24 de julio del 2002

Chile: La cáscara griega

Patricio Malatrassi
Taller de Economía ICAL

Los griegos pueblo sabio, base de la cultura occidental, creadores del concepto de democracia ( y de sustentarla en la esclavitud) manifestaban a través de uno de sus grandes trágicos que "los dioses ciegan a quienes quieren perder". Vemos un gobierno ciego que camina inexorablemente hacia su perdición. El gobierno "socialista" de derecha de Lagos camina en medio de la sensación de que a la economía nada la puede hacer despegar. Todas las medidas caminan hacia la nada, porque sus principales destinatarios, la burguesía nacional: empresarios, economistas del sistema, empresas transnacionales ya le han dado vuelta la espalda. Piden casi lo imposible:
volver a la democracia griega. Es decir una democracia con esclavos.

Nadie puede dudar de que no han perseverado en esto.

Sentaron las bases del modelo bajo la ensangrentada mano de la dictadura y la abandonaron. no porque le fueran desafectos, sino, porque la lucha y la confrontación total contra ella hacían insostenible su permanencia.

Hay estudios consolidados en la economía que dicen que las personas toman sus decisiones presentes con la vista puesta en el futuro. Los empresarios han puesto su futuro político en mano de la Unión Demócrata Independiente (UDI) y sus dineros en seguras cuentas en dólares en el extranjero y en inversiones rentables en la economía norteamericana. Un solo dato a este respecto: un incremento del 425 %,es decir, cinco veces, creció la inversión chilena neta entre enero y mayo de este año : Llegó a US$ 1.585 millones contra US$ 287 millones registradas en el mismo lapso del 2001. Estos son datos del Banco Central. Para dimensionar esta cifra podríamos decir que con ella se podría financiar el total de la inversión necesaria para los colectores y red de aguas lluvias de la cuenca de Santiago que cubre 4 mil kilómetros de redes subterráneas y que según algunos cálculos más serios que los del gobierno que lo sitúan en US$ 600 millones alcanza si se quiere realmente resolver el problema los US$ 1.500 millones o cubrir las privilegiadas pensiones de las Fuerzas Armadas ( que los chilenos pobres de este país vamos a tener que hacernos el ánimo de seguir pagando) y que este año implicarán US$ 600 millones del presupuesto público.

El gobierno ha amarrado su futuro a un modelo que va cuesta abajo en la rodada : los datos que vienen desde el imperio no son alentadores y el arrebato de optimismo de Greenspan presidente de la Reserva Federal (Banco Central de los E. Unidos) no conmovió esta vez a nadie ni a la creciente desconfianza sobre la economía de los Estados Unidos.

Eyzaguirre ha lanzado sus medidas para "acelerar la reactivación". Este es una metáfora, poesía no muy buena a lo mejor, pero no economía. Que reactivación va a ser acelerada, si aquí no hay ninguna reactivación, mal podrían acelerarar algo que no existe. ¡Por favor! Este anuncio lo hizo previamente en el Seminario "Chile dentro de la Economía Global : Perspectivas Económicas y Políticas" . Los tipos que estaban allí, empresarios y empleados de las transnacionales más los "mocitos" del sistema no se deben haber tirado debajo de las mesas a reirse, porque son tipos respetuosos de las formas, en público. Como lo reconoció crudamente el presidente de la Confederación del Comercio Ricardo Ariztía "no se puede afirmar que cada medida sea suficiente, van sumando..." Uno podría sentirlo por Eyzaguirre que alguna vez caminó por caminos más dignos, pero cada uno elige su destino y a que intereses sirve...Las medidas tributarias para fomentar la inversión y el crecimiento económico comprenden:
1. Eliminación de impuestos de timbres y estampillas para la reprogramación de deudas hipotecarias, que junto con beneficiar de estos prestamos, se espera que de impulso al sector de la construcción.

2. Exención del impuesto a la renta para las empresas que utilicen a Chile como plataforma para invertir en otros países.

3. La celeridad en la tramitación legislativa de convenios de doble tributación ya suscritos con seis países.

4. Que el Servicio de Impuestos Internos deje de actuar como juez y parte en los juicios tributarios medida que se concretaría con el envío al Congreso que crea los tribunales independientes.

5. Ampliación del beneficio de beneficio de depreciación acelerada para los activos con una vida útil de entre 3 y 5 años, que permitirá depreciarlos en un año. Lo que permitirá descontar más impuestos.

No son medidas que tengan efecto en el corto plazo y salvo la eliminación del impuesto de timbres y estampillas y la depreciación que eventualmente pudieran beneficiar a pequeños deudores y medianas empresas que aún pudieran tener capacidad de inversión, lo que a esta altura resulta menos que dudoso es que el grueso de las medidas está destinada a seguir en el proceso de entrega del país al gran capital nacional que tiene altas incrustaciones de capital foráneo y al capital transnacional.

Desde el punto de vista de construcción de un país libre y soberano son una vergüenza. Caminan en la misma dirección de la verdadera defraudación del patrimonio público que ha significado la entrega del cobre, nuestra principal riqueza nacional hoy desnacionalizada en un 70 %. Empresas privadas del sector cuprífero que están siendo objeto de una demanda por el daño enorme al patrimonio colectivo de sus manifiestas maniobras destinadas a eludir impuestos y su responsabilidad directa en la caída del precio de venta del cobre que se ha traducido en enormes ganancias para sus conglomerados.

Lo paradójico de todo esto y que sitúa la repercusión de estas medidas en el ámbito de la realidad concreta , que ya hemos reseñado, es que los empresarios de la poderosa Confederación de la Producción consideran este nuevo paquete de regalo, insuficiente.

Exigen más. Quieren y saben que lo van a lograr :
quieren lograr la total indefensión de los trabajadores a través de lo que hipócritamente llaman "flexibilidad laboral", que no es otra cosa que el aprovechamiento absoluto del enorme ejercito de cesantes en las condiciones que ellos fijen sin ninguna restricción. Ejército que hoy las cifras relativamente más reales de la U. Chile situaron en un 13.6 % para el gran Santiago que equivalen a 362.000 personas y que si se ajustan las cifras por programas de Gobierno llega a 14 % a nivel nacional, cifra que no es mayor es porque ya se está dando el fenómeno en escala, de que trabajadores que cobraban $ 300.000 (US$ 429) al mes ahora aceptan $150.000,(US$ 214) lo que no implica un mayor dinamismo de las empresas. Como se ve mantener el modelo y sus auto celebradas cifras macro, siguen y seguirán descansando en los nueve millones de pobres con que ya cuenta el país y en los miles y miles de desempleados.

El Gobierno ha elegido gobernar para los empresarios y construir una democracia con una cáscara griega, es decir sin ninguna de sus grandezas, pero con esclavos. Con la libertad aparente de vender su fuerza de trabajo donde más le convenga. Libertad aparente de la consigna neoliberal esgrimida por los sicarios del sistema y sus instituciones : Libertad para elegir.