ha tenido un impacto en los dos mundos polarizados, en Cuba ganó el Festival de Cine de La Habana y en Miami ganó el festival de cine de Miami.

La producción española filma las luchas de las siete personas y sus enormes riesgos por un futuro de mayor prosperidad económica en otro país.

Doménech comentó que "desde que se anunció nuestra nominación, el 27 de enero, no hemos tenido descanso, los primeros días en la locura que se dio en Cataluña, y días después en la promoción".

Fue una sorpresa, porque de los 12 documentales que estaban inscritosa, 10 eran producciones estadunidenses, una brasileña y nosotros. En principio sentimos que hasta ahí habíamos llegado, dijo Bosch.

Ahora, agregó, sentimos emoción y temor por ganar un Oscar, y el hecho se nos ha ido un poco de las manos, porque no estamos acostumbrados a controlar este tipo de circunstancias. Sólo pedimos que una día después no nos vayan a convertir en perdedores.

"Balseros" muestra etapas de los emigrados: permanecen un año recluidos en Guantánamo y muestra cinco años después lo que les deparó la vida.

De acuerdo con Doménech, la emigración es como cuando alguien se sube a un caballo salvaje. "Ese caballo de la emigración cambia destinos y cosas que a lo mejor ni tenía en mente, ni cuando consciente o inconscientemente decide salir de su país.

Sobre el mensaje que quisieron mostrar en la historia, explicó Bosch, es que no hay uno, sino varios, porque lo mas importante fue plasmar una historia y lo que ocurre años después.

El mensaje que queda más claro es el precio que se paga por ser emigrante es muy alto, ya sea en Estados Unidos, en Europa o en cualquier país. Que no se piense que quien decide salir de su país es feliz, porque en realidad es quien menos control tiene de su futuro.

Los periodistas españoles consideran que la cinta hará reflexionar a los estadunidenses o españoles, para que cuando se les cruce un emigrante vean a una persona que ha tenido que pagar un alto precio por su decisión.

Indicaron que no está en el documental y que los impactó como reporteros fue encontrar a cubanos que querían salir de la isla sólo por necesidad, sin necesariamente ser anticastristas.

Envia esta noticia