29 de septiembre del 2002

La falacia que infló el sueño de la banda ancha

Por Yochi Dreazen
The Wall Street Journal (26-9-2002)

De todos los mitos que impulsaron el auge tecnológico de los 90 -las puntocom eran una buena inversión, la nueva economía nunca sufriría una recesión, las pequeñas firmas de telecomunicaciones superarían a las telefónicas poderosas- puede que el más dañino haya sido la falacia de que el tráfico de Internet se duplicaba cada tres meses.

La creencia de que el tráfico de la red crecía tan rápidamente que, de haberse cumplido, habría significado un crecimiento anual de más del 1.000%, llevó a más de una docena de empresas a construir costosas redes mientras se apresuraban para quedarse con una tajada de la próxima fiebre del oro.

La estadística fue repetida por analistas, periodistas e incluso agencias gubernamentales, que la recitaron como si fuese el evangelio. "El tráfico de Internet", decía en 1998 un informe del departamento de Comercio de Estados Unidos, "se duplica cada 100 días".

El único problema es que no lo hizo. Ahora, los analistas creen que el tráfico de Internet en realidad crecía en cerca de un 100% al año, una tasa sólida según la mayoría de los estándares pero que no era lo suficientemente rápida para usar los millones de kilómetros de líneas instalados debajo de calles y océanos durante la locura de los 90. En EE UU, por ejemplo, sólo se está usando un 2,7% de la fibra instalada, según Telegeography Inc. Gran parte del resto puede quedar ocioso para siempre.

Ese exceso de capacidad ha hecho que los precios de la banda ancha se hayan desplomado una media de un 65% en cada uno de los últimos dos años. También ha llevado a la mayoría de las empresas de transmisión de datos a larga distancia a acogerse a la protección de las leyes de bancarrota. Incluso WorldCom Inc., el "abuelo" de las empresas de fibra, está hundiéndose bajo el peso de irregularidades contables por más de US$7.400 millones.

"Este fue el factor decisivo, el mito que justificó todos los otros excesos de la era puntocom", dice Andrew Odlyzko, un investigador de la Universidad de Minnesota que estuvo entre los primeros en cuestionar la estadística.

La cantidad de capacidad ociosa es tan grande que puede ser virtualmente imposible para cualquier nueva empresa de fibra óptica recaudar fondos en un futuro cercano, sin importar lo buena que sea su tecnología o su plan de negocios. Y a medida que la primera oleada de empresas comienza a salir de la protección por bancarrota este año, estas firmas que ahora no tienen deudas pueden debilitar aún más a sus rivales, lo que potencialmente podría llevar a una nueva ola de bancarrotas o liquidaciones.

UUNet, una filial de WorldCom, fue la primera empresa en decir que el tráfico de Internet se duplicaba cada 100 días y la estadística se convirtió en un mantra para altos ejecutivos de WorldCom, como John Sidgmore, su actual consejero delegado. Una revisión de los informes del Departamento de Comercio y de la Comisión Federal de Comunicaciones de EE UU que repiten la estadística revela que WorldCom era su única fuente. Pero personas cercanas a la situación dicen que UUNet contabilizaba rutinariamente la capacidad de fibra óptica como tráfico, lo que hace que la estadística carezca de valor como un barómetro del crecimiento de Internet.

Funcionarios de WorldCom ahora reconocen que el tráfico rara vez, si es que alguna vez, se duplicaba cada 100 días, pero niegan que la compañía hayan entregado información engañosa. Insisten que ese número se refería a la capacidad total de la red principal de la compañía, que estaba creciendo extremadamente rápido a medida que UUNet trataba de seguirle el paso a una avalancha de pedidos de proveedores de servicio de Internet y otros a mediados y fines de los 90.

Pero estas diferencias no parecen haber sido captadas por los analistas y ejecutivos de banca de inversión, que recaudaron millones de dólares ayudando a empresas como Global Crossing Ltd. A financiar sus redes de fibra. En abril de 1998, el entonces analista de Salomon Smith Barney, Jack Grubman, redactó un informe alabando a Level 3 Communications Inc. poco después de la OPV de la empresa. "No importa cuanto ancho de banda esté disponible, éste se usará", escribió.

Al revisar los registros de información de redes de los 90, expertos como Odlyzko creen que el uso de Internet creció un 1.000% por año en 1995 y 1996. El tórrido ritmo de esos dos años fue impulsado por la transformación de Internet desde una herramienta para los científicos y académicos en un servicio de consumo masivo.

Pero posteriormente el crecimiento se frenó drásticamente y ahora, el tráfico de Internet en EE UU probablemente crecerá aún más lentamente ya que el servicio de banda ancha o de alta velocidad no ha impulsado la gran alza en el consumo que pronosticaron los expertos.

El resultado es que ahora Vint Cerf, un arquitecto pionero de Internet y vicepresidente senior de WorldCom, estima que el tráfico crecerá apenas un 40% en 2003.

Para muchos observadores la gran culpa sigue siendo de las empresas. "Es como si un velocista olímpico muere y se le echa la culpa al que dio el disparo de salida", dice Kevin Werbach, quien edita la publicación especializada Release 0,1. "Nadie obligó a estas empresas a construir tantas redes redundantes".