http://www.rebelion.org
E C O N O M Í A 

14 de marzo del 2003

Estallan incidentes en República Dominicana contra la compañia eléctrica Unión Fenosa


En lucha

La presencia de soldados con uniformes de campaña y armas largas, pretendió disuadir a los manifestantes convocados a principios de mes por la Coordinadora de Organizaciones Populares. Pero la protesta se hizo sentir en Santo Domingo y en ciudades del interior donde se produjeron algunos incidentes con un saldo de varios heridos. La Coordinadora que agrupa entidades sindicales, de chóferes, campesinas y religiosas, reclama del gobierno de Hipólito Mejías (Partido Revolucionario Democrático) un aumento salarial y rebaja en el precio de los alimentos y combustibles. También exigen que las autoridades cumplan el artículo de la Ley de Hidrocarburos que establece un subsidio para el gas de cocinar. Ramón Almánzar, dirigente de la Coordinadora y Ramón Pérez Figuereo, de la Central Nacional de Trabajadores consideraron positivo el resultado de la movilización y denunciaron la represión ejercida por fuerzas de la Policía Nacional contra los miembros de estas organizaciones y de otros gremios que se sumaron a las protestas. El dirigente de la C.N. de Trabajadores, dijo que la población dominicana rechaza la política económica del gobierno, los aumentos en las tarifas de la energía eléctrica, de los servicios telefónicos, y de los productos de primera necesidad. Afirmó que también rechazan la presencia militar de los Estados Unidos en el país.

El paro tuvo particular efecto en el ámbito educacional. Permanecieron cerradas escuelas y la Universidad de Santo Domingo. En Azua, en el sur del país, y en Bonao, en el noroeste, se produjeron incidentes con varios heridos y la destrucción de vehículos, al reprimir la policía a los manifestantes. En Azua la inactividad fue casi total, con la paralización del transporte urbano e interurbano. Se denunció que en Cotuí, y en otras localidades, fueron detenidas decenas de personas como "prevención " de que pudieran participar de incidentes durante el paro. Los convocantes valoraron también que localidades del interior como Salcedo, Mao, Licey y Navarrete habían asumido el llamado a la huelga.

Piquete contra Unión Fenosa

Los principales dirigentes de las organizaciones sociales convocantes formaron un piquete frente a la sede de la transnacional española Unión Fenosa, en la Avenida Tiradentes de Santo Domingo. Allí expresaron su condena por las condiciones "dolosas y fraudulentas" de los contratos entre el estado dominicano y la empresa de energía. Fueron recibidos por el gerente de comunicación de Unión Fenosa a quien entregaron un documento en el que critican la gestión de la empresa española y la invitan a abandonar el país. En el exterior de las oficinas, se corearon consignas tales como "Fuera, fuera...unión mañosa " o "si no se van...los sacamos".

Víctor Gerónimo, dirigente de la Coordinadora de Organizaciones Populares declaró que habían llegado hasta la sede de Unión Fenosa para decirles "que se vayan del país, que no sigan expoliando y extorsionando al pueblo y sacando de manera fraudulenta el dinero del país para llevarlo a su casa matriz, en España".

Un reclamo con historia

Las denuncias sobre las formas y condiciones bajo las cuales las empresas Unión Fenosa ( de origen español ) y AES ( de origen norteamericano ) se hicieron con la concesión por 40 años renovables de los servicios de energía a partir de la privatización de la Corporación Dominicana de Electricidad, nacieron en el mismo momento en el que se firmaron los contratos. En los dos últimos años se han producido numerosas protestas por las irregularidades en el suministro de energía y por el coste de los ineficientes servicios. Reiterados y prolongados cortes han causado graves inconvenientes a la actividad productiva y comercial y a la propia población dominicana.

A mediados del mes de diciembre pasado, varias Organizaciones No Gubernamentales españolas que realizan trabajos de cooperación en la R. Dominicana sacaron un documento público en el que denuncian la gestión de Unión Fenosa en ese país.

Envia esta noticia