http://www.rebelion.org

20 de mayo de 2004

Ser cineasta en Europa

Vivianne Reding
El Mundo


Escuelas de cine, formación universitaria en los oficios cinematográficos, paso por la televisión o aprendizaje sobre la marcha. En la actualidad, son varios los caminos para hacerse cineasta en Europa. Sin embargo, todos están demasiado confinados dentro de sus fronteras nacionales, sorprendentemente desconectados del movimiento de europeización de la formación que se está creando en los últimos 10 años. No cabe duda de que, desde hace mucho, la calidad de nuestras escuelas, desde la Femis (Francia) hasta Lodz (Polonia), atrae a numerosos estudiantes extranjeros. Pero también es verdad que hay una carencia de ofertas con dimensión europea, y además los intercambios de estudiantes y profesores son insuficientes. Las etapas entre la escuela y la realización de un primer o segundo largometraje son una carrera de obstáculos insalvable para muchos.

La Unión Europea ampliada contribuye con el programa Media-formación (60 millones de euros entre 2001 y 2006) a un alto nivel de competencia de los guionistas, productores, realizadores y gestores. Existen otras iniciativas, como la Cinefundación (creada por el Festival de Cannes), que organiza cursillos de ayuda a la ejecución de proyectos de largometrajes para jóvenes cineastas.

Hoy reflexionaremos en Cannes con los ministros de Cultura de los 25 Estados miembros de la Unión Europea, con artistas, formadores y estudiantes de cine sobre las nuevas vías que la UE, los gobiernos y los profesionales deben abrir para que haya más oportunidades para hacerse cineasta en Europa. Es un reto económico, para reducir el déficit comercial de Europa con Estados Unidos en el sector audiovisual, pero también cultural: promover nuestra diversidad y contribuir a la formación de una identidad y una cultura europea, que sean más que la suma de las identidades y culturas nacionales.Los profesionales también esperan que el Día de Europa en Cannes sea la confirmación de una voluntad común: que el apoyo a la creación audiovisual siga siendo una política fuerte, en particular en el futuro presupuesto de la UE, actualmente en fase de negociación.

La circulación de las películas europeas, que promueve el programa MEDIA, no alcanza un nivel satisfactorio, ni económica ni culturalmente.Por una película como Good Bye, Lenin o por un director como Almodóvar, que se ven en todos los países de Europa, ¿cuántas películas alemanas o españolas distribuidas en los países vecinos tienen una permanencia en cartelera y son objeto de un esfuerzo de promoción que les den una verdadera oportunidad de éxito? ¿Quién ha visto fuera de Alemania El milagro de Berna? A pesar de la ayuda del programa MEDIA, ¿quién ha visto Los lunes al sol?

Si los mercados del cine en Europa siguen compartimentados y fraccionados, ¿cómo podrán los cines europeos resistir y ser una alternativa económica y cultural al rodillo de la promoción hollywoodiense, cuyo resultado es una cuota de mercado media de un 70%? Para que las fronteras se abran, es preciso que las mentalidades cambien, que haya más colaboración entre los profesionales y se creen más redes europeas.

Vivianne Reding es comisaria europea de la Cultura y el Sector Audiovisual

Envia esta noticia