L A   PALESTINA EN LUCHA

2 de abril del 2002

Con ratón y a vuelapluma, por Palestina

Juanlu González

Fin de semana aterrador en Palestina, la impotencia y la rabia me corroen. Los medios de comunicación, como siempre, contando verdades a medias. "Está pasando, lo estás viendo", pero no me lo estoy creyendo. Ver la CNN en castellano, o como ellos dicen "en español" es una vergüenza. Alguien dijo muy lúcidamente en Rebelión que la CNN es "el medio que justifica los fines de los EEUU". Me decido a mandar una protesta electrónica a través de su web por el tratamiento sesgado de la información, pero es imposible encontrar un correo electrónico donde depositar mi queja. Me siento encerrado, vivir en un pequeño pueblo serrano tiene sus ventajas pero en estos momentos es como una cárcel.

En días como estos habría que estar en una capital importante organizando actos de protesta para intentar evitar el holocausto palestino.

Acabo de colgar en la web de Ecologistas en Acción Cádiz un comunicado de apoyo a las justas reivindicaciones del pueblo palestino, comunicado que leerán un pequeño puñado de personas. Días atrás ya había subido una petición de ayuda para recoger firmas contra el genocida de Sharon. Pero me sigo sintiendo mal, lo que está ocurriendo es demasiado grande como para cruzarse de brazos. Mi módem echa humo, corro virtualmente de un lado a otro buscando información de primera mano. La agencia Europa Press me viene bien, se actualiza cada pocos minutos y en sus comunicados escuetos apenas pueden emitir juicios de valor.

Recurro a la información alternativa que, aunque con menos medios, me resulta más fiable. Es fin de semana de fiesta y muchos de mis medios favoritos andan de vacaciones. Me decido a montar una cadena de cartas de protesta a la embajada israelí de Madrid que es acogida inesperadamente por un portal alternativo, enviada a más de un millar de suscriptores y comienza a dar vueltas libremente por el estado. Esta es la grandeza de la red con mayúsculas.

Me voy sintiendo mejor.

Mi intención de contactar con la embajada saudí a través del email es un fiasco.

Todavía no han llegado a esos términos de modernidad. La ilusa idea que me rondaba era presionar de alguna manera para que Arabia Saudí amenace con reducir la producción de petróleo como ya hicieran en su día en otra fase del conflicto árabe-israelí. Es la única manera de que occidente presione a Israel y las tibiezas se tornen en contundencias.

El Comité de Solidaridad con la Causa Árabe es mi primera escala, algún que otro análisis interesante pero pocas noticias del búnker/oficina donde acorralan a El Viejo (desde el lunes sí que cuentan con actualizaciones on line).

Recalo luego en la Intifada Electrónica, ya en inglés y con alguna sustanciosa información. Decido recurrir entonces a los indymedia (Independet Media Centers), esa suerte de agencias de información y sites independientes que tanto daño les hizo en Génova a la brutal oficialidad de Berlusconi. Aquel inolvidable asalto policial donde se partieron ordenadores, discos duros, cámaras, vídeos... y cabezas de informadores antiglobalización los catapultaron a la fama. Pero el único que conozco en nuestro estado está en catalá y me cuesta bastante entenderlo —¿se anima alguien a montar un indy por las Andalucías?—.

Pongo rumbo al site argentino y logro enterarme de agunos entresijos de la situación de Ramala, pero de allí me envían directamente al IMC de Jerusalén, donde, por fin, voy conociendo la situación de los activistas europeos que, a modo de observadores internacionales, van denunciando las masacres, ajusticiamientos y asesinatos aquí y allá. Es la respuesta de las ONGs a la negativa israelí al despliegue de cascos azules y observadores oficiales. Ya se sabe, ojos que no ven...

Lo que si veo son imágenes en la televisión de la salida vergonzosa de la ONU de Gaza. Es paradójico. La ONU, que a través del devaluado Consejo de Seguridad pide la retirada de Israel de los TT.OO., es quien se retira apresuradamente de los mismos. Mientras, Bush con una lacónica sonrisa esbozada en su estólida faz dice sentirse decepcionado porque Mr. Arafat no hizo ni hace todo lo que puede para combatir el terrorismo. ¿Se pensará que [email protected] somos estú[email protected] o es que lo serán de verdad en norteamérica?.

Desde luego, Bush seguía con el mismo razonamiento que la responsable de la sección internacional de la CNN a quien El Viejo puso en evidencia durante la entrevista telefónica del domingo. ¿Cómo alguien en su sano juicio iba a pedir a una persona encerrada y amenazada desde finales del año pasado en sus oficinas y con las infraestructuras administrativas reducidas a escombros actue contra los actos violentos de un pueblo masacrado, desesperado, sin futuro, sumido en la pobreza y en la humillación continuas? ¿o acaso alguien culpa a Aznar o a Jospin de los atentados de ETA?. A estas alturas muy pocos reconocen en occidente que la violencia reside en la ocupación ilegal e injusta de unas tierras desde hace décadas y en la pasividad de la comunidad internacional para hacer cumplir las resoluciones de la Asamblea y el Consejo de Seguridad de NN.UU.

Lo que sí se vislumbra cada vez más claramente es que esta brutal ofensiva israelí coincide sospechosamente con la presentación del plan de paz saudí, asumido por la Liga Árabe y visto con buenos ojos por la Unión Europea. Israel se encuentra acorralado y necesita volver a las posiciones previas a Oslo para no ceder ahora ni un ápice más. De lo contrario, los planes del Gran Israel bíblico se les pueden chafar para siempre. Si para ello tiene que recurrir a un baño de sangre palestina o incluso israelí, es lo de menos. Sólo en este terreno sabe desenvolverse a gusto, ¿qué hace un genocida en una mesa de negociación?.

Pero sigo navegando y a través de la muy controlada y espiada red Nodo50, doy con Liberinfo, allí conozco de primera mano la hazaña de Bové y los pacifistas europeos que han burlado el cerco sionista y se han entrevistado con Arafat. Agunos se quedan como escudos humanos para proteger la vida del rais, otros son detenidos y serán pronto expulsados, al igual que un grupo de miembros de ONGs del estado español. La envidia me corroe, eso es estar en el sitio justo en el momento adeuado. Y yo al frente de mi mac en una cómoda butaca, intentando descifrar o cambiar el mundo a través de una pantalla...

Tras la inicial emoción y una sarta de gestos y ademanes que rayan en el más puro histrionismo, me vienen más cuestiones a la cabeza: ¿Cómo justificará Sharon el que unos pacifistas europeos hagan de escudos humanos de un sangriento terrorista, enemigo del mundo libre?. Se le están torciendo las cosas cada vez más —pienso. Ahora es él el que verdaderamente está preso. Si mata al Viejo, lo glorificará ad eternum y las consecuencias serían imprevisibles.

Si lo deja vivir, habrá que negociar con él mismo "la paz de los valientes", lo que será ciertamente humillante para Sharon. Máxime cuando inevitablemente tendrá que firmar con él la constitución del estado palestino. Sharon, en otra más de sus torpezas, ha convertido a un devaluado líder palestino en un mito universal, en el Che del mundo árabe, pase lo que pase y le pese a quien le pese. Hasta la victoria siempre, compañero! Mañana será otro día, antes de dormir miro mi rojo al-hata con las esperanzas puestas en una situación que poco a poco parece que puede ver la luz, inchallah como dicen por allá o como decimos por el sur ajolá!.