http://www.rebelion.org
R E S I S T E N C I A   G L O B A L 

8 de febrero del 2004

El Foro Social Mundial 2004: nuevos avances, viejos problemas

James D. Cockcroft
Rebelión

En su cuarto encuentro anual entre el16 y el 21 de enero en el centro urbano financiero de la India, Mumbai, el Foro Social Mundial (FSM) radicalizó sus demandas y extendió su alcance y cooperación entre grupos. De 130,000 hasta 200,000 personas asistieron a la colorida y a veces caótica reunión. Las charlas del FSM concluyeron con un llamamiento a profundizar la lucha contra el capitalismo, el imperialismo, y el patriarcado y a movilizarse el 20 de marzo en una jornada internacional de protesta contra la guerra y la ocupación de Irak. La premisa compartida es que la globalización capitalista neoliberal no se puede mantener sin guerra y la amenaza de guerra.

Esta posición radical se desarrolló en parte del Encuentro pro-Paz de Jakarta contra la situación actual de guerra global y permanente, el imperialismo estadounidense y el intento por el gobierno estadounidense de hacer el siglo veintiuno "el Siglo Americano." El FSM 2004 condenó no solamente la ocupación de Irak sino también la guerra por Israel contra Palestina. Hubo un apoyo fuerte por el cierre de las 875 bases militares norteamericanas en todo el mundo. Las y los participantes también abogaron por una "guerra social" contra toda forma de terrorismo y contra la represión estatal de activistas, es decir, la utilización de la aterradora "guerra contra el terrorismo" para criminalizar a los movimientos populares. Además, apoyaron la formación de una red por el cierre de compras de las corporaciones haciendo sus ganancias de la guerra (Bechtel, Halliburton, Exxon Mobil, Pepsi, etc.).

Conservando su pluralismo como "una plaza mundial," el FSM 2004 desplegó una diversidad humana increible, en parte debido a los distintos puntos de vista presentados y los varios pueblos representados y también por la fuerte participación de los multiples grupos linguísticos de la India y de las "castas bajas," tales como los Dalits (los llamados "no tocables") y los Adivasis (pueblos indígenas conocidos como "tribus"). Después de una marcha nacional, los Dalits llegaron al Foro llenos de espíritu.

Las mujeres constituyeron casi cincuenta porciento o aún más de las y los participantes del Foro este año, aunque la mayoría de los paneles no lo reflejaron. Agregándose de varios encuentros anteriores como lo de Cancún, México, en septiembre de 2003, que ayudó provocar el colapso del ministerial de la OMC, las redes de mujeres hicieron un papel en el comité organizador de la India (las mujeres siempre han hecho un papel vocal en los comités organizadores del FSM). Dos de una docena de foros mayores se dedicaron a los temos de mujeres. Hubieron por lo menos 200 seminarios sobre temas de mujeres planificados - muchos por las organizaciones femininas mismas de la India. Redes internacionales de mujeres tales como la Marcha Mundial de las Mujeres, Derechos Reproductivos de las Mujeres, etc., utilizaron el FSM 2004 como una oportunidad de encontrarse entre sí para investigar la posibilidad de trabajo junto y coordinación.

Esto ejemplifica el proceso del FSM de avanzar hacia un modelo de liderazgo colectivista, cooperativo, e inclusivo en vez de un modelo reduccionista y exclusivo de un solo (frecuentamente masculino) liderazgo. Claro que el proceso del Foro Social Mundial puede y debe hacer un papel clave en la unificación de las luchas, interconectando redes y organizaciones, y moviendo el proceso de movimientos sociales hacia un proceso político capaz de cambiar el mundo.

FSM 2004 demostró que estos encuentros anuales no están solamente eventos involucrando a los activistas "jetsetters" de la sociedad civil y las ONGs progresistas sino que están anclado en los movimientos sociales locales tales como los de la India. Porto Alegre (Brasil) no es de ninguna manera un "cuartel general" del FSM, ni es el FSM Euro-céntrico - por el contrario, es cada vez más mundial.

Tener el encuentro del FSM en Mumbai este año fue hecho posible solamente debido al grado de la participación de los movimientos sociales y grupos políticos de la India que se pusieron de acuerdo de combinar sus fuerzas para crear el evento. Esta cooperación es uno de los logros importantes del FSM - tanto como la captación de la atención del mundo a Asia y al subcontinente asiático.

El FSM 2004 y los eventos antecedentes tales como el Foro Social Asiático (FSA) 2003 de seis días en Hyderabad al cuál asistieron los representantes de 840 organizaciones, 14,426 delegados y 780 delegados extranjeros, enlazaron muchos partidos políticos y movimientos sociales, sobre todo en la India. Junto con la gigantesca movilización mundial contra la guerra en Irak el 15 de febrero de 2003, el FSA en Hyderabad ayudó demostrar a una gran parte de las izquierdas de la India y Asia la importancia del FSM. También ganó un público en el FSA el punto de vista que los gobiernos derechistas de la India y del Pakistán son "belicistas gemelos." Las y los activistas de la India y del Pakistán se interconectaron en Mumbai, cambiando la cultura política de ambos.

Muchos participantes en el FSM llegaron del resto de Asia (pero solamente un puñado de la China). Ocurrieron incontables concentraciones asiáticas, incluyendo la Concentración de los Pueblos Asiáticos contra los acuerdos de libre comercio, la opresión de obreros migrantes, y la guerra. Hubo también más participación del mundo árabe e islámico, por ejemplo Palestina, Argelia, Egipto, Irak, e Irán.

Las y los organizadores del FSM 2004 incluyeron los dos partidos comunistas mayores de la India y un representante de cada masiva organización de la India participando en el proceso del FSM. Ellas y ellos demostraron que se podia convocar un FSM con un mínimo de financimiento del gobierno, sin financiación directa de las corporaciones, y sin un partido izquierdista en el poder (como en Porto Alegre, donde en los años noventa del siglo pasado por primera vez el PT había introducido su famoso "presupuesto participativo"). Auto-financiándose a sí mismos en una parte significativa, lograron reducir por la mitad el presupuesto del FSW 2003 en Porto Alegre. Sin embargo, 60% de la financiación del FSM 2004 todavía fue entregada por las ONGs (según se informa, por dos ONGs holandeses, Hivos y Novib, y por la ONG Oxfam en Inglaterra).

El proceso de debates y auto-críticas del FSM siguió. Se quedaron los temas contraversiales del financimiento - en los países pobres hay que conseguir recursos financieros en algún lugar, y las fuentes menos contaminadas frecuentamente son un puñado de ONGs progresistas. Otros problemas viejos y preguntas persistieron en cuanto al formato de foro abierto y la carencia de una posición unificada del FSM sobre las alternativas a la globalización capitalista. Aunque es posible que el FSM 2006 tendrá lugar en Africa, ¿no es necesario todavía incorporar más de los pueblos del mundo sub-representados (p.ej., China, los pueblos indígenas y obreros migrantes, y las guerrillas como en Nepal, México, y Colombia excluidas debido al compromiso de los estatutos del FSM a la "no-violencia")? ¿Hay alguna utilidad en los foros grandes de "talking heads" [famosos expertos hablando] o debe haber más énfasis en las reuniones entre activistas al nivel de un seminario? E innumerables otras preguntas...

Fiel a su llamamiento inical, el WSF 2004 enfocó en el apoyo por la paz mundial y la oposición a la globalización imperialista, el militarismo, el "comunalismo" estilo de la India (ejemplificado por el asesinato en 2003 de más que 2,000 musulmanes en Gujarat), el fanaticismo religioso, la violencia sectaria, las castas, el racismo, las exclusiones basadas en la ascendencia o el trabajo, las discriminaciones, y el patriarcado. Representantes de los movimientos sociales del mundo (pero solamente unos cuantos de la India) se reunieron cada noche para preparar un "Llamamiento de la Asamblea de los Movimientos Sociales." Resonando las causas mencionadas en el llamamiento original del FSM, el llamamiento de los movimientos sociales especificó los derechos de los Dalits y de los descapacitados del mundo, entre otros. Enfatizó la movilización anti-guerra del 20 de marzo y también llamó a movilizarse el 8 de marzo, Día Internacional por los Derechos de las Mujeres, el 30 de marzo, Día de la Tierra en Palestina, y el 17 de abril, Día Internacional de lucha campesina. Refrendó las campañas que siguen contra la OMC, el ALCA, el Banco Mundial, el FMI, el G8, y el ASEAN. Expresando su solidaridad con las fuerzas progresistas en Cuba, Palestine, Venezuela, y Bolivia, concluyó: "Globalizemos la lucha! Globalizemos la experanza!"

Otros acontecimientos muy importantes en el FSM 2004 incluyeron campañas globales intensificadas:

- por la cancelación de la deuda gigantesca, ilegítima y 'odioso' del Tercer Mundo

- por un fin de la violencia social y patriarcal en contra de las mujeres, incluyendo las "matanzas de honor" y las "muertes de la dote"

- por el tratamiento y la acción contra el VIH-SIDA

- por la reformación profunda, o la derogación y el reemplazo de las instituciones como el Banco Mundial, el FMI, la OMC, y la ONU.

- por el boicot a Coca-Cola (por su complicidad en el asesinato de sindicalistas en Colombia y destrucción de los recursos de agua y tierra en el estado de Kerala, la India)

- por tratar con justicia los problemas de la masiva pobreza, empleo de niños, y comercio de sexo

- por la dignidad a través de la lucha, incluyendo la orientación sexual y la identidad de género

- por el énfasis histórico del FSM en cuanto a los temas laborales y ecológicos

- por más foros sociales tales como el 2003 FSA y el Foro Social Europeo, y el Foro Social de las Américas en Quito, Ecuador, julio de 2004

- contra la privatización del agua y otras necesidades humanas

- contra la destrucción de la agricultura y los campesinos de otros países a través de la venta de variedades transgénicas de semillas por corporaciones como Monsanto y Cargill

- contra la utilización de los derechos de la propiedad intelectual para robar de los pueblos su conocimiento y sus recursos de sobrevivencia/resistencia

- contra la conversión hecha por el neoliberalismo de las formas de vida en mercancias comerciables

- por medios de comunicación alternativos y fuentes alternativas de "software" del Internet (22 de los 700 talleres)

Una pequeña coalición opuesta al FSM, la Resistencia Mumbai (RM), se reunió al otro lado de la calle del FSM y atrajo hasta 5.000 personas. Aunque la famosa organización Via Campesina envió al FSM más que 180 representantes de otras partes del mundo, su grupo en la India se juntó con la RM. Otros grupos que patrocinaron a la RM incluyeron el CPI(ML)PW, una combinación de dos de los grupúsculos fraccionados maoistas de la India que habían asesinado a sus rivales en tiempos pasados. La RM protestó el financimiento del FSM por las ONGs y la exclusión de los movimientos guerrilleros y partidos políticos (aunque los partidos hacen un papel en el FSM).

La izquierda en la India tradicionalmente ha financiado a si misma, basándose en el concepto de "independencia." Por eso sus elementos más radicales han criticado a la precencia creciente de las ONGs por ser una combinación de la cooptación y el reformismo - un tipo de "caballo troyano" del imperialismo. Mientras que es verdad que la mayoría de las ONGs buscan un control sobre los movimientos sociales o tratan de dar al capitalismo una cara humana, muchas también ayudan a movilizarse las fuerzas opuestas al neoliberalismo, la guerra imperialista y la destrucción capitalista de sistemas ecológicos que sigue. Rechazando una invitación de hablar a los públicos grandotes y diversos del FSM, los partidarios de la RM se aislaron de las luchas mayores que siguen.

Fueran lo que fueran sus problemas, el FSM, a veces llamado "el otro super-poder," se queda como un proceso sin precedente del activismo social multicultural y de la construcción internacional de movimientos. Superando obstáculos y interconectando redes, sigue avanzando con su llamamiento por un "otro mundo posible" de justicia, equidad, y paz.

* James D. Cockcroft, Fellow en el Instituto Internacional de Investigación y Formación en Amsterdam, Holanda, es autor de 35 libros, incluyendo 'Mexico's Hope' (NY: Monthly Review Press, 1999) y 'Latin America' (Belmont, CA: Wadsworth/ International Thomson Publishing, Second edition, 1998), ambos traducidos en castellano y publicados en 2001 por siglo veintiuno editores (Cd. de México). Sus últimos libros en castellano son 'Salvador Allende - Textos escogidos' (con asistencia de Jane Carolina Canning, Prólogo por Gladys Marín), Buenos Aires: Universidad Popular de Madres de Plaza de Mayo & América Libre, 2003 y 'Los y las Latinas en el que hacer de los Estados Unidos' (Cd. de México: jorale editores, 2004). [email protected]

Envia esta noticia