http://www.rebelion.org
O P I N I Ó N

19 de enero del 2004

Sobre las críticas a Galeano

Despacito por las piedras

Carlos E. Revello
Rebelión

Parecería que algunos personajes se han dedicado a "caerle" a Galeano. Galeano debe sonreir de buena gana. En cambio, otros, sus lectores, no.

Cuba, duele. Y es posible y además deseable que se permita la discrepancia y los pareceres.

Que todo eso se produce en medio del ataque norteamericano no hay duda. Tambien se han producido hechos similares en otras ocasiones históricas. Es sin embargo un grave error el intentar vincular a los críticos con el imperialismo norteamericano. Para mí es posible apoyar la revolución cubana, inclusive su Sr. Comandante, sin ignorar que esa revolución ha cometido no pocos errores. El mas flagrante de todos es que el Sr. Fidel Castro parece que no puede retirarse del ejercicio del poder, como lo ha hecho el Sr. Mandela. Pasar sobre estos problemas con ejercicios de palabrería e insultos es un error de ciertos defensores. En Cuba se han cometido errores. Errores y algo más, particularmente con respecto a orientar la actividad práctica de otros en America Latina. Errores y algo mas dentro de Cuba misma.

Proponerse que "aquí hay que aceptar todo en un paquete, sin fisuras y sin distinciones" es en el fondo muy similar al argumento de que "estan con nosotros o contra nosotros". No acepto esas falsas opciones.

El Sr. Fidel Castro es uno de los mayores estadistas de America Latina. Es tambien un líder revolucionario que abrió caminos. Merece en consecuencia el respeto de todos, porque, posiblemente, pesen más todos sus aciertos que todos sus errores. Lamentablemente el Sr. Fidel Castro -con todos sus méritos- ha sido tambien el hombre fundamental para la toma de decisiones a todos los niveles en Cuba. En consecuencia lo alcanza la responsabilidad por los errores: los reconocidos por él mismo, y los que nunca ha reconocido.

Sobre estos temas la Historia, no ha dicho aún, su última palabra.

Es curioso sin embargo que cuando la Historia demuestra que otros revolucionarios: el Sr. Lenin, el Sr. Tito, el Sr. Mao no estan exentos de errores alguien o algunos pretendan que Cuba es una excepcionalidad. Nada amengua los méritos de estos precursores y la documentación que saliendo a luz los confirma. Pero partir de que en vida de los actores el problema no puede mencionarse, ni ponerse en entredicho, ni cuestionarse es simplemente una pose "revolucionaria" de algunos que de la historia real de los últimos cincuenta años en America Latina no saben nada. Discrepar al seno de los procesos revolucionarios, por la revolución, no es lo mismo que seguidismo acrítico. Y saber tratar a los críticos con altura y respeto, reflexionando sobre sus argumentos es una prueba de tolerancia y de seriedad. Lo demás son los descubrimientos tardíos de ciertos "arrepentidos" que despues se dan vuelta porque no han aprendido nunca a tener una cierta independencia, una reserva justificada y prudente, ante una multitud de hechos de nuestra historia reciente. De todo esto la trágica historia de lo que pasó en la Union Sovietica debería habernos curado a todos. Pero parece que no es así. Y entonces, nuestra generación tiene el derecho a desconfiar muy mucho de ciertos defensores que recorren al insulto. Digámoslo de otra manera vieja: "Si las cosas de Galeano (o de Saramago) son cosas de contrarevolucionario, que me pongan en la lista, porque yo estoy con Galeano".

Envia esta noticia