Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Usos y abusos de Hait
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-02-2010

Tratamiento del terremoto de Hait en los medios de comunicacin en los ltimos das: justificacin de la barbarie

David Cotilla Vaca
Rebelion


Como el propio Pascual Serrano coment hace unos das en su artculo Y Hait fue noticia, los medios comienzan a retirarse del escenario en s de la noticia, si es que alguna vez estuvieron.

Todo lo que no suponga imgenes impactantes de muertos, mutilados, gritos y llantos, muertos apilados, revueltas, agresiones de cualquier tipo no vende. Los reporteros comienzan a desfilar y, micrfono y cmara en mano, a esperar otra catstrofe en algn lugar del mundo.

Y, como Serrano, me pregunto si alguna vez estuvieron en el lugar de la noticia. Pero no slo me refiero al lugar fsico, sino tambin al lugar histrico, al poltico, al econmico, al social y al sentimental. En definitiva, a todo aquello que conforma la verdadera idiosincrasia de un lugar y sin cuya contextualizacin resulta imposible comprender la situacin presente.

Y ante esta pregunta lo tengo claro. No, los reporteros nunca han estado en Hait. Han estado en los saqueos, en la ayuda que enviaran los pases europeos, en los bomberos espaoles, o en el buque hospital de Estados Unidos (ni siquiera en los cuatro buques de guerra de ese mismo pas), en los muertos apilados... En todo menos en los mismos haitianos con su presente y su pasado a cuestas y con su dolor y con su hambre y con su sentimiento de culpa y de soledad y de abandono.

Ahora que todo lo que puede mostrar una cmara va desapareciendo, se retiran a las voces oficiales de despachos que deciden sobre Hait sin la voluntad de los propios haitianos. Esas voces que confirman los comentarios que realiz para rebelion.org el 30 de enero el documentalista haitiano Jean Lavasse cuando hablan de un traslado de la ciudad a otro lugar del pas:

Adems, el terremoto ha provocado un xodo voluntario de los habitantes de Port-au-Prince, lo que deja el campo libre para destruir las ruinas de la capital y, por qu no, para perforar el suelo En otras circunstancias, si hubieran pedido a los habitantes que se fueran al campo se habra considerado un genocidio. La catstrofe aparece como una oportunidad para los imperialistas porque permite desplazar otra vez la capital.

Ahora bien, para justificar tal decisin, los telediarios de diferentes canales usan magistralmente una serie de argumentos ticos: los pilares de las construcciones son muy malos porque hasta ahora se construa muy rpido con materiales de baja calidad; los escombros actuales retrasaran la reconstruccin al menos seis meses; adems, nunca se hicieron estudios de campo que hubieran desaconsejado construir en esa zona por estar justo sobre una falla; por eso debemos trasladar la capital, para construir, con buenos materiales, sobre una zona segura.

Y me vuelvo a hacer otra pregunta: y el argumento tico sobre la deuda externa no justificara el uso de materiales de baja calidad? Esa deuda apoyada por EEUU y Europa y cuyo dinero se encuentra en parasos fiscales europeos gracias al saqueo de la familia Duvalier.

Y cabran muchas ms preguntas: quin ser el encargado de volver a construir la capital? empresas constructoras estadounidenses? No resultar que gran parte del dinero de la ayuda concedida por los habitantes pudientes y no tan pudientes de todo el mundo servir para engordar los beneficios de estos "reconstructores"? En definitiva, no estaremos pagando un xodo?

Esto solamente, por no aadir los argumentos de la utilidad que nos llevaran de forma mucho ms directa a:

- una ms fcil y rpida extraccin del petrleo que se encuentra bajo los escombros.

- una posicin predominante en el Caribe desde la cual se vislumbra un horizonte de "ensueo americano": Venezuela a un lado, al otro Cuba, y all a su frente Honduras.

Si vemos el mapa de la zona, podemos comprobar cmo Cuba y Venezuela han quedado encajonadas entre los soldados y los buques estadounidenses que casi pisan sus aguas internacionales. Hiat es el punto perfecto para dominar los intereses estadounidenses actuales en el Caribe: Cuba queda ahora mismo entre Hait y Florida; Venezuela se sita entre Colombia, Puerto Rico y Hait. El prximo objetivo, al frente, para obtener el control absoluto de la Amrica central continental, Honduras, que recientemente sufri otro intento de golpe de Estado.

Pero en fin, esto no viene ms que a confirmar mi anterior artculo sobre los elementos contextuales que se antojan necesarios para poder comprender la estrategia blico-energtica estadounidense en la zona.

http://dadacotilla.spaces.live.com

Rebelin ha publicado este artculo a peticin expresa del autor, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter