LUCHA ANTIGLOBALIZACIÓN

9 de enero del 2003

La policía admite que falsificó pruebas en la cumbre del G-8 en Génova


El Períodico, Barcelona

Varios medios de comunicación italianos publicaron ayer parte de la investigación sobre la actuación policial en la cumbre del G-8 del 2001 en Génova, en la que los policías admiten la fabricación de pruebas contra los activistas antimundialización.

En el centro de la investigación se encuentra la intervención policial en la escuela utilizada como dormitorio por los grupos radicales, en la que resultaron heridos docenas de manifestantes. De las 93 personas arrestadas en esta intervención, 72 estaban heridas, y todas ellas fueron puestas en libertad sin cargos.

El policía Pietro Troiani admitió que los dos cócteles molotov encontrados en la escuela fueron colocados por los agentes de seguridad para justificar su asalto.

APUÑALAMIENTO FALSO

El ataque con un puñal contra el policía Massimo Nucera también fue investigado. Según el antiguo jefe policial Franco Gratteri el apuñalamiento no fue realizado por los antimundialización, sino que fue simulado.

Al menos 77 policías están bajo investigación por la supuesta brutalidad de la intervención, y tres jefes de la policía han sido cambiados de destino.

"Ahora que la investigación sobre los sucesos del G-8 están a punto de concluir, las sospechas que surgieron están siendo confirmadas oficialmente", señaló la cadena de televisión italiana RAI Uno.