18 de mayo del 2001

Cumbre de alcaldes progresistas del Mercosur

Seis ciudades con más de 20 millones de habitantes se pronuncian contra el neoliberalismo


Los alcaldes de seis ciudades del Mercosur, que reúnen más de 20 millones de habitantes, se pronunciaron contra el neoliberalismo y se comprometieron a "trabajar desde los gobiernos locales por una América latina más justa".

El pronunciamiento está contenido en la declaración final de la Primera Cumbre de Alcaldes de Grandes Ciudades del Cono Sur, que se realizó hoy en la ciudad de Buenos Aires bajo el lema "Diálogo por la Inclusión Social". En el encuentro, que se desarrolló en Palacio de Gobierno de la ciudad, participaron el Intendente de Montevideo, Arq. Mariano Arana; el jefe del gobierno porteño, Aníbal Ibarra; Hermes Binner, intendente de la ciudad argentina de Rosario, y los brasileños Marta Suplicy, de San Pablo; Tarso Genro, de Porto Alegre y Fernando Damata Pimentel, viceprefecto de Belo Horizonte.

El gobierno de la ciudad de Buenos Aires declaró huéspedes oficiales a los alcaldes visitantes. Los gobernantes analizaron el papel de la ciudad en la integración y la globalización, así como la cooperación en las áreas de desarrollo económico-social, políticas sociales y participación ciudadana.

Al culminar el encuentro los alcaldes suscribieron la "Declaración de Buenos Aires", en la que señalaron que "Nos encontramos en un escenario marcado por la incertidumbre surgida por los fracasos de las políticas neoliberales que caracterizaron a la realidad latinoamericana durante las últimas décadas". Agregaron que los problemas sociales que se manifiestan por "más pobres, mayor desigualdad, mayor concentración del ingreso" no pueden ser considerados como efectos no deseados de modelos exitosos, sino como "la prueba del fracaso del modelo neoliberal".

"Debemos desarrollar acciones destinadas a revertir esta tendencia por medio de nuevas políticas de transformación social y económica", manifestaron los alcaldes. Señalaron que "Desde nuestras activas gestiones de gobierno nos comprometemos también a trabajar por un cambio profundo en las orientaciones de las políticas económicas hoy dominantes".

"La realización de la Cumbre de Alcaldes de Grandes Ciudades del Cono Sur" se constituye como un ámbito de debate, reflexión y coordinación de políticas con sentido progresista, con el objetivo de potenciar y fortalecer nuestras gestiones en los campos referidos a la mejora de las condiciones de vida de los ciudadanos", añadieron.

En su pronunciamiento los alcaldes destacaron "la importancia de defender una política de inserción internacional diseñada a partir del Mercosur, el cual necesita -tras el estancamiento que ha sufrido en los últimos años- dar un salto cualitativo que incorpore a un funcionamiento democrático una dimensión político social, con el objetivo de impulsar iniciativas comunes de desarrollo integrador, equilibrado y sustentable".

Compromisos Más adelante, los gobernantes asumieron los siguientes compromisos:
- Desarrollar, bajo nuestra comunidad de intereses políticos, acciones concretas que mejoren nuestras gestiones, a fin de alcanzar condiciones más justas y participativas.

- Implementar políticas innovadoras e instrumentalmente eficaces para garantizar el acceso pleno a la salud, la educación y la vivienda, generar más oportunidades y mejores condiciones de trabajo, proteger y mejorar las condiciones ambientales y el uso democrático del espacio público.

- Intercambiar nuestra experiencias de gestión participativa y descentralizada en las áreas de desarrollo económico y social.

En este aspecto, propiciaremos la coordinación de estas áreas, con el objetivo de encontrar nuevas alternativas para emprendimientos económicos que redunden particularmente en la creación de nuevas fuentes de trabajo.

- Exigir a los gobiernos nacionales transparencia y un trato equitativo y no discriminatorio por razones políticas en las transferencias de recursos de los presupuestos nacionales a los gobiernos regionales y municipales.

- Reafirmar a la Red de Mercociudades como el espacio de discusión, intercambio de experiencias y generación de acciones conjuntas entre las ciudades del Cono Sur.

Otros planteos La declaración incluye asimismo los siguientes pronunciamientos:
- Reivindicamos la inmediata puesta en funcionamiento de la Reunión Especializada de Municipios e Intendencias del Mercosur, bajo la órbita del Grupo Mercado Común, la cual deberá ser el espacio de propuestas de las ciudades para el proceso de integración regional.

- Proponemos que el encuentro de autoridades locales por la inclusión social, en el marco del Foro Social Mundial de Porto Alegre, se constituya en un ámbito de debate sobre el nuevo rol de los gobiernos locales en el contexto mundial.

- Consideramos indispensable la acción conjunta de nuestras ciudades en el proceso de unificación de las entidades internacionales de ciudades (FMCU-IULA), liderando el proceso de creación de la nueva estructura regional para América latina, la cual deberá concretarse en los próximos dos años.

- Declaramos la importancia fundamental de desarrollar estrategias para la implemetnación de la Agenda Local 21 y la participación integrada en la Conferencia de las Naciones Unidas Río + 10, que se realizará en el año 2002.

- Insistimos en la urgencia de dar los pasos concretos y consistentes para la descentralización de la cooperación internacional, estableciendo relaciones directas entre las ciudades y las agencias de las Naciones Unidas y demás organismos multilaterales volcados al financiamiento del desarrollo económico y social local.