http://www.rebelion.org
E C O L O G Í A 

6 de abril del 2004

“Definidamente las empresas bananeras han convertido este país a un basurero tóxico”

Honduras contra Cuba “por unos pocos dólares”

Dick Emanuelsson

EEUU convirtió a Honduras literalmente a un “basurero tóxico”, denuncian los mismos hondureños. Por 100 dólares la Standard Fruit Co. compró y se liberó de sus responsabilidades de miles de trabajadores bananeros, víctimas por el “genocidio ambiental y de ser humanos” de las pesticidas.

"Por Dios, elijo mil veces ser cubano antes que hondureño", expresó el cineasta Oliver Stone1 en una entrevista en los últimos días de marzo. Y agregó:

"Las preguntas siempre son qué pasa con la libertad, qué pasa con la democracia y con las elecciones. ¿A quién le importan las elecciones si no puedes sobrevivir después de los dos años de edad? Vi muchos regímenes y para Salvador (la película) estuve en Honduras. Por Dios, elijo mil veces ser cubano antes que hondureño. Honduras es un infierno donde los chicos se mueren antes de los dos años porque el agua está contaminada. Es horrible, como ciertas partes de México. No hay comparación con Cuba.

Por esos días cuando Stone hizo esas declaraciones estuve justamente en Honduras, haciendo investigaciones y reportajes sobre los daños que las compañías norteamericanas como Standard Fruit Co habían realizado contra miles de trabajadores. Detrás dejé Nicaragua donde 5.000 trabajadores bananeros, más muertos que vivos, se habían concentrado en el parque al frente la Asamblea Nacional, exigiendo que su gobierno hiciera por lo menos algo, para frenar el dolor físico que estos seres humanos sufrian. Ya llevaban 42 días durmiendo en hamacas esperando la respuesta gubernamental

"Lluvia de la muerte"

Los daños a las caras, los cuerpos con cáncer, las almas, su esterilidad destruida y la impotencia sexual reinante de estos nicaragüenses son consecuencias de las fumigaciones de las pesticidas como Nemangón que las empresas norteamericanas regaron durante 1958-1993.

Toda Centroamérica fue victima por esa "lluvia de la muerte". También en Honduras. Oliver Stone recuerda a la gente hoy sobre ese daño. Pero el gobierno de Honduras prefiere denunciar a Cuba por violar los derechos Humanos en vez de "limpiar en su propio trasero", como se dice popularmente. Si la denuncia fuera realidad, hubiera sido elementos por una divertida comedia.

El presidente hondureño, Ricardo Maduro, esta amarrado de pie y manos por Casa Blanca por la situación económica. Peor aun cuando los hondureños ratificarán el Tratado de Libre Comercio, entregarán el resto de su soberanía nacional a EE.UU.

En Honduras se encuentra más de 200 médicos cubanos. En Haití casi 400, que cubren 75 por ciento de la necesidad de salud en esta isla tan pobre. A Venezuela, este país afectados por 40 años de políticos corruptos y ladrones, con miles de millones de dólares en ingresos por el "oro negro", llegaron el año pasado 10.000 médicos para dar un "aporte" en la campana "Barrio Adentro", es decir, otorgar el derecho fundamental de la vida que es la salud a los más pobres barrios de las grandes ciudades o en los lugares apartados del campo. ¡Qué lindo y hermoso aporte de hermandad entre dos pueblos caribeños!

De Uruguay a Honduras

Cuando estuve en el Paraguay hace dos años avisaron las autoridades que ya estaban por regresar 55 paraguayos, que ya traían sus títulos de médicos, egresados en la Escuela Latinoamericana de Medicina, en la Habana, inaugurada en noviembre del 1999 durante la Cumbre Iberoamericana. En esa cumbre los presidentes hablaban y prometían mucho pero solamente Cuba hizo algo en la práctica, inaugurando esta escuela hermosa como una institución para los jóvenes latinoamericanos pobres que en sus países no tendrían jamás la posibilidad de llegar a ser médicos.

En el Paraguay llegaron 55 mientras la prensa y la derecha corrupta regañan "al régimen de Fidel Castro por ser una dictadura".

El año pasado fue el gobierno de Uruguay que tenía la lamentable tarea de presentar la moción de denuncia contra Cuba en la comisión de DD.HH. en Ginebra. Ahora le toca a Honduras. La exigencia es que Cuba recibirá un observador de la ONU.

Dos mil mujeres afectadas por la pesticidas

Juan Almendarez es un reconocido médico y profesor en la Universidad en Tegucigalpa. Era integrante en la comisión que investigaba los daños de los trabajadores bananeros en la década -90 que culminó en la demanda contra la Standard Fruit Co. e otras empresas. Considera que el proceso de indemnización a los trabajadores afectados por las pesticidas que se inició no ha sido transparente. El año pasado comenzaron de indemnizar a trabajadores hondureños.

- Utilizaron Nemangón durante muchos años. Quiere decir que en esta altura, algunos de estos trabajadores afectados ya han muerto. Dilataron el proceso acumulando fondos de intereses económicos

- En segundo lugar; más de dos mil mujeres que fueron afectadas por el uso de plaguicidas, tampoco fueron indemnizadas en absoluto, lo cual considero es una falla profunda, afirma el doctor Almendarez.

En el parque de Managua esta Juana Palma que trabajaba, en la empacadora, igual como sus hermanas hondureñas. Su piel se ha "blanqueado" en varias partes del cuerpo donde han caído las gotas del Nemangón.

- El cáncer me atacó y me sacaron el matriz. Un tiempo después me operaron por el Tiroides por un tumor en la garganta. Muchas otras compañeras fueron afectadas por las plaguicidas y el cáncer, agrega.

Un país de laguna de cianuro

Juan Almendarez cuenta que durante el huracán Mitch fueron movilizadas muchas áreas de contaminación que nunca fueron declaradas por el estado.

- Tenemos muchos cementerios y depósitos de de plaguicidas que el huracán movilizó como también movilizó mercurio, hace cientos de años de las industrias mineras y que en realidad contaminó las aguas.

- El otro problema es que ha ocurrido con la industria minera en el país. Ha habido derrame de cianuro como el caso del Río Lara donde murieron millones de peces. El país se ha convertido prácticamente en un país de laguna de cianuro. Hay alrededor un 30 por ciento de la tierra útil para la agricultura y todo que podría ser utilizado para otros propósitos esta haciendo utilizadas por la industria minera.

- Son minas que supuestamente extraen oro, plata, níquel y plomo. El plomo acá se va como metal pero regresa como en forma de balas.

Empresas de EE.UU. detrás el desastre ambiental

¿Y quienes son los dueños de estas minas?

- Es una empresa norteamericana/canadiense que se llama Glamy Ltd. y en realidad hay una contaminación y hay una protesta por que hemos hecho investigaciones que muestra los daños como la caída del cabello, la piel es afectada, las infecciones secundarias, procesos alérgicos y la situación es muy delicada al respecto de la industria minera.

Tampoco trae muchas fuentes de trabajo, ya que la industria minera es tecnológicamente altamente sofisticada y los argumentos, por los norteamericanos de crear fuente de trabajo, es irreal. Los que sufren son las comunidades, subraya el Dr. Almendarez.

- No hay agua, hay contaminación ambiental y hay desarrollo de enfermedades. Definidamente las empresas bananeras han convertido este país a un bausero tóxico.

Los trabajadores fueron burlados y engañados

Enrique Flores es abogado y estuvo en el proceso judicial al lado de los trabajadores bananeros hondureños en la década -90. Con sus colegas, entre ellos, Milton Jiménez, tenían la tarea de comprobar el daño ante las autoridades norteamericanas. Contra ellos estaban los bufetes de abogados de las empresas bananeras poderosas que hacían todo para sabotear y dilatar el proceso judicial. Después de muchas presiones, los trabajadores, desesperados y hambrientos, llegaron a un acuerdo general con la empresa Standard Fruit Co que en realidad era un acuerdo entre David y Goliat.

- Este arreglo privilegiaba trabajadores de otros países (en total eran 11 países en Asia y África) mientras los dejaba a los trabajadores hondureños en una situación precaria. Se retiró la demanda en Honduras contra la empresa y los trabajadores fueron burlados y engañados por la empresa. Aquí se hizo la advertencia que no era conveniente para ellos el retiro de esa acción. Se facilitó el arreglo pero fue bastante ínfima.

Los trabajadores fueron llamados por la misma empresa para pagarlos pero antes de cancelarlo tuvieron que retirar la demanda que significa que no pudieron reclamar futuros daños de la pesticidas. "Siempre la idea de la empresa era dividir a la gente", agrega Flores.

Empresas como Dow Chemical, Shell Oil Company y Occidental Chemical Corporation fueron las empresas que llegaron a un acuerdo con los trabajadores en once países con miles de trabajadores afectados. En total se indemnizó con 41,5 millones dólares y como dijo el abogado Flores, los hondureños no fueron muy privilegiados en este sentido.

La salud valía 100 dólares

Sin embargo, 2.300 trabajadores que también fueron demandantes pero donde no se pudo comprobar que habían perdido su fertilidad, (bajo pruebas dudosas por haber sido manipuladas por un técnico de laboratorio gubernamental El Centro de Estudios de Contaminantes, CESCO acusado por haberse vendido a la empresa) fueron ofrecidos por las empresas de recibir cien (100) dólares en cambio que nunca demandarían las empresas por daños de haber sido expuesto por la Nemangón.

- Si estos trabajadores no estaban afectados ¿por que los iban a pagar? Fue una cantidad ridícula de cien dólares y lo hacían renunciar cualquier derecho o posibilidad de poder reclamar en el futuro.

Mirando de la ventana de la oficina del abogado Flores veo un letrero grandísimo de Coca Cola que se levanta en los cerros en Tegucigalpa. En sus alrededores viven los habitantes pobres en "libertad" y en "democracia", aunque el hambre, el desempleo y la situación de la salud es dramática en Honduras.

De todas maneras, las preocupaciones gubernamentales hondureñas por la situación de derechos humanos en Cuba de pronto puede dar "unos pocos dólares", como fue el titulo de la película de Clint Eastwood hace 30 años.

1) Publicado por Estocolmo.se y en Aporrea, el Domingo, 28/03/04 08:32am

* Corresponsal sueco en America Latina que cubre el mercado laboral


Anexos:

Tomado de La Prensa (Honduras) 29 de septiembre de 1997

EL ORIGEN DE NEMAGÓN

La historia del DBCP es horrenda. Hace veinte años se descubrió en los Estados Unidos que ciertos estudios industriales fueron mantenidos en secreto, sobre empleados locales de empresas químicas y de agricultores que usaban este plaguicida en las plantaciones, siendo víctimas de una serie de daños a la salud, entre las que prevaleció la esterilización en los trabajadores.

Esto fue confirmado a través de una serie de exámenes de laboratorio, donde se verificó que el Nemagón vuelve infértiles a los hombres por la reducción de espermatozoides en sus órganos y trae como efectos secundarios, cáncer interno y defectos de nacimiento.

Fue así que un número creciente de trabajadores en las plantas de manufacturación y en las plantaciones bananeras de Norteamérica, advirtieron la imposibilidad de tener hijos.

El Departamento de Protección al Medio Ambiente finalmente prohibió el DBCP para casi todos los usos agrícolas en los Estados Unidos y fue aquí cuando las transnacionales descargaron en ese entonces toda su producción por vender en el extranjero y se volcaron a los países tercermundistas para seguirlo usando.

Entre los años de 1968 y 1983, la Standard Fruit de Honduras comenzó a implementar este producto y otra serie de químicos en sus plantaciones de banano, ubicadas en Coyoles Central, jurisdicción del departamento de Yoro y sus alrededores, destinados a combatir unos "gusanillos" microscópicos llamados Nemátodos, que radican en tierras cultivadas.

Este pesticida, al igual que otros de alto grado perjudicial, era aplicado sin ningún tipo de precaución, ya que los trabajadores no usaban guantes, ni ropa protectora, ni equipo de ninguna clase que previniese la absorción por medio de la piel o la inhalación del producto.

