http://www.rebelion.org
E S P A Ñ A 

2 de mayo del 2004

Un ejercicio de simulación del ejército español contempla la intervención militar en Venezuela en colaboración con EEUU

Operación Balboa

Ernesto Villegas Poljak
www.quintodia.com.ve

En una novela póstuma titulada 1998, Francisco Herrera Luque pintó una Venezuela disgregada en varios países. Una nación con varios gobiernos y territorio dividido, producto de guerras separatistas azuzadas por grandes potencias y corporaciones.

Maestro de la novela histórica, no pudo o no quiso publicar esa última, quién sabe si pensando que aquella ficción luciría entonces demasiado fantasiosa. Por fortuna, sus familiares la hallaron, después de su muerte, el 15 de abril de 1991, y la llevaron a imprenta en 1992. Diez años luego del deceso del autor de Los amos del Valle, en mayo de 2001, un grupo de militares de distintas naciones, reunido en Madrid con motivo del II Curso de Estado Mayor Conjunto de la Escuela Superior de las Fuerzas Armadas (ESFAS) de España, realizó un ejercicio de simulación basado en un escenario de guerra que poco tiene que envidiar al de 1998. Y en el mismo "teatro de operaciones". Entre los estudiantes del curso estaba un oficial perteneciente a la Aviación Militar Venezolana, que al regresar a Caracas advirtió a sus superiores acerca de una operación denominada "Balboa", que le había causado indignación como venezolano.

Simulación bélica

La ESFAS fue inaugurada por el rey Juan Carlos en septiembre de 1999, en el paseo La Castellana de Madrid. Su propósito: formar oficiales de Estado Mayor preparados para operaciones conjuntas o combinadas entre varios ejércitos "así como de organismos internacionales de Seguridad y Defensa", según explica el Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional de España –al que está adscrito la ESFAS- en su página no oficial de Internet.

La operación "Balboa" fue presentada a los integrantes del II Curso de Estado Mayor de la ESFAS, entre el 3 y el 18 de mayo de 2001, en un documento de 26 páginas, con el logotipo de la escuela, copia del cual reposa ahora en los archivos caraqueños del Consejo de Defensa de la Nación (Codena). El documento lleva por título "Ejercicio Específico Planeamiento Operativo Balboa". Allí se dan los detalles de un "ejercicio de simulación de operaciones aéreas" cuya finalidad práctica era "el planeamiento y desarrollo de operaciones aéreas en un teatro de operaciones especificado en la Directiva Inicial 001S/01".

En esa "Directiva Inicial 001S/01", parte integral del documento, se asientan los datos de cuatro países identificados como AZUL, MARRÓN, CYAN y BLANCO, que corresponden a EE UU, Venezuela, Panamá y Colombia, respectivamente. Además de la descripción histórica, geográfica y económica de cada uno, confirma tal correspondencia la mención de la base militar Howard (de Panamá) en CYAN, de la ciudad de Cartagena (Colombia) en BLANCO y del aeropuerto de La Chinita (Venezuela) en MARRÓN. También la confirman los mapas y otros detalles contenidos en sus anexos. En uno de ellos, se menciona como "prioridad de objetivos" aviones, pistas, radares, torres de control y otras infraestructuras aéreas en Zulia, Barquisimeto y Guanare, entre otros lugares, con sus respectivas coordenadas.

El documento prevé operaciones de desembarco aéreo en La Chinita y otras acciones en el territorio de MARRÓN, avaladas por una hipotética resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que autorizaría a AZUL para encabezar una Fuerza Aliada Conjunto Combinada contra un grupo armado denominado VLF, con gran poderío aéreo. Según el Codena, las VLF corresponden a las FBL o Fuerzas Bolivarianas de Liberación. Estas VLF controlarían una parte del territorio de MARRÓN, denominada Zona Negra, que incluye la capital del país. Ello en detrimento de un gobierno "pro-occidental", sin fuerzas armadas incondicionales, pues éstas simpatizan con las VLF. Adicionalmente, este grupo irregular ha atacado intereses de AZUL en MARRÓN y amenaza con destruir sus propias fuentes petroleras si entra en acción alguna fuerza multinacional. El proyecto de resolución del CS de la ONU incluido en la operación "Balboa" autoriza a AZUL y sus aliados "a realizar acciones al amparo del Capítulo VII de la Carta de la ONU y en el caso de que antes del 27 de abril de 2001, las VLF no hayan abandonado las bases y acuartelamientos ocupados y entregado el armamento, al empleo de la fuerza para restituir la situación inicial".

Ficción o realidad

El ejercicio de simulación realizado en la ESFAS se basa, según el documento, en "una situación ficticia, producto de la evolución de unos acontecimientos imaginarios aunque parezcan adaptados a una situación real". Pero el general venezolano Melvin López Hidalgo, secretario del Codena, sostiene lo contrario: que ese ejercicio fue un simulacro de lo que ocurriría luego, en abril de 2002, cuando aeronaves y embarcaciones de guerra de EE UU supuestamente ingresaron a territorio venezolano durante el fugaz golpe de Estado de ese año. De ser correcta la interpretación del Codena, el escenario planteado supone un gobernante distinto a Hugo Chávez en MARRÓN.

El actual Presidente estaría, en todo caso, en el bando de las hipotéticas VLF. López Hidalgo sostiene que el documento es de factura estadounidense y que fue hecho para preparar a oficiales de la OTAN para una ocupación militar de Venezuela. ¿Ficción? ¿Realidad? ¿Un escenario tan verosímil como los recientes llamados a la independencia del Zulia, Yaracuy, Bolívar y otros estados controlados por la oposición venezolana? Tal como Herrera Luque decidió cerrar otra de sus grandes novelas históricas, Los cuatro reyes de la baraja, "el tiempo lo dirá".

Envia esta noticia