2 de septiembre del 2002

Ecuador: La venganza del sucre

Kintto Lucas
IPS

El debate electoral revivió en Ecuador la polémica por la dolarización de la economía, mientras que una encuesta arrojaba una mayoría favorable a la recuperación del sucre, la moneda local desplazada por el dólar.

La consulta realizada por la empresa Informe Confidencial el 27 de julio en Quito y en la ciudad costera de Guayaquil, los dos distritos con mayor cantidad de electores, mostró una clara mayoría contraria a que el gobierno que surja de las elecciones del 20 de octubre mantenga la dolarización.

La visión negativa en Quito del sistema monetario en uso pasó de 48 por ciento de los entrevistados en enero a 65 por ciento en julio, mientras que en Guayaquil, principal centro comercial del país, aumentó de 56 a 62 por ciento en el mismo lapso.

Por su parte, la pregunta sobre los efectos de la dolarización en la economía familiar recogió aún mayor cantidad de respuestas contrarias, al llegar a 71 por ciento de los consultados en Quito y a 66 por ciento en Guayaquil.

Sin embargo, estos resultados de la encuesta no mellan la voluntad de mantener la dolarización manifestada por la mayoría de los candidatos a suceder al presidente Gustavo Noboa.

El postulante a la presidencia por la socialdemócrata Izquierda Democrática, Rodrigo Borja, es uno de ellos.

"Yo nunca habría adoptado ese régimen monetario, pero después de que se lo ha implantado no queda más remedio que hacer todos los esfuerzos posibles para sustentarlo. Aunque cualquier remedio puede resultar peor que la enfermedad", dijo Borja a IPS.

Borja agregó que para sustentar la dolarización, se debe "incrementar el desarrollo petrolero, fomentar la productividad y la competitividad nacional, proteger a nuestros productos, crear competencia extranjera, fomentar las inversiones en nuestra economía y establecer una severa disciplina fiscal".

También el candidato del derechista Partido Renovador Independiente, Alvaro Noboa, uno de los mayores exportadores de banano del mundo, apoya el esquema monetario actual.

Mientras, el líder indígena Luis Macas, quien compite por un lugar en el Parlamento Andino por la alianza entre los Movimientos Pachakutik y 21 de Enero, propuso que el nuevo Congreso regional siente las bases para la creación de una moneda andina o directamente de una sudamericana.

Macas, cuyo partido postula para la presidencia a Lucio Gutiérrez, entiende que una moneda regional ayudaría a consolidar una política económica común e integradora en la Comunidad Andina de Naciones (CAN), conformada por Bolivia, Colombia, Ecuador y Venezuela.

"Me entusiasma la propuesta de los presidentes Fernando Henrique Cardoso, de Brasil, y Hugo Chávez, de Venezuela, de consolidar la integración entre la CAN y el Mercosur y sentar bases sólidas para la creación de una moneda regional en un proceso equitativo, con participación de la opinión pública", señaló.

"No puede repetirse lo que ocurrió con la dolarización, un proceso impuesto y que nos está conduciendo a un callejón sin salida, que más temprano que tarde nos obligará a rever la medida para que no explote y no se genere el caos que se produjo en Argentina con la explosión de la convertibilidad", explcó.

Todos los procesos "deben ser ordenados y con tomando todas las precauciones técnicas para que no sufran las clases más pobres", añadió Macas, también fundador de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador.

A su vez, Xavier Neyra, candidato del derechista Partido Social Cristiano, afirmó que la dolarización era irreversible porque "trajo estabilidad al país".

En forma similar se expresó León Roldós, quien pretende llegar al gobierno por la alianza integrada por el Partido Socialista y diversos grupos de derecha, como la Unión Nacional, la Democracia Popular, la Concentración de Fuerzas Populares y Fuerza Ecuador.

Varias empresas encuestadoras aseguran que los aspirantes con mayores posibilidades de lograr acceder a la presidencia son Gutiérrez, Borja, Noboa, Neyra y Roldós. Sin embargo, la abultada cantidad de electores que se manifiestan indecisos hace dudar aún sobre quienes competirán en una segunda vuelta electoral.

El economista Alberto Acosta, analista del diario Hoy y el Quincenario Tintají, cree que Ecuador está en el momento de salir de la dolarización de modo técnicamente ordenado.

"Los indicadores económicos demuestran que la dolarización va hacia el fracaso y sería irresponsable esperar a que explote para recién ahí intentar salvar desesperadamente los restos del aparato productivo y pacificar un país en llamas como ocurre en Argentina", argumentó.

Acosta afirmó que la dolarización no ha resuelto la inflación, no mejoraron las condiciones salariales, empeoró la competitividad de los exportadores, se incrementaron las importaciones de productos agrícolas y las tasas de interés se mantienen en torno a 18 por ciento.

"En esta coyuntura, una creciente cantidad de industriales ha optado por transformar sus industrias manufactureras en unidades importadoras, los fabricantes han dejado de comprar materia prima en el país, más de un exportador se ha transformado en importador y otros han comenzado a trasladar sus inversiones al exterior", explicó.

Los encuestados por Informe Confidencial afirmaron además que no se sienten cómodos con el dólar y más de 57 por ciento en las dos ciudades proponen que se regrese al sucre, o se cree un nuevo sucre.

Siete de cada 10 quiteños y seis de cada 10 guayaquileños cambiarían sus dólares por "nuevos sucres" en caso de volver a circular.

Eso significa que existiría aceptación de la ciudadanía para un proceso de convertibilidad monetaria, lo cual elimina uno de los argumentos empleados por varios candidatos favorables a la dolarización, quienes han señalado lo contrario.