22 de octubre del 2001

Controversia sobre la legalidad en la venta de la cadena mexicana

Inversión neutra, simulación legal para la compra de 50% de Radiópolis por Grupo Prisa


Mediante la figura de "inversión neutra", empresarios extranjeros han sorteado las limitaciones impuestas en diversas leyes para incursionar en actividades reservadas para mexicanos, como el transporte de carga de cabotaje y, más recientemente, la compra de 50 por ciento de la cadena Radiópolis, propiedad del consorcio Televisa.

La operación, concretada el domingo pasado en Madrid con el presidente Vicente Fox como testigo de honor, ha despertado controversia acerca de su legalidad, ya que la radiodifusión es una actividad reservada exclusivamente a mexicanos tanto por la Ley Federal de Radio y Televisión como por la Ley de Inversión Extranjera.

El ex subsecretario de Comunicaciones, ex presidente de la Comisión Federal de Telecomunicaciones y actual consultor privado en la materia, Javier Lozano Alarcón, afirmó que la operación es "buena", pero la inversión neutra no deja de representar una "simulación legal" frente a las limitaciones impuestas al capital foráneo y "un vehículo para darle la vuelta" a las disposiciones vigentes.

Este caso, dijo, demuestra que es un buen momento para revisar las leyes de Inversión Extranjera, de Radio y Televisión y la de Telecomunicaciones respecto de las actividades actualmente reservadas a mexicanos. "Si nos da miedo el capital foráneo, dejemos esas limitaciones, pero si queremos atraer inversionistas extranjeros, abramos su participación", señaló.

Mientras tanto, el Grupo Pegaso, propiedad del primo hermano del presidente de Televisa, Alejandro Burillo Azcárraga, se manifestó porque los medios de comunicación sigan siendo de mexicanos, que no es necesario que se deje la radiodifusión en manos de extranjeros y hasta señaló que este consorcio hubiera estado dispuesto a pagar 50 millones de dólares por la compra de la estación estrella de Radiopolis, la "W", y no por las 17 estaciones que conforman el grupo.

En el anuncio de su proyecto radiofónico Redwinteractivo, que operará una red de 48 estaciones afiliadas, Eugenio Bernal Maucuzet, director de la División Radio de Grupo Pegaso, sostuvo que no hay temor por la alianza y afirmó que desde la perspectiva del grupo no es preciso que se deje la radiodifusión en manos de los españoles.

Al respecto, Televisa señaló ayer que su acuerdo de inversión con el Grupo Prisa fue sometido a la revisión y validación de las autoridades correspondientes del país.

No obstante, voceros de la empresa se negaron a abundar respecto de los múltiples comentarios acerca de que el convenio contraviene la legislación en la materia.

La televisora se limitó a señalar que todo el proyecto de inversión, el convenio y la propuesta de inversión tendrán que ser ratificados y autorizados -además- por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y la Comisión Federal de Competencia para su aprobación y puesta en marcha.

Legislación vigente

Según un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, la asociación Radiópolis(México)-Grupo Prisa(España) "se inicia con la adquisición, mediante acciones de inversión neutra, de 50 por ciento de Radiópolis por parte de Prisa a través de una inversión de 50 millones de dólares y una aportación de capital de 10 millones de dólares".

El artículo 14 de la Ley Federal de Radio y Televisión y el capítulo II, artículo 6º, inciso III de la Ley de Inversiones Extranjeras, estipulan la exclusividad de la radiodifusión -entre otras actividades- para mexicanos o sociedades mexicanas.

Sin embargo, la propia Ley de Inversión Extranjera, en ese mismo artículo, contiene la posibilidad de que extranjeros realicen o participen en actividades reservadas para mexicanos: "La inversión extranjera no podrá participar en las actividades y sociedades mencionadas en el presente artículo directamente, ni a través de fideicomisos, convenios, pactos sociales o estatutarios, esquemas de piramidación u otro mecanismo que les otorgue el control o participación alguna, salvo en lo dispuesto por el título quinto de esta ley".

Como en el caso del cabotaje en el autotransporte de carga (movimiento de mercancías de un lugar a otro dentro de territorio nacional), en la radiodifusión los consorcios Televisa y Prisa se acogieron a la inversión neutra para posibilitar la participación extranjera en una actividad reservada para mexicanos. El título quinto, capítulo I, define el concepto de inversión neutra como "aquella realizada en sociedades mexicanas o en fideicomisos autorizados conforme al presente título y no se computará para determinar el porcentaje de inversión extranjera en el capital social de sociedades mexicanas". Asimismo, determina que la participación del capital foráneo mediante bonos en las sociedades sólo dará "derechos pecuniarios a sus tenedores y derechos corporativos limitados, sin que conceda a sus tenedores derecho de voto en sus asambleas generales ordinarias", siempre y cuando haya mediado autorización previa de la Secretaría de Economía y de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) cuando resulte aplicable.

El director general de la Bolsa Mexicana de Valores, Pedro Zorrilla, explicó que existe un fideicomiso de inversión neutra en Nacional Financiera, mismo que fue creado para facilitar la participación de extranjeros en empresas mexicanas, debido a que anteriormente las reglas de inversión foránea en México eran mucho más rígidas e imponían restricciones para adquirir, directamente en el mercado accionario mexicano, acciones de empresas nacionales que tuvieran algún tipo de cláusula de exclusión en la materia.

Victor Cardoso, David Zúñiga y Patricia Muñoz