http://www.rebelion.org
LUCHA ANTIGLOBALIZACIÓN 

18 de april del 2003

Grecia: Violenta represión durante ceremonia de ampliación de UE


La Haine

ATENAS.- Miles de manifestantes se defendieron de los ataque policiales arrojando piedras y bombas de gasolina. En su huida incendiaron bancos y destrozaron fachadas de tiendas durante los disturbios producidos el miércoles, mientras la Unión Europea firmaba un histórico acuerdo de ampliación, al intentar la policía impedir el derecho de manifestación libre.

La policía atacó con gases lacrimógenos a las miles de personas que pretendían manifestarse frente a la embajada estadounidense y llegar hasta el palacio donde se celebraba la cumbre.

Los policías persiguieron a porrazos a los manifestantes encapuchados por las angostas calles de Atenas. Más de 30 personas fueron detenidas y al menos un policía resultó herido cuando una bomba de gasolina encendió su ropa, dijeron las autoridades y testigos. Otro hombre fue hospitalizado con un fragmento de vidrio en su ojo.

La violencia de su fuerza pública podría avergonzar al gobierno socialista de Grecia, que se encuentra a la mitad de su período en la presidencia de la UE, la cual está aquejada por las agudas divisiones de Europa debido al asunto de la guerra en Irak. Mientras los helicópteros sobrevolaban la ciudad, más de 10.000 agentes policiacos la patrullaban, acordonando el centro antiguo de Atenas donde se firmará el acuerdo.

La represión comenzó después de que la cabeza de la manifestación pretendió llegar hasta el Palacio del Zappeion, y la policía antimotines, aproximadamente a 300 metros de distancia de donde estaban reunidos líderes y altos funcionarios de Europa, pretendió impedirlo utilizando el máximo de violencia.

Los manifestantes incendiaron bancos en el centro de Atenas y destrozaron cristales de tiendas y automóviles. Los jóvenes arrancaron piedras del pavimento frente a la embajada británica y las arrojaron a policías que desde el edificio lanzaban gases lacrimógenos.

Se planearon protestas durante todo el día y se espera que aumente el número de manifestantes. Los organizadores de la protesta dirigieron su ira contra los gobernantes europeos que apoyaron la guerra en Irak: Tony Blair de Gran Bretaña, José María Aznar de España y Silvio Berlusconi de Italia.

Una manta grande que decía "Asesinos, imperialistas" fue colocada sobre la fachada de las oficinas de British Airways. "Europa quedó herida por el apoyo que algunos países, especialmente Gran Bretaña, le dieron a Estados Unidos para la guerra", afirmó el periódico ateniense Eleftherotypia. "Estos desertores deben volver (a la UE) después de su error criminal".

Envia esta noticia