7 de enero del 2003

Chile: Análisis de Economía Política

Patricio Malatrassi
Taller de Economía ICAL

La burguesía chilena se apresta a recibir otro año nuevo en medio de una "sensación a gasto" en hoteles cinco estrellas de la capital con cenas de Año Nuevo con champaña francesa, langosta con camarones o ciervo marinado, fiestas al estilo Carnaval de Río, todo por sumas que oscilan entre los 155 mil y los 130 mil pesos por personas. ¡Que no se note pobreza! Todo esto en medio de un desempleo que apenas creció en una décima de uno por ciento a nivel nacional (0,1 %) bajando a 8.6 % con un aumento significativo del aumento de las personas que dejaron de buscar trabajo y se incorporaron a quienes están fuera de la fuerza de trabajo (3.2%) y con un aumento del desempleo en la mayoría de las regiones del país (III, V, VI, VII, VIII, X, XI, XII). Todos estas cifras con respecto a igual trimestre del año anterior.

En el análisis económico del año 2001 sintetizamos los resultados del modelo económico neoliberal en tres aspectos que la caracterizaron:
Ser una economía con una de las peores redistribuciones de ingreso del mundo y condenada a perpetuarse como exportadora de materias primas.

Con el 60 % de los hogares chilenos bajo un ingreso líquido de $ 283.313, lo que no permite resolver su condición de marginalidad y pobreza.

Con un desempleo estructural consustancial al sistema.

Como se puede ver ninguna de esta variable se modificó en un nuevo año de política neoliberal de la Concertación encabezada por el Sr. Lagos, que lisa y llanamente engañó a los trabajadores de Chile bajo un disfraz de izquierdismo que nunca fue. Podríamos suscribir sin cambiar una coma el análisis realizado en el año 2001 pero sin duda se han señalado nuevos hitos en la desnacionalización de la economía nacional que si siguen su proceso, al parecer inevitable, nos conducirá por un camino que marcará profundamente el destino de todos los chilenos, sin que estos logren aquilatar la magnitud de la maraña que se ha tejido a sus espaldas.

Se "hizo cumbre" con respecto a la subordinación de la economía nacional al capital extranjero a través de los Tratados de Libre Comercio con Estados Unidos y la Unión Europea. Estos tratados comprenden aspectos implícitos que abarcan desde lo cultural hasta tópicos de soberanía nacional. Se entrega prácticamente sin condiciones a la voracidad transnacional de todo aquello que sea relevante explotar. Los tratados son sin lugar a dudas el resultado de la dictadura disfrazada del empresariado agroexportador, financiero y comercio importador que sometió a Chile a un TLC que para Estados Unidos, como la reconoció Kathleen Barclay, presidenta de la Cámara chileno Norteamericana de Comercio, es "geopolítico y comercial" ( El Mercurio 14/12/02) y esta destinado a dar un impulso al Alca y al sector servicios que representa el 80 % del empleo en Estados Unidos ( cifra similar en Chile) Estados Unidos ha embaucado a los auto proclamados "inteligentes" negociadores chilenos, que establecieron acuerdos de "libre comercio" con un país que sigue adelante con la nueva ronda de negociaciones de la Organización Mundial de Comercio (OMC) que fue puesta en marcha en Doha, en noviembre de 2001 siendo allí el primer ítem la agricultura, donde los países ricos gastan US $ 1.000 millones diarios en subsidios a los agricultores y en particular Estados Unidos que otorgará US$ 190 mil millones en subsidios en los próximos diez años.

Con esta realidad Chile ha iniciado el desmantelamiento de su sector agrícola. Para qué hablar del abuso de los reglamentos antidumping con que protegen su industria, acero (30% en derechos de aduana) y los productos químicos En la transacción de bienes el TLC abrió la puerta a la entrada ilimitada de los llamados alimentos transgénicos, es decir genéticamente alterados, recuérdese que estos alimentos enfrentan una moratoria de cuatro años por parte de la Comunidad Económica Europea; esto implica la aceptación de carne de res tratada con hormonas. E.U. es el principal cultivador y productor de alimentos transgénicos, con exportaciones que alcanzan los US $ 12.000 millones anuales.

