E C O N O M Í A 

20 de enero del 2003

Pronunciamiento del Bloque Popular Centroamericano ante el inicio de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio Estados Unidos – Centroamérica

Centroamérica no está en venta


Ante el inicio de las "negociaciones" para la firma acelerada del Tratado de Libre Comercio EEUU-Centroamérica, las organizaciones y grupos sociales miembros del Bloque Popular Centroamericano, expresamos nuestro rechazo total y expresamos la preocupación por el impacto que tendrá, esta imposición de los intereses netamente comerciales, económicos y políticos de Estados Unidos en la región.

Por lo tanto, nos pronunciamos contra, porque tenemos claro que:

1. Asegura los objetivos de EEUU, de mantener su hegemonía en la región en materia de comercio y mejorar así su posición negociadora en el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) y la Organización Mundial del Comercio (OMC), según las propias palabras del Representante Comercial, Robert Zoellick pronunciadas el 22 de agosto del 2002 ante el Congreso.

2. Sostiene a largo plazo las pretensiones imperiales de EEUU en la región, por medio de concesiones extraordinarias para sus empresas, para debilitar los bloques comerciales latinoamericanos y mundiales como parte de la política injusta comercial, de la cual ya tenemos el devastador precedente del Tratado de Libre Comercio con México y Canadá implementado a partir de enero de 1994.

3. Implica la eliminación de los derechos y deberes de los gobiernos de proteger: las industrias nacionales, los productores, las pequeñas y medianas empresas, el medio ambiente y los derechos de las/los trabajadoras/es, para ceder espacio a las transnacionales estadounidenses.

4. Garantiza la apertura de nuestros mercados nacionales a las exportaciones e inversiones de sus empresas que sí gozan de protección y de subsidios millonarios por parte de su gobierno.

5. Desenmascara la hipocresía y la dualidad del discurso del Gobierno de EEUU, que se concreta en la Ley Agrícola de mayo pasado, ya que las corporaciones agrícolas protegidas demandan el dominio de los mercados centroamericanos, y a expensas de los pequeños y medianos productores, pretenden eliminar la competencia local.

6. Crea condiciones exactas para la pérdida de la soberanía alimentaria y la destrucción del campo, ya que estas empresas provocan la dependencia de la producción foránea para la alimentación, el abastecimiento nacional de los productos y de los insumos para la producción.

7. Sigue vendiendo la falacia de las supuestas bondades de sus políticas, como es la reducción de las tarifas en la industria textil, cuyo fin es proteger sus propias industrias textileras de las importaciones de China y la India.

8. Prepara la instrumentalización de los gobiernos nacionales a favor de los intereses extranjeros, ya que por medio de instancias secretas, inconstitucionales y antidemocráticas, exigirán compensación en caso de ser afectadas por regulaciones ambientales, derechos laborales y leyes locales, a la vez que demandan trato igual a cualquier nacional en las licitaciones y contrataciones de los gobiernos nacionales y locales.

En esta etapa de lucha en que nos estamos movilizados por recuperar la soberanía y derechos de nuestros pueblos para un auténtico desarrollo sustentable y justo; alentamos a la población centroamericana a:

1. Rechazar el entreguismo de los "negociadores" y de las cúpulas de empresarios ante esta pretensión foránea y de sometimiento.

2. Fortalecer la capacidad organizativa y las alternativas de desarrollo sustentable que impulsan nuestras comunidades y organizaciones en distintos niveles.

3. Mantener la movilización como una alternativa de resistencia, por la defensa de las leyes nacionales y la Constitución.

4. Construir desde los pueblos una alternativa de integración centroamericana (incluyendo Belice y Panamá) que promueva la unidad y el mejoramiento de la calidad de vida de nuestros pueblos, garantice el irrestricto cumplimiento de los derechos humanos, garantice la sustentabilidad en base a las relaciones ecosistémicas y las actuales sociedades multiculturales y multilingües, y fortalezca la soberanía de nuestros pueblos.

5. Hacemos firme opción por promover la integración de Centro América con todos los pueblos del Caribe y Latinoamérica.