C U L T U R A

26 de marzo del 2004

Reseña: “El libro bobo de Bush”

Antología de citas exclusivas de un limitado mental

Pascual Serrano

¿Quién dijo que el presidente George Bush junior no nos daba más que disgustos?. La recién fundada editorial Laetoli acaba de publicar "El libro bobo de Bush", parafraseando aquel "Libro rojo de Mao". Se trata de una antología de "bushisms", es decir, errores, lapsus y tonterías diversas pronunciadas por el presidente norteamericano. Hasta hoy habíamos leído algunas en diferentes textos y mensajes que circulaban por internet, ahora las 136 páginas de este pequeño libro las ha recopilado citando el lugar y la fecha en que se pronunciaron. Y es que, según afirma su traductor, Carlos Alvarez, la caza y recopilación de meteduras de pata de Bush es "casi un deporte nacional en Estados Unidos".

Gracias a este libro podemos saber que la Casa Blanca "es blanca", tal y como respondió el presidente a un niño que se lo preguntó el 19 de julio de 2001. Aprender algo de matemáticas: "Hemos triplicado la cantidad de dinero, creo que hemos pasado de 50 millones de dólares a 195 millones disponibles" (Lima, 23 de marzo de 2002).

Podemos conocer cómo es una democracia participativa: "Como saben, éstos foros son abiertos, pueden venir y escuchar lo que tengo que decir (Washington, 28 de octubre de 2003). Incluso nociones de cinegética: "Recuerden simplemente que son los pájaros los que se supone que sufren, no el cazador" (Roswell, 22 de enero de 2004). Y es que el presidente Bush tiene grandes capacidades: "Os prometo que escucharé lo que se ha dicho aquí, a pesar incluso de no haber estado presente" (Waco, 13 de agosto de 2002"), y un gran sentido de la convivencia: "Creo que los seres humanos y los peces pueden coexistir pacíficamente" (Saginaw, Minch., 29 de septiembre de 2000). Descubrimos a un presidente que posee un gran manejo de la economía: "Desde luego es un presupuesto: tiene un montón de cifras" (Reuters, 5 de mayo de 2000). Y también, claridad en su programa electoral: "La tercera prioridad de la campaña es dar la primera prioridad a la enseñanza" (Web oficial de George W. Bush). Sin duda cualquier personaje público hubiera podido cometer alguno de esos lapsus, ahora bien, conseguir todos los que se publican en esta obra requiere tener un problema de capacidad mental.

Leerlo nos sitúa entre el dilema de sonreir ante afirmaciones tan estúpidas o llorar al pensar en manos de quién está el mayor arsenal militar del mundo. Esperemos que las próximas elecciones de Estados Unidos eliminen esta segunda opción. En cualquier caso, ya lo dijo Bush el 21 de agosto de 2000: "No sé si voy a ganar o no. Creo que sí.

No sé si estoy preparado para el puesto. Y si no lo estoy, ¿qué mas da?".

"El libro bobo de Bush". Editorial Laetoli. Pamplona 2004

www.laetoli.net
y www.alquimia-digital.com/laetoli