Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Usos y abusos de Hait
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-02-2010

Y los EEUU llaman a eso modelo de respuesta?
Un milln de personas sin techo en Hait

Bill Quigley
CounterPunch


A pesar del hecho de que ms de un milln de personas permanecen sin techo en Hait un mes despus del terremoto, el embajador de los EEUU en Hait, Ken Merten, es citado en una nota de prensa del 12 de febrero del Departamento de Estado diciendo: en trminos de entrega de la ayuda humanitaria francamente, est yendo muy bien, y creo que ser algo que la gente podr mirar atrs en el futuro como un modelo de cmo hemos sido capaces de afrontar esto nosotros mismos como donantes en el terreno y respondiendo a un terremoto.

Qu? Hait es un modelo de cmo la gobernanza internacional y la comunidad donante deben responder a un terremoto? El embajador debe estar agotado por el trabajo y necesita algo de reposo. Veamos los hechos.

La Oficina de Naciones Unidas para la Coordinacin de Asuntos Humanitarios (OCHA) informaba el 11 de febrero de que hay todava 1,2 millones de personas viviendo en asentamientos espontneos en y alrededor de Puerto Prncipe como resultado del terremoto del 12 de enero. Estos asentamientos espontneos son campos en expansin descontrolada de personas, nios y familias haitianas sin techo viviendo en campo abierto bajo sbanas.

Ms de 300.000 estn en campos en Carrefour, casi 200.000 en puerto Prncipe, y ms de 100.000 entre Delmas Petitionville y Leogane segn Naciones Unidas.

Unas 25.000 personas estn acampadas en un campo de golf en Petitionville. Cientos de miles viven en campos de ftbol, patios de iglesias, laderas de colinas, en barrancos, e incluso en franjas de tierra en medio de la calle. La ONU ha identificado unos 300 asentamientos espontneos. Segn la Cruz Roja hay ms de 700.

La ONU informaba de que apenas una de cada cinco personas en los campos haba recibido tiendas o lonas a 11 de febrero. El 80% de los cientos de miles de nios y familias todava viven a campo abierto bajo sbanas.

Muchos de estos campos son enormes. Diecinueve de estos campos de sin techo en el rea de Puerto Prncipe acogen en conjunto a 180.000 personas. Ms de la mitad de estos campos son tan espontneos que no hay una organizacin en el campo que al menos informe globalmente de sus necesidades.

Otro medio milln de personas ha dejado Puerto Prncipe, la mayora se ha dirigido hacia el campo. Como resultado hay problemas importantes de alimentos en el campo. Unas 168.000 personas desplazadas por el interior del pas estn viviendo a lo largo de la frontera con la Repblica Dominicana, muchos con sus familias. Otros estn en asentamientos espontneos de hasta mil personas.

A la gente viviendo en estos campos densamente poblados se le requerir que se traslade a asentamientos ms organizados fuera de la ciudad. La relocalizacin, dice la ONU, ser bajo criterios voluntarios.

El embajador estadounidense sabe perfectamente que hay unas 900 agencias de ayuda sobre el terreno en Hait. La coordinacin y comunicacin entre esas agencias y entre ellas y el gobierno de Hait contina siendo un serio desafo.

Aunque mucha gente est intentando afrontar las necesidades de supervivencia de Hait, nadie adems del embajador se atreve a decir que este es un modelo de respuesta. El director de Partners in Health, el Dr. Louise Ivers, informaba el mismo da de que hay ms y ms miseria en Puerto Prncipe, as como tambin de los temores que amenazan los campos de la fiebre tifoidea y la disentera adems de la temporada de lluvias.

Pero todava prevalece el espritu de Hait. Todo el que ha estado en Hait tras el terremoto habla de historias inspiradoras de haitianos ayudando a haitianos a pesar de la trgicamente inadecuada respuesta del gobierno de Hait y de la comunidad internacional. Ese espritu es algo que la gente debe admirar. Permtanme acabar con una historia que lo ilustra:

A un orfanato a las afueras de Puerto Prncipe que alojaba a 57 nios se le prometi una gran tienda de manera que los pequeos no tuvieran que dormir ms tiempo bajo las estrellas. La tienda lleg pero sin postes para sostenerla. Al mismo grupo se le prometi comida de UNICEF. Doce das despus no haba llegado la comida. Improvisaron y fabricaron andamios para crear un toldo sobre los colchones tirados en el suelo. Encuentran comida all donde pueden. Resistimos, dice Etienne Bruny el director haitiano del orfanato, estamos acostumbrados a tiempos difciles.

Los haitianos resisten pese a la inadecuada respuesta humanitaria. Ellos son el modelo.

Bill Quigley es abogado especialista en derechos humanos y profesor de derecho en la Universidad de Loyola de Nueva Orleans. Es un superviviente del Katrina y ha trabajado por los derechos humanos durante aos para el Instituto por la Justicia y la Democracia en Hait.

Fuente: http://www.counterpunch.org/quigley02152010.html

Traduccin para www.sinpermiso.info: Txomin Martino


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter