http://www.rebelion.org
O P I N I O N

29 de marzo de 2004

Cosas de terroristas

Nidia Díaz
Cubadebate

El sábado último no quedó plaza, avenida o lugar público en el que la inmensa mayoría de los ciudadanos de nuestro planeta dejaran de pronunciarse contra el terrorismo y la guerra, contra esos flagelos de los que somos víctimas como consecuencia de los intereses de aquellos que los han utilizado históricamente como arma preferida para afianzar su poder.

En esta ocasión fueron los españoles las víctimas fatales. Sin embargo, el 11 de marzo, día de los atentados terroristas en el subterráneo madrileño, y los muchos otros días que lo precedieron, cayeron igualmente, decenas y decenas en las ocupadas Palestina, Iraq o Afganistán, sin que a los cruzados de los derechos humanos les alterara el ritmo de sus vidas.

Este miércoles 24 de marzo cuando en la catedral de Almudena, se oficiaba una misa por el funeral de Estado llevado a cabo en Madrid en recuerdo de los españoles muertos, en la lejana Buenos Aires, miles de madres, esposas e hijos, recordaban a los más de 30 mil asesinados y desaparecidos durante la dictadura militar, impuesta bajo la doctrina de la seguridad nacional que sirvió para abrir a sangre y fuego, las puertas de Sudamérica al neoliberalismo que desde entonces, cada día cobra un número indeterminado de víctimas fatales a causa del hambre y la marginalización.

Casualidades que la prensa libre no vinculó en sus cintillos.

Estos, por citar solo algunos, son elementos que nos llevan a preguntarnos; ¿De qué terrorismo estamos hablando? ¿A qué terrorismo nos enfrentamos?, ¿Contra qué terrorismo luchamos?, ¿Existe un terrorismo no condenable?

Bastan unos ejemplos de las últimas horas para encontrar la respuesta.

-------------0------------------


Fechado en Miami, el 23 de los corrientes, un despacho de la agencia DPA rebota la entrevista ofrecida por el legislador cubano-norteamericano, Lincoln Díaz Balart al reportero Oscar Haza, del Canal 41 de la TV local en la que sin rodeos expresó: "En Cuba se impone un magnicidio contra Castro".

Asombrado, el  periodista le preguntó si era dable a un miembro del Congreso de los Estados Unidos propugnar el asesinato de un Jefe de Estado . La respuesta de quien es uno de los capos de la mafia cubano-americana, en el Capitolio fue reveladora:

"Antes de ser legislador fui fiscal por muchos años en la Florida y no encontré ninguna ley que me prohibiera opinar de esta forma."

Le faltó decir que tampoco existe ninguna que le prohiba defender a quienes a lo largo de más de 40 años han fraguado y llevado acciones terroristas contra el pueblo cubano y que constituyen la base de los sufragios que lo mantienen en el Congreso.

Y, aunque existe una ley, aprobada bajo el mandato del presidente Gerald Ford, que prohibe a instituciones norteamericanas, fraguar, apoyar o participar en asesinatos contra jefes de Estado o Gobierno, Díaz Balart no puede recordarla porque evidentemente bajo el mandato del emperador Bush ha sido secuestrada.

De otro modo no se podría explicar que un miembro del Congreso de los Estados Unidos, haga tan impúdicas declaraciones.

-----------------0---------------------------


En Ginebra, tiene lugar la sexagésima sesión de la Comisión de Derechos Humanos, órgano de Naciones Unidas que, como otros, no escapa a las presiones y chantajes de Washington con el objetivo de utilizar políticamente sus resoluciones contra aquellos que no se doblegan a sus dictados.

Este 24 de marzo al someterse a votación una condena al régimen de Tel Aviv por el brutal asesinato del líder espiritual de la organización palestina Hamas, Ahmed Yassin y la satisfacción pública mostrada ante ese repugnante y cobarde hecho por Ariel Sharon, el representante yanki criticó, según la agencia EFE, lo que considero, "el sesgo anti-israelí en la CDH".

Estados Unidos, expresó Richard S.Williamson, "cree firmemente que las resoluciones sesgadas y anti-insraelíes no tienen cabida en un foro cuyos miembros están comprometidos con los derechos humanos de todas las personas".

Williamson, en el colmo de la desfachatez propuso un hipotético proyecto de resolución en el que se insista a la Autoridad Nacional Palestina, "prevenir el terrorismo y otros actos de violencia contra civiles israelíes". En otras palabras, convertir en victimaria a la víctima.

Así las cosas y aunque la Unión Europea condenó el atentado contra Ahmed Yassin, se abstuvo en su ya tradicional posición de no oponerse abiertamente a Washington, a pesar de que el presidente de la Comisión Europea, Romano Prodi, adelantó que espera que en la próxima Cumbre de los líderes comunitarios se apruebe "una declaración muy fuerte" contra el terrorismo.

Cosas de europeos esta de perder la oportunidad en Ginebra de condenar el terrorismo un miércoles y esperar hacerlo en Bruselas el fin de semana.

Y, por si fuera poco, la mismísima delegación del Gobierno de los Estados Unidos, llevó a Ginebra como uno de sus integrantes al terrorista Luis Zúñiga Rey en lo que, sin duda, constituye una afrenta a las víctimas universales del terrorismo.

Zuñiga, de origen cubano y radicado en Miami, es un exconvicto por planear atentados de sabotaje contra nuestro pueblo y fue señalado en 1999 por el Relator Especial de la ONU, Bernales Ballesteros como miembro de un grupo clandestino de seguridad con estructura paramilitar de la Fundación Nacional Cubano-Americana.

----------0--------


Y para entender bien bien, de qué terrorismo hablamos, seguimos la pista por el sur de nuestro continente al enviado imperial, Otto J. Reich quien tiene la encomienda de negociar la anuencia de un voto anticubano en la Comisión de Derechos Humanos con los mandatarios de Paraguay, Argentina y Brasil.

Al menos en Asunción, el también representante de la mafia cubano-americana, no pudo reunirse con el mandatario paraguayo porque según dijera "no tuve ocasión de conocer al Presidente (Duarte), pese a que tenía muchas ganas, pero su agenda estaba muy cargada". La Canciller tampoco lo recibió.

No obstante le dejó el recadito: "Desafortunadamente hace 40 años que Cuba no hay la más mínima libertad y es necesario que los países de Latinoamérica lo reconozcan".... con su voto, claro.

Nada, que el terrorismo es terrorismo siempre y cuando un aliado de Estados Unidos no lo practique y siempre que sirva de aval para el expediente de algún "rebelde" con el ojo puesto en su derrocamiento.

Porque de algo tenemos que estar claro en este siglo que apenas comienza: el terrorismo  lo inventó Occidente para expandirse y ejercer su dominación. ¿Qué fue la conquista del Nuevo Mundo, sino terrorismo del peor contra la población indígena americana y eso, solo para poner ,quizás un ejemplo fundacional.

Envia esta noticia