http://www.rebelion.org
C O N S T R U Y E N D O   P O D E R   D E S D E   A B A J O 

21 de abril del 2004

Argentina: La lucha por la soberanía alimentaria


Grupos de Reflexión Rural

El 17 de Abril se conmemora el Día Mundial de la Lucha Campesina, declarado así, por la masacre perpetuada contra 19 campesinos del Movimiento Sin Tierra (MST) del Brasil el 17 de abril de 1996, durante la segunda Conferencia Internacional de la Vía Campesina en Tlaxcala, México.

El concepto de soberanía alimentaria fue desarrollado por Vía Campesina en ocasión de la Cumbre Mundial de la Alimentación de 1996, y ofrece una alternativa a las políticas neoliberales. Las políticas neoliberales destruyen la soberanía alimentaria, priorizan el comercio internacional, y no la alimentación de los pueblos. No han contribuído en absoluto en la erradicación del hambre en el mundo. Al contrario, han incrementado la dependencia de los pueblos de las importaciones agrícolas, y han reforzado la industrialización de la agricultura. Poniendo en peligro la diversidad de cultivos, la diversidad cultural y medioambiental del planeta y nuestra salud. Empujando a millones de campesinos a abandonar sus prácticas agrícolas tradicionales y produciendo un éxodo rural.

El Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) y la Organización Mundial de Comercio (OMC), han aplicado políticas dictadas por los intereses de las empresas transnacionales y de las grandes potencias. Los acuerdos regionales como el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) o las nuevas políticas de acuerdos bilaterales de libre intercambio de productos agrícolas permiten a dichas empresas controlar el mercado globalizado de la alimentación. Asimismo la plaga de las importaciones a bajos precios destruye la producción alimentaria y en el mundo las importaciones agrícolas a bajos precios destruyen la economía agrícola local.

El Movimiento Campesino de Santiago del Estero (MOCASE) desde 1990 viene luchando por la tierra, la alimentación y la justicia social. Santiago del Estero es una provincia de terratenientes inescrupulosos que buscan extender hasta más allá del horizonte la frontera agraria sojera, que se valen de paramilitares para desalojar a los campesinos y campesinas que hicieron su historia con las manos en la tierra.

En un taller sobre soberanía alimentaria organizado por las Defensorías Populares Autónomas (DPA), miembros del MOCASE contaron como la provincia primero fue saqueada por las forestales, luego por las algodoneras y hoy por la soja transgénica. En un futuro no muy lejano por el maiz transgénico. No solo se enfrentan a hombres corruptos y armados, sino que además a un ejército de más de mil topadoras que encadenadas una a otras avanzan sobre montes, casas y comunidades. Para el MOCASE ¨la Soberanía Alimentaria pasa por el derecho a producir y comer lo que queremos, este es un derecho avasallado (...). Sabemos que tenemos un rol, una responsabilidad, el producir alimentos para que los compañeros de la ciudad se alimenten sanamente.¨ Como resultado del exportar para crecer y el producir para exportar, la Argentina, país de hambre y miseria, agota sus suelos, envenena montes y niños, usando la tierra para alimentar el ganado extranjero y la sobra de este festín se utiliza en planes solidarios, alimentos de moda y las ganancias económicas que decaen en pocas manos.

Según el Grupo de Reflexión Rural (GRR), que también participó del taller sobre soberanía alimentaria, hoy en día no se cuestiona la sociedad urbana. Hemos vivido de espaldas al propio territorio, enorgullecidos de ser una sociedad urbana. Hay otras formas que ha tomado el genocidio. La soberanía alimentaria abre otro modelo de país.

La soberanía alimentaria incluye un comercio justo y no está en contra de los intercambios, sino que se contrapone a la prioridad dadas a las exportaciones. De este modo busca garantizar a los pueblos la seguridad alimentaria y el intercambio con otras regiones de las producciones específicas, que constituyen la diversidad de nuestro planeta.

Envia esta noticia