http://www.rebelion.org

9 de junio de 2004

Peter Sellars estrenará en Barcelona su versión de 'Los hijos de Herakles', que trata el drama actual de la inmigración

Guantánamo, según Eurípides

Nuria Cuadrado
El Mundo


AMSTERDAM.- Tiene aspecto de misionero extravagante. Collares en el pecho, camisa de colores, pelo pincho que le hace 10 centímetros más alto y una sonrisa tan sincera como enorme y emocionada: arranca en su oreja izquierda, continúa hasta la derecha y apunta después, directamente, al corazón de quien le escucha. Y lo atrapa.

Peter Sellars (Estados Unidos, 1957) ha decidido apadrinar a Los hijos de Herakles. Y con ellos a todos los refugiados políticos e inmigrantes económicos que pasean penas y miserias de país en país, sin papeles, y con el peso de un equipaje en el que la esperanza de un futuro es tan negra como la realidad de su pasado.

Los hijos de Herakles, un particular espectáculo que nace en el texto que hace 25 siglos escribió Eurípides pero que esconde referencias a Guantánamo, Bush, Palestina y Afganistán, se estrenó el pasado sábado en el Holland Festival de Amsterdam y llegará -a partir del próximo martes- al escenario del Teatre Lliure de Barcelona, dentro de la programación del festival de las artes del Fórum 2004.

«Mi propósito es intentar abrir la mente del espectador», explica Sellars, que ha inventado para Los hijos de Herakles un extraño formato. A la representación del texto de Eurípides le precede un debate -en Barcelona estará moderado por Mercedes Milà- en el que participan tanto refugiados como aquellos que legislan su futuro. Pero esa charla, esos testimonios, no son un capricho baladí: sirven para enfocar la mirada del espectador, para acercar a nuestra realidad la de los hijos de Herakles, unos jóvenes que tuvieron que penar de país en país hasta encontrar uno, Atenas, que les diera amparo.

«Pretendo ofrecer al espectador una experiencia personal, no ideológica. No quiero hablar de derechas ni de izquierdas, ni de liberales ni de conservadores. Se trata de que pensemos en los refugiados como seres humanos y no como animales políticos», explica Sellars que, para conseguirlo, ha decidido que los hijos de Hércules estén interpretados por niños inmigrantes de cada una de las ciudades que visita: en Barcelona serán estudiantes del Instituto San José de Calasanz, al que acudía Ronnie, alumno de origen colombiano que fue apuñalado el pasado otoño.

«Los niños están siempre sobre el escenario y nunca nadie se dirige a ellos», explica Sellars, que ha decidido que sea así «como provocación» y también como reflejo de la realidad: «Hacemos las leyes sin consultar a quienes las padecen».

«Tratamos a los refugiados como procedimientos administrativos, como cuestiones burocráticas, y olvidamos que hablamos de personas que acarrean historias», se queja Sellars, que tiene a los refugiados en muy alta consideración: «Son personas de coraje excepcional.Para acogerles les pedimos que demuestren que su vida está en peligro. Es algo demencial».

Para combatir la situación, para denunciarla, para ayudarles, Sellars ha inventado en Los hijos de Herakles «un espacio en el que gente de diferentes espectros reflexione; un espacio que, hoy, es imposible en el terreno político».

«Pretendo que el espectador descubra todo lo bueno que hay en él, su capacidad para acoger a los otros, su generosidad y su valor; pero también hacerle consciente de que la democracia es frágil, que hemos de permanecer vigilantes», explica Sellars, quien no tiene reparos en criticar la política de Bush en Estados Unidos y de felicitar a los españoles por su actuación en las urnas el pasado 14-M.

«España vive hoy un momento comparable al de la democracia ateniense», reconoce mientras, una de cal otra de arena, añade que «se tarda mucho en crear progreso y éste se puede destruir en una sola noche». Y cuando lo dice, uno ve en sus ojos la tortura en Irak.Y es que si Atenas acoge a los hijos de Hércules, también les conduce hacia el sacrificio en una historia en la que, como en la realidad, la violencia acaba ganando.

Envia esta noticia