Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-01-2005

Calma inquieta... en Bagdad

Dahr Jamail
Rebelin

Traducido para Rebelin por Germn Leyens


Escribo mientras los morteros siguen detonando en la cercana Zona Verde. Es fcil identificar a los morteros el agudo tzsonk de su lanzamiento, luego una pausa, y despus un potente estruendo que estremece la noche silenciosa. Sirenas que allan a lo lejos, junto con el chasquido disperso de los disparos de fusil.. El anochecer siempre parece provocar la accin en esta rea del centro de Bagdad slo anoche hubo numerosos tiroteos cerca de mi ventana.

Anteriormente, mientras estaba en el distrito al-Adhamiya de Bagdad, la base de EE.UU. que se encuentra all fue atacada 8 veces por morteros. Los escuchamos justo despus de terminar inmensos platos de kebabs en un restaurante al borde de la ruta. Despus de terminar la comida, una anciana se acerc a nuestra mesa y nos pregunt si poda llevarse los restos.

Mi amigo tom dos bolsas de plstico y comenz a echar nuestras ensaladas comidas a medias y el resto de pan. Ella nos agradeci y nos bendijo, y comenz a irse arrastrando los pies Abu Talat la seguimos rpidamente y le dimos un pequeo fajo de dinares iraques. Volvimos al coche sin intercambiar una sola palabra.

Es divertido que todos estn hablando ltimamente de lo calma que es la situacin actual en Bagdad a la espera de que las cosas se pongan mucho peor a medida que se acerca la eleccin. Si esto es calma

Parece que calma es que los militares ya no publican la cantidad de veces por da que los atacan la ltima cuenta que admitieron fue de unas 70 veces por da lo que significa que probablemente son ms.

Parece tambin que una furgoneta con cuatro guardias de banco fue destruida, quemando a los hombres hasta morir; parece que otro soldado de EE.UU. fue muerto en la provincia al-Anbar (lase Faluya), cuatro soldados iraques fueron muertos en Samarra, y soldados iraques en Duluiya masacraron a tres civiles iraques en un punto de control. Adems, en Hiyt, al oeste de Ramadi, dos vehculos militares de EE.UU. fueron destruidos en un ataque con cohetes. En Haqlaniya, tambin al oeste de Ramadi, una bomba al borde de la ruta deton cerca de una patrulla, destruyendo otros dos vehculos militares de EE.UU. No se ha dicho nada por el momento sobre las vctimas de ninguno de los ataques, aunque testigos informaron que vieron a helicpteros evacuando a soldados ensangrentados de la escena del ataque cerca de Hiyt. Ambas localidades se encuentran en la cercana de Faluya.

Parece que es calma cuando morteros y tiroteos estallan cada da, espordicamente, alrededor de Bagdad. Parece que es calma cuando dos coches bomba atacan hoy en Mosul: una furgoneta bomba suicida que mat una cantidad desconocida de civiles cuando no dio contra un convoy de EE.UU., y un coche bomba suicida que mat a dos soldados iraques.

Evidentemente, parece que tambin es calma si hay colas para conseguir gasolina de hasta 10 kilmetros de largo.

Es imposible conducir mucho tiempo en Bagdad sin ver estas... colas de coches al borde de las carreteras y las calles laterales, y la gente parada al lado de sus coches esperando, empujando luego su coche cada vez que la cola se mueve unos pocos metros ms cerca de la sagrada gasolinera. Con un 70% de desempleo en Irak, la obtencin de combustible es actualmente el trabajo de tiempo completo ms comn de los iraques.

Parado en otro atasco del trfico mientras tratamos de decidir qu haremos si cierran ms gasolineras y los mercados negros comienzan a agotarse, sugiero a Abu Talat: Podemos conseguir un burro. T conduces y yo me siento atrs, escribo en mi cuaderno y saco fotos.

S, claro, es posible, se re, Obviamente es mucho mejor que tratar de robarnos un camin cisterna.

Haba sido mi primera idea.

Antes habamos entrevistado a un sujeto que estuvo en el servicio de inteligencia del rgimen anterior. Me pregunt si quera entrar en Faluya.

Este, no gracias, dije, No por el momento, hablndole a travs de una mesita mientras bebamos nuestras gaseosas Miranda de naranja. La pieza estaba oscurecida por cortinas, y me habl a condicin de anonimato despus tom mi telfono satelital y lo coloc en otro sitio del edificio.

Pueden ubicar los telfonos satelitales incluso cuando no estn encendidos, me explic, Slo sacando la tarjeta SIM no pueden ser ubicados.

Espero que nunca tenga que utilizar la informacin. En Irak uno aprende las cosas ms extraordinarias estos das.

Me da una idea rpida de lo que sabe sobre Faluya, dicindome que los militares controlan dos puestos de control principales hacia la ciudad y la carretera principal que divide lo que queda de la ciudad demolida. Sigue habiendo unos 25 ataques de los muyahidn cada da contra los ocupantes en la ciudad, dice, Y hasta ahora la resistencia controla grandes reas de la ciudad.

Quin sabe cun exacto es lo que dice. Y como los militares acordonan casi toda la ciudad, es imposible verificarlo por el momento.

Afirma que slo un 3% de los muertos durante el ataque fueron combatientes, y el resto civiles. Estoy seguro de que es una cifra algo reducida pero ciertamente est ms cerca de la verdad que el clculo de EE.UU. de que 1.200 a 1.300 de los 2.000 muertos eran combatientes, y definitivamente ms cerca que la declaracin de Alaui de que todos los muertos en Faluya eran combatientes. Incluso miembros de la Media Luna Roja Iraqu han declarado que la mayora de los cuerpos, por lo menos un 60% eran de mujeres, nios y ancianos.

Repentinamente dice: Eso es, no ms, y se acab la entrevista.

Le agradecemos por su tiempo y volvemos a la calle.

Ahora hay globos blancos de vigilancia militar volando por sobre Bagdad. La mayor parte de los miembros del ejrcito iraqu (conocido anteriormente como Guardia Nacional Iraqu) llevan mscaras negras mientras viajan en la parte trasera de camionetas en las que han montado ametralladoras improvisadas. Parecen muchachos con juguetes, en comparacin con los Humvees con sus calibre 50, con lanza-cohetes colgados sobre los respaldos de los asientos de los soldados que van sentados con sus caras ocultas bajo cascos y gafas protectoras.

Bagdad se siente intranquila durante este tiempo de calma. Hay una energa expectante en el aire a medida que los das pasan antes del 30 de enero. Es como si todos estuvisemos esperando que bombas y feroces enfrentamientos estallaran en todo momento. O tal vez no ocurran hasta despus nadie puede decirlo.

Conduciendo por la carretera, esta tarde, una furgoneta pasa con un hombre que apunta una pistola a los coches haciendo que lo dejen pasar, para ir ms rpido.

sta es nuestra civilizacin actual, dice Abu Talat, rindose con sus contagiosas carcajadas mientras enciende otro de sus cigarrillos Gold Seal, terriblemente fuertes.

Aqu, si no te res, te vuelves loco en un santiamn.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter