http://www.rebelion.org
V E N E Z U E L A 

1 de julio del 2003

Intervención a puertas abiertas del INTI-Carabobo un clamor popular

Isrrael Sotillo

El Profesor Adán Chávez, presidente del Instituto Nacional de Tierras, no puede darle la espalda a la historia, hoy pesa sobre sus hombros la responsabilidad de evitar un enfrentamiento del movimiento popular campesino del estado Carabobo.

Es verdad que la burocracia del INTI-Carabobo, tiene numerosas denuncias por hechos de corrupción, por incapacidad y por mal trato, a muchas de las personas que acuden a diario a esa institución para solicitar algún servicio. Pero también es verdad que esas conductas merecen una investigación exhaustiva a los fines de poder establecer alguna responsabilidad administrativa o penal, partiendo, claro está, de las pruebas o documentación aportadas por los denunciantes; pero, en definitiva, será a los Tribunales de la República a los cuales les corresponderá la ultima palabra en ese sentido.

Sin embargo, hay un hecho que no requiere de un pronunciamiento judicial, sino político, me refiero a la división introducida en el seno del Movimiento Campesino carabobeño por la defenestrada gerencia del INTI-Carabobo.

En estos momentos se ha generado en el sector agrario carabobeño, por un lado, una suerte de apoyo a esa directiva saliente por parte de algunos sectores, manipulados muchos de ellos y chantajeados por la necesidad de la carta agraria, en quienes se apoyan para permanecer en los cargos antes ocupados por ellos.

De otro lado, existe el sector separado, el mayoritario, que no aprueba esa administración, que los rechaza por incapaces y oportunistas.

"Sencillamente, éstos señores traen la égida masista de Pompeyo Márquez y Leopoldo Puchi acuestas, la de la política como negocio mercantil, no la de la solución a los problemas reales del pueblo", nos dijo un dirigente de Urama Los aturdidos funcionarios, mediante la promoción de sancochos y francachelas etílicas de fin de semana en las parcelas ocupadas, incluso, en las propias casas de los dirigentes campesinos, se hicieron dueños de un temor reverencial por parte de pequeños productores carabobeños, quienes temerosos a no ser incluidos en el listado de los beneficiarios de la cédula agrícola, los están respaldando circunstancialmente; por suerte, son una minoría, que seguramente no tardará en entender la jugada de los neoliberales salientes.

El profesor Adán Chávez, no debe dejar confundirse, por el contrario debe abrir bien los ojos y los oídos; tiene que seguir siendo consecuente con los hombres y mujeres del campo carabobeño, nombrando una nueva directiva y renovando el equipo técnico, creo que provisional, para que no se paralice la entrega de las cartas agrarias. Pero luego debe convocar a todas las Cooperativas y 0NG ( la idea no es mía) la recogí de la voz de los campesinos la mañana del lunes 30 de junio en las instalaciones del INTI-Carabobo: Aparte de la intervención de ese centro administrativo de tierras para establecer las responsabilidades administrativas, es necesario, el nombramiento urgente de una directiva con carácter provisional, para que no se paralice la institución y continuar con la entrega de las cartas agrarias que tanto preocupa a los hombres y mujeres del campo.

También, es ineludible nombrar la próxima directiva con gente de Carabobo, que conozca muy bien el Estado, los pueblos, los caseríos y recovecos de la región; pero que los sectores agrarios populares participen postulando nombres; aquí todos nos conocemos y sabemos quienes son los más aptos para esos cargos.

La revolución está acechada por el espíritu pequeño burgués de una gran cantidad de funcionarios del Estado que lo hacen perezoso y engorroso, y no indignarse al ver que alguien perjudica los intereses de las masas, ni discutirlo, ni impedir su acción, ni razonar con él o ella, sino dejarle hacer, es contrarrevolucionario.

Una decisión sabia y a tiempo es lo más idóneo; la esperamos en las próximas horas, luego será tarde.

Envia esta noticia