http://www.rebelion.org
E C O L O G Í A 

29 de mayo del 2004

España:

La OCU demanda a Iberdrola por publicidad engañosa


La OCU ha presentado una acción judicial de cesación de publicidad ilícita en defensa de los consumidores y usuarios contra Iberdrola, al no haber ésta accedido a su requerimiento para que cesase de inmediato su campaña publicitaria sobre Energía Verde. La OCU considera esta campaña ilícita por entender que induce a engaño a los usuarios. Al mismo tiempo, en su demanda, la OCU solicita del Juez la suspensión cautelar de dicha campaña ya que, según se lee en la demanda, -si se esperase a la conclusión del proceso y continuase la publicidad iría incrementándose paulatinamente el número de personas engañadas que contratasen la -energía verde-.

Los usuarios deben saber que por sus características, la electricidad (en corriente alterna) no puede acumularse y después venderse, porque además sufre mermas en el transporte.

Además, la única posibilidad de que la energía producida como "verde" llegara como tal al usuario doméstico sería estableciendo una conexión directa entre el generador/productor de esa energía verde y el domicilio del consumidor.- Esto es, en la práctica imposible para la gran mayoría de los consumidores. Imposibilidad tanto física (conexión directa) como por la propia estructura del mercado. Sólo algunos grandes consumidores (no domésticos) tendrían físicamente la posibilidad de adquirir energía con un origen 100% -verde-.

Otro hecho inaceptable, desde el punto de vista de la OCU, es que, una vez comprobado que es imposible disociar el origen de la electricidad, se cobre a un precio mayor por tener ese carácter de Verde, porque con la actual estructura tarifaria los consumidores retribuyen en mayor medida las energías renovables del régimen especial vía tarifa que las ordinarias, esto es, el consumidor que pague más por esa energía Verde paga 2 veces el sobre coste de precio.

A juicio de la OCU, las ofertas generalizadas a los consumidores en los que se les oferte energía verde son prácticamente imposibles, más aún en las condiciones en las que lo están haciendo, dado que con la estructura del mercado existente las energías de diversos orígenes se mezclan antes de llegar a los consumidores siendo imposible disgregarlas (no es posible, por ejemplo, que al residente de una vivienda se le suministre energía verde y a su vecino del piso de arriba no).

Envia esta noticia