http://www.rebelion.org
O P I N I O N

19 de febrero de 2004

¿Qué hacemos con la eñe?

Feliciano Robles Blanco*
Rebelión


El próximo mes de noviembre se celebrará en la ciudad de Rosario ( Argentina) el III CONGRESO INTERNACIONAL DE LA LENGUA, que contará con la  posible presencia de los Reyes de España y académicos y eruditos de Latinoamérica y Europa.

El lema de este III Congreso será “Identidad lingüística  y globalización”

Pues bien desde esta ventana virtual ofrezco a todos los lectores  interesados en este asunto  establecer un debate profundo y  sereno sobre las circunstancias y problemas que tiene el  idioma español para desenvolverse en  el mundo de las Nuevas Tecnologías de comunicación global.

Por el tiempo y la experiencia que llevo yo acumulada en la Red, veo que hay un problema bastante grande en el español, por culpa de la letra “ñ” que no existe en ningún otro idioma, y que por lo tanto hay muchos ordenadores del mundo, la inmensa mayoría, que no la tienen en sus teclados o memorias y por lo tanto no se puede escribir esta letra, así que cuando tienen  que escribir una palabra  que contenga la letra “ñ” tienen que ingeniárselas como buenamente pueden.

Esa experiencia la tengo yo muy cercana, porque tengo un hijo que vive en Francia y los ordenadores que se comercializan y venden en Francia no contiene la letra “ñ”.

Sabemos que en España, no se pueden vender ordenadores que no tengan la letra “ñ” en sus teclados, pero el español se habla en muchos países del mundo donde  a lo mejor no se es tan riguroso con este precepto, y además en un mercado mundial totalmente  globalizado es posible que muchas personas prefieran comprar un ordenador sin la letra “ñ” porque es posible que sea más barato y todo.

Yo quisiera informar a los lectores, que este Congreso de la Lengua debería tratar a fondo estos asuntos y otros parecidos que dificultan la difusión del idioma español por la Red.

Una propuesta interesante respecto de la letra  “ñ”, sería por ejemplo adoptar el tratamiento que da el idioma catalán a esta letra que no existe en su abecedario, en catalán en vez de escribir “Cataluña” se escribe “Catalunya” y en vez de  escribir “España” se escribe “Espanya”.

Así pues quizás tendríamos la solución a la letra eñe, catalanizando las palabras del idioma español que contienen la “ñ” y ya se podría escribir en español desde cualquier ordenador del mundo.

No soy lingüista y no se por tanto las consecuencias que tendría una decisión de este calibre pero como usuario del español para comunicarme en la Red  creo que podría ser una solución adecuada.

Feliciano Robles Blanco. Licenciado en Ciencias de la Educación
http://feliciano.blogspot.com

Envia esta noticia