http://www.rebelion.org
LUCHA ANTIGLOBALIZACIÓN 

30 de maj del 2003

Altermundialistas denuncian ilegitimidad del G8

Eduardo Tamayo G.
Servicio Informativo "Alai-amlatina"

Ginebra. "G8: Ilegítimo". Este es el slogan que unifica a la diversidad de partidos políticos, organizaciones y movimientos sociales y personas que participaran en las numerosas actividades de protesta y propuesta, previstas con motivo de la reunión del G8 (los siete países industrializados del mundo mas Rusia) en la ciudad francesa de Evian.

Los ocho países más ricos del mundo (Estados Unidos, Alemania, Japón, Reino Unido, Francia, Canadá, Italia y Rusia) que se reúnen desde el 1 al 3 de junio representan el 12 % de la población mundial, pero poseen el 60 por ciento de la riqueza. Ellos controlan el Fondo Monetario Internacional (FMI) , el Banco Mundial y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Esta dominación sobre el resto del planeta se traduce en la imposición de reglas neoliberales y de sus desastrosas consecuencias para la gran mayoría de las poblaciones: Planes de ajuste estructural del FMI que conducen a los países a la quiebra, (como en Argentina), libertad total y sin control del movimiento de capitales, crecimiento de las desigualdades sociales entre y al interior de los países, desmantelamiento de los servicios públicos, etc... Si los jefes de Estado han sido bien elegidos en sus países respectivos, ellos no tienen el mandato de gobernar el mundo. El G8 es, por lo tanto, ilegítimo.

Con estas argumentaciones los "altermundialistas" - término que viene a sustituir al de "anti-mundialistas"- preparan una serie de acciones simbólicas que se desarrollarán en las ciudades suizas de Ginebra y Lausana y en la ciudad francesa de Annemase, todas cercanas a la ciudad de Evian. Los "altermundialistas" han organizado más 100 talleres y foros de debates, juegos pirotécnicos, barreras humanas para bloquear el acceso a la reunión del G8, manifestaciones, desfiles de bicicletas y conciertos de música.

A comienzos de mayo se calculaba que vendrían más de 200.000 personas procedentes de diversos países de Europa. Sin embargo, según estimaciones recientes basadas en el conteo de los asientos reservados en trenes y buses, se espera la presencia de 30.000 a 50.000 personas. Pero mientras la cifra de manifestantes se calcula hacia abajo, las autoridades suizas y francesas aumentan el número de efectivos policiales y militares que resguardarán la cita de los amos del mundo y de sus invitados.

Las autoridades suizas solicitaron la presencia de 1000 policías alemanes que vendrán a reforzar al contingente suizo, calculado en 12.000 hombres. Después de la segunda guerra mundial, éste es el mayor despliegue militar y policial que ha habido en Suiza. Del lado francés, se movilizarán 18.000 efectivos que pondrán en marcha un gran operativo que contempla el despliegue de 50 a 70 helicópteros, 50 aviones incluidos los Mirage, la puesta en marcha de zonas de exclusión aérea y terrestres, el reforzamiento de los controles fronterizos, etc. En total se prevé un desplazamiento de 30.000 efectivos: casi uno por cada manifestante...

Durante las manifestaciones de Praga, Goteborg, Barcelona y Génova las fuerzas policiales cometieron diversas arbitrariedades como detenciones arbitrarias, la muerte de un manifestante y actos de provocación para justificar la represión. Para responder a esta situación, los "altermundialistas" han conformado equipos de voluntarios que velarán por la defensa de los derechos de los manifestantes durante las manifestaciones anti-G8.

En Ginebra la prensa y la televisión han dado una gran cobertura a las informaciones sobre el G8 y han destacado sobre todo las acciones de violencia que podrían cometer los llamados "casseurs", jóvenes anarquistas que en anteriores movilizaciones han roto vitrinas y se han enfrentado a la policía. Luego de esta campaña mediática el miedo se ha apoderado de la ciudad. Varias empresas, bancos y comercios cerrarán sus puertas. Lo mismo hará la Organización Mundial de Comercio, que estará fuertemente resguardada. Los comerciantes, grandes y pequeños, han optado por cubrir con tablas las vitrinas de sus negocios en previsión de posibles ataques.

Representantes del Foro Social Lemanique, que agrupa a partidos de izquierda, a organizaciones, movimientos sociales y personas particulares, expresaron que su lucha es pacífica y que se oponen a todo atentado contra bienes o personas. Llamaron, así mismo, a no perder de vista el objetivo central de las movilizaciones: oponerse a la realización de la Cumbre del G8, durante la cual los dirigentes de los países más poderosos pretenden, una vez más, imponer, de manera ilegítima, sus políticas a todos los pueblos del planeta.

Envia esta noticia