10 de abril del 2002

Nueve de los más prestigiosos bancos de Wall Street, incluídos en demanda contra Enron


La Jornada

Nueve bancos de inversiones de Wall Street fueron añadidos a una demanda presentada por accionistas de Enron contra el consorcio en quiebra, al argumentar que las firmas ayudaron al gigante energético a engañarlos, confirmó este lunes el jefe de los servicios jurídicos del centro de estudios de la Universidad de California, James Holst, que encabeza a los demandantes.

La institución académica, que perdió unos 145 millones de dólares con la bancarrota de Enron, cita a JP Morgan Chase, Citigroup, Merrill Lynch, Credit Suisse First Boston, Canadian Imperial Bank of Commerce, Bank America, Barclays Bank PLC, Deutsche Bank AG y Lehman Brothers como responsables de transacciones fraudulentas que habrían costado a los accionistas más de 25 mil millones de dólares.

''Las firmas de Wall Street nombradas suministraron la cobertura financiera que permitió que Enron se convirtiera en la quinta empresa más grande del mundo y, en el proceso, estas firmas ganaron centenares de millones de dólares en honorarios por suscripciones, y mucho más por préstamos, operaciones con derivados y asesoría financiera'', indica el reclamo judicial.

Esas acciones, dice la demanda, constituyen un ''comportamiento indebido" por parte de las firmas de Wall Street en el colapso de la comercializadora de energía.

Indica que ''el comportamiento indebido que este caso subraya no fue limitado a Houston (sede de Enron), sino que también ocurrió en Wall Street, donde los bancos de inversión de Enron y los abogados contribuyeron a crear, estructurar y vender los papeles que ayudaron a mantener la pirámide de Enron''.

Los acusados fueron ''participantes activos y cruciales en un esquema de amplias implicaciones y varios niveles, diseñado para esconder la situación financiera de Enron, mientras ellos y los responsables de Enron podían continuar la ilusión de la rentabilidad'', indican documentos de la demanda presentada en la Corte de Distrito de Estados Unidos en Houston.

Entre los ejecutivos nombrados en la demanda están el ex presidente Kenneth Lay, el ex presidente ejecutivo Jeffrey Skilling, y Andrew Fastow, ex presidente de operaciones, así como los abogados externos de Enron Vinson & Elkins LLP, y Kirkland y Ellis, acusados de ayudar a Enron a montar ''entidades'' fraudulentas para esconder deudas y responsabilidades.

El consejero general de la Universidad de California y líder de los demandantes de los accionistas de Enron, James Holst, señaló que los prestigiosos bancos usaron ''su competencia y reputación profesional para ayudar a los ejecutivos de Enron a sostener el precio de las acciones de la compañía y crear una falsa apariencia de un fuerte y rentable poder financiero que engañó al público para invertir miles de millones de dólares. A cambio, estas firmas recibieron pagos multimillonarios en dólares, y algunos de sus altos ejecutivos aprovecharon la situación en beneficio personal'', añadió Holst.

La demanda podría tener consecuencias potencialmente devastadoras para Wall Street, en caso de que los bancos sean declarados responsables.