La pregunta es, si siendo impuesta su entrada, los "inteligentes" negociadores habrán cautelado el hecho mínimo de que estos bienes deban venir debidamente etiquetados, para que el consumidor debidamente informado tome una decisión informada.

También es probable, ya que nadie conoce explícitamente sus contenidos, que la libertad de exportar libre de impuestos permita a algunas de las empresas más especializadas del mundo enviar desde Chile, salmón a canadienses y noruegos, leche y queso a los neozelandeses, Cola Cao a los españoles a través de Nutrexpa expandiendo significativamente los US$ 6.000 millones de comercio bilateral actuales. Transnacionales como Nestlé volverán a "hacerse la América" permitiéndoles enviar su producción - que este año fue de alrededor de US$ 40 millones- por todo el globo.

La firma de estos tratados no aminorará ni cambiará el hecho incontrovertible de que el 80 % de las exportaciones chilenas sigue dependiendo de los recursos naturales. Es en estos recursos donde se centra el proceso de corrupción y drenaje de la riqueza más feroz de la historia y sólo comparable con la época de la conquista de América.

Hay también una cantidad descomunal de seres vivos exclusivos de esta tierra que parten a incrementar la riqueza biológica de los países desarrollados, desde arañas hasta aves, hay un robo genético de especies a gran escala. Bordes costeros, ecosistemas marinos, bosques nativos y de suelos, aire, agua todo está siendo depredado en aras del libre mercado. Los ríos son contaminados con materias orgánicas y químicas, los lagos del sur se intoxican con compuestos químicos de la actividad agrícola y exceso de fósforo de la agricultura. La intervención de los bosques nativos abarca unas 130 mil hectáreas al año. Entre el 3 % y el 23 % no recibe manejo sustentable. La deforestación y la erosión de los suelos tiene tintes dramáticos: "Imágenes satelitales evidencian lenguas de sedimento de hasta 40 Km que penetran en el mar. Son flujos diarios de suelos arrastrados por los ríos desde Concepción a Puerto Montt". (Nicolo Giglo: Estado del Medio Ambiente en Chile 2002. Ediciones LOM). En Santiago la expansión urbana ha ocupado unas 60 mil hectáreas de suelo agrícola y el nuevo plan regulador del gobierno "socialista" de Lagos posibilitará usar 80 mil hectáreas más. La sobre pesca ha llevado a la reducción significativa de las reservas. Así desde 1997 a 2002 el desembarco de congrio hizo que la biomasa del recurso se estancara en 30 mil toneladas. La contaminación de los ecosistemas con metales pesados producidos por la industria es patético como ilustra lo sucedido en la bahía de Talcahuano que fue convertido en un enorme pudridero.

Los trabajadores chilenos que en promedio reciben un sueldo líquido $ 264.505 (según cifras de la Asociación Chilena de Seguridad), es decir, un líquido casi 17 % menor que un salario líquido digno.($283.313 salario de la dignidad ICAL) Sólo los salarios promedios de la minería y de los sectores financieros, están sobre el salario líquido de la dignidad con $ 409.548 y $ 404.875 en promedio respectivamente. Naturalmente las cifras promedios ocultan que allí hay profundas diferencias salariales, recuérdese la variedad de servicios externalizados que hay en estos sectores y que reciben salarios mínimos.

En el 2002 sólo el 35 % de las mujeres chilenas en edad de trabajar tienen acceso al trabajo remunerado, la dueña de casa sigue haciéndolo en un régimen de esclava, en circunstancias que en Latinoamérica lo hace el 45 % y en Estados Unidos el 60 % (Según encuesta CEP.2002) La reforma previsional impuesta en 1980 tiene al 42 % de la fuerza de trabajo, esto es 2,5 millones de trabajadores sin cobertura previsional. Lo que sin duda hará que adquiera una dimensión de catástrofe la situación que se avecina para el sector cuando deban comenzar a cubrir las cuotas previsionales de los trabajadores que en la próxima década vallan saliendo del sistema. Por otra parte se ha abierto al insaciable apetito privado el manejo de los fondos de los trabajadores a través de dos reformas claves en el sistema previsional una que permitirá que el Ahorro Previsional Voluntario (APV) a entidades distintas a las AFP, como los bancos y las compañías de seguro y los sistemas de multi fondos que abren el espectro al masivo ingreso accionario a la transacción bursátil, con lo que los manipuladores financieros han recibido su parte en el reparto en el Plan de Reactivación Nacional prohijado por el gran empresariado nacional y extranjero.