Señalan los afectados que nadie les advirtió sobre el peligro al que se estaban exponiendo, ignorando que la inhalación durante el día, la mezcla del producto y la inyección del mismo en el terreno, los sometía a un grave peligro.

Los vapores despedidos por el DBCP permanecían retenidos dentro del techo vegetal, formado por las frondosas hojas del banano que prácticamente cortaban cada ventilación.

Otro contacto letal que tuvo este plagicida con la piel de los trabajadores, fue al ser salpicados mientras llenaban los barriles o cuando los inyectores rebotaban el DBCP en piedras u otros objetos.

Muchos trabajadores absorbían tanto del producto químico cada día, que durante la noche advertían que la orina despedía el olor del Nemagón.

QUE ES EL NEMAGON

Este término científico que ha dado mucho de que hablar en Honduras, no es más que un compuesto químico de Dibromo con Cloro Propano denominado DBCP, que es aplicado a una serie de pesticidas o fertilizantes, los que se utilizan en el campo para exterminar directamente al gusano que perjudica la planta del banano, el que por su formación microscópica se le conoce como Nemátodo.

El DBCP es distribuido en el mercado con distintos nombres, siendo el de mayor poder el Nemagón que en un comienzo llegó a Honduras con el nombre de Fumazone 86 y Hematicida, así como con otros más que son recordados con pavor por los empleados de las fincas bananeras.

La aplicación del DBCP en las bananeras produce además el desarrollo más rápido de la planta y por ende, mayor tamaño de los frutos, llegando a producir racimos de bananos con un peso hasta de 250 libras.

Como resultado por contacto directo e inhalación, el DBCP produce serios trastornos en la salud de las personas; su principal consecuencia es la infertilidad en los hombres.

Los trabajadores afectados por el Nemagón sufren de un tipo esterilidad conocida como aplacia de célula germinal. En términos simples ésto significa que sus cuerpos no producen espermas.

Esto puede generar también el caso de los holigospérmicos, que es un término que se reserva para hombres que producen una cantidad de espermas inferior a la normal. Aún en un hombre con una cantidad normal de espermas puede ocurrir que el mismo no se mueva a la velocidad indicada.

En cualquiera de estos casos, el hombre muy rara vez podrá engendrar un hijo.

Como resultados secundarios, se ha comprobado que el Nemagón también es un factor favorable para el desarrollo de cáncer en el ser humano.

El Departamento Americano de Protección al Medio Ambiente ha establecido que el DBCP es un probable factor de cáncer en las personas. En varios países latinoamericanos se ha descubierto entre los trabajadores de las plantaciones de banano, casos de cáncer estomacal, de matríz, riñones, duodeno y en los testículos.

Estos tipos de cáncer están típicamente ligados al DBCP. El Instituto Nacional Contra el Cáncer de los Estados Unidos cita al DBCP como una de las causas de cáncer más poderosas, ya que estudios realizados por el mismo establecen que el Nemagón desarrolla esta enfermedad en una gran variedad de órganos y lugares del cuerpo, generalmente bajo la dósis más pequeña.

El DBCP también ha sido ligado a una cantidad de malformaciones de nacimiento y también causa aborto en las mujeres expuestas. En Honduras, cientos de empleadas de las plantaciones de la Standard Fruit reportaron varios abortos consecutivos, cuando este pesticida era utilizado como fertilizante.

Otro de los problemas detectados en el ser humano es la Dermatitis por Contacto, que es una enfermedad en la piel que comienza con lesiones suaves y según transcurre el tiempo, ésta se agudiza presentando escamocidad y manchas blancas.

Finalmente se establece que el DBCP es considerado como un pesticida altamente persistente y móvil, se descompone lentamente en el suelo y permanece en la tierra durante años y puede ser filtrado a través de ciertos suelos, convirtiéndose en un contaminador del agua, el aire y de la superficie terrestre. Químicamente es altamente estable en agua, inclusive en cantidades muy pequeñas.

Envia esta noticia