http://www.rebelion.org

8 de marzo de 2004

La Matanza de "Santa Maria de Iquique" al cine

Eduardo Andrade Bone
Rebelión

El cineasta chileno Marcelo Ferrari, ha dado a conocer recientemente que ha resuelto realizar una adaptación del libro "Santa Maria de las Flores Negras", del escritor Hernán Rivera Letelier , con el objeto de llevarla al cine.

La matanza de la Escuela Santa Maria, ubicada en la ciudad de Iquique, en el norte de Chile es uno de los hechos trágicos vividos por el Movimiento Obrero chileno un 21 de diciembre de 1907, en el cual fueron asesinados más de 3000 trabajadores del salitre, que se encontraban realizando una huelga por mejoras salariales.

Los hechos ocurrieron en el Gobierno de Pedro Montt, cuando bajo las ordenes del general Roberto Silva Renard, se ordenó disparar contra los obreros. En ese entonces los mineros se encontraban en huelga, para exigir que se cambiara el sistema de pagos con vales y fichas por dinero en efectivo.

El Profesor de Historia y Geografía, Patricio Rivera Olguín de la Universidad de Tarapacá en relación a los acontecimientos señala: "dentro de los distintos hechos históricos ocurridos en el llamado periodo de la "Cuestion Social" que abarca desde la segunda mitad del siglo XIX hasta el siglo pasado, resaltan por su singularidad y dimensión histórica los sucesos huelguísticos acaecidos en el norte, para ello debemos remontarnos hacia 1884 las primeras huelgas e incidentes entre trabajadores y fuerzas del orden, producto de las luchas reivindicativas de la clase trabajadora. Los hechos ocurridos en la época de la explotación del salitre y las consecuencias sociales que genera esta actividad económica en la vida del minero, sumado a las fluctuaciones económicas, provocan un descontento popular debido as las pésimas condiciones de vida de la población trabajadora en las oficinas salitreras y puertos; este descontento se traduce en en huelgas que son rechazadas por el estamento burgués nacional y extranjero a la sazón propietario de la explotación del nitrato y apoyado además por la autoridad y su fuerza de orden (policía, ejército y marina) que hacen intervenir a entes del Estado en problemáticas sociales y laborales que no son resueltas. Los sucesos acaecidos en las Oficinas Ramírez (febrero de 1981) y en la Escuela Santa Maria de Iquique (diciembre de 1907), nos manifiestan voluntades y acciones reivindicativas expresadas en huelgas y represión de éstas por las fuerzas de orden sujetas a decisiones gubernamentales claramente favorables a los intereses económicos de nacionales y extranjeros, ambos hechos nos llevan a dos épocas en un tiempo donde los actores cambian, pero en un escenario que es continuo y que será el punto de partida al proceso de lucha laboral y político de la clase trabajadora chilena".

El director de cine Marcelo Ferrari, ha expresado que es el propio Hernán Rivera Letelier el creador del guión y la adaptación cinematográfica de su novela, de allí que el escritor se encuentra bastante confiado en el trabajo que pueda realizar el cineasta. Con respecto a la película su realizador se encarga de señalar: "No pretendo hacer una película totalmente política, sino más bien humana y social. Eso no quita que filmaré con todo el rigor necesario y gran cantidad de recursos las escenas propias de la matanza. Me interesa en particular la histórica del párroco de Iquique que toma en sus brazos a un bebe muerto y se enfrenta a las fuerzas comandadas por el general Roberto Silva Renard", agrega Ferrari, que entre otras cosas producirá un documental y una miniserie sobre estos acontecimientos.

El cineasta chileno el año recién pasado, puso en escenas la película Sub Terra, adaptada de libro del mismo nombre, cuyo autor es el escritor chileno Baldomero Lillo y que trata la temática de la vida de los mineros del carbón en el sur de Chile . La experiencia ganada con la producción de Sub terra le permitirá al director, crear una película de la misma dimensión y calidad que ésta, que ya ha sido vista por más de medio millón de personas en Chile y que se encuentra al nivel de las superproducciones, y pronta a participar además en diversos festivales del cine internacional.

El escritor al depositar su confianza en Ferrari, expresaba a la prensa nacional que "creo que si hay un director chileno capacitado para llevar la novela al cine, ese es precisamente Marcelo Ferrari. Pués demostró tener una gran capacidad para recrear escenas con multitudes y además se introdujo muy bien en el mundo minero. Siempre el segundo trabajo artístico es la prueba de fuego. Es una buena forma de universalizar los hechos y más aún si se trata de los acontecimientos trágicos de la matanza de la Escuela Santa María".

Mientras tanto, el director de cine despliega los esfuerzos pertinentes para buscar el apoyo de un coproductor en Argentina o España, de manera que cumpla con los mismos objetivos que la película Sub Terra, puesto que además es un filme histórico, que servirá para recuperar el patrimonio del norte chileno, logrando así una trascendencia mayor que el mero ámbito nacional.

Envia esta noticia