http://www.rebelion.org

18 de mayo de 2004

La presencia inmortal de Allende en Cannes

Eduardo Andrade Bone
Rebelión

Precisamente en la última versión del Festival de Berlín, el cineasta chileno Patricio Guzmán, había dado a conocer que el Documental Salvador Allende estaría presente en el Festival de Cannes. Pero en Cannes en la serie documentales, no sólo está la presencia del presidente Salvador Allende, también está Ernesto Che Guevara, a través del documental Diarios en Bicicleta y Michael Moore con el documental Fahrenheit 9/11 que trata sobre los vínculos de la familia Bush con Osama Bin Laden y su entorno.


Ahora la prensa francesa ha señalado que el documental sobre Allende es"cautivante y se encuentra muy bien matizado". La película, que se exhibe fuera de concurso, relata la vida del presidente desde su primera campaña electoral hasta que fuera asesinado el 11 de septiembre de 1973 en el Palacio de La Moneda, por el golpe de Estado fascista encabezado por el ex dictador Augusto Pinochet, uno de los personajes más siniestro de la historia política reciente de Chile.

El propio realizado comenta que en "este documental, se muestra a Salvador Allende recorriendo los barrios y las provincias en sus campañas electorales. También obviamente, se muestra el bombardeo y el trágico desenlace, pero el objetivo es exhibir el recuerdo que la gente tiene del Presidente, la calidez de su presencia, el entusiasmo que generó. Para eso hablé con pobladores de La Victoria, la gente de las maestranzas ferroviarios, viejos de Valparaíso que recuerdan a Allende en su ciudad natal".

En sus declaraciones para la prensa del país galo, Guzmán expresó además "que Chile sufrió el poder ejercido por Estados Unidos para derrocar el gobierno de la Unidad Popular, comparándolo con los conflictos que se viven hoy en Irak debido a la intervención estadounidense y su genocidio desatado en el país árabe.

"Nosotros sufrimos lo mismo en Chile, un avasallamiento de nuestra propia soberanía por intervención directa de los dólares norteamericanos para desestabilizar el régimen de Allende. Eso fue francamente un escándalo y nosotros mismos no sabíamos que hacer", afirmó.

"Actualmente, la política norteamericana, con Bush frente al problema de Irak, de la guerra de Israel - Palestina y la actitud de Donald Rumsfeld, de Condoleeza Rice, es muy parecida a la de Richard Nixon y Henry Kissinger hace treinta años", puntualizó

el cineasta. "Por otro lado, el documental narra aspectos de su carrera política, su ascenso al Gobierno, las esperanzas y la efervescencia de ese entonces y las las tensiones de los días que precedieron al golpe militar".

"El pretexto es de otra índole pero es igualmente ilegítimo. Yo creo que Allende les dio mucho miedo, porque era una revolución pacífica, sin pagar el tributo de la guerra civil, que pretendía cambiar, reformar profundamente el Estado", indicó.


El director de La Batalla de Chile, estuvo trabajando alrededor de un año en la producción y montaje del documental, que está siendo exhibido en Cannes, para luego ser presentado en España y Bélgica. Posteriormente la cinta será presentada en la ciudad de Buenos Aires, en Quito, Bogota y probablemente en el mes de junio en la capital chilena.

Entre los testimonios políticos más destacados se encuentran los del escritor y político Volodia Teitelboim, el ex alcalde de Valparaíso Sergio Vuskovic, además de Arturo Jirón, médico personal de Salvador Allende. También una de las partes del documental que mayor impactó ha logrado entre el público asistente, es la entrevista realizada al embajador de Estados Unidos en Chile en 1973 donde se reconoce la intervención de su país en el derrocamiento de Allende. Situación que ahora se quiere repetir con el presidente Hugo Chávez en Venezuela y Fidel Castro en Cuba.

Patricio Guzmán, es uno de los directores de cine chileno de mayor trascendencia internacional, realizó sus estudios en la Escuela Cinematográfica de Madrid y dentro de sus trabajos más destacados, se encuentra El tren de la Victoria, La Batalla de Chile, La Memoria Obstinada y el Caso Pinochet.

Envia esta noticia