LUCHA ANTIGLOBALIZACIÓN

21 de november del 2002

Movilización contra la globalización

Exitoso Foro Social uruguayo


Argenpress

La división geográfica de la ciudad en 'centro', 'Rural del Prado' y la 'Plaza de los Treinta y Tres' marcaron claramente las características temáticas de los paneles, talleres y encuentros del Foro Social Uruguayo (FSU) - 15 al 17 de noviembre- que reunió mas de 4000 personas en las calurosas jornadas del viernes y sábado y la templada del domingo.

Los paneles centrales que funcionaron en las Facultades de Arquitectura, Humanidades y Ciencias Sociales y la Universidad Católica (Ucudal) lo hicieron bajo la dirección de los tres principales ejes del FSU, Identidad, cultura e historia; El Uruguay y el mundo y Alternativas para otro Uruguay posible, el país que queremos.

Sugestivos títulos como 'Los agujeros del colador' permitieron a los panelistas abordar la temática del 'Debilitamiento del tejido social' y la exclusión que complejiza la constitución del ser del país y que se complementó con la discusión sobre 'La identidad nacional y los desafíos de la cultura' y la construcción de la 'democracia participativa' para refundar un país al borde de la disolución con el interrogante sobre que ciudadanía se puede construir, desde lo local y global, con un país que recibe ordenes del exterior y ve emigrar a sus hijos e hijas.

Los seminarios y talleres tuvieron la diversidad de temas ya clásico en los Foros. La violencia doméstica, drogas, desarrollo productivo, autogestión y política sociales, salud información, imperialismo y otros se desarrollaron en la zona 'centro' en ámbitos universitarios como la Facultad de Psicología -que para llegar había que sortear la tradicional y exótica Feria de la calle Tristán Narvaja- la de Ciencias Sociales y en salas de instituciones y asociaciones.

Entre los talleres y seminarios debe destacarse la realización del Primer Foro Interreligioso Uruguayo bajo el lema de Fe y Dignidad, Otro Uruguay es posible. En su organización participaron varias iglesias, entre ellas la Anglicana, la Metodista, la Comunidad Bahai y organizaciones como el Proceso San Pablo, de activa participación en la génesis de la idea y su realización.

En esta misma línea de vigencia de la fe y de los religiosos fue muy importante (y emocionante) el taller sobre 'Vigencia del pensamiento de Luis Pérez Aguirre', -Perico- un sacerdote batallador a favor de la dignidad humana en distintos sectores de la sociedad a quien le presentaba constantes desafíos al igual que a su iglesia. Poco tiempo atrás, el 26 de julio de este año, se le hizo un homenaje en el Palacio Legislativo local organizado por la Presidencia de la Cámara de Representantes, la Comisión de Género y equidad y la Red de Amigos de Luis Pérez Aguirre.

En La Rural del Prado - el otro lugar geográfico del FSU- se concentraron las actividades de aquellos grupos y asociaciones que 'implica convivencia e intensos intercambios de aprendizajes y fortalecimiento de las relaciones con aquellos que luchan por una sociedad más justa y horizontal'. Así se pudo participar de la información y divulgación de la vida en la naturaleza y de la especie humana; transgénicos, alimentación, redescubrimiento y distribución de la tierra, trueque, maternidad y paternidad responsable, despenalización del aborto, el lugar del cuerpo, la expresión de las danzas tradicionales y la identidad como también temáticas sobre la reorganización clasista, identidad y memoria y ¿por qué no? 'Leyendas populares vivas: resistencia de la identidad popular'. Los uruguayos no dejaron de lado su inventiva para identificar este lugar del Prado y lo llamaron 'Espacio Foro de Acá', lo cual no implicaba que no hubiese grupos y representantes de otros países, que lo estuvieron en todas las manifestaciones de este Foro.

El tercer espacio geográfico fue la Plaza de los Treinta y Tres reservada para la 'movida cultural' Movidas callejeras promovidas por la Comisión Nacional de Seguimiento de las Compromisos de Beijing, del Colectivo Autónomo de niños, adolescentes y jóvenes, Teatro Independiente, Grupo de Andanzas Acrobáticas, La Cómica, conjuntos de rock, las infaltables murgas y tambores dieron color y movieron los cuerpos de esas miles de personas que llenaron aulas, salas y otros recintos mañana y tarde en un Montevideo cuasi silencioso que despistaba a cualquier visitante que no supiera que detrás de ese cuasi silencio estaban los y las que hilvanaban pacientemente el futuro de ' un nuevo país' 'que es posible'.