Portada :: Mundo :: Tsunami en Asia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-01-2005

Prueba nuclear submarina provoc el tsunami?

Alfredo Jalife-Rahme


Las insuperables fbulas de La Fontaine ensean que la desgracia de unos constituye la felicidad de otros. La pgina mordaz Xymphora (7 de enero) enumera cuatro ventajas" del tsunami para Estados Unidos:

1) Merma an ms a los tigres asiticos, pases cuyo xito haba sido embarazoso para el modelo rapaz de desarrollo mundial de Estados Unidos

2) Provee inmensas oportunidades a los amigos de la administracin de Bush para enriquecerse por medio de lucrativos contratos de abastecimiento de emergencia en la misin de socorro

3) Le otorga a la flota de Estados Unidos la justificacin para encontrarse en lugares en los que en otras circunstancias no podran estar, as como enormes oportunidades para descargar cualquier cargamento, que luego podra utilizar tilmente en el Ocano ndico

4) Provee la oportunidad para una exhibicin ostentosa de la buena voluntad de Estados Unidos, que puede ser empleada para una campaa de propaganda para restaurar la imagen de ese pas en el mundo. Los cuatro puntos van viento en popa.

Una crtica feroz de Free Internet Press (7 de enero), que proclama ofrecer noticias sin censura para la gente real (sic), propina un golpe demoledor que se puede prestar a interpretaciones dolosas y hermenuticas:

El ejrcito de Estados Unidos y el Departamento de Estado recibieron aviso temprano del tsunami, pero hicieron muy poco para alertar a los pases asiticos. La base naval estadounidense en el atoln de Diego Garca en el Ocano ndico fue notificada y sali ilesa.

El economista Michel Chossudovsky, tremendo crtico canadiense, realiz una extensa investigacin que cuestiona sarcsticamente:

Por qu el Departamento de Estado qued mudo sobre la existencia de una catstrofe inminente?. (Conocimiento de un desastre natural: Washington saba que un maremoto letal se fraguaba en el Ocano ndico: Centre for Research on Globalisation, 29 de diciembre). Se trata de otro encubrimiento similar al del paradigmtico 11 de septiembre? Como de costumbre, las teoras conspirativas abundan en Internet y varias son verdaderamente descabelladas, pero otras nos dejan perplejos. A ver quin es capaz de contestar en el mundo la pregunta de BBC News (5 de enero): Por qu la base de Estados Unidos se salv del tsunami?.

De no haber sido porque lo public The Jerusalem Post, diario israel vinculado al partido Likud y a los ultrahalcones de Estados Unidos cuyo director es el influyente israel-estadounidense Richard Perle, debemos confesar que no nos hubiramos atrevido a cruzar el Rubicn informativo, por ser polticamente incorrecto (es decir, no es la moda meditica), sobre la temeraria aseveracin de la revista egipcia Al-Usbua (que en rabe significa hebdomadario; 6 de enero), que repite el peridico israel: Fue provocado posiblemente por un experimento nuclear en el que los expertos nucleares de Israel y Estados Unidos participaron (...).

Pueden las pruebas nucleares submarinas, difcilmente detectables, a diferencia de las pruebas atmosfricas y subterrneas, provocar un tsunami? Desde luego que s. Dependiendo de la magnitud de la prueba nuclear (en la actualidad no existen explosiones menores; todas son superiores a las de Hiroshima y Nagasaki) y la ubicacin (por ejemplo, en la cercana de una placa tectnica o de una zona geolgicamente sensible, sin soslayar que existe el antecedente en los ltimos tres siglos de tres tsunamis en el Cinturn de Fuego), es cientficamente creble. Pero de all a deducir y/o inducir, sin evidencias concluyentes, parece a primera vista temerariamente descabellado. (...)

Como el 11 de septiembre de 2001, en trminos geopolticos no importa tanto si el tsunami fue natural o provocado: otra vez el gran beneficiado result el unilateralismo bushiano, independientemente de la autora natural o artificial. Desde luego que s importa en trminos humanos y humanistas, para prevenir otros tsunamis, sean naturales o provocados. En este ltimo caso, tan sencillo como abolir las pruebas nucleares submarinas por ser de lesa humanidad en el mayor grado de criminalidad planetaria. Pero a nuestro juicio, fue tan criminal haber provocado, como haber ocultado deliberadamente a las 13 naciones afectadas, con varias horas de antelacin, un cataclismo que a todas luces era previsible y prevenible. El resultado es el mismo.

Para beneficio de un anlisis descontaminado de la ausencia de evidencias concluyentes, eliminamos de tajo la posibilidad causal del experimento nuclear submarino sin desechar la obligatoriedad de investigar la hiptesis operativa de Al-Usbua sobre la(s) presunta(s) prueba(s) nuclear(es) en el Ocano ndico, y observamos que el epicentro del tsunami natural, frente a la superestratgica regin de Aceh-Sumatra (Indonesia) pletrica en gas y yugular del transporte comercial martimo entre el Ocano ndico y el mar del sur de China, tuvo un increble tino de alta precisin geopoltica, que beneficia a Estados Unidos como a nadie.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter