Portada :: Cultura :: Teatro
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-02-2010

Conmemoracin del 35 aniversario de la huelga de Actores del 75 y la Comisin de los 11

Julio Castro
La Repblica Cultural

Se plantea un debate asambleario para analizar la situacin actual de la profesin


Se acerca el 35 aniversario de la nica huelga de actores que consigui poner en jaque la dominancia del fascismo en la dictadura franquista. Se trata de la huelga de febrero de 1975, durante la que los profesionales del sector consiguieron aglutinar a otros muchos en torno a una accin que pondra cara a cara a los verdaderos representantes sindicales, constitudos en la Comisin de los 11, con los polticos franquistas, al margen del sindicato nico del rgimen. Un grupo de profesionales ha decidido que sera un buen momento para reflexionar sobre la situacin laboral, social y profesional, mediante la convocatoria de una charla en asamblea, como siempre se hizo en nuestra profesin, sealan ellos, y comparar la situacin del 75 con este momento, analizar en qu sentido ha cambiado, las condiciones laborales y sociales. As que convocan para el 22 de febrero a las 20:00h en el Teatro Alfil, en Madrid.

En febrero del ao 1975, casi a las puertas de los espasmos finales del criminal Franco y los suyos, que se llevaran por delante a buena parte del aparato dictatorial para sustituirlo por esto que ahora tenemos, los actores espaoles decidieron ponerse en marcha para reclamar unas condiciones laborales aceptables. Pero estas condiciones se extendan ms all de lo que aquellos criminales que gobernaban por decreto estaban dispuestos a aceptar, ya que los miembros de la profesin teatral haban decidido establecer sus propias condiciones, su mtodo de negociacin y sus representantes, de manera que se saltaban al famoso Sindicato Vertical, que era el nico en Espaa durante la dictadura, y agrupaba profesionalmente a los trabajadores, marcando las pautas de la dictadura y sirviendo de correa de transmisin y control.

As que actores, actrices y otros miembros de la profesin se sumaron a una huelga masiva, a la que se fueron agregando otros sectores del espectculo, como los tablaos, los circos, las salas de arte, los pintores, bailarines y, cuando los trabajadores de la nica televisin que emita en nuestro pas, Televisin Espaola, se sum al paro y tuvieron que sustituir la programacin, la cosa empez a preocupar a los fascistas seriamente.

Por su parte, los actores en huelga haban decidido montar una comisin que les representase, que se denomin la Comisin de los 11, por los integrantes de la misma, que sera la nica reconocida por aquellos para llevar a cabo la negociacin.

Los participantes cuentan que cuando tenan que reunirse para negociar, aparecan los representantes legales del antedicho sindicato, pero tan slo como una pantomima, ya que el propio Director General reconoca no oficialmente, pero s de hecho, a la Comisin de los 11.

En el momento en que la cosa comenz a ponerse complicada, la polica irrumpi en el Teatro Bellas Artes, en medio de una reunin, llevndose detenidos a varios miembros de la profesin. Entre ellos, a Tina Sainz, Jos Carlos Plaza, Antonio Malonda y Yolanda Monreal, que ingresaran en prisin acusados de pertenecer al FRAP y de tener relacin con ETA y el atentado de la calle del Correo. Pero tambin iban en el grupo Roco Drcal, Pedro Mari Snchez, Flora Mara lvaro y Enriqueta Carballeira, a quienes lograron sacar entre Lola Flores (ocultamente implicada en la huelga, al ponerse afnica de golpe en esas fechas y no poder actuar) y otros miembros de la profesin.

A los cuatro encarcelados les caeran unas impresionantes sanciones econmicas, cuando los compaeros pararon la huelga a cambio de su liberacin, ya que vieron que podan acabar implicados en un proceso criminal muy grave. Pero las multas debieron pagarse tambin entre todos, ya que ninguno de ellos hubiera podido hacerlo.

Es una historia de solidaridad y de lucha, pero tambin es una historia que constituira el germen de un sindicato que fuese capaz de aglutinar a todos los trabajadores en unas Comisiones, que luego, andando el tiempo, se frustrara en el comienzo de esa supuesta transicin, mediante las renuncias y las dejaciones por parte de todos los responsables polticos y sindicales que nos llevaran a lo que ahora hay.

Fuente: http://www.larepublicacultural.com/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter