Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-02-2010

La mano extranjera en Cisjordania

Ainara Lertxundi
Gara


De sobra conocidas son las maniobras del Gobierno israel y su Ejrcito en Gaza y, en general, contra la poblacin palestina. Pero sus uniformados no son los nicos que hostigan y reprimen.

Abu Abdullah vive en Cisjordania. Ha perdido ya la cuenta de las veces que ha sido arrestado sin cargos y de las palizas que ha recibido. Todos los interrogatorios tenan el mismo punto de partida: saber a quin haba votado en las elecciones. Su caso no es una excepcin. Desde la ruptura del Gobierno de unidad nacional en 2007, este tipo de situaciones se vienen repitiendo a menudo.

Las nuevas fuerzas de seguridad del Gobierno de Mahmud Abbas han sido deliberadamente instruidas para impedir la proliferacin de grupos islmicos -llammoslos Hamas- que puedan poner en peligro su hegemona. Pero a quien verdaderamente preocupa este hipottico escenario es al Estado israel y a su aliado ms cercano, Estados Unidos.

Bajo las supervisin del teniente general estadounidense Keith Dayton, militares de Canad, Gran Bretaa y Turqua han entrenado a policas palestinos en el desierto de Jordania. Este programa cuenta, por supuesto, con la participacin directa de los israeles. El proyecto es verdaderamente importante para nuestros intereses nacionales, para ofrecer seguridad a los palestinos y para preservar y proteger los intereses de Israel. Dayton no puede ser ms claro.

A juzgar por las palabras del jefe del Estado Mayor israel, el general Michael Herzog, tampoco hay duda de quin es el ms beneficiado: Dayton est haciendo un buen trabajo.

Los activistas pro derechos humanos, sin embargo, no comparten la misma opinin. En los ltimos aos, han percibido un aumento de las detenciones, con redadas en mezquitas y campus universitarios, as como de las denuncias de tortura.

Abbas debera tomar buena nota de estas advertencias para evitar la desunin y destruccin de una sociedad suficientemente castigada. Los palestinos no necesitan proyectos como los de Dayton, sino una verdadera reconciliacin.

http://www.gara.net/paperezkoa/20100210/182176/es/La-mano-extranjera-Cisjordania



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter