http://www.rebelion.org

13 de abril de 2004

"Después de una experiencia así, uno vuelve al flamenco con otro punto, con otra mentalidad"

Miguel Poveda pone voz alos poemas del exilio de Alberti

Teresa Sesé
La Vanguardia
Con música del compositor Enric Palomar y acompañamiento de una orquesta de cámara, el disco, que publica Harmonia Mundi, se grabó en directo el pasado mes de mayo en el Auditori


Bajo el título "Poemas del exilio. Rafael Alberti" (Harmonia mundi), el cantaor Miguel Poveda (Badalona, 1973) acaba de publicar un hermoso disco en el que, acompañado de una orquesta de cámara, pone voz a una selección de poemas escritos por el autor de "Marinero en tierra" durante su largo exilio argentino. Obra del compositor Enric Palomar (Badalona, 1964), la música está concebida a modo de suite, en la que los ecos flamencos se ven salpicados por el sonido del bandoneón y los ritmos porteños. "A pesar de la especificidad de la voz flamenca, creo que tango y flamenco tiene en común el ?lamento?, un elemento inherente a sus músicas", ha escrito Palomar.

"Poemas del exilio" se grabó en directo, el 7 de mayo del 2003, en el Auditori de Barcelona, y le valió al cantaor el premio Ciutat de Barcelona. Pensado desde sus inicios para ser interpretado por la voz de Poveda, la obra se abre con un estremecedor martinete que se quiebra en milonga ("Dejadme llorar a mares") e incluye una selección de poemas pertenecientes a los libros "Entre el clavel y la espada" (1939-1940) y "Baladas y canciones del Paraná" (1954). "No hay una linealidad cronológica en los poemas, pero sí una línea imaginativa que parte de la desesperación y el desarraigo iniciales hasta un suave optimismo visionario, aún lejos del reencuentro real", apunta Enric Palomar.

Aires flamencos que se entremezclan con esos tangos y milongas en los que encontró refugio el poeta. Para Poveda, se trata de un reto interpretativo muy importante, "no tanto por la complejidad de la obra, como por el hecho de que me obliga a unos giros que poco tienen que ver con el flamenco", señala el cantaor, para quien "después de una experiencia así, uno vuelve al flamenco con otro punto, con otra mentalidad. Te quita el miedo a muchas cosas y te enseña muchas otras" ¿Por ejemplo? "Pues que ser cantaor no tiene por qué ser algo limitador, todo lo contrario."

Poveda prepara un nuevo disco de flamenco ?que, por cierto, contará con la colaboración de Enrique Morente?, y dice que la grabación de una obra sobre poetas catalanes y en catalán continúa siendo uno de sus proyectos más queridos, pero que aún se hará esperar. Trabajadas codo a codo con el pianista y compositor Agustí Fernández, presentó ya en sociedad "A mos bescantadors", de Verdaguer, y "Haikús en temps de guerra", de Martí i Pol. El resto, dice, se ha de ir cociendo a fuego lento. "Sería fácil reunir diez poemas y grabarlos sin más, pero quiero tomármelo con calma, con mucha tranquilidad. Quiero escoger yo los poemas, y no quiero hacerlo de cualquier manera. Ahora mismo estoy leyendo, buscando cosas, disfrutando y sólo cuando haya saboreado montones de poemas y me haya empapado de ellos podré entrar en el estudio de grabación".

Poveda, que actuará con la OBC en el marco del Fòrum ("Cante y orquesta", bajo la dirección de Joan Albert Amargós), debutará en el Palau Sant Jordi el próximo 5 de julio, en el marco de un macroconcierto homenaje a Pablo Neruda impulsado por Víctor Manuel. Se trata de de hecho de la presentación en directo de un disco, "Neruda en el corazón", en el que un nutrido grupo de artistas (Joan Manuel Serrat, Ana Belén, Pedro Guerra, Pablo Milanés, Joaquín Sabina...) canta versos del chileno. A Poveda le ha tocado poner en clave jonda aquel que comienza "Me peina el viento los cabellos...".

Envia esta noticia