5 de julio del 2001

Nuestro Mundo No Está a la Venta

Lanzan campaña mundial contra la OMC y la globalización capitalista


Servicio Informativo "alai-amlatina"

Coincidiendo con la realización del primer simposio de la Organización Mundial de Comercio (OMC) con las organizaciones no gubernamentales (ONGs) tras el colapso de las negociaciones de la OMC en Seattle en 1999, organizaciones ciudadanas y movimientos sociales de todo el mundo lanzarán hoy una campaña mundial de repudio a la OMC y su política de apoyo a la globalización capitalista. La campaña "Nuestro Mundo No Está a la Venta" incluye más de cien organizaciones en veinte países del mundo.

La Organización Mundial de Comercio invitó a representantes gubernamentales, organizaciones no gubernamentales, los medios, centros de estudio e intelectuales y las universidades a un simposio de dos días en Ginebra, del 6 al 7 de julio del 2001.

Según la Secretaría de la OMC, el simposio abordará "temas de importancia crucial que el sistema de comercio mundial enfrenta actualmente". Sin embargo, los resultados de esa reunión están claramente en duda, si se tiene en cuenta que la Secretaría está sesgada y apoya abiertamente la propuesta formulada por la Unión Europea (UE) de lanzar una nueva ronda de negociaciones comerciales durante la Conferencia Ministerial del organismo en Qatar este noviembre (a pesar de la oposición de países claves del mundo en desarrollo y muchas organizaciones ciudadanas), sumado al hecho que además publica materiales de campaña que atacan a quienes critican a la OMC desde la sociedad civil.

Consternados y legítimamente preocupados por los graves y difundidos impactos sociales y ambientales de las negociaciones de la OMC tanto pasadas como presentes, y aun aquellas que están propuestas los representantes de muchas organizaciones ciudadanas de todo el mundo consideran este simposio como un mero ejercicio de relaciones públicas de parte de la OMC, en lugar que un intento auténtico de discutir "temas de importancia crucial". El simposio podría brindarle a la OMC la oportunidad de generar una imagen de transparencia y accesibilidad que para muchos millones de personas marginalizadas e incluso para gobiernos que participan de las negociaciones actuales no puede ser más ajena a la verdad. Las propuestas post-Seattle que pretendían modificar el funcionamiento interno de la OMC al parecer han sido abandonadas.

En el proceso hacia Seattle, 1,500 organizaciones ciudadanas de 89 países hicieron causa común bajo la consigna "WTO: No New Round Turn Around", reclamando una moratoria sobre cualesquier nuevas negociaciones de la agenda ordinaria o "incorporada", y rechazando asimismo la incorporación a la OMC de nuevos temas como las inversiones y las normas sobre competencia. Después de la Conferencia Ministerial de Seattle, esas mismas organizaciones desarrollaron una propuesta conjunta que planteaba medidas y pasos concretos para disminuir el poder y el alcance de la OMC. Sin embargo, esos puntos de vista que representan a millones de personas en todo el mundo hasta la fecha no han sido encarados por la OMC.

"La OMC se ha mostrado 'institucionalmente' sorda a las preocupaciones del Sur. Los llamados problemas de implementación (es decir, corregir los desequilibrios actuales) constituyen una preocupación central en la agenda de los países en vías de desarrollo ya desde mucho antes de Seattle. No obstante, a pesar de las promesas, hasta la fecha no se ha avanzado nada en esa dirección. Es más, las reuniones secretas del llamado 'salón verde' siguen ocurriendo. La mayor parte de los países en vías de desarrollo quedan efectivamente fuera del proceso. Con el balance de fuerzas inequitativo que prima en la organización, una nueva ronda exacerbará las iniquidades que padece el Sur en lugar de atenuarlas", declaró Aileen Kwa de "Focus on the Global South", de Tailandia.

"Si la Secretaría de la OMC estuviese sinceramente dispuesta a discutir temas importantes, dejaría de rechazar cuestionamientos fundamentales de las naciones en desarrollo y las ONGs acerca del papel inadecuado de la OMC y el alcance inapropiado de sus reglas. Muy por el contrario, la dirección de la OMC está liderando la puja por una nueva ronda y se dedica a convocar reuniones como ésta con bombos y platillos, pero sin ninguna intención verdadera de modificar su agenda", añadió Tony Tujan de la Fundación IBON de las Filipinas.

Muchas organizaciones ciudadanas se muestran indignadas porque sus preocupaciones acerca de la agenda de globalización capitalista de la OMC están siendo ignoradas. Algunas de esas organizaciones -entre ellas Focus on the Global South, Amigos de la Tierra Internacional, el NGO Forum on Indonesian Development y la Internacional de Servicios Públicos- van a participar en el simposio de la OMC para plantear sus puntos de vista compartidos.

"La próxima Conferencia Ministerial en Qatar constituye una oportunidad importantísima para revertir la agenda actual manejada por los intereses empresariales. No es el momento de ampliar el poder de la OMC incluyendo aun más temas en su agenda. Lo que necesitamos ahora mismo es una moratoria de las negociaciones en curso y una evaluación de los impactos sociales y ambientales de las normas y reglamentos vigentes.

Ninguna otra cosa servirá", dijo Ronnie Hall, de Amigos de la Tierra Internacional (FoEI).

"Sacar a la OMC fuera de la agricultura debe ser el primer paso", afirmó Paul Nicholson de Vía Campesina, un movimiento internacional de organizaciones del campo. "Millones de agricultores de todo el mundo, tanto en el Sur como en el Norte, están siendo aniquilados por reglas que establecen la prioridad del comercio por encima de cualesquier otras preocupaciones y temas como el hambre, la permanencia de economías rurales saludables, el cuidado del medio ambiente y la calidad e inocuidad de los alimentos. Necesitamos un conjunto de reglas diferentes, por fuera de la órbita de la OMC, y las necesitamos ya".

La campaña "Nuestro Mundo No Está a la Venta" proseguirá acumulando fuerzas y adhesión de nuevos grupos que se irán sumando a la coalición, hasta la próxima Conferencia Ministerial de la OMC e incluso después.

"A partir de ahora y hasta la Conferencia Ministerial en Qatar, activistas y organizaciones desplegarán campañas en todo el mundo contra una Nueva Roda de la OMC y contra una mayor liberalización del comercio", expresó Alice Carl, gremialista de la Internacional de Servicios Públicos.