http://www.rebelion.org

10 de mayo de 2004

La nueva guerra de Michael Moore

5 de mayo – Comienza la batalla por "Fahrenheit 119"

Danny Schechter
News Dissector Weblog, Traducido paraRebelión por Germán Leyens


Michael Moore tiene un nuevo mejor amigo llamado Michael Eisner.

El Michael de menor valía, el Rey del poderoso Disney, que, como todos sabemos, está aferrado ahora a su pedestal en Mouse House, bajo ataque de accionistas enfurecidos, y sitiado por el feudo de Comcast, se ha asegurado ahora de que su propia carrera termine en plena Infamia. Lo logró al ordenar que la afiliada Miramax, de propiedad de Disney, cese y desista de distribuir la nueva cinta del primer Michael, Fahrenheit 119. La película, que está a punto de ser terminada, trata a la Dinastía Bush de un modo que es menos que elogioso.

Al Franken debe haber sido el primero en felicitar a Moore, consciente de cómo el juicio presentado en su contra por Fox por remedar la frase “Justo y equilibrado” le aseguró la condición de bestseller y una plataforma nacional. El trato dado por Disney a Michael Moore logrará lo mismo y algo más. El orden de batalla está recién delineándose.

¿A qué Michael apoyas? ¿De qué lado estás? (¿Recuerdas esa canción?) Si se trata de un truco publicitario urdido por los hermanos Weinstein, es brillante. Si no lo es, Disney no podría ser más estúpido.

La posición muy pública de Disney contra una película que Moore todavía está por terminar, y que el público aún no ha visto, será tomada por lo que es: un acto de capitulación ante los dioses más poderosos del reino de Bush y un acto de censura muy público.

Es la mejor crítica que puede recibir una cinta que aún no ha sido estrenada, y como resultado obtendrá una publicidad que ninguna Indy movie podrá lograr jamás.

LA CINTA AÚN ESTÁ SIENDO EDITADA

En realidad, hace sólo unos pocos días, Michael Moore me envió un simpático mensaje diciéndome que está “encadenado al Avid” (el Avid es una máquina de edición, para los no-conocedores) terminando su cinta para Cannes, la Madre de todos los Festivales de Cine, que comienza la próxima semana. El anterior éxito de Moore, “Bowling for Columbine”, ganó el máximo premio en ese festival. Ya podrán imaginar cómo el último decreto de Disney será recibido en el suelo de, o mejor dicho, las arenas, de una República Francesa que ha estado enfrentando la guerra de EE.UU. (y una cultura estadounidense disneyficada durante decenios).

Vive la France y pásale la munición. La Lutte Continue.

EN EL VALLE DE LOS PARANOICOS

El siguiente artículo del New York Times es de Jim Rutenberg:

Disney prohíbe la distribución de una película que critica a Bush”.

"WASHINGTON, 4 de mayo: The Walt Disney Company está impidiendo que su división Miramax distribuya un nuevo documental de Michael Moore que critica duramente a Mr. Bush, dijeron el martes ejecutivos tanto de Disney como de Miramax.”

Los ejecutivos dijeron que Disney prohibió que Miramax distribuyera la película “Fahrenheit 119”, que vincula a Mr. Bush y a prominentes saudíes – incluyendo a la familia de Osama bin Laden – y que critica las acciones de Mr. Bush antes y después de los ataques terroristas del 11 de septiembre.

Disney, que compró Miramax hace más de una década, tiene un acuerdo contractual con los jefes de Miramax, Bob y Harvey Weinstein, que le permite impedir que la compañía distribuya películas bajo ciertas circunstancias, como ser un presupuesto excesivo o un rating NC-17.”

Ejecutivos de Miramax, que fueron inversionistas principales en el proyecto de Mr. Moore durante la primavera pasada, no creen que éste sea uno de esos casos, dijeron personas involucradas en la producción de la cinta. Si no se llega a un compromiso, dijeron esas personas, el asunto podría ir ante un panel de arbitraje, aunque se dice que ninguna de las partes quiere emprender ese camino.”

En una declaración, Matthew Hiltzik, portavoz de Miramax, dijo: ‘Estamos discutiendo el asunto con Disney. Estamos considerando todas nuestras opciones y esperamos revolverlo amigablemente’.”

