E C O N O M Í A 

17 de enero del 2003

Continentes fortaleza

Estados Unidos y Europa están creando fortalezas regionales multi-escalonadas

Naomi Klein
The Guardian

Bien. Podría haber sido verdad. Esto es lo que la Senadora Hillary Clinton tuvo que decir después de averiguar que cinco hombres Pakistaníes realmente no se colaron en los EEUU a través de Canadá para poder volar por los aires New York en Nochevieja. Porque ellos nunca estuvieron en los EEUU y no eran terroristas, y todo fue inventado por un hombre que falsifica pasaportes como medio de vida.

A la altura del mentiroso profesional que busca terroristas imaginarios, Clinton había culpado a Canadá de su frontera "sin patrullas y sin supervisión". Pero incluso cuando la broma pesada salió a la luz , Clinton no retiro su acusación. Porque La frontera Canadiense es tan porosa, razon:"Esta broma parece del todo creíble".

Era, en otras palabras, una broma útil, que ayudaba a comprender a los ciudadanos estadounidenses lo inseguros que están. Y esto es útil, especialmente si estas entre el creciente número de economistas por el libre mercado, políticos y estrategas militares que empujan por la creación de un "Tratado de libre comercio con América, TLC fortaleza" (1), un perímetro de seguridad continental que alcance desde la frontera sur de Méjico hasta la norte del Canadá.

Un continente fortaleza es un grupo de países que une fuerzas para extraer términos comerciales favorables para otros países, mientras patrullen la fronteras externas compartidas de forma que la población de aquellos países se mantenga fuera. Pero si un continente tiene intenciones serias de ser una fortaleza, también tiene que invitar a uno o dos países pobres dentro de sus muros, porque alguien tiene que hacer el trabajo sucio o el levantamiento de pesos pesados. Europa ha sido pionera de este modelo, ya que la UE se esta expandiendo en la actualidad para incluir un bloque de diez países pobres del este y al mismo tiempo usa unos métodos de seguridad que van incrementando su agresividad para impedir la entrada a inmigrantes de países incluso mas pobres como Irak o Nigeria.

Tras los acontecimientos del 11 de septiembre el norte de América se puso seria en construir un continente fortaleza por si misma. Después de los ataques, no era una opción para EEUU construir simplemente unos muros mas altos en las fronteras de Canadá y Méjico: en la era del TLC, el mundo de los negocios no lo entendería. General Motors dice que cada minuto que su flota de camiones es retrasada entre la frontera de Canadá y de Estados Unidos, pierde sobre 650.000 $.

En la otra frontera de los EEUU, docenas de industrias, desde la agricultura a la construcción, confían en los trabajadores "ilegales" mejicanos -un hecho que nos es perdido de vista por George Bus, quien sabe que, después del petróleo, el trabajo de los inmigrantes es la energía que conduce la economía del suroeste. Si él repentinamente cerrara el flujo, el sector de los negocios se rebelaría. Así, ¿Qué haría un gobierno al que le gustan los negocios y que esta obsesionado con la seguridad? Fácil. Mueve la frontera. Lleva las fronteras mejicanas y canadienses a pretenciosos puntos de inspección y sella todo el continente desde Guatemala al Circulo Artico. Los funcionarios de Bus no hablan de un continente fortaleza, prefieren términos como "Área de mutua confianza de Norte América". Pero un perímetro de seguridad bajo el mando de EEUU es precisamente lo que esta siendo construido.

Durante el año pasado, Washngton ha presionado a Canadá y a Méjico para armonizar sus leyes sobre refugiados, inmigración y visados con las políticas americanas. Y en julio del 2001, el presidente de Méjico, Vicente Fox, introdujo el Plan Sur, una operación de seguridad enorme en la frontera sur de Méjico que los expertos en inmigración llamaron "Migración del Sur" de la frontera de EEUU. Sobre este plan, el gobierno mejicano ha deportado a cientos de miles de, principalmente, centroamericanos en su camino a los EEUU, siendo los Estados Unidos lo que daban los fondos. En un extraño incidente el año pasado, los guardias mejicanos capturaron un grupo de refugiados indios en su ruta hacia EEUU, los montaron en autobús hasta un centro de detención sórdido en Guatemala, y Washington pago el coste (8.5 $ por detenido).

Fox había esperado ser recompensado por custodiar la frontera sur sin declarar de los EEUU y solía tener razones para el optimismo. Tan recientemente como el 6 de septiembre del 2001, Bush prometía normalizar el estado de aproximadamente 4.5 millones de mejicanos que viven ilegalmente en los EEUU. Después del 11 de septiembre, sin embargo, el estado de estos trabajadores se convirtió en mas precario incluso.

Esto apunta a otra verdad sobre los continentes fortaleza; estar dentro puede ser mejor que estar fuera, pero esto no es garantía de un estado de igualdad.

Washington es construyendo un tipo de fortalezas triplemente escalonadas en la cual los EEUU gobierna por decreto, Canadá y Méjico sirven como guardianes y los trabajadores mejicanos son desterrados al equivalente continental de criados no identificados.

Dentro de la Fortaleza Europa, Francia y Alemania son la nobleza y poderes menores como España y Portugal son los centinelas. Polonia, bulgaria, Hungria y la república Checa son los siervos postmodernos, produciendo factorías de bajos salarios donde las prendas, electrodomésticos y coches son producidos por debajo del 20-25% de coste de fabricarlos en el oeste de Europa.

Los enormes invernaderos del sur de España, mientras, han parado de coger mano de obra marroquí para recoger fresas. Están dando los trabajos en su lugar a polacos de piel blanca y a rumanos, mientras lanchas equipadas con sensores infrarojos patrullan la línea de la costa, interceptando barco de norte africanos. Cada vez más, la UE esta haciendo "acuerdos de repatriación".

Una condición explícita de los nuevos tratos comerciales. Cogeremos vuestros productos, dicen los europeos al Latinoamerica y a áfrica, si podemos mandar de vuelta a vuestra gente.

Lo que estamos viendo es el surgimiento de un genuino nuevo orden mundial, uno mas Darwiniano que el primero, segundo y tercer mundo. Las nuevas divisiones entre continentes fortaleza y continentes cerrados. Para los continentes cerrados, incluso su trabajo barato no es necesitado, y sus países son dejados a las puertas pidiendo limosnas por un precio medio decente para el maíz y los platanos.

Dentro de los continentes fortaleza, una arquitectura social nueva ha sido preparada para reconciliar la aparente contradicción política de la era post 11 de septiembre. ¿Como tenemos fronteras infranqueables y a la vez trabajadores baratos?¿Como permanecemos abiertos para negocios y cerrados para la gente? Fácil, Primero, agranda tu perímetro. Entonces lo cierras.


Traducción de Mario Cuellar
www.globalizate.org