http://www.rebelion.org
O P I N I Ó N 

3 de abril del 2004

A propósito de choque de civilizaciones de Samuel Huntington

H. Galvan

“La civilización es una terrible planta que no vegeta y no florece si no es regada de lágrimas y de sangre.”
Arturo Graf

Ahora mas que nunca se manifiestan los movimientos internacionales de resistencia y reivindicación cultural y étnica por todo lo largo y lo ancho del planeta despertando y cobrando con creces lo arrebatado.

Tal apreciación, posiblemente precipitada y superficial de la realidad internacional podría rápidamente hacer pensar que estamos en los albores de un enfrentamiento étnico, cultural sin precedente en la historia de la humanidad. Esta es la conclusión a la que ha llegado el profesor titular de Ciencia del Gobierno de la Universidad de Eaton y director del Instituto John M. Oil para Estudios Estratégicos Universidad de Harvard, Estados Unidos, Samuel Huntington, en su ensayo "¿Choque de civilizaciones?" publicado el Verano de 1993 en la revista norteamericana Foreign Affairs.

El autor de El Soldado y el Estado (1957) y La Defensa Común (1961). Y, que llegaría a ser director de Planificación del Consejo de Seguridad Nacional bajo el gobierno de Jimmy Carter. Afirma en su texto que :

"la principal fuente de conflicto en un nuevo mundo no será fundamentalmente ideológica ni económica, el carácter tanto de las grandes divisiones de la humanidad como de la fuente dominante de conflicto será cultural" sus argumentos principales son los conflictos desatados en los últimos tiempos, donde el rasgo cultural está siendo usado como bandera de lucha.

Es bien importante recalcar que conflictos de origen étnico-culturales se han registrado a lo largo de la historia humana, desde el inicio de las primeras civilizaciones, y siempre han sido elementos considerables en las conflagraciones que conocemos.Ciertamente los aspectos étnicos-culturales tienen un peso importante en todas las relaciones de los hombres y las mujeres, la cultura viene a determinar nuestra concepción de la realidad y nuestros patrones de comportamiento generalmente. Y siempre han sido importante en las relaciones de poder en la humanidad. No es dudable la importancia de los aspectos culturales en las relaciones entre una u otra sociedad, pero son otros elementos los que bien han causado y posiblemente causarán los conflictos.

Lo que Huntington en su articulo trata de ignorar, o bien nos presenta como omisión, son las causas reales de los conflictos que menciona en su texto. Así mismo omite las causas históricas que habrán de generarlos.

Porque si bien es verdad que la bandera de la reivindicación cultural esta cada vez siendo mas usada, no es la causante principal del derramamiento de la sangre alrededor del mundo.Hasta la fecha uno de los conflictos que mas podríamos vislumbrar como conflicto propiamente cultural y/o religioso podría ser Las Cruzadas, cuando Europa declaraba la Guerra Santa a los "infieles" - muy parecido a la declaración Homologa de la "Yihad", sino bien en términos de motivos, si bien de naturaleza.Las cruzadas tenían como eje principal la reconquista de la Tierra Santa, enclave occidental, que ha servido históricamente a los intereses occidentales en las tierras rodeadas por el pueblo Musulmán. Las Cruzadas eran guerras santas, convocadas bajo la bandera de la cultura, sin embargo eran verdaderas empresas económicas imperialistas que estaban motivadas esencialmente al saqueo, conquista y captación de esclavo, asi como enriquecimiento de la "Santa Madre Iglesia. Semejante empeño hizo que Urbano II, su "Santidad" convocara un ejercito civil de mujeres, niños, de casi un millon de personas en 1095, de los que pocos sobrevivieron.

Es así como damos una ojeada a cualquier conflicto histórico o contemporáneo y fácilmente podemos intuir que sus verdaderas causas no corresponden a diferencias culturales, ni étnicas, sino a reivindicaciones históricas, necesidades económicas o luchas ideológicas.

Son las luchas materiales y no las diferencias (aunque juegan un papel predominante) las que impulsan a los pueblos del mundo a movilizarse, y son las que impulsan el fundamentalismo islámico o las guerrillas indígenas, o los movimientos separatistas o la resistencia iraquí en irak, o la Intifada, o simplemente lo que motivó a los Boxers, o a los gavilleros a luchar.

No me niego a pensar que las diferencias étnicas culturales y/o étnicas son pilares importantes de las sociedades, y que es posible que puedan esgrimirse en una lucha o conflicto, sin embargo estas "diferencias" persé no son capaces de originar conflictos bélicos considerables en la mayoría de los casos.

El análisis de "Choque de las Civilizaciones" es un análisis simplista que trata de persuadir de buscar las verdaderas causas históricas de los conflictos que puedan y que están ocurriendo. Seria también un intento por justificar un nuevo modelo de relaciones internacionales basadas en la agresión de un bloque (occidental) hacia todo el mundo conocido.Sin embargo ahora es preciso señalar algo mas profundo todavía, que resultaría en palabras de Wallerstein la diferencia que existiría entre civilización en singular, y civilizaciones en plural. Porque es el concepto en singular acuñado durante la Ilustración, lo que pudo desencadenar el proceso largo de imponer la "ideología occidental" a lo largo del mundo y que como respuesta a esto surgiría el famoso "choque de civilizaciones" de Huntington, que no seria mas que las respuestas de las "civilizaciones" a la imposición histórica de una concepción del mundo.

El mundo occidental ha sido desde sus inicios etnocentrista, y se dedicó por muchos siglos (proceso que no ha terminado) ha imponer su vision de la realidad y en consecuencia su "Civilización". Este proceso tiene sus orígenes talvez durante los inicios de la conquista y habría de propagarse por los siglos de los siglos hasta la Globalización del occidentalismo de nuestros días.

El mejor ejemplo de la imposición occidental - y occidental desde el punto de vista de la clase dominante en occidente- es el simbolo de la religión ortodoxa rusa, que consta de una cruz sobre la media luna islámica, como símbolo del triunfo occidental sobre la "barbarie" musulmana en Asia.

Pero son las "civilizaciones" Que surgieron, según Walerstein: "como una defensa contra los estragos producidos por la civilización (en singular)" las que ahora ve chocar Huntington, sin observar que sus conflictos son totalmente reivindicativos, y no espontáneos.

Como siempre el balance de poder de las civilizaciones ha sido desde hace mucho tiempo el dominio de la clase dominante occidental, y de los valores, principios, conductas, occidental. Evidentemente tal larga supremacía es cada vez menos poderosa por el gran movimiento de resistencia que se esta gestando y los cambios en el poder económicos y políticos que podrían producirse en el futuro. Aunque es importante recalcar el avance de la "Globalización Occidental de la Producción y la Miseria" que esta imponiendo modelos netamente occidentales, sin embargo a mayor acción, mayor reacción.

Actualmente los únicos factores que podrían obstaculizar las relaciones entre las civilizaciones (que cada vez se estrechan) serian las relaciones de dominación existente dentro del sistema mundo actual, donde la información es cada vez mas accesible a las mayorías y existe un gran sistema de telecomunicaciones que favorecen el intercambio diario de diferentes culturas y a una cada vez mayor conciencia de el mundo global.

Las relaciones de poder existentes entre las civilizaciones y la posibilidad de resistencia a ese dominio, podrían ser la causa fundamental para nuevos conflictos y obstáculo principal para la convivencia pacifica de las civilizaciones, y no simplemente las múltiples diferencias entre las civilizaciones, que son a la postre quizá el mayor patrimonio de la humanidad.

Envia esta noticia