O P I N I Ó N 

3 de octubre del 2002

La persona polifacética

Feliciano Robles

Se ha editado estos en la sección de economóa de Rebelión un artículo firmado por Robert Kruz, y que hace una descripción muy pesimista de la persona flexible.

Yo voy a encarar el asunto desde otro punto de vista emancipador y liberador que podemos tener las personas cualquiera que sea nuestra condición social o lugar de residencia, yo quiero reivindicar a la persona polifacética.

No es lo mismo una persona flexible que una persona polifacética, para mi la persona polifacética es aquella que es capaz de desarrollar muchas funciones vitales por sí misma sin la necesidad de depender de otras personas. La persona polifacética es aquella persona con iniciativa y decisión para afrontar de forma positiva los retos que nos plantea la vida cotidiana.

Por contra la persona flexible, la considero aquella persona, sumisa y especializada en una actividad únicamente, y que no se ha preocupado por otras fuentes de conocimientos o realizar otras actividades.

Los jóvenes se tendrían que preparar para realizar varias tareas diferentes, desde tareas complejas a tareas más sencillas, completamente diferentes unas de otras, porque eso es muy liberador, la alineación y la dependencia surge de la falta de capacidad para realizar tareas alternativas.

Es verdad que nuestros empleos estables y bien pagados no se los podemos ceder a nuestros hijos en herencia, pero a nuestros hijos hay que enseñarles a vivir en esta sociedad actual y no la que había hace cuarenta o cincuenta años o la que nosotros desearíamos que hubiese. Que no ha cambiado tanto. Yo creo que los pobres de entonces vivían peor que los pobres de ahora.

El drama se presenta en esos hijos de gente media acomodada y que no puede traspasar a sus hijos ese confort.

Yo creo que una gran culpa de la falta de jóvenes polifacéticos la tiene la Organización Escolar y la excesiva especialización y verticalidad que hay en la sociedad actual. Parece que todo tiene que venir elaborado desde arriba, y eso no es vedad, pueden surgir muchas iniciativas desde abajo, y es posible vivir con criterios de horizontalidad y no de verticalidad Las personas polifacéticas, por regla general no tienen miedo al futuro, ni esperan a que les ofrezcan un trabajo precario y mal remunerado, son personas que están dispuestas a trabajar en muchas cosas diferentes si es necesario en pos de su bienestar, generalmente moral y no material. Para eso he aprendido muchas cosas diferentes, y no se cansan de seguir cada día aprendiendo más cosas nuevas. El cambio de actividad no lo ven como una fatalidad sino como una oportunidad y una liberación. ¡ Cuántas personas desearían cambiar de actividad alguna vez en su vida! Una persona polifacética lo hace varias veces sin ningún problema.

El problema de la sociedad es el dichoso consumo y el ansia por poseer todo lo que la sociedad capitalista se va inventando para tenernos dominados.

Es impresionante en España, lo que ocurre por ejemplo con la vivienda, como se endeuda la gente por un montón de años de su vida, por un afán de querer vivir lo más cerca posible a donde viven los ricos. Si hubiese otra política urbanística, cuanto mejor y más feliz viviría la gente.

La competitividad hacia el logro de determinados estudios está fuera de lugar, muchos jóvenes se ven impulsados hacia la Universidad contra su voluntad o sin el conocimiento real de lo que es una carrera universitaria, luego ocurre lo que ocurre que hay muchos colgados por ahí.

En fin , Marta Kazan, hacía unas sugerencias sobre los alumnos universitarios, yo le recomendaría que les hablen de las personas polifacéticas, que un Ingeniero sienta y perciba la filosofía y que un abogado sienta y perciba la Tecnología y que sobre todo se abran a la sociedad y que se sientan miembros de la misma se percaten de sus problemas y pongan sus conocimientos en pos de solucionarlos, persiguiendo la única satisfacción inmensa que produce encontrar solución a las cosas y no perseguir el bien material al menos a corto plazo.

Un joven universitario tiene que estar dispuesto a ceder a la sociedad lo que la sociedad ha puesto a su servicio. Y en esa sociedad están sus padres pero también están muchas personas que por motivos económicos no han tenido la oportunidad que tienen otras personas de tener una capacidad intelectual o unos recursos económicos. Háblenles a los jóvenes de la solidaridad.