http://www.rebelion.org
E C O L O G Í A 

19 de septiembre del 2003

Si se cumpliera la legislación sobre calidad del aire se evitarían cientos de muertes anuales en Madrid


Ecologistas en Acción

Dentro de la Semana de la Movilidad Alternativa, promovida por el Foro por la Movilidad Sostenible de Madrid, hoy jueves 18 de septiembre se ha realizado una acción de protesta para denunciar los altos niveles de contaminación que sufre la ciudad de Madrid y sus gravísimas consecuencias sobre la salud de los ciudadanos.

La acción, una representación teatral de la mortandad que provocan los humos de los coches, se ha desarrollado junto a la estación de medición de la contaminación de Recoletos, una de las que está recogiendo peores registros en lo que va de año.

Según un informe sobre contaminación y movilidad en Madrid, elaborado por Ecologistas en Acción, a lo largo de 2003 ha empeorado la situación de varios contaminantes, tanto en Madrid ciudad como en su entorno metropolitano. En la capital se vienen rebasando los niveles exigidos por la normativa vigente en cuanto a dióxido de nitrógeno (NO2) y partículas en suspensión (PM10). También, el reciente verano ha supuesto todo un récord de superaciones de los niveles de ozono en la región madrileña.

En cuanto al NO2, entre el 1 de enero y el 15 de septiembre de 2003, 14 de las 27 estaciones de medición de la contaminación de la ciudad de Madrid (así como la media de la red), superan el límite fijado por la legislación vigente para este contaminante, 54 microgramos por metro cúbico de media anual. Si nos fijamos en los niveles que, siempre en función de la normativa vigente, deberán cumplirse en el futuro próximo en cuanto a los niveles de NO2 (en 2010 no se debería superar la media anual de 40 ?gr/m3), a día de hoy se superan en todas las estaciones de medición de la ciudad de Madrid, excepto en dos casos (Casa de Campo y General Ricardos). Desde luego, es difícil argumentar en contra de que, si en 2010 se considera malsano este nivel medio de NO2 en el aire (40 ?gr/m3), no sea perjudicial en la actualidad.

Gravísima, también, es la situación de las partículas en suspensión (PM10). Los datos entre 1 de enero y 15 de septiembre de este año son contundentes: la legislación actual recoge que no se deben superar los 60 ?gr/m3 durante más de 35 días al año, y a pesar de que aún quedan tres meses y medio para que concluya el año, 7 estaciones ya han superado este umbral, alguna de ellas, como la de Santa Eugenia lo ha más que duplicado. Peor aún es la situación si nos fijamos en los límites a los que nos deberíamos ajustar en 2005, cuando no se deberían superar más de 35 días los 50 microgramos por metro cúbico. 20 estaciones, de las 27 existentes, superan con creces este umbral, así como la media de la red, y es más que probable que al finalizar el año todas las estaciones lo hagan.

La preocupación por esta contaminación no es baladí, sino que supone miles de muertes cada año. Según el Boletín Epidemiológico de la Comunidad de Madrid (nº 10 Volumen 8, octubre 2002, que edita el Instituto de Salud Pública de la Comunidad de Madrid): "Si se redujeran los niveles de PM10 de todos los días por encima de 20?gr/m3 a 20?gr/m3 se podrían prevenir 225 muertes, 103 admisiones hospitalarias por enfermedades cardiovasculares y 153 admisiones hospitalarias por enfermedades respiratorias. Asimismo, la reducción del nivel medio anual a 20 ?gr/m3 (valor límite establecido por la Directiva 1999/30/EC para el año 2010) podría prevenir 1.547 muertes anualmente."

El programa APHEIS (Contaminación atmosférica y salud: Un sistema de información europeo), ha publicado recientemente los resultados de una evaluación del impacto de la contaminación por partículas sobre la salud, realizado en 26 ciudades de 12 países europeos durante 2001. Una de sus conclusiones es que se podrían prevenir 16 muertes por cada 100.000 habitantes cada año, si se redujera la media diaria anual de PM10 en 5 µg/m3.

Para Ecologistas en Acción, la disyuntiva, planteada con realismo y crudeza, no es otra que la reducción del tráfico motorizado o bien continuar despreciando el derecho de las personas a respirar aire limpio. Hasta la fecha, parece ser que nuestra administración viene optando por la segunda alternativa y, a la vista de todos los proyectos viarios previstos, la situación no hará sino empeorar.

Informe "Contaminación y Movilidad en Madrid" [DOC 218 Kb]
http://www.ecologistasenaccion.org/madrid/publicaciones/contaminacion_movilidad.doc

Envia esta noticia