Portada :: Conocimiento Libre
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-03-2010

Google - Putasgae: vidas paralelas

Carlos Snchez Almeida
El abogado del Navegante


La reciente sentencia condenatoria dictada por un tribunal de Miln contra tres directivos de Google, a raz de un vdeo vejatorio suministrado por usuarios de Google Vdeo, ha movilizado a la diplomacia estadounidense, hasta el punto que el embajador de Estados Unidos en Italia ha llegado a afirmar textualmente que el pas americano no est de acuerdo sobre el hecho de que la responsabilidad preventiva de los contenidos subidos por los usuarios recaiga sobre los proveedores de servicios en Internet".

La sentencia vuelve a situar en el debate pblico una de las cuestiones candentes sobre la libertad de expresin en Internet, y particularmente en la denominada Web 2.0., basada en contenidos aportados por los usuarios. Google Vdeo y Youtube se nutren cada minuto de horas y horas de vdeo que suben a la Red los suscriptores del servicio, hasta el punto que es imposible un control previo sobre los contenidos.

Sucede que en este caso la lgica de la Red discurre de forma paralela a lo que establece la normativa comunitaria. Un proveedor de servicios de alojamiento, como es Google, no puede supervisar permanentemente todo lo que suben los usuarios, porque ello hara inviable econmicamente su actividad, especialmente cuando se trata de un servicio no remunerado.

Precisamente por ello los artculos 14 y 15 de la Directiva Comunitaria 2000/31/CE establece que los prestadores de servicios de Internet no pueden ser considerados responsables de los datos almacenados a peticin del destinatario, salvo que tengan conocimiento efectivo de la ilicitud de dichos datos, y sin que se pueda imponer, ni a Google ni ningn otro operador, una obligacin general de supervisin de contenidos.

Segn la informacin publicada, el vdeo se colg el 8 de septiembre de 2006, y Google recibi quejas sobre dicho contenido los das 6 y 7 de noviembre del mismo ao, procediendo al borrado el da 7. Si dichos datos son ciertos, la justicia italiana ha condenado a Google vulnerando la directiva comunitaria, lo que podra llegar a ocasionar una condena contra Italia del Tribunal de Justicia de la Unin Europea. A menos, claro est, que un tribunal de apelacin del pas transalpino enmiende a tiempo el desaguisado.

El caso de Google Italia presenta muchos paralelismos con la sentencia dictada por el Tribunal Supremo espaol en el pleito entre la SGAE y la Asociacin de Internautas, a cuenta del subdominio antisgae.internautas.org, donde se hospedaron los contenidos del dominio putasgae.org. La Asociacin de Internautas result condenada por haber prestado servicios de alojamiento a contenidos suministrados por un tercero, en concreto la llamada "Plataforma de coordinacin de movilizaciones contra la SGAE, ajena al proceso. Y ello a pesar de que la Asociacin de Internautas procedi al borrado de los contenidos infamantes tan pronto como tuvo constancia de la presentacin de la demanda.

El Tribunal Supremo espaol, en una interpretacin restrictiva y a mi juicio vergonzosa- de lo que debe entenderse por conocimiento efectivo por parte de la Directiva comunitaria y la propia legislacin espaola, acab condenando a la Asociacin de Internautas con base en el peregrino razonamiento de que la palabra putasgae, como nombre de dominio bajo el que originalmente se alojaba la pgina, ya deba advertir a la proveedora de hosting la Asociacin de Internautas- de la posible ilicitud de los contenidos.

Nio, no digas puta: un razonamiento tan infantil como se puede llevar en la prctica a todos los operadores de Internet periodistas, blogueros, empresas, particulares, organismos pblicos y entidades sin nimo de lucro- al ejercicio efectivo de la censura previa. Algo que prohbe la propia Constitucin Espaola, una norma que tericamente nuestro Tribunal Supremo debera poner por encima de cualquier otra consideracin.

Como ciudadano espaol, envidio la celeridad de las autoridades americanas a la hora de defender la libertad de expresin y la libertad de empresa, aunque sea en beneficio de sus multinacionales. Ya me gustara a m que el Gobierno espaol tuviese la misma velocidad para responder en condiciones a las agresiones a la libertad y a la dignidad de nuestro pas.

http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/abogado_navegante/2010/02/26/google-putasgae-vidas-paralelas.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter