http://www.rebelion.org
E C O N O M Í A 

1 de octubre del 2003

Banco Mundial, reforma estructural y neoliberalismo

Pablo Dávalos
La Insignia

En sentido estratégico el Banco Mundial (BM) es una institución más importante que el Fondo Monetario Internacional (FMI). Tiene como responsabilidad llevar adelante todas las transformaciones sociales, institucionales, jurídicas, económicas e incluso simbólicas, que permitan la transformación del Estado, hacia un Estado neoliberal. Así como el FMI construye el núcleo central de su propuesta desde la estabilidad y propone las medidas de ajuste para corregir los aparentes desequilibrios del corto plazo, el banco construye su legitimidad desde la denominada "reforma estructural".

¿Qué es la reforma estructural? Es el conjunto de cambios que tienen por objetivo disminuir gradualmente el rol del Estado en la economía y en la sociedad hasta su virtual eliminación como ente regulador. El BM desde su "reforma estructural" construye un "Estado mínimo", dedicado a la seguridad territorial, la seguridad interna, la vigilancia en el cumplimiento de los contratos y la administración de justicia. En el BM están representadas una serie de instituciones. Entre ellas, la Corporación Financiera Internacional, la Agencia Multilateral de Garantía para las Inversiones y la Agencia de Desarrollo Internacional son las más importantes. El conjunto de estas instituciones es conocido como Banco Mundial, o también Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF). Su actuación es sobre actores sociales, sobre instituciones estatales, y también opera con empresas privadas. El BM no está comprometido con las medidas económicas fiscalistas de corto plazo, ese trabajo se lo deja al FMI. Su tarea es a largo plazo, y para el efecto necesita desarrollar toda una estrategia de acción y de intervención en cada uno de los países en los que actúa.

Tiene en su interior una serie de think tanks que elaboran documentos, conceptos, nociones, discursos, reflexiones teóricas, estrategias de intervención, técnicas de manipulación, de consenso, de concertación, de disuasión, etc. El Banco Mundial tiene una amplia experiencia en desarrollo económico pero siempre bajo la perspectiva neoclásica (o neoliberal). Siempre actúa en tándem con el FMI, y con las agencias regionales de desarrollo, en el caso de América Latina, sería el BID.

Para llevar adelante su estrategia el BM ha diseñado lo que se conoce como CAS (Country Assistance Strategy) o Estrategia de Asistencia al País. Es la contraparte de lo que sería la Carta de Intención. En el CAS se definen, detallan y justifican las acciones y los recursos que el BM compromete hacia un país, en su objetivo de lograr la "reforma estructural" de ese país. El CAS se armoniza con las Cartas de Intención y las condiciones que haya establecido el FMI. El monitoreo, control y seguimiento que hace el BM de sus préstamos de reforma estructural, son completos y exhaustivos. El país que recibe estos préstamos sea para "mitigar la pobreza", para "modernizar" los servicios de salud, de justicia, etc., no tiene la menor capacidad discrecional, ni conceptual para discutir, cambiar o estructurar dicha ayuda que no sea en los términos en los que el Banco Mundial haya decidido.

Su control sobre este tipo de "ayudas" es total, de tal modo que incluso los técnicos que se contratan están bajo la autorización del BM y no del país que recibe el préstamo. Su intervención se da incluso a nivel de detalles de contratación a proveedores, a personal administrativo, etc. El país que recibe esta "ayuda" en forma de préstamos no tiene ninguna capacidad de injerencia sobre estos recursos. El CAS contempla la acción en varios sectores económicos y sociales claves. La acción en cada uno de estos sectores es cuidadosamente planificada por el staff del Banco. Los recursos entregados aumentan el endeudamiento externo del país, que a mediano plazo le significarán adoptar nuevas medidas de ajuste para pagar estos préstamos. La forma en la cual estos recursos van a "mitigar la pobreza", viene definida desde la sede central del Banco en Estados Unidos.

Se trata de una estrategia por la cual, en nombre de mitigar la pobreza, se rompen las redes solidarias, las resistencias sociales y las capacidades organizativas. Sin embargo, la pobreza aumenta como las deudas del país que asume los compromisos. Doble pérdida.

Envia esta noticia