Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-02-2010

La "Plataforma Solidaria con Palestina-Valladolid" convoca protesta contra la actuacin del grupo musical israel
Jerusalem String Quartet, motivos para un boicot

Rebelin


La Plataforma Solidaria con Palestina-Valladolid ha convocado a [email protected] [email protected] a concentrase el prximo sbado, 20 de febrero de 2010, a las 19:30 horas en el exterior del Auditorio Miguel Delibes para expresar su rechazo a la actuacin de la formacin israel de msica clsica Jerusalem String Quartet.

Como ha sucedido en anteriores llamamientos de la Plataforma para realizar actos de boicot a manifestaciones culturales procedentes de Israel (Mayuman, Noa), se ha vuelto a suscitar el debate en torno a la legitimidad de este tipo de acciones dirigidas contra artistas, msicos, bailarines, pelculas, etc. El boicot econmico y poltico a Israel parece asumido e incluso el boicot acadmico, dado el papel de las universidades hebreas en la investigacin militar y en el soporte ideolgico del sionismo. Sin embargo, tal unanimidad no existe en torno al boicot artstico e incluso suscita rechazo en muchas personas y organizaciones nada sospechosas de simpatizar con la agresin israel al pueblo palestino.

En primer lugar, es necesario dejar bien claro que todas las convocatorias de boicot que realiza la Plataforma no son actos aislados, sino que forman parte de la Campaa Boicot, Desinversiones y Sanciones (BSD) contra el Estado de Israel. Esta campaa es una iniciativa no violenta que surge de las organizaciones populares palestinas, es decir, de la propia sociedad palestina y no de partidos polticos o instancia oficiales. Estas organizaciones han pedido la ayuda internacional para poder llevar a cabo el boicot. El llamamiento ha sido recogido por cientos de partidos, sindicatos, agrupaciones y organizaciones no gubernamentales, etc., de todo el mundo, entre ellos la Plataforma Solidaria con Palestina-Valladolid.

Una vez aclarado este punto, podemos pasar a desglosar los argumentos que legitiman el boicot a la cultura, ocio y espectculos israeles:

Las expresiones artsticas no son slo cultura. Tambin constituyen, y cada vez ms, productos econmicos. Si se boicotea un producto alimenticio, como una naranja, por qu no boicotear un producto cultural como es una pelcula, un concierto, una novela o una exposicin?

ntimamente relacionada con el anterior argumento est la creencia de que el arte es algo neutro, puro, casi virginal, y que debera mantenerse apartado de cualquier movimiento de signo poltico. Esta extendida concepcin angelical del arte es un error y, adems, impide a quienes la sostienen percatarse del uso propagandstico y manipulador que con frecuencia se hace de las manifestaciones artsticas por parte de los poderes establecidos.

El Estado de Israel no es una excepcin en este sentido. El arte ha sido, y contina siendo, un pilar fundamental de la estrategia sionista. A finales de los aos 40 y principios de los 50 se fundaron colonias de artistas en las ciudades recin arrebatadas a [email protected] [email protected] Con generosas subvenciones, ventajas fiscales y otras ayudas se instaba a [email protected] [email protected] a establecerse en las casas, e incluso en mezquitas, que legal y moralmente pertenecan a [email protected] rabes. Con estas colonias se perseguan dos objetivos. Por una parte, borrar las huellas de la milenaria presencia palestina en esos lugares. Por otro lado, se proyectaba al exterior una imagen ideal de una sociedad, la israel, volcada en la creatividad, el arte y la espiritualidad. As fueron surgiendo las colonias, actualmente en pleno funcionamiento, de Ein Hod, el barrio rabe de Safed o el casco viejo de Jaffa.

El Estado de Israel mantiene esta estrategia cultural de cara al exterior, buscando proyectar una imagen de normalidad que oculte su continua agresin al pueblo palestino. Cuanto ms se hable de msica, cine o teatro menos se abordar el conflicto. Israel tiene mucho ms que el problema palestino. Es divertido, hace un tiempo estupendo, hay playa. As se expresaba en julio de 2009 en El Pas el cantante Ivri Lider, contratado para actuar en el Da del Orgullo Gay de Madrid. [email protected] dirigentes israeles buscan este tipo de declaraciones. Tras la masacre de Gaza, el Ministerio de Asuntos Exteriores destin dos millones de dlares para mejorar la imagen del Estado de Israel a travs de la cultura y los espectculos. Enviaremos por todo el mundo a nuestros novelistas y escritores ms conocidos, seal el director general de Asuntos Culturales del citado Ministerio, Arye Mekel, compaas de teatro, exposiciones De esta forma mostraremos el rostro ms amable de Israel y evitaremos que se nos identifique nicamente en un contexto de guerra (recogido por The New York Times, el 3 de marzo de 2009).

Frente a esta estrategia, es lcito exigir a [email protected] [email protected], [email protected] e [email protected] israeles una condena rotunda y sin paliativos de la ocupacin militar y la poltica de agresin al pueblo palestino, la discriminacin jurdica y social de los palestinos residentes en Irreal y la conculcacin del derecho de retorno de [email protected] [email protected] No caben los silencios ni las declaraciones de neutralidad. [email protected] que se refugian en el mutismo y miran hacia otro lado actan de igual forma que [email protected] [email protected] durante la II Guerra Mundial, que fingan no saber qu ocurra en los guetos, campos de concentracin y campos de exterminio mientras se dedicaban a sus labores cotidianas como si no pasara nada, tal y como recuerdan insistentemente y con toda la razn histrica y moral de su lado- [email protected] jud@s.

Cabe recordar el boicot mundial al Apartheid sudafricano en los aos 70 y 80, que culmin con el desmantelamiento del rgimen racista de los afrikaaners. A qu persona con un mnimo de sentido de la justicia y la democracia se le habra ocurrido defender la celebracin de un concierto o una obra de teatro a cargo de un grupo afrikaaner con el argumento de que se trata tan slo de cultura?

En el lado contrario habra que recordar nuestra propia experiencia. Si la comunidad internacional hubiera boicoteado a la dictadura franquista, tal vez no tendramos que haber esperado 40 aos a la llegada de la democracia. Franco, al final, muri en la cama. Quizs el turismo de sol y playa, las cinco copas del Real Madrid, Eurovisin, la normalizacin de relaciones diplomticas o el ingreso en la ONU tuvieron algo que ver con ello.

Por todas estas razones, mientras no exista una condena explcita, desde la Plataforma Solidaria con Palestina-Valladolid consideramos justo el boicot a cualquier trabajador o trabajadora cultural israel, con los que, no obstante, intentamos siempre contactar previamente para informarles de nuestra postura y recabar su opinin con respecto a la agresin de su pas al pueblo palestino. As se ha hecho, sin recibir ninguna respuesta, con Jerusalem String Quartet.

Por todas estas razones te pedimos que acudas a todas los actos relacionados con la Campaa de Boicot, Desinversiones y Sanciones contra el Estado de Israel y que ayudes a difundir esta iniciativa.


CONCENTRACION. SABADO, 20 DE FEBRERO, 19,30 H. EXTERIOR DEL AUDITORIO MIGUEL DELIBES.

ACTO DE PROTESTA Y BOICOT POR LA ACTUACIN DE LA AGRUPACIN ISRAEL JERUSALEM STRING QUARTET EN VALLADOLID

NO CONSUMAS PRODUCTOS ISRAELES, TAMPOCO SUS PRODUCTOS CULTURALES!!! POR LA LIBERTAD DEL PUEBLO PALESTINO CONVOCA: PLATAFORMA SOLIDARIA CON PALESTINA-VALLADOLID


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter