4 de enero del 2002

La mundialización en marcha

Louis Uchitelle
ATTAC

Lo afirman Eastman Kodak - y también muchas otras compañías - la mundialización avanza inexorablemente. Nada la detiene, ni las incesantes manifestaciones, ni la recesión mundial ni siquiera la gurra contra el terrorismo.

Las ventas de exportación generan después de todo y en forma creciente más de la mitad de sus ingresos anuales.

La compañía tiene fábricas en Inglaterra, Francia, Brasil, México, Canadá, India, China y Japón. Los aparatos fotográficos y las películas circulan a través de las fronteras, pese a los 200millones de dólares que se pagan por derechos de aduana. Y todavía a pesar de la rabia y la conmoción que produce este tema , las diferentes naciones del mundo no se ponen de acuerdo para negociar un nuevo ciclo de rebaja de los costos de los derechos aduaneros.

El debate sobre la mundialización ha cambiado pero subyace la realidad ha declarado Christopher Padilla director de relaciones comerciales internacionales de Kodak:" Reducir los impuestos aduaneros significa reducir los costos artificiales es decir que significa vender a otros países"

La administración Bush comparte este punto de vista. Esta administración se vió obligada a aceptar importantes compromisos para poder lograr un acuerdo de 142 naciones miembros en Doha para el lanzamiento de una nueva ronda de negociaciones destinada a reducir las tarifas aduaneras. Sin embargo el señor Robert B. Zoellick, representante del comercio estadounidense, insiste en que no se trata de compromisos sino de "soluciones"

Pero en la realidad son compromisos. La mundialización se está escapando poco a poco del control de los EEUU y de las demás naciones industrializadas. Los países en desarrollo ganan terreno en algunas batallas

Las manifestaciones que comenzaron en Seattle en 1999 el agravamiento debido a la recesión, de la pobreza en el Tercer Mundo, los estragos del SIDA en Sudáfrica, el sentimiento anti-norteamericano exacerbado por la guerra contra el terrorismo, la frecuente presión realizada para transformar a los opositores en aliados de guerra - todo esto estaba presente en Doha y los acuerdos alcanzados no son fáciles de digerir para Washington.

"Existen aspectos irritantes en el acuerdo de Doha" ha reconocido el Secretario del Tesoro Paul H. O'Neill " pero haremos una nueva ronda de negociaciones sobre comercio" " Eso es lo verdaderamente importante".

La constante reducción de las tarifas aduaneras no es sino un aspecto de la mundialización, que incluye no solamente un menor control sobre la circulación de mercaderías, sino también de capitales, de personas y de toda clase de servicios. Usualmente los banqueros, los abogados, las compañías de seguros y las empresas de inversiones operan desde oficinas ubicadas en una docena de países. El comercio de mercaderías que antiguamente significaba fabricar un producto en un país y exportarlo a otro se ha transformado en la fabricación de un producto por etapas desarrolladas en diferentes países.

Un aparato fotográfico Kodak que se vende en Francia puede haber sido ensamblado y acondicionado aquí, pero el mecanismo central procede de una fabrica Kodak ubicada en China y la película proceder de los EEUU.

Los aparatos fotográficos y muchos otros productos noson totalmente fabricados en los EEUU y es por eso que las grandes compañías se esfuerzan en presionar sobre la legislación relacionada con la mundialización de sus actividades - e incorporar asimismo a la mayor cantidad de países posibles a la esfera de la Organización Mundial del Comercio con el objeto de someterlos a sus reglamentaciones. China y Taiwan fueronincorporadas recientemente en Doha.

El último conjunto de reglamentaciones adoptado luego de la Ronda Uruguay comenzó a regir en 1995, bajo la supervisión de la OMC. Un nuevo ciclo de negociaciones debió haber sido aprobado en la reunión de Seattle de 1999, pero fué imposible debido a la violencia de las manifestaciones realizadas en su contra.

Dos años más tarde el acuerdo de Doha traza finalmente las líneas que orientaran las negociaciones sobre nuevas reglamentaciones para la mundialización que deberán ser ratificadas en el 2005 - y la Cámara de Representantes de los EEUU acaba de aprobar una enmienda que otorgará mayor autoridad al Presidente Bush para la negociación de dichas reglamentaciones. Todavía, sin embargo no fue aprobada por el Senado "Luego del fracaso de Seattle, muchos de nosotros pensábamos que un nuevo fracaso en Doha hubiera colocado a la OMC en un serio peligro" declaró Zoellick . El 11 de setiembre no hizo más que acrecentar el desafío.

" Un fracaso en Doha hubiera socavado los esfuerzos estadounidenses por construir una coalición bélica contra el terrorismo afirmó el profesor Dani Rodrik, economista internacional de la John Kennedy School o Government de Harvard y " los EEUU han desplegado enormes esfuerzos para incluir a los países menos desarrollados".

Pero también cedieron terreno. Las líneas de conducta de Doha, por ejemplo, aflojan las exigencia sobre protección de patentes sobre medicamentos acordando a los países pobres el derecho de , en casos de urgencia, acordar licencias a versiones genéricas menos caras. Fué una gran concesión hecha a Sudáfrica devastada por el SIDA, aunque el Sr. Zoellick omita esta palabra. No habla de hacer concesiones sino de transformar problemas en oportunidades y de lograr que la "mundialización sea compatible con la construcción de una coalición"

Del mismo modo las leyes antidumping que actualmente protegen a las industrias estadounidenses de la madera y del acero contra importaciones más baratas podrían volverse menos proteccionistas, ya que la administración anuló las concesiones hechas a las fábricas de acero y textiles y pese a que pudiera ser una maquinación reciente tendiente a conseguir la enmienda que otorgase al Presidente mayores poderes en las negociación es sobre comercio.

Los lineamientos de Doha han reconocido asimismo que los países menos desarrollados tienen desventajas comerciales en relación a los desarrollados y que por lo tanto requieren un tratamiento diferente.

Más allá del acuerdo de Doha , la mundialización se está transformando poco a poco. También está perdiendo peso en la actividad económica mundial. La recesión mundial ha reducido las exportaciones de casi todos los países y también el flujo de préstamos y de inversiones de los países industrializados en los países menos desarrollados. Esta reducción puede ser temporaria y desaparecer cuando regrese el crecimiento. Por el contrario los cambios que se han producido como respuesta a las manifestaciones antimundialización y a las presiones posteriores al 11 de setiembre son definitivos.

" Lo que sucede hoy en día " ha declarado Clyde V. Prestowitz Jr. Presidente del Economic Strategy Institut , un grupo de investigación con sede en Washington " es el reconocimiento del hecho de que el mercado mundial abandonado a sí mismo no va a producir automáticamente riqueza y prosperidad en los países menos desarrollados a menos que una nueva legislación y un cambio en las estructuras no logren reducir su potencial destrucción"

El mes pasado Anne Krueger, la economista de la Universidad de Stanford, actualmente número dos del Fondo Monetario Internacional manifestó en un discurso ante la sorpresa general que es necesaria una nueva estructura. Nada ha despertado mayor reacción contra la mundialización a fines de los 90 que la manera como el FMI y la administración Clinton trataron la crisis asiática. Los capitales extranjeros habían entrado masiva y alegremente en los "tigres" asiáticos. Pero cuando su economía se volvió tormentosa y los capitalistas extranjeros huyeron con sus capitales, el FMI y la administración Clinton agravaron la situación ejerciendo presión para que los países que se hallaban en dificultades aumentaran sus tasas de interés.

La administración Clinton y el FMI creían que si la remuneración de los préstamos riesgosos aumentaba , los prestamistas extranjeros mantendrían sus capitales en el país. Sin embargo el dinero extranjero desapareció de todos modos y las altas tasas desalentaron la actividad económica empujando al país hacia la recesión y hacia una suba de la desocupación. Al mismo tiempo, préstamos de urgencia de varios miles de millones desbloqueados por el FMI demostraban que los países en crisis tienen a menudo la posibilidad de reembolsar a los acreedores extranjeros, que parecían desentenderse totalmente.