En el sector bancario operó en grande la concentración financiera, es decir la concentración de la riqueza, llevada a cabo a través de la fusión del Banco Santiago con el Banco Santander, gracias a la venta de las acciones que poseía el Banco Central en el primero, esto ha convertido a la entidad española en el mayor banco del país concentrando el 28 % de las colocaciones bajo el nombre de Banco Santander. A pesar de la alta concentración, los economistas sirvientes, a través de la Comisión resolutiva de la Superintendencia de bancos e Instituciones aprobó la fusión pues ella no implicaba riesgos para el país ni para la competencia Bancaria. Esta fusión se sumó a la realizada por los Bancos de Chile y Edwards – que concentran un 20 % - todo esto para dar cuenta de la tendencia mundial a crear grandes conglomerados financieros para aumentar la rentabilidad de los capitales y disminuir los costos de operación. Nadie ha cautelado el riesgo social que estas operaciones involucran. Para los encargados de fiscalizar parece no existir el ejemplo de los escandalos financieros de la mayor empresa energética del mundo Enron que llevó a la bancarrota a miles de accionistas a quienes ocultaban información, o el escándalo de Worl-Com, la segunda mayor telefónica estadounidense de larga distancia que cometió un fraude por casi cuatro mil millones de dólares o el desplome de United Airlines que podría ser la mayor bancarrota de la industria aeronáutica en un sector que acumula pérdidas este año que superan los 7.700 millones de dólares. Así se maneja la tan cacareada eficiencia privada.

En la Construcción la inversión en infraestructura productiva cayó en 0,8 % y la venta de viviendas estuvo concentrada en aquellas que fluctúan entre 2.500 y 3.000 UF es decir con un valor monetario de entre 42 millones y 50 millones.

Han construido un país donde todo se vende, la educación, la salud, el transito por el país sometido a tarifas, todo, privatizado. dentro de poco se hará efectivo el nuevo paisaje capitalino con sus peajes electrónicos, consolidando así el pago de los usuarios por usar las autopistas urbanas concesionadas a privados. El gobierno de derecha de Lagos se apronta con el concurso de sus pares de la UDI y los empresarios a privatizar Codelco. Para ello le tiene sin cuidado la perdida de la mayoría en el poder legislativo. Para sus próximas leyes ya tiene el respaldo necesario.

Resumiendo el año 2002 conservó los parámetros que observamos el año 2001 y podríamos ampliarlo con tres aspectos que priorizó el gobierno en este año que termina: la negociación de tratados de libre comercio en forma secreta y a espaldas de los chilenos, la violenta cara de la corrupción que ha mostrado al país la enorme mezquindad de políticos, empresarios, religiosos que no digamos que ha llegado a grados insólitos, porque esta siempre ha sido su impronta, ora más violenta, ora más atenuada, pero siempre mostrando las insaciables fauces del interés privado, y tercero la institucionalización de la depredación absoluta de los recursos naturales y la apertura irrestricta al capital financiero transnacional. Nos han convertido en una colonia. Podríamos asimilarnos a lo que preguntaba Nicolás Guillen a Puerto Rico. "¿Cómo está Puerto Rico?/ Tú de socio asociado en sociedad/ Bad, very Bad". Los acuerdos solidifican el sometimiento de Chile y consolidan el modelo económico neoliberal vigente, transado en una apariencia de libre comercio y en una indudable estabilidad política interna. Ya no pertenecemos al peliento e impredecible barrio latinoamericano. Nos han cambiado de barrio. Con una dura soga amarrada al cuello ladramos en el patio de los amos. Este es el gran logro del año 2002.