Pero los ejecutivos de Disney indicaron que no modificarán su posición que prohíbe que Miramax sea el distribuidor, lo que necesitaría el uso de Buena Vista, el brazo distribuidor de Disney.”

¿QUÉ MOTIVA A DISNEY?

Esta batalla se ha estado generando desde hace más de un año y fue anunciada por la Ministra de Información de Disney, Zenia Mucha, una antigua colaboradora del gobernador republicano de Nueva York George Pataki.

¿Por qué hace algo semejante una compañía “mediática liberal” como Disney? El agente de Michael Moore dice que es motivada por temores políticos y financieros. Dijo: “Mr. Eisner expresó una preocupación esencial de que enojaría al gobernador Jeb Bush de Florida y pondría en peligro ventajas tributarias que Disney recibe para su parque temático, sus hoteles y otras empresas en ese estado.”

Disney lo niega y dice que la película es demasiado partidaria para su imagen orientada a la familia. Supongo que presentaciones violentas como “Mata a Bill” y otros productos de Miramax son más adecuadas.

HAY QUE FORMULAR LA PREGUNTA”

¿El comentario de Michael Moore?

En algún momento hay que formular la pregunta: ‘¿Debería suceder esto en una sociedad libre y abierta en la que los intereses monetarios deciden esencialmente respecto a la información que se permite que el público vea?” (Véase MichaelMoore.com)

Exactamente, Michael Moore. Esta lucha recién se está concretizando. ¿Qué otro distribuidor no quisiera presentarse ahora y llevar al mercado esta película? Gracias, Michael Eisner, por hacer lo que pocos en la industria cinematográfica pueden lograr: asegurar que sus películas sean éxitos incluso antes de estrenarlas.

Personalmente, me siento algo celoso, luchando como estoy por terminar “ADM”, mi propia cinta, sobre el papel de los medios en la Guerra de Irak que incluye directamente las mismas combinaciones de información que Moore cuestiona. Justo ayer, me rechazó otro distribuidor más, uno que gana su dinero vendiendo vídeos sobre cómo bailar como lo hace Britney. “No nos sirve” fue el veredicto. ¿Habrá quien lo acepte o tienen que aplastar los escrúpulos de un mercado cobarde los puntos de vista disidentes? Si sólo hubiese podido convencer a Ms Spears de que introduzca la película en lugar de quedarme entusiasmado, como me quedé, porque Tim Robbins narra el tráiler. ¿Qué piensa usted, Ms B?

No pienso que Mr. Eisner, que trató de liquidar Nightline hace unos años, se interesará, ¿no crees? ¿Quién va a tener el coraje de presentar nuestra película aún no terminada? No veo ninguna respuesta en el ambiente, aunque ya ha sido invitada a festivales en Nantucket y Dallas.

Al mismo tiempo, parece que provoqué un cierto interés en el proyecto de Robert DeNiro y otros, que encontré anoche en el Festival de Cine Tribeca donde asistieron a la presentación de “Llanto por la tierra amada” (Cry, the Beloved Country), nueva versión del gran libro de Alan Paton sobre Suráfrica. Fue una gran proyección de una historia de la era del apartheid que sigue siendo relevante en nuestra cultura saturada por el miedo. Debería ser re-estrenada.

¡VIVA EL ARZOBISPO TUTU!

El arzobispo Tutu estuvo allí para lanzar el filme, lo que hizo, con una elocuencia que mereció una ovación de pie. Conversé antes con él, entre otras cosas, sobre la cobertura mediática de la guerra que lo asombró y provocó una ola de consternación en la persona generalmente alegre del clérigo.

Los medios en su país”, comenzó a decir, pero luego el disgusto lo superó y no pudo terminar la frase. En realidad aparece en mi película como uno de los oradores en la gran marcha contra la guerra del 15 de febrero de 2003. La presencia general de Suráfrica en el festival causó numerosas ovaciones. DeNiro, que recibió a Nelson Mandela en su restaurante Tribeca durante su visita de 1990 a Nueva York, fue uno de los cineastas de la película de Marty Scorsese contra el Apartheid. (Filmé a Mandela saludándolo en mi documental “Mandela en EE.UU.”).

----------------------------------
http://www.newsdissector.org/weblog

Envia esta noticia