Aprovechando esta dinámica la señorita Krueger, proponía en su discurso la creación de un mecanismo internacional de quiebra que exigiría a los acreedores extranjeros mantener sus capitales en el país mientras que deudores y acreedores elaborasen un plan de reembolso ordenado. Un mecanismo de quiebra haria que los prestadores fuesen más prudentes, afirmaba la señorita Krueger, persuadiendo a los "organismos oficiales de no permanecer entre bambalinas para acudir cuando las cosas marchan mal"

La sorpresiva propuesta obtuvo apoyo de dos endurecidos críticos de las prácticas del FMI durante la administración de Clinton - la AFL-CIO* y el profesor Jeffrey Sachs, economista de Harvard y director-fundador del Centro para el Desarrollo Internacional (CID) " Se trata de intentar algo diferente a seguir inyectando fondos oficiales en las crisis" comentó el profesor Sachs."Estoy contento y al mismo tiempo sorprendido; la mundialización tiene su lado malo y uno de ellos ha sido la incontrolada circulación de los capitales"

La teoría económica que justifica la mundialización se discute actualmente cada vez más.. La administración Bush y muchos economistas de la línea dominante entienden que a todos los países que bajan sus tarifas aduaneras , abren sus fronteras y acogen sin restricciones a los capitales extranjeros tanto de adentro como de fuera del país se les ofrece crecimiento económico y aumento del nivel de vida. La competencia extranjera obliga a un país a modernizar su economía, a ser más eficaz y a concentrarse en lo que mejor produce, afirma la administración. El ingreso y el empleo de una nación crecen al mismo tiempo que sus exportaciones.

Aplicando este principio a los EEUU, el señor Zoellick afirmaba que "una cuarta parte del crecimiento económico en los años 90 fue generado por las exportaciones" La Zona de Libre Comercio Norteamericana (NAFTA) y la ronda Uruguay han aumentado los ingresos anuales y disminuido los costos de compra de 1300 a 2000 dólares para cada familia estadounidense con un promedio de cuatro personas" Estas cifras suponen sin embargo que todas las reducciones de tarifas aduaneras y el ajuste de los acuerdos comerciales se producen simultáneamente mientras que llegar a un acuerdo lleva años. Un obrero de una fábrica textil que pierde su empleo, por ejemplo, debido a las importaciones baratas encontrará otro empleo en la electrónica o en algún otro rubro.

"La teoría del comercio internacional" Thea Lee, experta en comercio internacional explica a la AFL-CIO, supone que vivimos en un mundo en el que toda persona que pierde su empleo se incorpora inmediatamente a otro trabajo mejor remunerado y en el que cada dólar de exportación se compensa con un dólar de importación. Esto no sucede jamás"

El profesor Rodrick, economista internacional, señala otro problema. Está de acuerdo con que un comercio libre y en crecimiento mejora los niveles de vida en el largo plazo. Pero en el corto plazo es otro el problema Mientras que Zoellick muestra a Corea y a China como dos países que se han beneficiado con el comercio, el profesor Rodrick señala que ambos protegieron a sus industrias hasta que fueron lo suficientemente robustas como para enfrentar al mercado mundial.

Para Kodak, con su potente marca, la mundialización funciona. La eficacia crece y los costos disminuyen cuando Kodak distribuye su fabricación y su comercialización en todo el mundo. El empleo sin embargo ha aumentado de 80.000 asalariados a 94.800 en 1960, y el 53% de los 14 mil millones de dólares de beneficios anuales le llega desde el exterior de los EEUU.

"Esta es la razón por la que el acuerdo de Doha ha sido bien acogido en el mundo entero".

*AFL-CIO: American Federation of Labor Congress of Industrial Organizations (AFL-CIO) Federación Americana del Trabajo - Congreso de las Organizaciones Industriales, federación de sindicatos estadounidenses, nacido de la fusión de AFL y CIO en 1955, y que actualmente representa a 13 millones de asalariados.